L1S – Capítulo 020

0

‘Señor, ¿me llamaste?’

Bianca clamo que no era culpable.

¿Qué quieres decir con que eres inocente, hay evidencia, quién más puede tirar las redes? Excepto por el Golem, todos los enviados estaban atrapados en numerosas telarañas fuertemente tejidas.

‘Bianca, ¿has olvidado cuáles fueron mis instrucciones?’

Las apariencias de los pobres enviados eran bastante miserables.

‘Me dijo que no tocara a ninguno’.

‘¿Y?’

‘En efecto, yo no los toqué y simplemente dispare algunas redes’.

‘¡Uf, esta tipa! ¡Cómo te atreves a interpretar mis palabras a tu conveniencia!’

‘De todos modos sabes que son nuestros enemigos, así que usémoslos como nutrientes. Además, desperdiciamos algo de néctar en ellos’.

Sabía que era el estilo de Bianca nunca perdonar a un enemigo, pero simplemente no podía dejar que su insubordinación pasara por alto.

‘Regol, Arin, Hattana, átenla’.

‘¡Sí!’

‘¡Señor, yo solamente le estaba dando a nuestro enemigo el tratamiento que merece!’

Yo sacudí mi cabeza.

‘Interpretaste mi orden para satisfacer tu voluntad. Reflexiona sobre tus acciones al estar colgada en el techo durante la próxima semana’.

‘¡Señor!’

‘¡Tranquila Bianca! Deja de ser tan ruidosa’.

Ella estaba pegada al techo, las telarañas la mantenían fuertemente atada.

Me acerqué a la delegación que aún estaba atrapada por las redes.

‘Alpeon, procedan con la eliminación de las telarañas’.

‘De inmediato mi Señor’

‘Por favor perdonen por la falta de respeto que se ha demostrado’.

Me incliné ligeramente ante los enviados que estaban en una condición miserable, mostrando mi sinceridad.

«Rey ¡qué estás haciendo!”

Los Asmodianos estaban examinando las redes, ellos parecían curiosos acerca de los ingredientes de la red. Sin embargo, los Elfos estaban furiosos y protestaban airadamente en contra del trato que habían sufrido. El Golem Matilda era demasiado grande para ser afectado por las redes, y estaba ocupado tratando de ayudar a Roslin.

‘Perdóname, fue mi subordinada quien actuó’.

«¡Tú eres responsable de las acciones de tus sirvientes! Parece que eres demasiado indulgente con ellos».

Leon estaba yendo demasiado lejos. Parecía que porque constantemente había enfatizado en tratarlos como invitados que ellos habían olvidado que en realidad eran mis cautivos.

Le di a Leon y mirada dura.

[Mirada Mortal Lvl 4 ➢ 5]

¡Derrumbarse!

A pesar de que no murió por una sola Mirada Mortal, su HP había caído un tercio y se desmayó en el acto.

«¡Leon!»

¡Kuk ku ku!

Los Asmodianos que miraban desde un lado parecían deleitarse en la desgracia de los demás.

‘¡Pedí tu perdón por las acciones previas de mi subordinada, pero no lo tomes como una señal de debilidad!’

Deje mi posición clara.

‘Vengan, síganme enviados Asmodianos, deseo hablar con ustedes en privado’.

Caminamos a lo largo del lago hasta que llegamos a un lugar con grandes rocas apiladas para formar una pequeña colina.

«Señor, perdónanos por nuestra falta de respeto».

Talvin se acercó a mí y se arrodilló sobre una pierna.

‘Aunque tiene su orgullo, Talvin parece ser capaz de admitir sus errores, podría trabajar con eso’.

Pylbiam pareció dudar por un segundo antes de unirse a él con una rodilla.

‘¿Ustedes desean volver a su tierra natal?’

«Sí, nosotros los Asmodianos hemos estado deambulando por el mundo, separados de nuestros hogares por generaciones, ese es nuestro más querido deseo».

‘¿Dónde está tu Tierra Natal?’

«Nuestras casas están en Ibilsa».

‘¿Y dónde está eso?’

Tavlin sacudió su cabeza, expresando su ignorancia.

«No lo sabemos».

‘Entonces, ¿por qué su gente está tan decidida a apropiarse del Pozo?’

