L1S – Capítulo 099

0

“¿Por qué la mansión del Conde fue quemada hasta los cimientos?”

Claramente, el lugar al que recién me teletransporte era el círculo mágico en la biblioteca del Conde, pero no había nada más que un edificio chamuscado para ver. Explorando más noté que la villa al pie de la mansión también había sufrido el mismo destino.

“¿Qué… ocurrió?”

Corrí a toda velocidad hacia Gartmar, ya era la puesta de sol, por lo que nadie podría reconocerme. En menos de una hora llegue ante la casa del alcalde.

¡Golpe! ¡Golpe!

“¿Quién es?”

“Alcalde soy Johra”.

“Hmm… ¿Así que ahora escogiste aparecer?”

Abriendo la puerta me dio la bienvenida, como si hubiera estado esperándome todo el tiempo. Tenía una botella abierta sobre la mesa y parecía estar ya bastante mareado.

“¿Alcalde estás borracho?”

“No, esto no es nada”.

Sentí sus ojos entrecerrarse con ira.

“¿Qué ocurrió?”

“El Conde Sion fue capturado como un traidor”.

“¿Qué?”

No podía creerlo. No había razón para que traicionara su país.

“Ya ves, con el poder suficiente uno puede decidir qué es verdadero y falso”.

Mis manos formaron un puño.

“¿Y qué hay de aquellos que vivían en la mansión?”

“El Conde mismo fue azotado y quemado en la hoguera para dar un ejemplo. Los miembros de su familia y los criados fueron asesinados o vendidos a la esclavitud. Nadie puede considerar ir a su rescate porque simplemente hay demasiados guardias vigilándolos, no lograrías salir con vida”.

El alcalde estaba tratando de poner a prueba mi resolución.

“¿Crees que les tengo miedo?”

“¿Entonces te rebelarás?”

El brillo en sus ojos traicionó su tono, claramente era algo que él ya había considerado.

“¿Quién está detrás de esto?  Cuéntame todo lo que sabes sobre la ubicación en la que están y quién los está resguardando”.

Me entregó algunos documentos llenos con la información relacionada, después me arrojó algunas monedas de oro.

¡Tintineo!

“Tú no obtuviste esto de mí”.

“Por supuesto, no tiene nada de qué preocuparse”.

“No estoy preocupado, debido a que si fracasas, no dudaré en rebelarme”.

Asentí, probablemente la razón por la que el alcalde estaba tan deprimido era que su próxima decisión tendría un gran impacto en las vidas de todos sus ciudadanos.

“Vamos a comenzar”.

Justo cuando deje su casa, salí corriendo. En ese día y época, no había un método de transporte disponible más rápido como yo corriendo. A menos que estuvieran usando magia de teletransportación, entonces no podrían mantenerse al día con mi velocidad actual.

En mi mejor condición, podía correr entre 300 y 400 kilómetros por hora. Todo se convertía en un borrón mientras corría en línea recta, aplastando cualquier cosa lo suficientemente desafortunada como para pararse en mi camino.

Mi destino era el mercado real de esclavos. Llegué allí después de aproximadamente una hora y usé mis telarañas en contra de un edificio para frenar mi velocidad, aterrice sobre el castillo y mire alrededor.

“Debería comenzar por allí”.

Fue la tienda de esclavos que había visto en el medio del gran mercado.

Dando vueltas alrededor por la parte de atrás, puse una matriz de teletransportación en la parte trasera de la tienda como precaución, después le pregunté a Lena.

“¿Podemos dar un vistazo al interior y ver si hay alguien conectado con el Conde?”

“Parece que hay cinco de sus antiguos sirvientes, todos están durmiendo en este momento. Proyectaré sus posiciones en tu córnea”.

Entré discretamente a la tienda de esclavos, rescaté a los cinco y secuestré al trabajador de allí por si acaso. Encendiendo la matriz mágica, los teletransporté a todos hasta nuestra mansión en la mazmorra.

“Gracias, Johra, pero por favor salva a los hijos del Conde en lugar de a nosotros, sus humildes sirvientes. El Conde ya está muerto pero debemos salvar a sus dos hijos”.

“No te preocupes por nada, simplemente ten un buen descanso. Viezda, cuando ese comerciante de esclavos se despierte, asegúrate de romper el contrato de esclavitud de los cinco”.

“¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué los sirvientes del Conde?…”

“Es una larga historia, confía en mí. Necesito regresar de inmediato”.

“Bien, déjame eso a mí”.

“¡Muchas gracias!”

Me teletransporté de regreso al mercado de esclavos.

“Johra, si encuentras un terreno elevado puedo hacer un mapa de esta parte de la ciudad”.

“Bien”

Usando mis habilidades de hombre araña trepé a la cima de una torre.

“Este mercado real de esclavos es bastante grande, pero he logrado identificar a los 8 esclavos restantes conectados con la casa del Conde”.

Usando las mismas tácticas que la última vez, logré rescatarlos a todos durante el transcurso de esa noche.

“Esa voz, es el señor Johra, ¿verdad?”

