HTD Capítulo 44

0

Capítulo 44: No seas demasiado codicioso

“¡¿Nueve… zorro celestial de nueve colas?!” Qi Huan estaba un poco estupefacto. Tan lenta como era, también sabía lo que representaban las nueve colas. Qing Se, el más respetado de la Secta de los Monstruos, solo nació con siete colas. ¡Qi Huan realmente había conseguido mucho! Ahora, simplemente no estaba segura de si su maestro la devolvería a la Montaña Monstruosa de los Nueve Pisos en un ataque de ira.

De todos modos, no podía regresar a la montaña Qing Yun por el momento. No quería arriesgar a los demás si los ancianos de la sala de sacrificios la seguían hasta su secta, por lo que era más seguro seguir a estos tres cultivadores demoniacos por ahora.

Qi Huan no sabía cuánto tiempo habían estado volando, de todos modos, finalmente sintió que su corazón se calmaba lentamente después de que ya no podía ver a los tres viejos.

“Uf ~ ¡Eso fue demasiado peligroso!”

“Je, eso es solo el comienzo.” El hombre enmascarado rodeó a Qi Huan con el brazo y susurró. Los tres que volaban uno al lado del otro de repente se abalanzaron hacia el suelo. El movimiento repentino hizo inestable a Qi Huan, e inmediatamente envolvió sus piernas alrededor de la cintura del hombre enmascarado. Ella juró que definitivamente no estaba tratando de seducirlo, era solo un reflejo ante el peligro.

Los movimientos de Qi Huan hicieron que el hombre enmascarado se sorprendiera por un momento, y luego sus ojos la miraron de manera extraña. “¡Por qué, de repente estamos cayendo!” Para disipar la vergonzosa situación entre ellos, Qi Huan simplemente volvió la cabeza lejos de él y se quejó. Sin embargo, ella todavía se aferró al hombre enmascarado, sin mostrar medios para dejarlo ir.

“Nos están alcanzando.” Una luz dorada brilló en el cielo, pero la luz dorada en realidad se mezcló con el color rojo sangre. Los tres ancianos de alguna manera usaron algún tipo de artefactos mágicos que tenían una velocidad anormalmente rápida, y en solo un abrir y cerrar de ojos, la distancia entre ellos y Qi Huan se había reducido a más de la mitad.

“Chi Yi, Yan Gui, ustedes dos van primero, nos vemos en la ciudad de Qian Li tres días después.”

“Entendido.” Los dos dijeron al unísono, y luego escaparon por separado.

Qi Huan miró las espaldas de los dos estupefacta. Al encontrarse con un peligro, ¿no deberían los hermanos menores subir y bloquear el peligro, mientras que el líder escapa para salvar su vida? ¿Por qué se había revertido por completo? Ella pensó que era más seguro quedarse con el hombre enmascarado, si hubiera sabido que el jefe sería el que bloquearía el peligro, se habría aferrado a Chi Yi en su lugar.

“¡Oye, todavía no he vivido lo suficiente!” Uno no tiene ninguna posibilidad de ganar contra tres, ¿de acuerdo? ¡Incluso si quieres morir, no tienes que involucrarme!

“Relájate. No planeo morir todavía.” El hombre enmascarado tomó Qi Huan y voló arriba y abajo, como una montaña rusa, haciendo que Qi Huan viera estrellas. Afortunadamente, todavía no había comido, de lo contrario, ¡toda esa comida se desperdiciaría!

Los tres ancianos los persiguieron a los dos durante unas dos millas, y finalmente los alcanzaron. Los ojos de Qi Huan estaban borrosos y todo su cuerpo estaba pegado al hombre a su lado. Ella ya no podía ser molestada. Ahora solo tenía una cosa en mente, y era que se caería si se soltaba. Sin embargo, el pequeño zorro parecía estar realmente disfrutando de volar por el aire, incluso saltó del pecho de Qi Huan y se puso de cabeza.

Realmente había hecho honor a su nombre de ser el zorro celestial de nueve colas. Su sentido del equilibrio era tan bueno que Qi Huan realmente se sintió celosa.

“¡Entrega nuestro zorro celestial de nueve colas y te perdonaremos la vida!” Los tres ancianos de la sala de sacrificios se pararon en su rayo de luz uno al lado del otro, formando una espada gigante dorada. La espada no tenía una forma definida. Qi Huan solo pudo decir por el contorno de la luz dorada que era una espada voladora, y también por cómo emanaba ondas de lingqi. Esto hizo que Q iHuan se sintiera aún más asustado.

“Moriré antes si lo entrego.” Ella no era una tonta, por lo que no haría una cosa tan estúpida. No importa el zorro celestial de nueve colas, incluso si robara una piedra del salón de sacrificios, esos ancianos tampoco la dejarían ir fácilmente, y mucho menos secuestrar la esperanza futura de la Secta de los Monstruos. Estos tres viejos no podrían aliviar su odio si no la mataran.

