L1S – Capítulo 038

0

Pedí ayuda de Rohan y me prestó su carruaje para guiarme a la cueva, dándome las gracias por mis problemas. Llegando poco después, era una vez más tiempo para encontrarme con el Sabio Supremo

«¡Gaspard, detente allí! ¡No es un buen momento para que entres!»

Una luz roja llenaba la cueva.

«Gnoss, ¿qué está pasando?»

«Te advertí que no interfirieras con este Mundo Mortal, Gnoss. ¡Te desterraré al vacío por toda la eternidad!”

Un sonido timbrante resonó por toda la cueva y una luz brillante resplandeció

«¡Gnoss!»

El altar sobre el que había sido sellado desapareció completamente.

«Hola… Gnoss, ¿estás ahí?»

Llamé a la cueva pero no hubo ninguna respuesta.

«¡Gnoss, te necesito!»

Silencio

«Maldición, justo cuando más los necesitas…»

Buuing

«¿Me llamaste?»

De pronto, la gema en la que estaba atrapado reapareció a través de una grieta dimensional.

«Wow, pensé que estabas perdido».

«Sí, también pensé que estaría atrapado en el vacío, afortunadamente la promesa del anillo es absoluta».

El anillo de obediencia dio una pequeña luz.

«¿Qué te acaba de ocurrir?»

«No te preocupes por eso, no es gran cosa. Entonces, ¿has leído el Codex?»

«Dices que no es gran cosa… ¿Quién era ese ser que te desterró?»

«No tiene nada que ver contigo. Bueno, ahora que has leído el Codex, sólo hay un último paso antes de convertirte en un Guerrero Elegido”.

No había ninguna razón para presionar el problema, como él dijo no era de mi incumbencia.

«¿Qué es?»

«Necesitas obtener mi permiso como el profeta de la voluntad Divina».

«Bien, terminemos con esto de una vez».

«Bueno…»

Algo estaba mal, ¿por qué está dudando?

«¿Qué ocurre?»

«Me encontré algunas circunstancias desafortunadas en el plano Superior y perdí la mayor parte de mi Gracia Divina».

«¡Qué dijiste!»

Escupí tanto por estar irritado como enojado. Era la sensación de haber llegado tan lejos, sólo para fallar al final.

«No, no es gran cosa y la ceremonia aún puede continuar, sólo que no serás un Guerrero Elegido completo. Con la cantidad de Gracia Divina que me queda, sólo podrás manejar la fuerza de un Elegido una vez, antes de tener que recargar por alrededor de un año”.

«¿Hay alguna manera de que recuperes tu Gracia?»

«No, mi Gracia no se regenera. Sólo la adquirí cuando heredé mi posición como Sabio Supremo».

Bueno, no había muchas opciones, Al menos podría liberar mi cuerpo principal.

«De acuerdo, sigue adelante, pero ten en cuenta que eliminar tú sello no será mi prioridad».

«Acepto porque esto es mi culpa, pero en algún momento futuro por favor recuerda remover mi sello».

Él habló desanimado.

«No te preocupes, siempre le pago a aquellos a quienes les debo».

«Está bien, esto sólo tomara un segundo».

«Ali Pandamelini Mani Grad Ali Alonawatouwake y Nafunji Akazazuu Kungpun Disha Pesca Akinya y Chakenakusumani U Palme y Yinbingu Nehriwalioma Skinny y Loho y Waao Atonanashi»

Floté en el aire, abrazado por un nimbo azulado lleno de energía que lentamente se filtró en mi cuerpo. Después de un corto tiempo, volví a caer al suelo mientras notaba el nuevo título de Guerrero Elegido en mi página de estado.

«Uff, eso estuvo muy cerca, por un momento me preocupé de que fracasaría por la falta de Gracia».

«Bien, ahora Gnoss, ¿continuarás quedándote aquí? ¿No es peligroso?»

«Bueno… he estado bien hasta ahora, pero eso parece haber cambiado».

Recogí la gema verde dentro de la cual estaba sellado.

«¿Qué estás haciendo?»

Tengo muchos usos para ti, así que obtendrás un cómodo alojamiento en mi bolsa de joyas.

«¿Cómo te atreves a tratarme como una gema común, soy el Sabio Supremo?»

«¿Tienes telepatía? Deberías, desde que acabas de mencionar ser el Sabio Supremo. Asegúrate de usarla cuando estamos cerca de otras personas, no podemos tener una gema parlante, ¿verdad?»

