L1S – Capítulo 115

0

“Wow, qué hermosa playa, la arena blanca es tan fina”.

Salí del Nautilus y fui a las costas del Nuevo Continente.

“Lena, mantén el Nautilus escondido y a salvo”.

“Lo tengo, lo mantendré en modo de patrulla a lo largo de la costa”.

La fauna en esa área no se parecía a nada de nuestro continente. Había pájaros coloridos volando entre palmeras.

“Es un ambiente similar al del Río Negro”. También es un clima tropical y está abarrotado de vida salvaje.

“Esto es bastante sorprendente, pero odio los insectos”.

Caminando por la selva lluviosa intenté ignorar los innumerables insectos que me invadían.

Los fuertes rayos del sol estaban en su mayor parte bloqueados por el pesado follaje, pero debido a que estábamos cerca de la costa, la humedad era insoportable y casi sufrí de un golpe de calor.

“Maldición, ¿qué está ocurriendo? ¿Por qué hace tanto calor aquí?”

“Johra un humano normal, ya habría sucumbido a un golpe de calor y muerto, creo que es mejor tomar un descanso”.

“Supongo que no tengo otra opción”.

Yo establecí un círculo de teletransportación junto a un gran árbol y regrese a mi mansión de la mazmorra.

“Ah, es como llegar al cielo”.

Al estar rodeado por el fresco aire de la mazmorra no pude evitar gritar de alivio.

“Maestro, has regresado”.

“¡Johra, regresaste!”

En la casa de baños habían preparado especialmente un baño frío lleno de cubos de hielo.

“¡Grandioso, gracias!”

Sin vacilar, salté directamente, enfriando mi cuerpo.

“Suspiro, necesito hacer más ejercicio, me estoy volviendo perezoso”.

Mi destino, la mazmorra Pali, estaba todavía a 5 días desde la playa. Esa era aún diez veces la distancia que había recorrido ese día.

Después de estabilizar mi temperatura corporal y recuperar mi condición, regresé a la selva.

“Lena, establece el rumbo”.

“Entendido, proyectaré el mapa en tu córnea”.

Seguí avanzando hacia la mazmorra Pali con la guía de Lena.

Booooot Qauac

Sucedió instantáneamente, una criatura salió desde el suelo y me picó en el pie.

“¿Qué demonios, de dónde vino eso?”

[Has sido afligido con la maldición, Veneno de Apolo]

Yo sujete el brillante escorpión rojo que me acababa de picar y lo aplasté instantáneamente con mi mano derecha. Mirando hacia abajo, la herida era bastante seria e incluso alcanzó a mi hueso.

“Qué extraño, ni siquiera fui capaz de detectarlo con mis sensores y preparar el escudo Rohim a tiempo”.

“No es gran cosa, Lena, sólo una pequeña mordida, pero ¿qué es este Veneno de Apolo?”

Ese pequeño escorpión incluso había sido capaz de romper mis defensas, que incluso podían resistir el ataque de un Dragón, sin mencionar que evadió la detección de Lena. Tenía mucha curiosidad sobre el escorpión y estaba ansioso por experimentar en él, pero desafortunadamente ya lo había destruido.

“Johra parece que el veneno en tu pie es bastante serio”.

“¿Qué?”

El color de mi pie se estaba volviendo verde.

“¡Mierda!”

Rápidamente configuré una matriz de transporte, con la intención de regresar a la mazmorra pero no funcionó.

“¿Qué está pasando, por qué no está funcionando, es mi magia? ¡Creación de Materiales! ¡Creación de Materiales! ¿Por qué no funciona ninguna de mis magias? ¿es debido al veneno? ¿Maldición de Apolo? ¡Mierda, este es el trabajo de un Dios!”

“Oh mi querido maestro, incluso tus gritos de furia son hermosos”.

Thanatos apareció a mi lado y me miró con una sonrisa sombría.

“Uhm… Thanatos no sólo te quedes allí, ¡haz algo al respecto!”

“Lo siento, pero llegué demasiado tarde. Parece que no tendrás más remedio que morir”.

