“¡Maldita sea!”

Me desperté de mi sueño completamente gruñón y miserable. Claramente, había algo importante que yo recién me perdí.

“No podía haber sido un sueño normal, ¿cierto?”

“Johra, ¿una vez más viste a ese tipo en tus sueños?”

Lena preguntó.

“Creo que sí. Tuve otra de esas pesadillas, pero ¿qué son las puertas del destino?”

“Puertas del destino… suenan bastante poéticas. ¿Por qué no tratas de preguntarle a Gnoss sobre eso?”

“Buena idea, ¿dónde está él ahora?”

“Supervisando algunos trabajos en la nave. Lo contactaré por ti”.

“Gracias”.

“Le dije que te encontrara en el puente de mando en una hora”.

“Bien”.

Preparé un baño caliente, luego me sumergí.

“¡Hooah~! No importa si uno es un Dios o un mortal, la sensación siempre es grandiosa”.

“¿Estás disfrutando de tu baño, Johra?”

“Si, la temperatura es la correcta”.

“Bien, voy a modificar el entorno para que coincida con tu estado de ánimo. Lo convertiré en un desierto amplio e ilimitado, con un brillante cielo estrellado. En cuanto al clima, vamos a ir con una brisa de principios de otoño”.

“Woah… ¿no es eso lo mismo que usaste la primera vez que me acosté con Viezda?”

“Oh, entonces no lo has olvidado. Entonces, por favor tómate un tiempo y deja que tu mente divague hasta ese momento, has tenido demasiado recientemente”.

“Bien, sólo despiértame cuando sea el momento”.

Sentí que toda mi tensión acumulada se disipaba lentamente, mientras escuchaba el canto de los grillos y sentía que el suave viento agitando mi cabello.

¡Pitido!

¿Ya es hora?

Me desperté con la alarma, pero ya no estaba dentro del Nautilus.

“¿Qué está ocurriendo? ¿No se suponía que es un holograma? ¿Lena?”

“¡Oh, Johra! Perdimos la comunicación con el cuartel general, esto definitivamente no es el Nautilus. Aun así, es increíble, el entorno que proyecte en la actualidad se convirtió en realidad…”

“Lena, concéntrate en lo que es importante. Sólo dormí poco tiempo, ¿cómo llegué a este lugar?”

“Bueno, para empezar las constelaciones parecen muy diferentes de lo que estamos acostumbrados, pero la composición de la atmósfera es similar a la de la Tierra”.

“Interesante, aun así no quiero quedarme aquí por mucho tiempo. Por favor, prepara un círculo de teletransportación para regresar a la mansión de la mazmorra”.

“Um, puede tomar un tiempo hacerlo debido al hecho de que estamos en un lugar desconocido. Los cálculos requeridos son bastante complejos”.

“Oh, ¿cuánto tiempo debería tomarnos?”

“Espero que unas 48 horas, apagando todas las funciones innecesarias para redirigir la potencia a los cálculos”.

“¡Lena, Lena! ¡Maldita sea, al menos primero pide aprobación!”

Aquí estoy, sentado en mi bañera solo y en medio de un desierto.

“Creo que debería ponerme algo de ropa. ¿Puedo hacer la mía? Veamos….”

Me centré en el recuerdo de la ropa que normalmente usaba y luego utilicé mi Creación de Materiales.

“Ja, esta habilidad es bastante útil ya que incluso ahora puedo hacer mi propia ropa”.

Todo vestido, decidí explorar un poco, pero a pesar de caminar durante horas, no vi nada más que un desierto sin fin.

“¿Dónde está este lugar y por qué me enviaron aquí? ¿Pueden haber sido esos dioses Olímpicos o Egipcios? Ese no debería ser el caso desde que recién llegamos a un acuerdo. ¿Entonces un tercer grupo? Si me querían hacer daño, probablemente pudieron haberlo hecho mucho peor. ¿Cuál es el significado detrás de esto? Además, ¿por qué es exactamente el mismo lugar que el holograma que Lena estaba proyectando?”

Decenas de pensamientos corrían por mi mente, pero no pude llegar a ninguna conclusión, hasta que finalmente llegó el amanecer.

“¿Qué? ¿Hay dos soles…?”

En el horizonte, dos soles se alzaron en el cielo. Fue como cuando freías un huevo y te das cuenta de que tiene dos yemas. Alzándose en los cielos, el primero era rojo, pero el segundo era un sol azul y era el doble de brillante.

“Un desierto con dos soles, ¿es ese calor la razón de que no haya vida en este planeta?”

Todavía no tenía idea de por qué me habían llevado allí, así que cada vez me sentía más curioso sobre el área.

“Bueno, todavía tengo unas 40 horas hasta que pueda marcharme, ¿por qué no exploramos un poco más?”

Corrí durante aproximadamente cuatro horas seguidas, pero el desierto no había cambiado en lo más mínimo.

“¿Es realmente un desierto interminable? Creo que he viajado más de 1,000 km… tos… tos”

Puede correr hasta una tormenta de arena con vientos de más de 200 ~ 300 km/h.

“Ugh, tengo arena en mi boca. Ahora estoy sediento”.

Mire a mi alrededor una vez más, pero al no ver nada más que desierto, escogí crear mi propia agua.

“Hey… ¿hay algo allá en el horizonte?”

Sabía que podía ser un espejismo, pero tenía poco que hacer, así que decidí comprobarlo. Corrí durante otras cuatro horas hacia el supuesto espejismo, pero la distancia nunca parecía acortarse.

“Maldición, ¿entonces realmente era un espejismo? Debe ser así ya que la distancia nunca parece cambiar”.

Obstinadamente, decidí continuar y después de otras tres horas de viaje, me encontré con un conjunto de enormes piedras, con la forma de puertas arqueadas.

“Entonces no era un espejismo… ¿pero son piedras normales?”

Frustrado, me senté en la arena del desierto.

“Mierda… mi estómago está gruñendo y mi garganta está reseca”. Claro que podía hacer mi propia agua, pero sin la guía de Lena todavía no podía crear comida. ¡Aunque ahora era un Dios y no moriría de hambre, mi estómago gruñiría igual que cuando era sólo un mortal!”

Acostado en la arena, materialice un poco de agua para beber.

“¡Maldita sea, no quiero quedarme atrapado aquí, estoy hambriento y cansado!”

También las temperaturas eran bastante extremas en el desierto. Como era de esperar, durante el día, especialmente con los dos soles, estaría bastante caliente, pero a medida que caía la noche la temperatura descendía a niveles sorprendentemente fríos.

“¡Brrrr! ¿Debería hacer una hoguera?”

Temblando en la arena, decido crear madera para quemar y calentarme junto al fuego.

“Ah, esto se siente genial”.

Vertí un poco de metanol en el fuego que acababa de encender.

Harrrrrrr

“Ah ~ se siente bien para estar caliente. También sería bueno tener una barbacoa”.

Hablé para mí mismo mientras me frotaba las manos y las mantenía cerca del fuego.

¡Chillido!

“¿Qué fue ese sonido?”

Me sonaba bastante familiar, como el de las Ratas de Tumba que eran el primer monstruo que había cazado cuando crucé. Girando mi cabeza, encontré al dueño del sonido.

“¡Waaah!”

Yo grité con sorpresa.