Ignorando el parloteo, dejé la cueva y regresé a la posada.

«¡Gaspard!»

Encontré a las mujeres en el primer piso, aparentemente estaban preocupadas de que hubiera desaparecido.

«Tengo que retirarme para hacerme cargo de algunos asuntos personales».

«¿No podemos ir juntos?»

Sacudí mi cabeza, realmente no quería llevarlas al Pozo.

«¿Tú vas a regresar?»

«Por supuesto, todavía hay muchas misiones esperando por mí».

«Está bien, entonces… te esperaremos».

Kishande se quedó callada después de eso, mientras Miranda y Ashe estaban en lágrimas.

«Regresaré tan pronto como pueda, así que mientras tanto no hagan nada peligroso».

Me apresuré a salir de la ciudad, galopando hacia el Pozo, tratando de llegar lo más rápido posible.

‘Gnoss, compartiré un poco sobre mí, así que trata de no sorprenderte demasiado’.

‘Oh, ¿te refieres al hecho de que eres el Rey del Pozo, o a que tu cuerpo principal es el de un Archi Liche Dorado?’

‘¿Cómo? ¿Cómo lo sabes?’

‘Mi identificación está a nivel máximo, incluso puedo ver todas tus estadísticas. Hablando de eso, ¿has experimentado algún evento especial? Parece que tienes una habilidad única que te permite recibir experiencia exponencial por muertes múltiples. Nunca había escuchado de semejante rasgo’.

Múltiples muertes, también me he estado preguntando por qué cazar varios monstruos al mismo tiempo me recompensaba más que a otros. Incluso si otros realizaban la misma hazaña que yo, su nivel no aumentaba tan rápido. ¿Era un rasgo único solo mío?

‘También tienes una Identidad extra, ¿has matado a un Reencarnado?’

Procedí a contarle todas mis experiencias desde que llegué a ese mundo. Necesitaba su sabiduría y podía contar con su discreción, después de todo, estaba sellado y residía en mi bolso. Sería mi nuevo sustituto de la Sabiduría del Sabio y resolvería todo lo que yo desconocía, así que elegí ser sincero con él.

‘¿Cómo debería referirme a ti, Chompy, Johra, Gaspard?’

‘No importa, puedes elegir’.

‘¿Cómo has logrado sobrevivir por tanto tiempo? Pareces demasiado inocente con esa personalidad tan directa tuya. ¿Fue por qué comenzaste como un esqueleto y no tenías emociones? Verdaderamente eres un interesante caso de estudio, Kekeke’.

Yo probablemente no habría compartido la historia de mi vida con él si hubiera sabido que tenía una risa tan espeluznante.

‘Ya veo, entonces fuiste sellado cuando luchaste contra esa infantil Liga de la Reencarnación’.

‘Hey, por favor dime que no fuiste tú quien convirtió a Lorina un Guerrero Elegido’.

‘Bueno….’

«Dios, al menos haz un proceso de selección, ¿cómo pudiste haberle dado tal poder a una basura como ella?»

‘Bueno… Al principio me negué, pero luego ella regresó con un mandato divino de un Dios Superior. Si yo continuaba negándome, probablemente terminaría perdiendo mi posición como Sabio Supremo. Puede que sean un grupo de busca pleitos, pero por lo menos cumplieron su juramento y sellaron a Soleste, pero cuando traté de recuperar la Gracia divina que les otorgué…’

‘¿En su lugar ellos te sellaron?’

‘Es cierto’.

Pude entender algo de lo que Gnoss había pasado. Como el Sabio Supremo, su papel era guiar a aquellos que consideraba dignos en el camino de un Guerrero Elegido. Sin embargo, cuando trató de recuperar ese poder, en su lugar fue usado en su contra.

‘Entonces, ¿esa luz roja era un Dios Superior?’

‘No, era el Mesías, un chico de los recados por así decirlo. Los Dioses Superiores nunca bajan a este reino’.

En nuestro camino de regreso continué conversando con Gnoss, absorbiendo todo el conocimiento que pude.

‘¿Entonces los Elfos finalmente han organizado una expedición? Tienes algunos tiempos difíciles por delante. Lograste hacer que esos orgullosos Elfos dejaran de lado sus diferencias, así como mil años de desacuerdos y disputas entre tribus, para unirse en una causa común. Por supuesto, al final del día, su codicia por el néctar del Mundo es la razón principal’.

‘¿Entonces sabes de algunos aliados que podrían ayudarnos a vencerlos?’

