“¡Maestro!”

“¡Johra!”

Mis dos lindos discípulos se lanzaron a mis brazos, la princesa Mayardus los siguió por detrás y me dio una sonrisa.

“Ambos han recuperado su vista, me alegro”.

“Todo es gracias al maestro”.

“En realidad, Johra, no es del todo igual a la de antes”.

“Oh, ¿cuál es el problema?”

“No hay problema, de hecho es todo lo contrario, mi vista ha mejorado. Además, si puedo concentrarme bastante, incluso puedo ver la pierna de una hormiga a pesar de estar a 10 metros de distancia”.

“¿Lena?”

“Tuve la oportunidad de darles una pequeña mejora, ¿fue algo bueno, no?”

Lena respondió tomando el control de Riley.

“¿Jillian es algo que te moleste en tus actividades diarias?”

“Bueno al principio me sorprendió un poco, pero ya me he acostumbrado. Todavía me sorprende cuando puedo ver los vasos sanguíneos de mi brazo, pero creo que muy pronto me adaptaré a los cambios”.

‘Wow, eso suena como algo de una película de terror, ¿uno puede acostumbrarse a eso? Parece que Lena podía haber ido un poco lejos con todas esas mejoras, parecía necesitar tener una charla con ella más tarde’.

“Por cierto, Johra, parece que tu hijo nacerá pronto”.

“Sí, también lo creo. A menudo siento que el bebé patea. Ooh… parece que es la primera vez que escucha la voz de su papá, así que es bastante enérgico”.

Uno podía ver su vientre abultado mientras el bebé se movía alrededor. Aparentemente eso significaba que una mujer estaba en las últimas etapas del embarazo.

“Viezda es un poco difícil para ti caminar, ¿por qué no te acompaño hasta el dormitorio?”

“Maestro pervertido, ¿piensas que no puedo ver a través de tu plan? Mantendré mi compañía junto a mi hermana mayor”.

[Pervertido Lvl 3 ➢ 4]

Melpomene se levantó para apoyar a Viezda y me lanzó una mirada vigilante. Ese título ya no tenía esperanza, ya no tenía ninguna duda de que Melpomene tenía el control total sobre cuándo se nivelaba.

“Ah está bien, vamos juntos entonces”.

“Está bien, Johra, pero me lleva bastante tiempo moverme, así puedes adelantarte primero y te alcanzaré”.

“No es necesario, te ayudaré a que te apoyes todo el camino y Melpomene puede ayudar desde el otro lado. Princesa, Jerna y Jillian, hablemos en otro momento”.

Tardamos unos cinco minutos en regresar a su habitación.

“Ahhhhhhhhmmmm”

Cuando se estaba metiendo en la cama, Viezda habló con su ceño fruncido.

“¿Qué fue eso Viezda?”

“Bien…”

“Por favor, retírate Johra”.

Melpomene repentinamente me lanzo con un tono frío.

“¿Huh, por qué? ¿No crees que debería estar aquí?”

“Tonto, hay ciertas cosas que una mujer no está dispuesta a mostrarle a su hombre. Sólo vete, por favor”.

“Qué… ah… Entonces está bien”.

Salí de la habitación y caminé fuera ansiosamente, pero poco después me permitieron regresar.

“Tenía algo que ver con su menstruación, lo lamento Johra”.

“No, en absoluto, pensé que era algo grave como que estuviera enferma. ¿Cómo puedo ayudar? ¿Tienes hambre?”

“Heehee… He escuchado muchas historias de lo genial que es el maestro, pero parece que incluso estás indefenso frente a una mujer embarazada”.

Ignoré las bromas de Melpomene y me centré exclusivamente en cuidar a Viezda.

“Johra, puedes concentrarte en tus asuntos, tengo a Melpomene y Lena si necesito ayuda”.

“¿No puedo quedarme más?”

“No, es una orden de Viezda, así que debes irte”.

“Oh, bien”.