‘Aprendimos de viejos archivos históricos que hace mucho tiempo este territorio recibió el nombre del estómago de Ibilsa’.

‘¿Es ésa la única pista que tienen?’

Gemí internamente, parecía que el antiguo rey nunca se había molestado en discutir con sus oponentes y sólo pensaba en mantener la propiedad de la tierra. Definitivamente parecía posible llegar a un compromiso, pero tal vez eso era la limitación de los insectos.

‘Puedo ayudarles a volver a su tierra natal’.

«¡Señor! ¿Realmente lo harás?»

La voz de Talvin parecía haber cambiado drásticamente.

‘Sí, solo júrame tu lealtad. Para el tiempo en que regrese, te mostraré mi sinceridad ayudándote a encontrar tu tierra natal».

“Bueno mi Señor… Yo primero tendría que discutirlo con mis jefes tribales”.

Yo señalé a Pylbiam.

‘Quédate aquí mientras Talvin va y pregunta a los jefes por su decisión. ¿Cuántos días necesitas?’

Se miraron el uno al otro y parecieron haber llegado a un acuerdo. Talvin se giró hacia mí.

«Dame un mes, para entonces tendré tu respuesta».

Yo asentí.

»Saldré inmediatamente, por favor ayúdame a cruzar el acantilado».

‘Alpeon, ayuda a Talvin a superar el precipicio ya que tiene prisa, y encuentra algún cuarto para Pylbiam, será nuestra invitada durante el próximo mes’.

‘Me ocuparé de eso, mi señor’

Boo Uoong Boo Uoong~

Llegaron docenas de termitas voladoras, y al unísono izaron a Talvin, dándole un paseo más allá del precipicio. Pylbiam regresó a la colina de Alpeon, escoltada por unas cuantas termitas gigantes.

‘Ahora es el momento de ir con esos elfos testarudos’.

Le envié un mensaje a Alpeon una vez más.

«Guía a los elfos a donde estoy, en la colina rocosa junto al lago».

Nymue había salido del lago para charlar mientras yo esperaba.

«Señor, los elfos son una raza de cabeza dura».

Asentí en respuesta.

«Cuando se lidia con un niño obstinado, una mano fuerte y enérgica en el momento decisivo es más efectiva que un enfoque suave».

Asentí una vez más. Ella parecía preocupada de que no fuera capaz de manejar el temperamento de los elfos.

‘Gracias Nymue, pero creo que lo tengo cubierto’.

«Señor, entonces estaré mirando desde abajo del agua. Suena divertido, ver a esas personas obstinadas caer en tus manos, debe ser bueno”.

Swoosh~

Ella se sumergió bajo la superficie del lago con una sonrisa traviesa. A lo lejos, podía ver a la pareja de elfos acercándose, escoltados por una termita dorada. Parecía que Leon aún no se había recuperado de mi Mirada Mortal y necesitaba el apoyo de Naarin para caminar. No esperaba que yo le hiciera tanto daño.

‘¿Fui demasiado lejos?’

Había usado Mirada Mortal sólo por un momento, pero aún era demasiado fuerte para ellos. Los elfos tenían una gran magia y poder de ataque, pero su HP era demasiado bajo. Si yo no controlo mi fuerza adecuadamente, podría matarlos accidentalmente.

‘Tendré que ser un poco más suave con ellos la próxima vez’.

«Rey, ¿qué es tan gracioso? ¿Por qué le hiciste daño a Leon?»

Los labios de Leon eran azules, y parecía que no podía sostenerse.

‘Cuestionaste mi relación con mis subordinados, así que tuve que trazar la línea’.

Naarin se mordió su labio inferior, tratando de aceptar la humillación.

‘¿Por qué los elfos quieren tomar posesión de este Pozo?’

Cambié el tema ya que no estábamos llegando a ningún lado. No me importaban mucho sus sentimientos. Ellos parecían tener cierta hostilidad hacia mí, pero no me arrepentí de ninguna de mis acciones.

Naarin me miró por un tiempo antes de contestar.

«Para regresar a nuestra ciudad natal».

‘¿Ciudad natal?’

«Sí, en la cima de este mundo se encuentra nuestra ciudad natal, Elfheim. Queremos volver allí a toda costa».

