L1S – Capítulo 018

0

El fatídico día finalmente había llegado.

‘Señor, los enviados están aquí’.

De pie en el precipicio del acantilado, tres grupos estaban esperando para descender, una luna llena colgaba detrás de ellos en el cielo nocturno.

‘Ven Alpeon, envíale un mensaje a Bianca para que nos encuentre en el lago’.

‘Me ocuparé de eso’.

He estado trabajando duro para mejorar mi fuerza durante estos últimos diez días. Pero, cuando me comparaba con Soleste, seguía siendo la diferencia entre un hombre adulto y un niño.

‘Estos enviados… bueno, al menos el Rey logró defender este lugar de ellos durante tantos años. Solo esa hazaña es digna de respeto’.

«¡Chompy! ¿Vas a darles una lección? ¿Quieres que yo salga y lo haga?»

Yo quise sonreír por el exceso de confianza de Gwyn, pero por supuesto no tenía labios.

‘De ninguna manera Gwyn, Tú… no estás en su nivel’.

De alguna manera aplasté el sueño de Gwyn.

«Johra, aunque se llaman a sí mismos una delegación, sus números son mucho más pequeños de lo que yo pensaba».

Ian parecía tener más confianza en nuestro lado al ver sus pequeños números. Posiblemente cuando aprendió de mí que los 3 grupos enviarían enviados para tratar de capturar nuestra tierra, ella esperaba una demostración más grande de fuerza.

‘Parece que sus bajos números se deben al antiguo pacto entre el anterior rey y sus respectivos poderes’.

Kueeeeeek

Notando a los enviados, Mallepi dejó escapar un lindo rugido.

Cuando ellos ingresaron dentro de los límites de mi territorio, yo fui capaz de observar sus estados. Eran seis en total, al igual que en la historia de Alpeon, había 3 delegaciones con 2 miembros por grupo. Aunque ellos trataron de presentarse como enviados, sus intenciones eran todo menos diplomáticas. Sus nombres estaban todos marcados en oro, demostrando sus estados únicos y sus niveles, estadísticas y habilidades que no eran muy diferentes de las del anterior rey que yo había derrotado.

‘Todos ellos son sólo de rango E’.

Por supuesto, eran fuertes y tenían estatus respetables dentro de sus organizaciones. Pero para mí, quien había escapado por poco de una situación de vida o muerte enfrentando a Soleste, su postura intimidante simplemente me hizo bostezar.

‘¿Sería yo capaz de ganar enfrentando a los seis juntos?’

Yo estaba obsesionado con mejorar mi fuerza, así que estaba imaginando formas de desafiarme a mí mismo.

‘¿Mis posibilidades son cerca de 50/50?’

«Mi Señor, ¿cómo planeas manejarlos?»

Nymue recién acababa de alzarse desde debajo del lago, y me preguntó de manera cordial.

‘El Rey hará lo que tiene que hacer’.

«¿Estás seguro de que puedes mantener la posesión del territorio?»

‘¡Nadie debería tener ningún deseo sobre lo que es mío!’

¡Kuwoong! ¡Ruido sordo! ¡Tak Guwoo!

Fue el sonido de 5 seres aterrizando en un lugar vacío junto a la orilla del lago.

‘Vamos’.

Lleve a mis subordinados para saludar a los enviados.

A medida que me acercaba, me sorprendió su apariencia real porque no eran para nada lo que había imaginado en mi mente, en función de sus páginas de estado.

«¿Eres el nuevo Rey? Qué decepcionante, esperaba una gran batalla».

Era un Asmodiano masivo quien hablaba con una voz profunda y retumbante. Qué medía 2 metros de altura, con piel oscura y cuernos negros y rojos en su cabeza. Su nombre era Talvin y su clan era de raza mixta, mitad humano y dragón. Juzgando por sus estadísticas, parecía ser el más fuerte de los 6.