Melpomene tenía una sonrisa malvada en su rostro mientras me miraba salir de la habitación. Regresé a la sala de la planta baja para reunirme con los dos niños y la princesa Mayardus.

“¡Maestro! Has vuelto, ¿todo bien?”

“Sí, todo está bien, es sólo que me expulsaron”.

Respondí con una expresión abatida.

“¿Por qué parece que ya perdí al niño que ni siquiera ha nacido?”

“He escuchado historias como esas, cuando nace un niño, los instintos maternos de una madre se aceleran. El esposo queda relegado a ser el apoyo en segundo plano, pero eso no debería aplicarse a ti. Un hombre como tú debe ser capaz de hacer lo que le plazca”.

La princesa habló.

‘¿Acaso dije algo extraño? ¿Por qué me está mirando así?’

Se puso un poco incómodo, pero cambié rápidamente de tema.

“Desde que ustedes dos han recuperado la vista, creo que es tiempo de que ambos decidan sobre el castigo para el Marqués y el Príncipe”.

“Hemos decidido seguir el consejo del maestro. Nos rescataste del mercado de esclavos, un destino que bien podría ser peor que nuestra muerte”.

“No, en esta ocasión es diferente. Con el fin de avanzar, ambos deberán tomar esta deuda. Eso es absolutamente necesario para que no conserven esta cicatriz con ustedes durante toda su vida. Estoy seguro de que es lo que el Conde hubiera querido, y lo haré”.

Jillian y Jerna intercambiaron una mirada antes de contestar.

“Entonces nos gustaría esclavizarlos a ambos”.

“¿Sólo esclavos? ¿Mantendrán sus vidas?”

“La muerte sería un castigo demasiado ligero para ellos. Mi padre sufrió terriblemente mientras moría, por lo que sólo pueden pagar por ese crimen con un período de sufrimiento aún más largo”.

“Hmm, veo su punto de vista, pero sería problemático si de alguna manera ellos nos traicionan en el futuro. Necesitaremos algo más que un contrato de esclavitud regular. ¿Lena?”

“¿Sí Johra?”

Lena respondió después de tomar el control de Riley.

“¿Podríamos modificar sus cuerpos?”

“Por supuesto”.

“Entonces está establecido, el Marqués y el Príncipe serán modificados como sirvientes de esta casa. ¿Podemos hacer que nunca más sean capaces de negarse a mis órdenes ni de las de la familia Sion?”

“Seguro, puedo hacerlo para que sufran una cantidad increíble de dolor en caso de que piensen en rebelarse. Un androide de tipo militar funcionaría muy bien, incluso podrían tener excelentes habilidades de combate y ser bastante útiles más adelante”.

“Está bien”.

“Preferiría tener al diablo como enemigo que a ti Johra”, exclamó Mayardus mientras tragaba nerviosamente. Sin embargo, Jerna y Jillian estaban encantados con la conclusión.

“Bien, bueno ahora que esto fue resuelto, podemos pasar al próximo punto…”

“Maestro, hemos decidido dedicarnos por completo a ti. Todo lo que somos es sólo porque nos salvaste, haremos lo que quieras”.

“No, eso es demasiado. Ustedes son mis lindos discípulos, así que sólo deseo que ambos crezcan fuertes y vivan vidas maravillosas”.

“Gracias maestro”.

Jillian tenía un rostro determinado, pero Jerna tenía una expresión complicada.

“Johra, ¿comenzaremos ahora el entrenamiento que me mencionaste anteriormente?”

“Algo así, pero primero tendremos que registrarlos a todos en el gremio de aventureros y prepararlos para una clase”.

“¿Cómo se supone haremos eso? ¿No habría personas que nos pueden reconocer?”

Sacudí mi cabeza.

“No te preocupes Jillian, otros nunca sabrán tu identidad real. También haremos un grupo de 5 miembros, ustedes tres y yo más alguien más”.

“¿Realmente te unirás a nosotros? Siento que nuestra diferencia de fuerza es demasiado grande”.

Jerna preguntó preocupada.

“No te preocupes, te ayudaré a cerrar la brecha muy rápido, sólo cree en mí”.