Ya que estaba ubicada en la cima del Mundo, creo que habría una conexión con las Raíces del Mundo que justificaría su interés en este Pozo.

‘Pero soy el dueño de este lugar, es imposible que ustedes tomen posesión’.

Naarin estaba rechinando los dientes con tanta fuerza que pensé que comenzaría a sangrar. Él parecía frustrado por su impotencia.

‘Pero, si tu tribu hace un trato conmigo, podría ayudarte en la búsqueda de su ciudad natal’.

«¿Qué tipo de trato?»

‘Es bastante simple, sírvanme durante los próximos diez años y los ayudaré en su búsqueda’.

En realidad, ya tenía una buena idea de dónde podría estar, pero lo mantuve para mí.

«Señor, ¿con lo que nos alimentaste… fue el néctar de las Raíces del Mundo?»

‘De hecho lo fue, pero deben guardar ese hecho para ustedes. Si los demás lo descubren y se apoderan de este lugar, perderán la oportunidad de volver a casa’.

La zanahoria y el palo, esas eran las herramientas que elegí para domesticar a los rebeldes elfos. Aunque Naarin parecía preocupado, el resultado ya había sido decidido. Cuando hay una discrepancia tan grande en el poder, la parte más débil tiene pocas opciones más que seguir la voluntad del más fuerte. Tal era el camino de ese perro come perro en el mundo.

‘No tengo intención de causarles ningún daño a ustedes ni a su gente. Además, aunque será una relación de amo/sirviente de 10 años, te concederé 3 ocasiones para rechazar mis órdenes’.

Sentí que era una propuesta bastante razonable.

«Señor, necesitaría confirmar con nuestros líderes antes de tomar una decisión».

Asentí y señalé a Leon.

‘Naturalmente, pero la mujer se queda atrás’.

«¿Es ella una rehén?»

‘Bueno, dado que todavía eres mi enemigo, ella tendrá que permanecer aquí como huésped de Alpeon’.

«Acepto Señor».

¡Booong~ Boooong!

Las termitas voladoras que habían estado estacionadas cerca llevaron a Naarin al otro lado del acantilado.

‘Trata a esta mujer como una invitada’.

Las termitas gigantes vinieron y ayudaron a llevar a León de regreso a su nido.

‘Es hora de una larga conversación’.

Intenté visualizar mi siguiente conversación, reflexionando con los brazos cruzados.

«Señor, eres genial. Lograste hacer una relación maestro/sirviente con esos Elfos exigentes. Incluso  tú creaste una situación en la que tuvieran pocas opciones en el asunto».

Nymue ya había salido del agua y se sentó en una roca para charlar.

‘Mientras los Elfos lo deseen, puedo usarlo en contra de ellos. Con el fin de proteger este lugar, debería guiar a las ovejas perdidas, por así decirlo’.

«El viejo Rey simplemente intentó defender el lugar, pero parece que tú estás pensando en avanzar».

‘No es nada especial, si evitas que alguien logre sus deseos, ellos solo volverán más fuertes. Pero, si les das un poco de esperanza, su desafío se desmoronara’.

Regresé al bosque, dejando atrás a Nymue. Allí, me encontré con el Golem Matilda sosteniendo a Roslin con ambas manos, como alguien que sostenía una joya preciosa. A pesar de estar agotados por nuestra lucha y el tratamiento posterior de Bianca, todavía parecía importarle profundamente su camarada.

‘Matilda, ¿podemos hablar?’

«Vamos.A.Hacerlo».

El tono era un poco extraño, pero yo no sentí ninguna hostilidad.

‘No pude evitar ser un poco enérgico en nuestra lucha anterior, por favor, compréndelo’.

«Yo.Entiendo.Usted.Pelear.Roslin.Es.Fuerte.Pronto.Mejorara».

Roslin estaba profundamente dormida, quizás ahora que había salido el sol deberíamos moverla a un lugar más oscuro.

‘Alpeon, ¿podrías llevar a Roslin a una habitación oscura, por favor?’

‘Esperaba sus instrucciones, Señor’

Las termitas gigantes llegaron cerca de Matilda.

«Yo.No.Perdonaré.Si.Usted.Lastima».

