HTD Capítulo 78

0

Capítulo 78: Xu Ling Zi se vuelve loco

Esta vez, Qi Huan no recibió un trato justo. La gente no le hablaba en absoluto de derechos humanos. El hombre de mediana edad la arrojó a la Cueva Wanling al pie del Monte Shu, e incluso usó algún tipo de hechizo para sellar todo el qi ling en su cuerpo.

Qi Huan se sentó solo en el suelo vacío, mirando al espíritu resentido de aspecto normal frente a ella. Cuando la arrojaron por primera vez, todo lo que podía ver eran varias formas de horribles espíritus resentidos. Pasó todo el día gritando. Más tarde, cuando su voz se volvió ronca, no pudo gritar más, luego se rindió. A través de los únicos pequeños agujeros en la parte superior de su cabeza a través de los cuales podía penetrar la luz, supo que había estado en esta cueva durante al menos siete días.

Ahora esos espíritus resentidos ya no querían tragarse su alma y tomar posesión de su cuerpo, pero ella todavía se sentía aterrorizada por ellos.

Aunque el ling qi de Qi Huan estaba sellado, ese hombre no sabía que en realidad tenía un espíritu nocturno raro en su cuerpo, por lo que incluso si no tuviera energía ling qi para apoyarla, aún podría absorber automáticamente más ling qi cada noche, pero desafortunadamente, esos ling qi no eran lo suficientemente fuertes como para abrir el sello en su cuerpo, pero al menos podían asustar un poco al grupo de espíritus resentidos frente a ella.

En cuanto a sus dos mascotas, cuando el hombre de mediana edad atacó a Qi Huan, ella tiró del Pequeño Yin de su muñeca en busca de ayuda, pero esa serpiente en realidad fingió estar muerta. En cuanto al pequeño zorro, simplemente se escondió dentro de su anillo de almacenamiento y se negó a salir.

Todos los días, lo único que hacía que Qi Huan esperara con ansias era Jin Xiu. Ella no sabía cómo la encontró, pero todas las noches, él se acostaba en el pequeño agujero del puño y charlaba con ella. Muchas veces ella no quería hablar, por lo que era solo él quien seguía hablando y hablando, lo que inexplicablemente disipó el miedo en su corazón.

Qi Huan estaba sentada cerca del suelo, con innumerables estrellas azul claro reunidas alrededor de su cuerpo, especialmente a la medianoche, la luz se volvió cada vez más deslumbrante. Los espíritus resentidos que vivían en el fondo del Monte Shu durante todo el año parecían odiar los objetos brillantes porque todos se mantendrían lejos de ella. Jin Xiu también pareció recuperarse esta vez.

Qi Huan levantó la cabeza y miró el pequeño agujero en la parte superior. Aún podía ver el cielo oscuro afuera. Esta noche solo había una luna muy, muy brillante. No hubo estrellas.

“Qi Huan, ¿estás dormida?” Una voz subrepticia sonó como un ladrón sobre la cabeza de Qi Huan media hora después.

Qi Huan puso los ojos en blanco. Jin Xiu debe ser una buena persona que nunca antes había hecho nada malo. Ni siquiera estaba aquí para robar nada y, sin embargo, actuó de manera tan sigilosa.

“No, no he dormido todavía, ¿qué está pasando afuera recientemente?” Qi Huan tampoco estaba segura de qué estaba tratando de hacer ese hombre de mediana edad encerrándola aquí. Habían pasado tantos días, debería estar haciendo algunos movimientos, ¿verdad?

“No, he preguntado. Ese hombre era el líder del Monte Shu que había ascendido hace tres mil años. Su nombre es Dan Jie. Se dice que su técnica de alquimia es muy poderosa. Una vez refinó una píldora de supervivencia a la tribulación. Cómela y podrás sobrevivir a través de tianjie.” Jin Xiu siguió hablando de eso.

Antes de conocer a Jin Xiu, Qi Huan pensó que era un joven apuesto, pero después de conocerlo, descubrió que era muy extravagante cuando no hablaba, pero cuando lo hacía, era como bailar con demonios. Solo usa tu boca para hablar cuando hablas, ¿por qué tienes que usar las manos y los pies para hacer gestos? Cuida tu reputación, tu reputación, ¡Dios mío! En estos días, es cierto que nadie es perfecto.