Los tres estaban todavía bastante nerviosos y parecía que necesitarían más explicaciones.

“Lena, podrías pedirle a Melpomene que venga y pedirle a Viezda que le preste el anillo que le di a ella”.

“¡Sí señor!”

Después de que Riley se fue a buscarla, Jillian preguntó.

“¿Quién es Lena? Cada vez que el maestro llama ella aparece, independientemente de dónde estemos. También parece que Riley, Delaila y Hannah en ocasiones son Lena”.

“Ella es mi asistente mágica y las tres sirvientas son criaturas mágicas. Tienen sus propias personalidades, pero ocasionalmente Lena puede tomar el control porque es una existencia de mayor rango”.

“Qué historia tan sorprendente. Tantas ocurrencias extrañas que antes no podía entender ahora tienen sentido y es bastante más fácil para mí estar detrás de la idea de un asistente mágico después de ver la forma en que pudiste ayudarme a recuperar mi vista”.

Sería difícil para mí explicar la existencia de una inteligencia artificial, así que para hacerles entender usé una mentira blanca del ayudante mágico. Poco después reapareció Riley guiando a Melpomene a la sala de estar.

“Maestro, pedí prestado su anillo, pero ella parecía muy triste al escuchar que lo tomabas de vuelta”.

“Uh… sí, me aseguraré de darle a Viezda un anillo más grande la próxima vez. Por ahora te lo estaré prestando a ti”.

“Bueno, supongo que es tu derecho”.

Melpomene llego y se unió a nosotros en el sofá.

“Entonces, una vez que Viezda dé a luz, los cinco de nosotros partiremos juntos y exploraremos las tres mazmorras principales restantes. También he pensado en un nombre para nuestro grupo, Teosponias”.

“¿Qué?”

Todos ellos quedaron sorprendidos. Entendí sus reacciones ya que ninguno de ellos había luchado en contra de un monstruo antes.

“Lena, ¿cuándo se espera que dé a luz Viezda?”

“Juzgando por su crecimiento actual, debería ser dentro de los próximos cinco días”.

“Oh… Entonces está bien”.

“¿En verdad Johra? ¿Cómo podemos entrar en esas cuatro mazmorras legendarias en sólo cinco días? No tenemos ninguna experiencia de combate…”

“Ni siquiera puedo ver frente a mí, qué futuro más oscuro debemos tener”.

“Melpomene… ¿eso es una broma?”

“Jojojo ~ puedes entender mis bromas, después de todo tienes sentido del humor”.

“Me rindo”.

Alce mis manos en el aire con desesperación cuando Melpomene estalló con una gran sonrisa.

Con el fin de poner su miedo a su descanso, comencé a entrar en más detalles sobre mis planes. Naturalmente, sólo les conté sobre cómo funcionaba el anillo, pero no sobre mi capacidad innata que nos haría capaces de ganar monstruosas cantidades de experiencia.

La princesa me miró con sospecha, pero al menos ella no me contradijo abiertamente.

“¿Entonces nos ayudarás a disfrazar nuestras apariencias con el fin de registrarnos como aventureros y ganar algunas clases?”

“Correcto, Lena puede ayudarte con eso”.

Tomando a Riley, Lena les entregó un collar a cada uno.

“Cuando lo usen, cambiará su apariencia a la de otra persona”.

Cuando los cuatro lo probaron, rápidamente se transformaron en personas completamente diferentes debido al poder de los hologramas. El collar había sido perfeccionado a tal grado que incluso cambió las expresiones faciales.

“¡Wow!”

“¿Esto en verdad está sucediendo?”

“Es la primera vez que escucho de una herramienta tan maravillosa, incluso se puede usar sin ser un experto en magia. Si esta tecnología se esparce en el mundo exterior, seguramente crearía enormes olas”.

“Sería mejor si pueden ayudarme a mantener esto confidencial, ¿lo entienden?”

Me aseguré de que garantizaran el secreto.