‘Señor, te devolveré la cabeza a ese tipo ruidoso’.

‘Suficiente, sin mi orden, ustedes no deben involucrarse’.

Cuando Bianca quiso salir a la batalla, Regol, Arin y Hattana se prepararon para unirse a la pelea.

‘Señor, ese enviado fue un poco grosero’, dijo Alpeon

¡Boo! ¡Woong! ¡Boo Woong! ¡Boo Woong!

Alpeon voló en el aire amenazante, con Mir, Tagan y Jenna a su lado.

‘¿Tú también Alpeon? ¿No son ellos mis invitados?’

‘Sí, mi señor, como usted ordene’.

«Rey Bebe, ¿sabes por qué hemos venido?»

Leon, una hermosa guerrera elfa me preguntó, de una manera arrogante y distante.

‘¿Los elfos y los asmodianos desean regresar a su tierra natal, verdad?’

Les respondí telepáticamente. En ese momento, los Asmodianos y Elfos parecieron nerviosos. Tal vez no esperaban que dominara la Telepatía.

‘¿Y ustedes son de la Liga de la Reencarnación?’

Dirigí mi atención hacia un gigantesco golem con una niña pequeña sentada en su hombro.

«Nosotros.sólo.vamos.ver.este.día” dijo cada palabra por separado, su voz tronaba a través del Pozo. El nombre del golem era Matilda.

‘Todos ustedes hoy son bienvenidos como mis invitados’.

Era algo que yo ya había decidido.

«Nosotros no requerimos su hospitalidad, simplemente estamos aquí para competir y seleccionar quién será el que te derribara».

Era una pequeña Asmodiana llamada Pylbiam quien hablaba, tenía una complexión más pálida en comparación con Talvin.

‘Bien, los seis pueden venir a mí juntos. Si alguno de ustedes logra derribarme, con mucho gusto renunciaré a la propiedad de este lugar. Sin embargo, si no tienen éxito, tendrán que aceptar una solicitud mía. Vamos a comenzar, el límite de tiempo sera el próximo amanecer’.

«¿Cómo podríamos estar de acuerdo sin saber de antemano cuál es su solicitud?»

Un cazador elfo, Naarin, parecía agudo y capturo la trampa oculta dentro de mis condiciones.

‘¡Cómo puede ser tan deficiente tu resolución! Con el fin de volver a su ciudad natal perdida hace mucho tiempo, ¿ni siquiera estás dispuesto a aceptar una sola solicitud? Si ese es el caso, ni siquiera tienes el derecho de desafiarme’.

Me las arregle para provocarlo, mientras comenzaba una intensa discusión con su compañera, Leon. Mientras tanto, Talvin se adelantó para hablar después de intercambiar una mirada con su camarada Pylbiam.

«Rey Bebe, ¿puede el requisito estar limitado sólo a nosotros?»

Yo asentí.

«Bueno, me gusta tu confianza, te desafiaré yo solo».

«¡Para, Talvin! ¿Estás tratando de robar el territorio antes que todos nosotros?»

Naarin se apresuró a interceptarlo. Lo más probable es que estaba preocupado de que si Talvin ganaba, se convertiría en el nuevo Rey por defecto.

«Hm… no te preocupes, si voy a ganar, aceptaré a todos los retadores después de ese hecho. Rey Bebe, ¿es aceptable?»

Asentí nuevamente.

«Hmm, un Liche Dorado, ¡seré el primero en verificar cuán grande es el nuevo Rey!»

Talvin corrió hacia mí, balanceando un gran tronco que él manejaba con sólo una mano.

¡Buuwooooong!

Levanté mi brazo con indiferencia para bloquearlo. Mi oponente fue sorprendido por las poderosas vibraciones que resultaron de nuestro choque, lo que indico mi increíble fuerza física.

‘Tú eres de hecho el Rey. Por favor perdone a sus súbditos por no conocer su lugar’.