“Hmph, si es tan talentoso, ¿por qué me encerró y me pidió la Píldora de la Resurrección? Ni siquiera sé cómo es esa cosa. De todos modos, ustedes dos no se comieron las pildoras, ¿verdad? “ Qi Huan susurró, mirando el “brazalete” que dormía alrededor de su muñeca.

Por supuesto, se dio cuenta de que había una cuenta de oro adicional en su “pulsera”, pero esa cosa no se parecía en nada a la píldora, se parecía más a una pepita de oro. Aunque quería probarlo para ver si esa cuenta era de oro puro o no, realmente no tuvo el coraje de abrir la boca al pequeño Yin, de lo contrario tendría pesadillas por la noche.

“Qi Huan, ¿qué dijiste?” Preguntó Jin Xiu ya que no podía escuchar lo que ella dijo.

“Dije, ¿cuándo está celebrando su cumpleaños ese viejo Anciano Supremo del Monte Shu?” Después de su cumpleaños, Jin Xiu también debería irse. Aunque nunca pensó en pedirle a Jin Xiu que la ayudara, él era su único compañero ahora, si se iba, ¡solo tendría estos espíritus resentidos con quienes hablar en el futuro!

“¡Se acabó, fue ayer!”

“… ¿Había mucha gente?” Bueno, al menos ese es el caso en las novelas … Los cultivadores demoniacos siempre encontrarían la oportunidad de invadir a los cultivadores nobles en cualquier evento de subvención. ¡¿Cómo es que nadie atacó el Monte Shu esta vez?! Qi Huan pensó lamentablemente.

“Sí, ayer vi a muchos nobles mayores que cruzaron el escenario dejie y a varios mayores en dacheng. Fue una revelación.” El suspiro de Jin Xiu sonó desde arriba.

“De todos modos, todos son seres humanos. No es como si tuvieran tres ojos y dos narices. ¿Cuál es la emoción? ¿Eh? ¿Dijiste que había cultivadores en la etapa de dacheng? ¿Viste a Xu Kong Zi?” Los latidos del corazón de Qi Huan se aceleraron de repente. No estaba segura de si su maestro vendría o no, pero si venía, tal vez todavía tenía alguna esperanza de salir de aquí. Pero la posibilidad era poco probable. Su maestro era un conocido hogareño. Lo más probable es que estuviera practicando la cultivación de forma aislada.

“No, pero vi al mayor Xu Ling Zi.”

“¡Tío mayor! Jin Xiu, Jin Xiu, ¿puedes traerlo aquí? “

“Sí, pero incluso si tu tío mayor viene aquí, parece que no hay forma de que él te saque. Escuché que hay 99 sellos en las Cuevas Wanling en el Monte Shu, todos los cuales fueron dejados por los maestros del Monte Shu en el pasado, así que a menos que todos los Jefes de cada generación del Monte Shu vinieran a abrir los sellos, nadie sería capaz de desbloquearlos.” La voz de Jin Xiu era un poco triste. En estos días, también trató de desbloquear los sellos, pero desafortunadamente no fue lo suficientemente fuerte como para abrir ni siquiera un sello.

“Hmm, si ese es el caso, no importa. No estoy lista para salir, trae a mi tío mayor aquí. Le explicaré la situación, entonces todo debería estar bien.” La voz de Qi Huan también sonaba un poco perdida. Parecía que estaba realmente en la tabla de cortar esta vez. La carne estaba servida y ahora depende de cómo la iba a tratar ese hombre de mediana edad.

“Bien. Espérame. Volveré pronto.”

Después de escuchar las palabras de Qi Huan, la voz de Jin Xiu desapareció. Después de mucho tiempo, Qi Huan no volvió a verlo, ni vio a Xu Ling Zi.

Unos días después, justo cuando Qi Huan pensó que Jin Xiu fue asesinado por alguien, finalmente apareció con Xu Ling Zi. Según Xu Ling Zi, ya había regresado a la montaña Qing Yun después del cumpleaños del Anciano Supremo del Monte Shu. Jin Xiu nunca le mencionó esto a Qi Huan.

Cuando Qi Huan le pidió que encontrara a Xu Ling Zi, ¡este tipo en realidad fue hasta la montaña Qing Yun! No es de extrañar que no haya aparecido estos días. Ella estaba realmente sin palabras, sin saber qué decirle.

