L1S – Capítulo 113

0

“Todos habíamos muerto anteriormente, ¿cierto?”

En realidad la Princesa no había muerto, sino que perdió el conocimiento debido a sus severas heridas.

“Sí, todos estaban muertos”.

“Entonces, ¿cómo es que ahora estamos vivos y bien?”

Todos miraron hacia mí, presionándome por una respuesta.

‘Supongo que finalmente lo descubrirán de todos modos así que no podía hacer daño decirles en ese momento’.

“Los salve. Puedo lanzar un hechizo de resurrección, siempre y cuando no haya pasado demasiado tiempo”.

Me miraron, asombrados en silencio.

“Johra la habilidad de resucitar a otros siempre ha sido exclusiva del Antiguo Dragón Verde. A lo largo de la historia, nunca ha habido otro, ni siquiera entre los Dioses”.

La Princesa Mayardus respondió con un rastro de incertidumbre.

“Bueno, si uno puede hacerlo, ¿qué tiene de extraño que otra persona tenga la misma habilidad?”

“¿Hay algo que sea imposible cuando se trata del maestro?”

“Johra, ¿qué hay del dragón negro? ¿Cómo lidiaste con eso?”

Sacudí mi cabeza en lo que concerniente a la pregunta de Jenna. No había sido obra mía.

“No tengo idea”.

Me dije a mí mismo que no era completamente falso, ya que no lo había visto ocurrir. Sólo una simple mentira blanca para proteger ciertos secretos.

“Johra, ¿entonces también es posible resucitar al dragón negro?”

“Si tuviera que hacer eso, ¿no nos atacaría una vez más?”

Le pregunté a la princesa después de su pregunta, pero ella sacudió su cabeza en respuesta.

“Escuché que los dragones siempre pagarán cualquier favor que se les haga. Entonces, incluso si antes te consideraba un enemigo, seguramente te seguiría si salvas su vida”.

‘Hmm… yo no tuve la misma vibra que sentí de Valenor y Lilinor. ¿Es debido a que es el dragón de la muerte y la destrucción?”

Al escuchar la sugerencia de la princesa, repentinamente me gire ansioso por tener al dragón negro como un sirviente bajo mi control.

‘Sin embargo, sería difícil lograrlo, la cantidad de daño causado afecta la dificultad de la resurrección’.

“Ayúdenme a reunir las piezas de su cuerpo e intentaremos volver a armarlas nuevamente”.

Tomo medio día incluso con la ayuda de los tres, debido a que Thanatos lo había explotado completamente en miles de pedazos. También tuve que tratar de recolectar y purificar la mayor parte de la sangre de dragón que se había derramado en el suelo, haciendo la tarea incluso más difícil.

“Todos, cierren sus ojos”.

“Está bien”.

No era que estuviese haciendo algo secreto, sino que era tímido al ser sorprendido cantando frente a otros.

La Canción de la Resurrección terminó siendo bastante larga, tomo alrededor de dos horas. Se debió principalmente al tamaño del dragón y al lamentable estado en que había estado su cadáver.

Grrrr…

El dragón finalmente emitió un suave gruñido, mostrando algún signo de agitación.

“¡Está vivo!”

“¿Lo has hecho, Maestro?”

“¡Qué increíble!”

Finalmente, les permití a los tres abrir sus ojos y gritaron sorprendidos.

Sin embargo, todavía estaba un poco cauteloso al mirar detenidamente al dragón dormido que estaba a unos veinte metros de distancia.

Después de unos treinta minutos, finalmente abrió sus ojos.

“¿Fuiste tú quien me rescató?”

“Sí”.

“¿Por qué?”

“Simplemente porque podía”.

“Hmm… Ya he sido abandonado por mi Dios, ya no tengo ninguna razón para seguir viviendo”.

“Dragón negro, ¿eres el tipo de ser que no pagaría el favor que él te ha mostrado?”

