L1S – Capítulo 033

0

‘Señor, estoy cerca y mantengo un ojo sobre ellos. ¿Cuáles son tus instrucciones, quieres que me involucre?’

‘No, independientemente de lo que ocurra, sólo sigue observándolos. Más tarde, cuando tomen altas velocidades, confiaré en ti para mantenerme actualizado sobre su posición’.

‘Desafortunado, pero obedeceré tus órdenes, Señor’.

Las fuerzas de los Elfos parecían estar escondidas. ¿Se habrán dado cuenta de que los había visto? De todos modos, en este punto estaba confiando completamente en la habilidad de Jenna para rastrearlos.

Seguí disfrutando mi momento de paz, hasta que el sol comenzó a bajar y vi a las tres mujeres caminando hacia mí.

Había olvidado que no podían ver tan bien como yo podía en la oscuridad. Así que después de un tiempo de agitar las manos en el aire sin resultados, les grité.

“¡Por aquí!”

“Gaspard, ¿cuánto tiempo has estado esperando?”

También se fueron un poco temprano. Eran sólo las 6:30 am pero nuestro horario de reunión era a las 7 pm.

“No se preocupen, estaba pasando el tiempo viendo caminar a la gente, ¿nos vamos?”

“¡Está bien! Pero no deberías llegar tan temprano la próxima vez, nos haces sentir mal”.

“Claro”

Tanto Kishande como Miranda tenían una expresión de puchero, infelices de que llegara temprano y las estuviera esperando. Puse mis brazos alrededor de ellas para consolarlas y las llevé al restaurante en el que había hecho las reservaciones previas.

“¿Qué es esto?… el lugar parece caro”.

“Está bien, no salimos a comer a menudo”.

“¡Jeje bien! ¡Es nuestra primera vez comiendo fuera!”

“¡Dios nos guio en nuestro camino hacia ti, gracias Gaspard!”

Parecían felices con mi elección de restaurante, especialmente cuando todos los empleados salieron a recibirnos mientras entramos por las puertas.

“Estuvimos esperando, el grupo de Gaspard, por favor, vengan por aquí”.

“¿Qué está ocurriendo Gaspard?”

Había reservado todo el restaurante. Incluso si era un lugar con gran reputación, pude hacer la reserva fácilmente y no fue demasiado caro. Eso se debió en gran medida a mi reciente ascenso a la fama, con la difusión de rumores acerca de mí tomando la Búsqueda punitiva del Rey Trasgo. Estuvieron muy contentos de recibirme e incluso me ofrecieron un descuento del 50%.

“Bien… En ocasiones tenemos que celebrar”.

Debido a que había elegido semejante establecimiento de clase alta, pudimos disfrutar de la buena cocina, acompañados por un músico tocando el laúd y un poeta cantando en el vestíbulo.

“¡Nunca comí una comida tan deliciosa!”

“Miranda, por favor, come tranquilamente”, Kishande la reprendió.

“Dios, creo que yo nací para este día. No, no puedo caer en la tentación de una comida deliciosa”.

Ashe y Miranda estaban actuando de manera linda, como niñas descubriendo algo nuevo. Kishande sin embargo, me estaba mirando con bastante nerviosismo, apenas tocando su comida.

“Kishande, si comes tan poco, ¿no es descortés para los chefs que han trabajado tan duramente?”

“Nosotras no merecemos este tipo de tratamiento”.

“Basta, estás echando a perder el estado de ánimo”.

Kishande volvió a comer, pequeñas lágrimas se formaron en sus ojos.

“Hmm, llorando mientras comes… ¿Es porque la comida sabe mal?”

¡Palmada! ¡Palmada!

Llamé al mesero.

“¿Cómo puedo ayudarlo, señor?”

“¿Ya están preparadas mis instrucciones?”

“Sí, por supuesto, ¿le gustaría tenerlo ahora?”

“¡Por favor!”

Cuando el camarero regresó, Miranda y Ashe se retorcían de anticipación, mientras que Kishande tenía una mirada un poco preocupada.

“Oh, no es mucho, simplemente no recuerdo haber celebrado desde que nos conocimos. Así que ahora que somos un equipo, creo que podemos considerar este día como una especie de aniversario”.

Mientras conversábamos, se colocó una gran torta y un ramo de flores sobre la mesa, una vela fue colocada en el centro del pastel.

“Kishande, ¿por qué no eres tú quien enciende la vela?”

“Había decidido no volver a llorar nunca más… pero, hoy tú… sollozo”.

“Oh hermana, deja de llorar tanto, esta es una ocasión feliz”.

“Cierto, Dios puede darnos muchas pruebas, pero también nos bendice con días de alegría”.

Mientras estuvimos juntos los últimos días, sus corazones se curaron bastante. En ese terrible día, se convirtieron en mujeres rotas y manchadas, incapaces de entrar en ninguna tienda de la ciudad. Sin embargo, hasta este día no estaba seguro de cómo el rumor se había extendido tan rápido, sólo que lo había hecho. A pesar de que habían estado aliviadas por su supervivencia, el Mundo ya las había designado como parias, y sólo a través de nuestra reciente compañía yo había aliviado un poco su carga. Fue por consideración hacia ellas que preparé esa cena hoy y deseé verlas felices mientras cantamos juntos una canción de celebración. Por supuesto mi tono era terrible, lo que hizo que Kishande llorara y riera al mismo tiempo.