“¡Realmente no sabes cómo apreciar tu oportunidad!” Los tres ancianos miraron a Qi Huan, finalmente perdiendo la paciencia. El tercer anciano levantó la mano y una enorme espada dorada cortó hacia Qi Huan y el hombre enmascarado.

En este momento, Qi Huan sintió que el mundo parecía oprimirse a sí misma, no podía moverse en absoluto, solo podía ver la espada acercándose más y más a ella. Cerró los ojos y de repente pensó, ¿la espada de Mo Ye también era tan aterradora en ese entonces?

Sin embargo, después de un tiempo, la escena en la que pensó que su cabeza y su cuerpo se separarían no sucedió. Abrió un ojo y vio que una mano frente a ella, inesperadamente sostenía la espada informe.

“¿Nadie les dijo que no deberían simplemente tomar cosas de la Secta del Diablo Celestial?” La voz profunda tenía un toque de ironía. Los cuatro ancianos de la sala de sacrificios realmente habían escuchado que la Secta del Diablo Celestial tenía algún tipo de artefactos legendarios del diablo celestial. Estos artefactos se transmitieron durante generaciones y eran muy poderosas, por lo que se habían colado en la Secta del Diablo Celestial y las robaron. Hace unos días, cuando Xu Kong Zi recibió la noticia de que los ancianos estaban fuera, en realidad estaban estudiando esta espada.

Desafortunadamente, después de estudiar durante mucho tiempo, apenas lograron controlar esta espada gigante dorada sin forma. El horror de su poder era indescriptible, pero quién sabía que esta persona podría sujetarlo con una sola mano.

“¡Inténtalo de nuevo!” El tercer anciano se negó a creer que su golpe completo fuera tan fácilmente bloqueado, por lo que quiso desenvainar otra espada y atacar de nuevo, pero la espada no se abominó en absoluto incluso después de varios intentos.

“¿Quieres usar mi arma para lidiar conmigo? Oye, la gente de la Secta de los Monstruos se está volviendo cada vez más tonta, ¿eh?”

El tercer anciano quedó atónito. La espada que originalmente había tenido en su mano desapareció de repente. Para cuando levantó la cabeza, una luz dorada mezclada con un aura diabólica fuerte y aterradora ya estaba cargando hacia él, presionándolo.

“¡Tercer hermano, corre!” Gritó el segundo anciano, tirando del cuarto anciano y retirándose. Sin embargo, era demasiado tarde, el tercer anciano no pudo evitarlo y su cabeza fue cortada por la mitad.

Qi Huan se cubrió la boca con horror cuando el tercer anciano se retorció y se convirtió en un lobo gigante negro con solo la mitad de su cabeza.

“¡Tercer hermano! ¡Te vengaré!” El cuarto anciano, de pie a lo lejos, vio que su hermano, que había estado con él durante mil años, había sido asesinado. Se liberó del segundo anciano y quiso regresar corriendo, pero el enmascarado no mostró piedad. Con un tic en su mano, otra espada apareció de repente.

Afortunadamente, los movimientos del segundo anciano fueron bastante rápidos, usó un brazo a cambio de la vida del cuarto anciano. Pero fue una lástima. Qi Huan miró al cuarto anciano medio muerto y supo que su Monstruo ying había sido destruido, por lo que incluso si sobrevivía por casualidad, nunca podría recuperar su fuerza que ya estaba en la etapa de dujie.

Qi Huan escuchó de Xu Kong Zi que el hombre junto a ella ahora estaba como mucho en su etapa de huashen. No esperaba que pudiera atacar a los tres ancianos en su etapa de dujie solo con unas extrañas espadas voladoras en su mano. No solo había herido gravemente a dos ancianos, sino que también había matado a uno de los ancianos. No es de extrañar que las personas en el mundo de la cultivación siempre estuvieran ideando formas de robar artefactos  mágicas. Qi Huan finalmente supo el valor de estas herramientas.

A decir verdad, las consecuencias de estos ancianos solo pueden atribuirse a su codicia. Si no hubieran codiciado las cosas de la Secta del Diablo Celestial, ¿cómo podrían haber caído en este resultado?

Por lo tanto, ¡uno no debe ser demasiado codicioso! Qi Huan no pudo evitar mirar la espada voladora dorada que sostenía el hombre enmascarado y babeó un poco por su poder.

TLN: Los niveles de cultivo, desde los más débiles, son: zhuji, ningqi, jiedan, yuanying, huashen, dujie, dacheng (Agradecido a los gringos por facilitarme los cultivos, ya saben, anotenlo y que no se les olvide)