“Eres tú…”

Tanto Jillian como Jerna estaban ciegos, teniendo ambos sus ojos quemados. En el momento en que vi el lamentable estado en el que se encontraban, no pude evitar que las lágrimas cayeran de mi rostro. Yo había estado en la mazmorra mientras todo eso había ocurrido, de lo contrario hubiera podido evitar que eso sucediera.

“Lo siento, Jillian, Jerna”.

“Para nada señor, en cambio fuimos capaces de tener algo de esperanza simplemente por el hecho de que todavía no te habían capturado”.

Jillian intentó acelerar con objetividad pero pude sentir un calor a través de sus palabras. Del mismo modo, la alegría de Jerna por escucharme era evidente.

“Bien, ahora vamos a llevarlos a todos a un lugar seguro”.

Capturando su maestro de esclavos active la matriz de teletransportación.

“¡Joven maestro!”

“¡Señorita!”

Tan pronto como los sirvientes del Conde vieron a los dos niños, corrieron hacia ellos y los abrazaron, aliviados de que estuvieran bien.

“Prepararé globos oculares artificiales”.

“¿Es eso posible?”

“No debería tomarme mucho tiempo. Los párpados son suficientemente fáciles de replicar y aunque la córnea será un poco más complicada, debería estar bien. Por favor, prepara algunos materiales que necesitare”.

“Bien, hagámoslo en este momento”.

La voz de Lena que se transmitió a través de Hannah alzando el ánimo de todos.

“¿Seremos capaces de ver nuevamente?”

Jerna preguntó con una voz temblorosa.

“Sí, no importa cuán duro sea el procedimiento, haré lo mejor posible”.

“¿Cómo… cómo es posible?”

“No te preocupes, me aseguraré de que se haga realidad. Además, conseguiré que esos maestros de esclavos los liberen de sus contratos”.

“No creo que sea posible borrar un contrato de esclavitud, tal vez sólo alguien en el nivel de un Dios podría hacerlo”.

“¿Lena?”

“De acuerdo con los registros históricos del pasado, él tiene razón”.

“¿Entonces no hay manera?”

“Debería ser posible si se vuelven tus esclavos”.

“Hagámoslo, no me gustaría que vivan toda su vida como esclavos”.

Los maestros de esclavos capturados parecían haber sido rebeldes al principio, pero Viezda los había educado adecuadamente, a juzgar por sus numerosos hematomas y su hinchazón general alrededor de sus cuerpos.

“Todos ustedes le transferirán sus esclavos a Johra”.

“SÍ… ¡Sí!”

Incapaces de refutar las órdenes de Viezda, se esclavizaron a mí y luego entregaron todos sus esclavos que estaban conectados a la Casa del Conde. Un total de quince, trece trabajadores y los dos niños.

“Viezda, hora de sacar la basura”.

“Sí Johra”.

“¡Oh no!”

“No somos culpables, hemos cumplido plenamente con tus solicitudes”.

Haciendo caso omiso de su impotente súplica, los cargo en su hombro y los arrojó al bosque infestado de Sabuesos Infernales, para que nunca fueran vistos de nuevo.

“Johra, el ala médica está preparada, ¿puedo comenzar el procedimiento en los niños?”

“¿Comenzarás la cirugía inmediatamente?”

“Primero debería tomar alrededor de dos días el crearles artificialmente córneas”.

“Está bien, Jerna y Jillian, sigan a las criadas para recibir tratamiento”.

“Si Maestro”.

“Sí…”

Los dos niños siguieron obedientemente detrás de las criadas androides.

“Johra, ¿podemos quedarnos aquí?”

Era el mayordomo anterior de la casa. Pude ver el dolor y la ira ocultos en sus ojos después de la tragedia que acababa de ocurrir.

“Por supuesto, cualquier amigo del Conde es mi amigo, puedes quedarte aquí como mi invitado todo el tiempo que quieras”.

“No puedo simplemente aprovecharme de su amabilidad, me haré cargo de las tareas domésticas”.

“¿Lena?”

“En unas pocas horas deberíamos tener un nuevo androide que podamos utilizar para enseñarles y establecer algunas tareas”.

“Entonces te doy la bienvenida como mi mayordomo principal. Por favor espera un momento, pronto habrá alguien que vendrá para guiarte a través de la mansión”.

“Gracias señor Johra”.

Habiendo manejado todo, me teletransporté de regreso al mercado de esclavos para perseguir al pez gordo.

Pude encontrar su mansión debido a la información que recibí por el alcalde de Gartmar.

“Tiene una deuda para resolver después de toda la ira que me ha causado”.

Yo era como el segador de la muerte, viajando a través de la oscuridad del mercado real de esclavos.

“Espero que estés teniendo un buen sueño, porque de ahora en adelante sólo sentirás la desesperación”.

Kiiiiiicc

El Marqués de León cerró la ventana de su dormitorio y se unió a la marquesa en su cama.

Shoot Shoo

Capturé fácilmente a los catorce en su casa y los até a todos con telarañas antes de transferirlos a la mazmorra.