Alpeon me colmó de elogios y disculpas, indicando su respeto.

En los últimos días yo había estado entrenando constantemente para mejorar mi poder. Continué mi Investigar Magia mientras permanecía sumergido bajo mi estanque de néctar, eligiendo centrarme en el Descenso de Resistencia y Resistencia Física. Posiblemente, debido al entorno natural de la presión del agua trabajando en contra de mi cuerpo, mi Investigar Magia logró fusionar las dos en Inmunidad Física. En ese momento, mi cuerpo se cubrió con el color del néctar de las Raíces del Mundo, dándole a mis huesos un rico tono dorado.

No era una evolución, sino una mejora significativa ya que mis dos habilidades se fusionaron en una. Además, a pesar de su nombre, mi [Inmunidad Física Lv2] no me proporcionaba una inmunidad perfecta. En cambio, me permitía ignorar el daño físico dentro de un cierto umbral.

Con la estadística de ataque de Talvin sólo a 350, estaba completamente seguro de mi capacidad al bloquearla. Por supuesto, si mi oponente hubiera sido Soleste, nunca hubiera exhibido semejante audacia.

A pesar de los varios cientos de kilogramos de poder detrás de su balanceo, incluyendo su poder, impulso y el peso del tronco. Yo fui capaz de bloquearlo con solo un dedo. Mi habilidad de Inmunidad Física creó una situación que desafiaba toda lógica, mientras mi único dedo estaba profundamente incrustado en el tronco de madera.

«Oh…»

Talvin gritó sorprendido, echó hacia atrás el tronco para descansarlo sobre su hombro, antes de retirarse apresuradamente.

‘No necesito ningún truco para enfrentarlos a todos, así que dejen de perder el tiempo y vengan a mí juntos. Mi paciencia se está agotando, y no tengo todo el día’.

Talvin intercambió una mirada con su compañero Pylbiam, antes de tomar una postura ofensiva, ambos listos para saltar sobre mí en cualquier momento. Yo los enfrente con calma, extendiendo mi brazo con la palma de la mano hacia el cielo, lentamente curvando mis dedos. Me sentía como Neo de Matriz, adoptando una postura confiada. Yo no sabía si reconocerían la provocación en ese mundo, pero pensé que ellos podrían ser capaces de leer el estado de ánimo.

«Bien, esas son tus palabras ¡así que no te arrepientas más tarde!»

Ellos se estaban preparando para atacar. Del mismo modo, Leon y Naarin comenzaron a usar hechizos de refuerzo y hechizar sus flechas.

Miré hacia el golem que llevaba a la niña.

¿Por qué no se unen también? Es una molestia cuidar de ustedes individualmente.

¡Grrrr!

La chica que aún tenía que decir alguna palabra me mostró sus colmillos. Quizás finalmente yo me había metido bajo su piel. Su nombre era Roslin y ella era una vampiro.

¡Kuwoong! ¡Kuwoong! ¡Kuwong!

«Rey.Bebe.tú.has.hecho.a.mí.Roslin.enojar.Yo.te.matare».

El golem enojado estaba pisoteando fuerte hacia mí.

‘¿Qué es esta espera? No estoy escapando ni nada, solo ven’.

Yo continué con mis interminables provocaciones.

¡Kuwoong! ¡Kuwoong! ¡Kuwong!

Los 4 enviados restantes siguieron de cerca por detrás del golem gigante, ahora estábamos a unos 5 metros unos de otros.

«Ya.es.tarde.para.arrepentirse».

El golem levantó su puño, listo para atacar, pero yo había estado preparando mi hechizo mágico. Señalé bajo el pie del golem y lo lance.

«¡Volcano!»

¡Kwaddddddddddd, Kwadddddddd, Kwawang!