“Bueno, todavía no puedo ver, así que no tengo idea de qué ha cambiado”, dijo Melpomene.

“Vamos a registrarnos mañana, ya es un poco tarde este día”.

“Estoy deseando que eso llegue”.

“¡Yo también!”

“Puedo viajar con seguridad en el mundo exterior con esta herramienta y no tendré que quedarme encerrada en esta mansión toda mi vida. ¡Muchas gracias Johra!”

La princesa me agradeció sinceramente, pero Melpomene protestó inmediatamente.

“Preferiría quedarme al lado de Viezda. Es una lástima que no tenga otra opción, ya que debo seguir tus órdenes”.

“Hey Melpomene, si sigues quejándote tanto, se lo diré a Viezda”.

“Está bien, está bien… demuéstrale misericordia por los ciegos”.

“Caray, tú realmente sabes cómo ordeñar esa desventaja tuya”.

Boo hoo ~

Melpomene sacó su lengua infantilmente, antes de tomar la mano de Riley.

“Por favor, llévame a ver a la hermana mayor Viezda, tengo que decirle que Johra me está molestando”.

“¿Qué, cuándo hice eso Melpomene?”

Sin embargo, los dos desaparecieron sin ninguna respuesta.

“¿Has encontrado alguna forma de ayudarle a Melpomene a recuperar su vista?”

Lena fue rápida en responder.

“Hice una investigación exhaustiva y es exactamente como lo había sospechado. Ha sufrido de esa condición por tanto tiempo que un simple trasplante no funcionara. Sin mencionar que en los Altos Elfos su cerebro es diferente al de los humanos, así que ni siquiera sabría por dónde empezar”.

“Ya veo”.

La verdad Melpomene aún tenía que ser sincera con el hecho de que ella era un Alto Elfo. Tendría que analizarlo más adelante, pero al menos por el momento no parecía haber una solución sencilla para ayudarla a recuperar la vista.

“Lena, ayuda a instruir a Jillian, Jerna y la princesa sobre ser aventureros, las diferentes clases, así como cualquier información sobre las cuatro mazmorras”.

“Bien, me ocuparé de eso”.

Dejé a los tres atrás y fui a la habitación de Viezda.

Entrando, encontré la escena de Viezda frotándose el vientre, mientras Melpomene le ponía la oreja, escuchando cualquier sonido. También estaba cantando con una encantadora voz alegre. Era la canción más hermosa que había escuchado en toda mi vida.  Su canción representaba la historia de los dioses y el amor entre los humanos, prometiendo un mañana brillante y nuevo.

“¿Johra?”

“¿Huhhh?”

Cuando Viezda me llamó, Melpomene cortó bruscamente su canción.

“¿Por qué dejaste de cantar? Fue maravilloso”.

“Hmph, ese tipo de canción no es para que la escuches”.

“Ah, ¿por qué es que no la puedo escuchar?”

Me sentí un poco herido de que no podía escuchar esa hermosa voz una vez más.

“No es eso…”

Viezda me habló mientras acunaba a una tímida Melpomene.

“Está muy avergonzada ahora mismo. A ella le gusta Johra, pero… ella es demasiado tímida para admitirlo. Si ustedes dos siguen adelante y lo hacen…”

“¡Hermana mayor!”

Melpomene se puso roja como un tomate.

“Si piensas en mí como una hermana, al menos presta atención a mi consejo. Habla con la verdad, ¿qué piensas de Johra?”

“¡Tch! Johra no es más que un pervertido”.

“¿Pero no me dijiste anteriormente que te gustaba?”

“¡Hermana es tan mala!”

“Bueno, si eso es lo que se necesita para que escuches, entonces está bien”.

“Ah, no puedo enojarme contigo…”

Las dos mujeres se abrazaron y yo me sentí completamente fuera de lugar.

“Parece que he perdido por completo a mi Viezda con esa Melpomene…”

Suspirando interiormente, me retiré de la habitación y me dirigí a mi laboratorio subterráneo para estudiar la versión resumida de las mazmorras que Lena preparo.