‘Por supuesto, soy el Sabio Supremo. Si estás buscando aliados, entonces debes considerar al enemigo de tu enemigo. Los primeros son los Enanos, aunque las rocas y los árboles pueden coexistir pacíficamente en la naturaleza. No es el caso para estas dos razas que siempre están en las gargantas de unos y otros. Te diré cómo hacer una alianza con ellos. Luego están los Orcos Tótem, son una especie bastante pacífica, pero siempre vengarán una enemistad. Finalmente, me dijiste que habías llegado a un acuerdo con los Asmodianos. Eso está bien, estos son seres honorables, y no faltarían a cumplir su palabra fácilmente’.

Fue un gran uso para mi deseo que Gnoss me acompañara, era como una fuente de sabiduría, brindándome todo tipo de información útil. Quizás estaba siendo más cooperativo cuando descubrió que yo odiaba a Lorina.

«Ja ~ Finalmente llegue».

De pie en el precipicio, miré hacia el hermoso paisaje con un sentido de orgullo.

‘¿Es este el Pozo del que hablaste? Luce más grande de lo que piensas’.

Aunque Gnoss no tenía ojos con los que pudiera ver, podía ver las páginas de estado de todas las criaturas vivientes, permitiéndole tener una buena comprensión de su entorno.

‘Alpeon’.

¡Boowooong! ¡Boowoooong!

«Señor, he estado esperando impacientemente tu regreso».

Los Hormigoides voladores se acercaron a saludarme, y con su ayuda llegamos ante mi cuerpo sellado junto al lago.

‘Gnoss, ¿necesito tirar de la espada o hay algo especial que deba hacer?’

‘Una vez que sujetes la empuñadura de la espada, intenta visualizar algo Divino. La mayoría de los poderes de un Elegido provienen de esa imagen mental’.

Agarré la espada y me concentré en la imagen de un ángel blanco puro.

¡Suwoook!

Saqué la espada, finalmente recuperando la libertad de mi cuerpo principal.

“¡Ja ja ja! ¡Finalmente estoy libre!”

«¡Cambiar Avatar!»

‘Ugh, por qué tanto ruido. Suenas como un villano que acaba de ser liberado.

Escuché gruñidos de Gnoss, pero simplemente los ignoré.

«¡Debemos celebrar la liberación del Rey!»

Los insectos que estaban en las cercanías estaban saltando en éxtasis, mientras que Ian, Gwyn y Mallepi estaban cerca.

Ignorando el estado de ánimo festivo, hablé urgentemente a Ian con mi telepatía.

‘Ian, tengo asuntos importantes de los que ocuparme. Volveré a reunirme contigo, Gwyn y Mallepi más tarde’.

‘Está bien Johra’.

Después de asentir, señale a Alpeon.

«¡Alpeon!»

«¡Si señor!»

«Prepara a 20 de nuestros mejores soldados, saldré pronto».

«¡Estoy en ello!»

Diez minutos después, 10 Hormigoides y 10 Altos Arácnidos se reunieron ante mí.

«Bien, Arin los lideraras como su capitán».

«¡Gracias por el honor Señor!»

Todos ellos habían llegado al máximo de sus niveles y tenían una habilidad única.

‘¿Qué le ocurre a mi Avatar?’

Mi cuerpo humano que había quedado a orillas del lago, temblaba incontrolablemente y emitía sonidos extraños.

‘¿Por qué está haciendo eso Gnoss?’

«Cuando no hay un alma dentro del Avatar, nace un alma errante. Sin embargo, si hay otras almas en las cercanías, entonces estarás bien’.

«Alpeon, por favor, haz que algunos de tus hijos acompañen a mi Avatar».

«Por supuesto Señor»

Cuando los Hormigoides se acercaron a mi cuerpo humano, las convulsiones cesaron inmediatamente.

‘Hmm… ¿Era esa la razón principal por la que las mujeres me acompañaban cada noche?’

Siempre había supuesto que era porque habían quedado traumatizadas, pero por cómo se veía podrían haber tenido un propósito más altruista.

«Arin, vámonos».

¡Boowooong!

Dejando el Pozo detrás, nos dirigimos hacia las Montañas Wetheros a paso rápido. Llevado por los Hormigoides, ayudé reduciendo los efectos de la gravedad, acelerándolos. Un viaje que habría tomado 5 días a caballo, se completó en sólo 2.

‘Gnoss, este es el hogar de los Enanos ¿cierto?’

‘Sí, sólo espera un momento y aparecerán’.