El suelo explotó violentamente y el rojo y ardiente magma salió a borbotones. A aproximadamente 1000 y 1400 grados Celsius, el magma era la sustancia más caliente en la Tierra. Sin duda, derretiría cualquier cosa con la que entrara en contacto, incluido un golem.

Volcano era el hechizo de nivel más alto que obtuve investigando Infierno.

¡Kuwoong!

La explosión de volcano había derribado al golem Matilda hacia atrás, haciendo que perdiera el equilibrio y cayera de espaldas.

«¡Kyak! ¡Morir tú, insignificante esqueleto!»

La niña vampiro Roslin corrió a lo largo del cuerpo del golem, apresurándose hacia mí empuñando sus uñas afiladas que se extendían más y más.

‘Guau, estas parecen como garras de león’.

Era una habilidad que yo anteriormente había notado en su página de Estado, pero al verla de primera mano comencé a pensar que podría no ser tan simple.

«¡Flecha Mágica!»

Al mismo tiempo, Naarin soltó una flecha desde atrás mientras Pylbian arrojaba su jabalina después de haberme apuntado.

«¡Muro de Fuego! ¡Infierno!»

Un gran muro de fuego se alzó ante mí, y Roslin, quien había saltado en el aire desde la orilla del pie del golem, fue derribada en mi Muro de Fuego a través del efecto de vacío de Infierno. Del mismo modo, la flecha y la jabalina voladoras fueron arrojadas con el vacío, causando que fallaran.

¡Ahhhhhhhh!

«¡No.Roslin!»

El golem Matilda intentó extender la mano para sacarla, pero lamentablemente no era muy ágil y no pudo levantarse rápidamente.

¡Ruido sordo! ¡Ruido sordo! ¡Ruido sordo!

¡Takat!

Leona y Tavlin atravesaron el Muro de Fuego en un heroico intento de atraparme por sorpresa.

‘Ustedes están empuñando armas encantadas’.

Ellos parecían tener una rica experiencia en la lucha, y habiendo visto lo inefectivo de los ataques físicos, rápidamente sacaron sus armas encantadas.

«Prensa Maligna»

«¡Cuchilla Sónica!»

Se apresuraron, gritando sus habilidades en voz alta, lo que en realidad no importaba ya que estaba familiarizado con sus páginas de estado. Aun así, la Cuchilla Sónica de Leon causó poderosas ondas de choque que alejaron mi Muro de Fuego, ayudando a Roslin a salir mientras intentaba apagar las llamas en su cuerpo.

«¡Gravedad Arriba!»

Mientras los dos Asmodianos se acercaban, mi hechizo de Gravedad los hizo estrellarse en contra del suelo.

¡Whoooa!

Estos cayeron torpemente el uno sobre el otro, incapaces de hacer frente al aumento repentino de peso.

‘¡Despierten, la noche todavía es joven y mi diversión acaba de comenzar!’

Una vez más, provoqué a los enviados que tenían tanta arrogancia cuando llegaron, pero ahora tenían el rostro rojo de vergüenza.

“¡Haremos que te arrepientas de esto!”

Yo los observé con calma mientras ellos organizaban su formación, sin sentirme amenazado en absoluto.

“Tendremos que renunciar a nuestro honor y orgullo, y centrarnos únicamente en derrotar al Rey».

Leon le decía a Talvin mientras se limpiaba el polvo de su rostro.

“Simplemente intentaré hacer lo mejor posible en mi lucha contra el Rey».

Talvin finalmente aceptó la situación actual, este Rey no era un oponente que pudiera darse el lujo de subestimar.

“Rey.eres.muy.rudo.te.haré.ponerte.de.rodillas”.

Roslin y Matilda se veían más serias.

Mientras tanto, Naarin estaba de pie en la parte posterior, listo para liberar su flecha si yo mostraba la más mínima apertura.

‘Hmm… ¿Cuál es la forma más rápida de lidiar con estos payasos?’

Semejantes pensamientos tan arrogantes atravesaban mi mente.