Escuchando la acusación de la Princesa se dio la vuelta para mirarme de mala gana.

“¿Estás dispuesto a aceptar a este pobre siervo medio muerto?”

Asentí en respuesta.

“Entonces, de aquí en adelante, abandonaré este cuerpo viviente, Polimorfismo”.

Quaaaaa

Una gran espada negra apareció en lugar del dragón. Cuando cayó al suelo se hundió considerablemente causando un gran temblor en la cueva.

Abrí la página de estado de la espada.

Nombre: Krishna

Daño: 6,666

Durabilidad: 7,213,112/7,213,112

Hechizos Mágicos: [Llama de Dragón Lv9] [Absorción de Vida Lv8] [Espacio Oscuro Lv7] [Telepatía Lv9] [Invocar Lv7] [Encantamiento Mágico Max]

“¿Qué? ¿Te convertiste en una espada?”

“Por favor recógeme, Maestro”.

Me acerqué lentamente y sujete la empuñadura. Con un tirón fui capaz de levantarlo, pero a pesar de mi fuerza, sentí que era bastante pesado.

‘Ya que puedes manejarme, entonces te reconoceré apropiadamente como mi maestro’.

[Adquirido ⦅Título: Maestro de Krishna⦆]

“¿Maestro es esa espada el dragón?”

Jillian pregunto con curiosidad mientras yo asentía.

“¿Qué, nunca has escuchado hablar de un dragón que se convierte en espada?”

La princesa preguntó algo engreída mientras Jerna se acercaba con sus ojos muy abiertos.

Hwarrrr

Cuando Jerna intentó tocar la espada, está emitió una luz cegadora.

‘Maestro, por favor no dejes que otros me toquen’.

“Jerna, Krishna no permite que otros lo toquen”.

“No es como si fuera a desgastarse por mi toque”, respondió decepcionada.

“Maestro, el camino al siguiente piso está por allí”.

Después de la derrota de Krishna, la entrada había aparecido.

“¿Te gustaría ir?”

Thanatos tenía una sonrisa de complicidad en su rostro, pero yo la ignoré.

‘Huh, ¿entonces esto es todo en esta espada, Krishna? Si tuviera que usarla en contra de un Ángel o incluso un Dios, ¿podría dañarlos?’

‘Maestro, es fácil extraer sangre de un ángel si me usas porque somos más o menos existencias en el mismo nivel. Si también tomas en cuenta tu fuerza, es probable que ni siquiera puedan soportar un sólo golpe’.

‘Krishna, ¿puedes leer mis pensamientos?’

‘Leer los pensamientos de mi maestro es una cuestión de rutina para una herramienta como yo’.

‘¿A partir de ahora ni siquiera puedo tener ningún espacio personal?’

‘No te preocupes Maestro, yo existo sólo como una herramienta a tu servicio y nunca te traicionaré’.

‘Sí… pero aun así necesito mi propia privacidad’.

‘Privacidad, ¿qué es eso?’

Mientras nos dirigíamos al siguiente nivel tomé el tiempo para tener una agradable conversación con Krishna. ‘

‘Ah… yo entiendo. Entonces, cuando el Maestro me lo diga, dejaré de leer su mente’.

‘Sí, hagámoslo así’.

Justo cuando terminamos nuestra conversación telepática, llegamos al siguiente piso donde un joven que parecía un comerciante nos esperaba. Detrás de él había un gran templo, muy parecido al calabozo anterior.

“¿Eres el espíritu de Killion?”

Después de mi pregunta, los miembros de mi grupo saltaron de sorpresa, mirando más de cerca la apariencia del hombre.

“¡No me extraña que creyera haberlo reconocido!”

“¡Cierto, es él!”

“¿Eres realmente el espíritu de Killion, uno de esos Dioses Malvados?”

En respuesta a sus preguntas, el hombre simplemente rio, pero no dijo ni una palabra. Luego comenzó a dibujar algo en el suelo.