Aunque la enorme cueva que tenía ante mí parecía haber sido formada naturalmente, al examinarla más de cerca, la roca parecía haber sido derretida.

‘¿Fue un dragón?’

«¡Estas son las tierras del Rey debajo de la Montaña! ¡Nadie puede entrar!»

Una unidad de pequeños pero robustos enanos apareció ante nosotros. Eran los mismos enanos que eran famosos por sus habilidades de albañilería y herrería, ya que estaban vestidos con armaduras preciosas y empuñaban feroces armas.

«Vine buscando una audiencia con tu Rey».

«Regresa de donde viniste, nuestro Rey no se reúne con extraños».

“Dile que vine a cumplir la promesa del Sabio Supremo con respecto a Valenor».

«Vale… nunca escuché de eso. ¡Ahora vete o prefieres probar mi martillo!”

¡Buwoooong!

El líder de la unidad movió amenazante su martillo unas pocas veces, aparentemente sin la intención de transmitir mi mensaje a su rey.

«Dale lo que hemos traído, ¡no luches!»

Gnoss me gritó con urgencia.

«Arin tráelo aquí».

Ella trajo un barril lleno de un néctar del mundo.

«Te presentamos un regalo para el Rey debajo de la montaña, una muestra de amistad y buena voluntad».

«¿Qué es, cerveza? ¿Cómo podría ser más deliciosa que nuestra cerveza enana?»

Al abrir la tapa del barril, probó el néctar. Los otros enanos se le acercaron con curiosidad mientras él era bañado en una luz dorada.

«Oye, ¿no puedes pensar en beber todo el barril antes de presentárselo a tu rey?»

«Aahh… ¡Tú ahí! ¡Preséntale este barril al Rey y explícale la situación aquí!»

«¡Sí, capitán!»

Habiendo probado el néctar y aceptado nuestro regalo, los enanos fueron considerablemente menos hostiles.

«Así que capitán, ¿cuál es tu nombre?»

«Noria, hijo de Valen, ¿qué hay de ti?»

«Niño enano, ¿cómo te atreves a preguntar el nombre de nuestro Señor?”

La presencia intimidante de Arin hizo que los enanos retrocedieran instintivamente.

«¿Quieres pelear? ¡Noria hijo de Valen no es cobarde!»

A pesar de sus palabras de valentía, su cuerpo acobardado traicionaba a su verdadero yo.

«Arin, no vinimos aquí a pelear».

«Enano, la próxima vez que te dirijas a mi Señor, refiérete a él como Rey. De lo contrario, comeré esa deliciosa cabeza tuya».

«¡Ja, sólo inténtalo!»

Desde ese momento ya no intercambiamos ningún comentario verbal, por un período incómodo de tiempo, hasta que finalmente se escuchó el sonido de trompetas desde dentro de la cueva.

«¡El Rey ha llegado!»

Un Rey Enano bien vestido apareció ante nosotros.

«Soy el Rey bajo la Montaña, ¿quién aquí habla de la promesa con el Sabio Supremo y me regala un barril de néctar del Mundo?»

Vestía ropas muy formales, pero hablaba muy amablemente.

«Fui yo, el Rey del Pozo. He venido a ayudarte debido a mi relación con el Sabio Supremo».

«Hmm…. Rey del Pozo dices. He estado oyendo rumores de que esos asquerosos Elfos están uniéndose para tratar contigo. Es por eso que has venido, ¿deseas que nos unamos a ti?»

Yo asentí.

«No estoy seguro de que has escuchado del Supremo Sabio, pero la promesa de Valenor también es bastante arriesgada para nosotros, si fracasas nosotros perderemos nuestros hogares. ¿Eres consciente de eso?»

‘Gnoss, ¿de qué está hablando?’

‘¿Oh eso? No te preocupes tú podrás manejarlo’.

‘¿Manejar qué? ¿De qué estamos hablando aquí?’

«No es gran cosa, eres bueno en estas cosas».

‘¿Qué es lo que me estas ocultando?’

‘Sólo acepta, también estoy aquí para ayudarte. Independientemente de eso, esta es la forma más fácil de obtener el apoyo de los enanos’.

Sentí que algo estaba mal, pero si quería que los enanos me ayudaran necesitaba hacer lo que decía.

«Soy un amigo de los enanos, el Sabio Supremo confió en mí, y el Rey bajo de la Montaña también debe confiar en mí».

«Hmm… los enanos cumplen sus promesas, así que confiaremos en ti para esto. Ustedes chicos, escóltenlo a la cámara».