“¡Salud a todos! ¡Este grupo es el mejor!”

“¡Por el mejor Grupo!”

Después del brindis, el dueño sacó una bandeja de frutas y más vino. Kishande pareció finalmente olvidar sus problemas, y fue la primera en quedarse dormida en la mesa. Miranda continuó cantando más canciones y su voz estaba mejorando mientras bebía más vino. También di una generosa propina a los músicos y les permití salir temprano, ya que la mayoría de nosotros ya había bebido demasiado. Ashe, que había sobrevivido hasta el final, me dijo, “¡No te duermas!” Antes de desmayarse sobre mi hombro. Siendo un guerrero, tenía una constitución mucho más fuerte y pude serenarme antes que las mujeres.

“Cliente, he preparado un carruaje fuera”.

Gracias a la consideración del dueño del restaurante, fue bastante fácil llegar a la posada. Después de ayudar a llegar a las mujeres a su habitación, volví a la mía y me tranquilicé.

“Espero que eso haya ayudado a calmar un poco su dolor”.

La carga de pensamientos que tuve esa mañana, con respecto a las acciones que había tomado cuando nos conocimos en la cueva, ya había desaparecido.

“¡Cambiar Avatar!”

Regresando a mi cuerpo principal, me desperté y me encontré rodeado por Ian, Gwyn, Mallepi, así como el resto de los insectos. Todos estos aparentemente esperando por mí.

¡Kueeek!

“¡Bienvenido!’

La voz brillante de Ian y los gritos de Mallepi me hicieron sentir cómodo y cálido.

“Cierto, estoy de vuelta”.

“¿Te gusta esta ropa? Estoy usando algo de la nueva que has enviado”.

No estaba seguro de las medidas de Ian, así que tuve que hacer una estimación aproximada mientras la compraba, pero a juzgar por lo bien que lucía en ella, tenía un buen ojo para eso.

“¿Luce extraña?”

Yo sacudí mi cabeza.

“No, te estaba mirando porque eres bonita”.

“Oh ho, un elogio sincero de Johra, pero he escuchado que has pasado tus días con tres mujeres…”

Aunque sus labios sugirieron que estaba riendo, sus ojos destellaron con un brillo peligroso.

“Desde luego, necesitaba mezclarme con los Humanos”.

“Por favor, dime lo que has experimentado, escuchamos de Alpeon que usualmente regresas a esta hora”.

Ian sacó un cuaderno, lista para anotar lo que dijera. Los Insectos también estaban escuchando con una atención absorta mientras Gwyn simplemente aprovechaba la oportunidad para recostarse en mi cráneo.

“¡Ahhh, finalmente! ¡Después de todo, este es de hecho el mejor lugar para dormir!”

Gwyn siempre vivía en su propio pequeño mundo.

Pasé la noche relatando mis aventuras en el mundo humano. Ian pareció algo aliviada cuando mencioné que reservaba dos habitaciones en la posada. Sin embargo, los Insectos realmente estaban interesados ​​en mis historias, después de todo, rara vez se encontraban humanos o las otras criaturas que mencioné. Cuando el sol se levantó, regrese a mi Avatar.

‘¡Ya!’

Habían estado profundamente dormidas en la habitación de al lado, pero de alguna manera todavía lograron llegar a mi cama. Mi rutina matutina comenzó cuando me cambié de ropa y recogí algo de desayuno para ellas. Kishande fue la única en levantarse y desayunamos juntos. Mientras ella ayudaba a las otras dos mujeres a cambiar su ropa, me fui al Gremio de Aventureros para verificar rápidamente el estado de la fuerza punitiva para el Rey Trasgo, antes de regresar a casa para encontrar a las tres mujeres vestidas y esperando.

Una vez más, pasamos el día de compras y visitamos restaurantes. En la noche volvimos a comer una deliciosa cena preparada por el dueño de la posada. Pasamos la noche contando historias, particularmente las aventuras de Kishande y la equivocada teología de Ashe. Después de pasar mucho tiempo hablando, estábamos bastante cansados ​​y fuimos a dormir.

Estaba bastante contento, disfrutando de esos días tranquilos, pero lamentablemente no seguirían así porque a la mañana siguiente recibí un mensaje de Tyr que decía que la expedición estaba lista para partir.

‘Bueno, esa Búsqueda punitiva debería ser como un paseo por el parque’.

Cuando regrese a la posada para contarles a las mujeres las noticias, estuvieron claramente decepcionadas.

“¿Por qué no nos llevas contigo? ¿Somos demasiado débiles?”

“No, no es eso, sólo que sería un poco difícil en sus niveles actuales es todo”.

“¡No me gusta! Todos deberíamos estar juntos, preferiría morir luchando que ser dejada atrás”.

Kishande y el resto esperaban que tomara una decisión final, mordiéndose los labios inferiores con anticipación.

‘Ugh, su dependencia a mí se ha vuelto un poco problemática’.

Aun así, estaba un poco preocupado de que me hubiera acostumbrado a pelear con ellas a mi lado, y que eso dejaría huecos en la batalla.

“Bien, pero tienen que aceptar seguir completamente mis órdenes”.

Ellas asintieron vigorosamente con grandes sonrisas.