Puso su mano sobre mi pecho y calmo mi corazón.

“Huuuuh qué estás haciendo… Thanatos…”

“Sabes que mi única habilidad es matar, no sé cómo salvarte aparte de matar lo que te está perjudicando”.

Sentí que la mortal Thanatos invadía todos mis vasos sanguíneos, limpiando el veneno. Eventualmente no pude aguantar más y me desmayé debido al dolor.

“Ahh, Ahh ¿entonces no estoy muerto?”

“Sí, afortunadamente no, Maestro”.

“Ese maldito Dios Sol, Apolo. ¿El escorpión fue enviado por él?”

“Lo siento Johra, en el futuro me aseguraré de tener el escudo Rohim activo todo el tiempo”.

Escuchando su disculpa, no pude evitar resoplar con frialdad.

“Entonces yo regresare a torturar a Harpok. Llámame si requieres mi ayuda, Maestro”.

Después de que Thanatos desapareció, la luz del sol invadió mis ojos y tuve que cubrirlos con mis manos. Me acosté en el suelo durante medio día, incapaz de levantarme.

“Maldición, aunque el veneno fue removido, todavía no puedo usar ninguna magia. ¿Puede ser que la maldición todavía está en efecto?”

Intenté lanzar todas mis habilidades, pero ninguna funcionó.

“Lena, ayúdame a dibujar bien la matriz”.

Creé un círculo de teletransportación perfecto con la ayuda de Lena, pero no fui capaz de activarlo.

“Supongo que regresaré al Nautilus, ¿puedes marcar la ruta más rápida? También necesitaré tomar algo y pronto o de lo contrario realmente podría morir aquí”.

Me había vuelto mucho menos arrogante. Afortunadamente, no fue demasiado difícil para mí el cazar mi propia comida considerando mi alto poder de ataque y el Escudo Rohim. También con la ayuda de Lena pude encontrar agua fácilmente y evitar el perderme, pero el hecho de que mi magia fue neutralizada significaba que yo estaba severamente discapacitado.

“Un Dios ha interferido directamente, ¿pensé que no eran capaces de hacer eso?”

No pude evitar refunfuñar ante mi completa falta de información. Cuando regrese a la playa y al Nautilus, inmediatamente me desplome en la cama.

“Ah, qué bueno tener nuevamente una temperatura regular”.

El Nautilus estaba totalmente equipado con comida y bebida y un lugar cómodo para dormir. Era el lugar perfecto para recuperar mi fuerza.

No tenía idea de cuánto tiempo dormí, pero cuando desperté, nos sumergimos a 10.000 metros bajo el nivel del mar.

“¿Cuánto tiempo he dormido, Lena?”

“Alrededor de 19 horas”.

“Hoo, ¿te comunicaste con la mansión en la mazmorra?”.

“Les informé sobre esta situación, pero por ahora no hay forma de teletransportarse de regreso a la mansión. Además, no hay forma de que los que están adentro salgan debido a que no hay una salida real.

Si no es por la matriz de teletransportación, nuestra mazmorra y este mundo son simplemente dos dimensiones diferentes.

“Entonces, si no puedo resolver esta maldición, ¿no podre regresar?”

“En teoría, sí. Aunque puede ser posible completar la matriz con piedras mágicas, sería increíblemente inestable y los resultados serían impredecibles”.

“¿Y en el caso de una falla?”

“No se sabe qué pasaría, ya que las piedras mágicas no son muy estables”.

Al escuchar la explicación de Lena, no pude evitar desesperarme. Todos mis amigos y familiares, junto con todos los preparativos que había hecho en esos últimos años, estaban ubicados en mi mansión de la mazmorra.

Ahora estaba restringido a esconderme en las profundidades del mar, indefenso.

“Lena, ¿a dónde vamos?”

“Al valle más profundo en el fondo del océano”.

“¿Por qué?”

“Debido a que Johra está en un estado debilitado y vulnerable debe ser un lugar seguro para esconderse”.