Cuando llegó Xu Ling Zi, casi explotó cuando vio a su preciosa sobrina menor encerrada en la Cueva Wanling. Afortunadamente, Qi Huan siguió persuadiendo y Jin Xiu también fue lo suficientemente inteligente como para contener a Xu Ling Zi, de lo contrario, estaba segura de que correría hacia ese hombre de mediana edad y lo golpearía. Si pudiera ganar, entonces no habría ningún problema, pero la cuestión era que el nivel de cultivo de Xu Ling Zi estaba solo en la última etapa de dujie. ¿Cómo podría competir con el hombre de mediana edad que estaba en su danjie? Qi Huan no quería dejar que su tío mayor arriesgara su vida por ella.

Después de explicarle toda la situación a Xu Ling Zi, por supuesto, omitiendo la razón por la que se escapó de la Secta del Diablo. Efectivamente, después de escuchar que su sobrina menor estaba involucrada con los cultivadores demoniacos, Xu Ling Zi no reaccionó mucho en absoluto, pero cuando mencionó la Píldora de la Resurrección, Xu Ling Zi se sorprendió.

Qi Huan aprendió a través de la explicación de Xu Ling Zi que al principio, lo que dijo Mo Ye era cierto y estaba bien. Pero lo principal fue que no le dijo a Qi Huan el propósito principal de la Píldora de la Resurrección. No se debe culpar a ese hombre de mediana edad por querer la píldora porque todo el mundo la querría.

Como su nombre lo indica, la píldora de la resurrección puede devolver la vida a los muertos. Puede usarse como una píldora dorada (jindan) para seres humanos normales. Puede salvar a la gente desde el gran Luo Jinxian hasta la mera gente común. Siempre que el alma esté dividida por no más de tres días, la píldora también puede recuperar el alma perdida. Algo que desafía el cielo, no es de extrañar que el Trueno Divino de Séptimo Rango, con el que ni siquiera la deidad podría competir, apareció cuando se refinó la píldora.

No es que Dan Jie no supiera que había un método para refinar la píldora en el mundo mortal, pero la Sala de la Píldora de la Secta Espada Celestial estaba rota. Lo había intentado antes, pero el horno de píldoras explotó y casi lo mata. Luego, escuchó que alguien en la Secta del Diablo Celestial era dueño de la otra mitad de la Sala de la Píldora. Ahora Qi Huan sabía que esa persona era Mo Ye.

Ahora Dan Jie insistió en que Qi Huan tenía la píldora y se negó a dejarla ir. ¿Quién se atrevería a ir en contra de su orden? Había sido una deidad durante más de tres mil años, incluso si la Secta Qing Yun era poderosa, no podían permitirse ofender a una deidad. Qi Huan solo quería que Xu Ling Zi supiera sobre la situación. No quería que la gente no pudiera encontrar su cuerpo después de su muerte.

Pero nunca esperó que Xu Ling Zi, quien había prometido no ser impulsivo al principio, se dirigiera directamente hacia el Salón del Monte Shu después de dejar la Cueva Wanling. Sin una palabra, atacó a varios ancianos y capturó al Jefe. Se paró frente a la entrada y exigió que si no liberaban a Qi Huan, dejaría que el Monte Shu no tuviera un solo día de paz.

Aunque todavía había dos o tres personas en el Monte Shu que eran más fuertes que Xu Ling Zi, Xu Ling Zi había capturado a su líder y estaba en su puerta, exigiendo despiadadamente, por lo que en unas pocas horas, básicamente todas las sectas escucharon la noticia. Mucha gente no tuvo agallas para ver la emoción, pero eso no significó que todos no tuvieran agallas. Por ejemplo, algunas medias deidades que habían sobrevivido a tianjie pero que aún no habían ascendido al cielo estaban muy emocionados de ver el escándalo del Monte Shu.

Incluso si a Dan Jie no le importaba la vida y la muerte del líder, seguía siendo miembro del Monte Shu después de todo, por lo que no podía demostrar que no le importaba. Todavía tenía que estar a la altura de su reputación en el Monte Shu.

Además, con tanta gente alrededor, le era imposible no presentarse. Ya había cometido un gran tabú cuando bajó al mundo de los mortales en privado. Si quería matar a un monje mortal, incluso si nadie bajaba a arrestarlo, el tianjie no lo dejaría ir. (Supongo q se refiere a un castigo divino)

Entonces, el Anciano Supremo del Monte Shu tuvo que ser responsable de todos los problemas al final. Por un lado, su discípulo fue mantenido cautivo como un perro por Xu Ling Zi, mientras que por el otro lado, Dan Jie dijo que no dejaría ir a Qi Huan, por lo que los dos lados se encontraron cara a cara y nadie quería ceder.