“¿Lena?”

“Es una clase de jeroglífico. Es un lenguaje restringido para los Dioses, haré todo lo posible para descifrarlo”.

El hombre que asumimos era el espíritu de Killion terminó de escribir algunos símbolos en el suelo, luego colocó un joyero y desapareció.

“¿Es esa la recompensa por limpiar la mazmorra?”

La Princesa Mayardus se adelantó para tomar la caja, mientras Lena me gritaba con urgencia.

“¡Rápido deténla Johra! Esto es una prueba”.

“¡Mayardus, detente!”

Desafortunadamente, yo fui un paso tarde.

“¿Huh?”

Al entrar en contacto, se abrió el joyero y una neblina negra emergió, tragándose a la princesa.

“¡Mierda! ¡Jillian, Jerna regresen!”

“Pero Maestro, la caja…”

“¡Necesitamos salvar a mi hermana!”

“¡Regresen, eso una orden!”

Al ver que los dos finalmente se retiraron, le pregunté a Lena.

“¿Mayardus aún está viva?”

“No hay forma de saberlo de momento. Los glifos en el piso indican que si ella pasa la prueba, sobrevivirá”.

“Qué molesto, ya hemos despejado la mazmorra, entonces, ¿qué clase de recompensa es esta?”

Estampe enojado el suelo, haciendo que el piso de mármol se rompiera y saliera volando por todas partes. Las piezas de mármol que entraron en contacto con la neblina negra se desvanecieron instantáneamente.

‘Krishna, ¿sabes lo que está ocurriendo?’

‘Lo siento Maestro, sólo me ordenó por Dios el proteger la entrada, eso es todo’.

‘¿Qué Dios te lo ordenó?’

‘Shiva, el Dios de la Destrucción. Hay dos dioses a los que serví, el de Destrucción y el de la Muerte’.

‘¿Quién es el Dios de la Muerte?’

‘Recientemente me reuní con el Dios de la Muerte, Thanatos, pero antes de eso había sido Hera’.

‘¿Puede haber más de un Dios de la Muerte?’

‘Correcto, puede haber más de un Dios representando una cierta facción, pero siempre habrá un Alto Dios al que los otros servirán’.

‘Entonces, ¿cuál era Thanatos? ¿El Alto Dios de la Muerte o sólo un Dios menor?

‘No podemos saberlo hasta el momento, es sólo cuando se encuentran con los otros Dioses de la Muerte que una jerarquía se establece’.

‘Qué problemático’.

Aunque estaba extasiado por tener a un Dios como Thanatos como subordinado, no sentiría lo mismo si más tarde estuviera bajo el control de otro Dios de la Muerte de nivel superior. Especialmente con ella conociendo tantos de mis secretos.

“Johra, tengo algunas pistas sobre cómo abrir la caja”.

La voz de Lena parecía un faro de esperanza.

“¿Qué es Lena?”

“Los glifos son arcaicos, así que mi base de datos no puede traducir las palabras cruciales. Va así (Aquellos quienes conocen… pueden obtener…) Desafortunadamente eso es todo lo que yo pude descifrar”.

“¡Ah! Buen trabajo Lena, puedo descifrar el resto”

“¡Qué! ¿Cómo puedes resolverlo basándonos sólo en esa cantidad de información?”

“Lo tengo”.

“¿Qué?”

“Aquellos quienes conocen el verdadero nombre de Dios pueden obtener el poder de un Dios”.

Justo cuando termine de hablar, la caja se abrió y la niebla finalmente se disipó, revelando a la Princesa, una criatura extraña y piezas de mármol.

“¡Hermana!”

“¡Princesa Mayardus!”

Corrimos hacia su cuerpo que estaba colapsado en el suelo.

“Sólo está dormida. Sus signos vitales son fuertes, estará bien”.

Todos dejamos salir un suspiro de alivio.