‘Tienes mi palabra de que estará a salvo’,

Matilda entregó cuidadosamente a la Roslin durmiente a las termitas que luego desaparecieron en el bosque. Lo más probable es que la lleven de regreso a su nido.

‘¿Por qué la Liga tiene interés en este lugar?’

«Debido.A.Soleste.Pero.Ahora.Entrada.Esta.Bloqueada.Así.Bien».

‘¿Su grupo está formado por personas quienes han reencarnado?’

El golem miró a su alrededor con cautela, tal vez con miedo de los espías.

‘No te preocupes, todos mis subordinados están muy lejos, solo estamos nosotros dos’.

Todos estaban al menos a 20 metros de nuestra ubicación, por lo que si Matilda controlaba su voz, no debería haber ningún problema.

«¿Sí.Rey.Usted.También.Es.Alguien.Quien.Ha.Vivido.Previamente?»

Yo asentí.

‘¿Cuántos tienes en tú liga?’

«Actualmente.solo.somos.cinco».

‘Entonces. ¿Has tenido más en el pasado?’

«Nosotros.Eramos.20.Pero.Ellos.Muertos.O.Retiraron”.

Al menos podría consolarme de que no estaba solo, pero también me produjo una cierta inseguridad.

‘¿Qué tipo de presencia es Soleste?’

«El.Primer.Reencarnado.Sello.Mal.Muchos.Amigos.Fueron.Sacrificados.Con.Fin.Sellarlo.En.Catacumbas».

‘¿Fue la Liga quien lo selló?’

«Cierto.Lo.Maldecimos.Para.Quedarse.Esa.Habitación.Una.Puerta.Creada.Prevenirlo. Prevenir.Forasteros.Y.Dragón.Se.Planto.En.Entrada.De.Catacumbas”.

Pude más o menos entender la situación actual.  Soleste parecía ser el primero en reencarnarse en este mundo, pero su sed de poder fue demasiado fuerte, lo que obligó a los otros reencarnados a unirse y crear la Liga, que lo selló.

‘Bueno, al menos he confirmado que Soleste está sellado correctamente, y con el túnel bloqueado, esa es una cosa menos de la que preocuparnos.

«Soleste.Tiene.Habilidad.Para.Invocar.Los.Otros.Miembros.Simbólicos.Es.Impredecible.Necesitamos.Mantener.Ojo.En.El».

Recuerdo haber visto la habilidad Invocar en su página de Estado. Tal vez también fui invocado hacia esa puerta y él había estado influenciando secretamente mis pensamientos sin que yo lo supiera.

‘Bien, conociendo tus buenas intenciones, yo deseo tener una relación amistosa con la Liga’.

»Eso.Requeriría.La.Aceptación.De.Todos”.

‘Ignoró mi buena voluntad, ¿debería seguir adelante y utilizar métodos más contundentes?’

Un pensamiento peligroso cruzó por mi mente.

«Roslin.Llamó.Ellos.Ya.Venir.Aquí».

Parecía que toda la Liga vendría a mi hogar. Bueno, me di cuenta de que sólo eran 3 personas más, así que no eran muy amenazantes, pero habían logrado sellar un poder como Soleste, por lo que no podían pasarse por alto.

‘En el futuro deberías pedir mi permiso antes de organizar una visita. Sin embargo, podemos considerar esta ocasión como un caso especial, así que lo permitiré’.

«Lo.Siento.Yo.Decidí.Yo.Mismo».

A pesar de sus disculpas, no tuve la sensación de que se lamentara de sus acciones.

‘De acuerdo, tengo algo de que ocuparme, así que hablaremos un poco más tarde’.

Todavía tenía muchas preguntas sin responder, pero mis asuntos con Alpeon eran una prioridad, así que dejé el Golem atrás.

‘La Liga… todavía no está claro si vamos a ser amigos o enemigos’.

Solo otro dolor de cabeza con el que podría tener que lidiar. Yo tenía muchas cosas en mente mientras bajaba a la sala con las Raíces del Mundo para encontrarme con Alpeon.

‘¿Ya es momento de otra aventura?’

Tenía un poco de miedo, pero sobre todo estaba lleno de anticipación mientras miraba las Raíces del Mundo.