Whoop whoo

Leon y su cuerpo obeso me miraban con enojo mientras luchaba por liberarse. Los sirvientes del conde se quedaron a un lado mirando con ojos helados.

“Mayordomo, por favor asegúrate de que ninguna desgracia caiga sobre esta gente. Jillian y Jerna deberían tener derecho de toma venganza cuando se recuperen. Por ahora hay varias salas en la planta baja que pueden acomodarlos”.

Un androide con orejas de san bernardo parecidas a la de un cachorro apareció junto con el mayordomo. Parecía que Lena tenía una cosa por esos cosplays de animales.

“¿Cuál es tu nombre?”

“Es Riley, señor Johra”.

Asintiendo hacia Riley, dejé a los prisioneros en sus manos.

“Viezda, ayuda a nuestro mayordomo”.

“Seguro Johra”.

Regrese a Gartmar, pero a pesar de que era bastante tarde, el alcalde todavía tenía que ir a dormir.

“¡Golpe, golpe!”

“¿Johra?”

“Correcto”.

“Entra, ¿hubo alguna información faltante la última vez?”

Sacudí mi cabeza, el alcalde ya se había recuperado de su episodio anterior de borrachera.

“Vine a informar que ya completé la tarea”.

Sus ojos se abrieron con sorpresa, antes de asentir como si hubiera entendido algo.

“Aunque es mejor si no te muestras en el reino en el futuro, es una lástima que ninguno sabrá de tus grandes hazañas”.

“Eso no importa”.

“Me siento mal, como si siempre estuviera en deuda contigo”.

“Alcalde, ¿era el marqués el que estaba detrás de todo?”

“Tal vez, pero es probable que Miriam sea el que tira de las cuerdas”.

“Así que es él otra vez”.

“¿Mataste a Leon?”

“No, no quiero darle una muerte fácil, pero no te preocupes ellos no regresaran”.

“Sí, ¿y qué hay de los sobrevivientes de la casa del conde?”

“Tampoco volverán a aparecer en este reino, pero no te preocupes ya que todos están a salvo y bien”.

“Hmm… es algo difícil de creer que hayas logrado tanto en tan poco tiempo”.

Asentí de regreso.

Johra, ¿eres un Mesías para un Dios Superior?”

“En absoluto”.

“No estoy seguro de qué pensar de ti… una vez más, eres el responsable de salvar tantas vidas. Dime si alguna vez necesitas mi ayuda y haré todo lo posible para apoyarte”.

“Deseo que el alcalde y su familia tengan éxito y felicidad”.

“Bueno, gracias”.

“Entonces esto es una despedida”.

“¿No nos volveremos a ver?”

“Hmm quizás, pero dudo que me reconozcas para entonces”.

Diciendo nuestras rápidas despedidas, deje la casa del alcalde con un corazón pesado. Ya sabía que su familia moriría en algún momento en el futuro cercano.

‘¿Debería volver para salvarlos, o cambiaría demasiado la línea de tiempo? Ya he tenido un impacto bastante grande, así que ¿dónde está la línea que no debería cruzar?’

Siento la pesada carga del futuro pesando sobre mis hombros, pero mi prioridad es salvar a las personas que amo. Simplemente no puedo corregir cada error.

“El imperio Balkan ¿eh? ¿No son esos tipos a los que se les ocurrió una solución para crear Quimeras, las estarán desarrollando en este momento?”

Me dirigía hacia ellos y rápidamente llegué hasta la frontera. Habían construido un muro imponente para separar los reinos Balkan y Mirin, pero no era lo suficientemente alta como para mantenerme fuera.

Tak

Crucé a un bosque, lejos de cualquier revisión fronteriza o patrullas, antes de dirigirme hacia un pueblo cercano, llegando allí justo cuando el sol comenzaba a levantare en el horizonte.

“Yo recomiendo tomarlo lentamente y primero reunir información, Johra”.

“Bien. Es una buena idea. Miriam no debe estar huyendo y probablemente se sienta seguro dentro de estas fronteras. No espera que nadie lo persiga en el Imperio Balkan. Bueno, si tiene noticias del reciente fallecimiento del marqués, puede ser más cuidadoso, pero no le haría ningún bien a pesar de eso. 크크크”

Instintivamente deje salir una risa espeluznante

Aunque mi plan nunca fue afectar demasiado la historia, él tenía que pagar por sus fechorías. Si persiguieras a alguien cercano para mí, devolveré el favor mil veces. Era simplemente mi forma de hacer las cosas.

“Tienda Jir, ¿no es esa un subsidiaria de la empresa familiar de Miriam? ¿Debería comenzar allí?”

En lugar de eso visité a un competidor.

“¿Hola, hay alguien aquí?”

“¿Quién viene tan temprano en la mañana? Aún no hemos abierto”.

Tak

Arrojé una bolsa llena de oro y la expresión de los empleados cambió instantáneamente.

“Me llamo Ben y soy el gerente de esta tienda. ¿En qué puedo ayudarlo?”

“Estoy buscando comprar algo de información, ¿es posible comerciar?”