“Entonces ahora soy un debilucho que no puede usar magia…”

Frustrado, metí la mano en un pequeño bolsillo y saqué el collar de Dios que llevaba conmigo.

“Esta podría ser la única solución a mis problemas… no, no así”.

Me detuve a pensar un momento antes de llamarla.

“Thanatos”.

Ella apareció instantáneamente frente mí.

“¿Me llamaste, Maestro?”

A diferencia de sus dulces palabras, su voz era sombría y un poco espeluznante.

“¿Thanatos me puedes liberar de esta maldición?”

“Lo siento, eso no está dentro de mis capacidades”.

“¿Entonces puedes teletransportarme a mi mansión de la mazmorra?”

“Eso también es algo que no puedo hacer, mis únicas habilidades son matar y seguir al Maestro”.

“Entonces, ¿qué sentido tiene que seas un Dios?”

“Bueno, podría ser para llevar la muerte a todos los que no sean tú”.

“¿No hay otra manera de que puedas ayudarme?”

“Puedo hacerte morir temporalmente”.

“¿Muerte temporal? ¿Cómo morir de algún modo, pero aún sobrevivir?”

Thanatos soltó una gran carcajada.

“Correcto, sería una experiencia cercana a la muerte (ECM), en realidad estarías muerto durante un período muy corto de tiempo, pero luego regresarías a la vida. Por supuesto si yo cometiera un pequeño error, entonces morirías de verdad”.

“Eres bastante peligrosa”.

“No hay forma de que pienses que dejaría que mi querido maestro resultara dañado”.

La sonrisa malvada de Thanatos realmente no me inspiró confianza.

“Tal vez lo intentaremos como último recurso”.

“Bien, regresare a torturar entonces”.

“¿Cuánto tiempo crees que queda?”

“Parece estar teniendo algún efecto. Le he dado algunas ECM ahora y parece un poco mareado como resultado de eso. Pero no te preocupes, estoy siendo cuidadosa de no matarlo”.

“Eso suena bastante horrible, espera, ¿los dioses también pueden morir?”

“Todavía no estoy segura, pero la ECM funcionó”.

La espeluznante sonrisa de Thanatos regresó al recordar toda la tortura que había desatado sobre Harpok.

“Bien, cuando obtengas alguna información concreta, házmelo saber”.

“Sí, maestro, cuidaré bien de nuestro amigo Harpok”.

Inmediatamente se desvaneció, dejándome sólo con Lena en ese submarino.

“Hmmm, ¿qué debería hacer?”

Luché para decidir si debería ponerme el collar y arriesgarme. Era una elección bastante difícil, especialmente al haber visto de primera mano que tan desafiantes eran algunas de las maldiciones que daba.

“Maldición, parece que no puedo encontrar una solución”.

“Johra, te animo a descansar y pensar en esto con una mente fresca”.

“Tienes razón, quién sabe, tal vez esta maldición se disipe con el tiempo”.

Pasé los próximos tres meses en el fondo del océano. A menudo verificaba el estado de la maldición, pero me preocupaba saber que nunca cambiaba.

Finalmente, una mañana Thanatos estaba sentada encima de mí cuando me desperté.

“¡DIOS MÍO! ¡Pensé que tenía una pesadilla!”

“Jaja”.

“Si tuvieras una  pesadilla con el Dios de la Muerte, puedo asegurarte que sería una experiencia inolvidable”.

“¡Maldición, deja de jugar de nuevo!”

“¿Por qué? Me gusta tocar el cuerpo del maestro”.

“Tenemos que esperar el momento adecuado”.

“Estoy lista para ti, en cualquier momento y en cualquier lugar…”

“Bien, ¿para qué viniste, Thanatos?”

“La tortura de Harpok finalmente ha terminado”.

“¿En serio? ¿Qué has aprendido de él? ¿Cómo está?”

“Bien…”

“¿Huh?”

“Creo que quizás pude haberlo matado accidentalmente”.

“¿Tu qué?”

“Hmm… él estaba como muerto, pero luego revivió”

“¿Qué? Cuéntamelo todo”.