“¿Pero qué es esa criatura de aspecto extraño?”

Desde la niebla negra también apareció una extraña bola gris que parecía tener una vida propia.

“Ho ho, ¡finalmente he despertado! ¡Adórenme mortales, he regresado! ¡Jajaja!”

En la bola anteriormente lisa, aparecieron un par de arrugas. Poco después se abrieron para revelar un gran ojo y boca.

“¡Cállate!”

Le di una fuerte patada, haciéndola volar a través de la habitación y permanecer incrustada en la pared.

“¿Qué? ¡Te atreves a patear al Dios de los Susurros! En realidad… ¿puedes ayudarme a salir de aquí?”

Ignorando eso, simplemente lo dejé allí en la pared.

“¡Hey! ¡No me dejes así! ¿Puedes sacarme de aquí?”

“¡Calla! No me gustan los tipos ruidosos como tú. Al final, no obtuvimos nada útil de esta mazmorra”.

Había estado esperando por un enorme botín después de completar la mazmorra Killion, pero todo lo que obtuvimos fue un ruidoso ojo gris, una gran falla.

“¡Soy un Dios! ¡También sé un montón de secretos pertenecientes a los demás dioses! ¿Sabes con qué frecuencia Metatrón intentó sacarme esos secretos? ¡Así que si me ayudas a salir de este muro, puedo contarte información altamente confidencial!”

Yo en efecto estaba realmente curioso después de escucharlo hablar de Metatrón. Decidí dibujar el círculo de teletransportación y enviar a mi grupo antes que a mí.

“Ustedes regresen primero y cuiden bien de la Princesa. Tengo negocios con esta cosa”.

“Si Maestro”.

Se dirigieron de regreso a la mansión de la mazmorra, llevando consigo a la Mayardus inconsciente.

Luego me dirigí lentamente a la pared en la que estaba incrustada la criatura gris con forma de bola y la desenterré.

“Jaja, fue bastante problemático haber quedado atrapado en esa caja, gracias por sacarme Condenado”.

“No necesito tu agradecimiento, así que rápido dime todos esos secretos que mencionaste”.

Tong Tong

Le di instrucciones mientras daba pequeños toques en su globo ocular.

“¡Soy el gran Dios de los Susurros! ¿Estás temblando ahora, Condenado?”

“Deja de decir tonterías y comienza a hablar”.

Sheeeh

La punta de la espada Krishna golpeó directamente. Aunque logró cerrar su párpado, todavía se quemó.

“Pff… soy un Dios, nunca podrías… ¿qué, me has quemado? ¿Cómo? ¡No, no detente!”

Alguien que nunca había sufrido un contratiempo seguramente se estremecería al sentir el dolor por primera vez y un Dios no era la excepción.

“Ahora ¿estás listo para hablar?”

Pregunté mientras sostenía a Krishna sobre mi amenazadoramente.

“¿Crees que me rendiría ante ti, Condenado?“

Ziiiiiing

Vi algo formarse en el centro de su ojo.

“¡Johra! ¡Está cargando un hechizo! Parece ser muy similar al lanzado por el Observador en Jeduth”.

“Sí, estoy en eso”.

Rápidamente saqué el mismo espejo que había usado la última vez.

“Ahhhhh! ¿Cómo?”

Al final, su rayo se reflejó sobre él”.

“Me he enfrentado anteriormente en contra de alguien que usó una habilidad similar a la tuya”.

Harpok fue atacado por su propia habilidad y no podía moverse.

“Primero necesito ponerte en tu lugar”.

Empujé a Krishna en su boca.

Ohhhhhhhh

“¿Qué fue eso? No puedo escucharte correctamente”.

Cuando removí a Krishna del interior de su boca había quemaduras y el humo emergió. Las venas de su ojo parecían estar saltando y estaba claro que sentía mucho dolor.

 Ohhhhh Sa… Ohhh.