GMR S2 Capítulo 325

0

Los magos de 7 estrellas rara vez usaban hechizos de 7 estrellas.

Esto puede sonar extraño, pero era la verdad.

La magia era dura. A los que no tenían talento ni siquiera se les permitía entrar por sus puertas.

En verdad, cualquiera podría ser llamado un talento solo por poder sentir débilmente el maná.

Sin embargo, a medida que aumentaron los niveles, los requisitos de talento también aumentaron.

De esta manera, solo los talentos más destacados pudieron ingresar a los niveles superiores, como el jade que se separa después de mezclarlo con piedras ordinarias.

El mundo llamó a estos talentos genios.

Sin embargo, existía un lugar.

Un lugar donde incluso estos genios, que avanzaron sin pausa mientras disfrutaban de la admiración, la envidia y los elogios de los demás, se detuvieron.

Un lugar donde parecían estar frente a una pared infranqueable y finalmente sintieron desesperación por primera vez.

Este “lugar” era el cuello de botella que uno encontraría al intentar pasar a 7 estrellas.

Innumerables genios quedaron frustrados por este muro. Algunos de ellos incluso fueron incapaces de superar la sensación de vergüenza que sentían por su progreso pausado y se volvieron locos o perdieron la cabeza.

En otras palabras, los Archimagos, las personas que lograron cruzar este muro aparentemente infranqueable, eran genios entre los genios.

Fue solo después de que Yuriah alcanzó las 7 estrellas que finalmente “comprendió” cuánto poder, alcance y consecuencias tenía cada hechizo de 7 estrellas.

Y esa era exactamente la razón por la que rara vez lo usaba. Cuanto más afilada era una hoja, más cuidadoso había que ser al determinar si sacarla o no.

De hecho, ya había pensado en usar un hechizo de 7 estrellas tres veces antes.

Por supuesto, esta vez fue una excepción. Porque ella realmente no tenía otra opción.

“…”

Yuriah sabía qué tipo de hechizo era Ventisca. (Blizzard :v)

Fue una feroz tormenta de nieve que incluso congeló el aire en el área que cubría.

Un hechizo de alcance extremo.

Así eran la mayoría de los hechizos de 7 estrellas. En algunos casos, las huellas dejadas por estos hechizos durarían varios años antes de desaparecer. Esto significaba que podían destruir por completo el medio ambiente y el ecosistema de toda un área después de ser utilizados.

De acuerdo con las expectativas de Yuriah, Ventisca que podría lanzar tendría un alcance que sería al menos lo suficientemente grande como para cubrir todo el bosque a su vista.

Pero no fue así.

Una vez más, el hechizo de Yuriah había sido cambiado.

‘Imposible…’

Yuriah miró los cristales de hielo que se estaban uniendo en su palma. La mera vista parecía llenarla de éxtasis. Llenó su corazón de emoción como si estuviera mirando una obra maestra artística. La catarsis que sintió en ese momento fue algo que nunca antes había experimentado en toda su vida.

Esto no fue magia.

Esto fue arte. Ella lo creía de todo corazón.

Sentía que si relajaba su mente aunque fuera por un momento, se quedaría aturdida. Tomando prestadas las palabras de Hoffman, se convertiría en una “tonta”.

¿Tormenta de nieve? No. Ya no podría llamarse así.

Llamar a esto Ventisca era lo mismo que llamar silla a un árbol sin procesar.

…Procesado.

Así es. Lucas estaba procesando el hechizo de Yuriah. No podía pensar en una mejor expresión que esa.

El principio en sí mismo no era muy difícil.

Solo estaba maximizando el poder de un hechizo de amplio alcance comprimiéndolo. Sin embargo, ¿qué pasa con los cálculos que se requieren para hacer tal cosa? ¿Era realmente posible calcular una fórmula tan grande que solo pensar en ella haría que le doliera el cerebro en tan poco tiempo? ¿Realmente creó una fórmula completamente nueva que fuera diferente de la Ventisca normal? ¿Y realmente calculó esta complicada ecuación que había creado en el acto?

Todo parecía imposible.

“Todo lo que tienes que hacer es calcular el curso del hechizo. ¿Puedes hacerlo, verdad?”

La voz de Lucas la despertó de sus pensamientos.

Así es. Por supuesto, ella podría hacer eso.

“Prepárense.”

Este no era el momento para pensamientos complicados.

Sin embargo, había algo que Yuriah tenía que decir.

“… Realmente quiero saber quién eres.”

Ella respiró hondo antes de continuar.

“Cuando todo esto termine, ¿puedes enseñarme cómo hacer eso?”

“…”

En lugar de responder, Lucas simplemente asintió levemente con la cabeza.

* * *

[Muévete del camino.]

Tan pronto como escucharon la voz de Yuriah a través de la telepatía, Hoffman y Raven se retiraron de inmediato como habían acordado previamente.

Rápidamente se retiraron detrás de Sera, la mujer con el escudo.

“¡Te atreves!”

Por supuesto, Nix no dejaría que eso sucediera.

Con las alas extendidas, los miró con ojos llenos de odio.

¡Whooosh!

Pero en ese momento, estalló una tormenta blanca.

Hizo surcos en el suelo, destrozó árboles e incluso congeló el aire mientras se precipitaba hacia Nix.

“¡…!”

El viento frío hizo que sus alas se encogieran por un momento.

Esta fue una reacción natural para un Fénix, que era un ser de fuego, pero en esta situación, se convirtió en un error decisivo.

¡Crepitar!

Los dedos de sus pies comenzaron a congelarse.

Nix intentó batir sus alas de nuevo, pero la escarcha ya había comenzado a extenderse en sus puntas. No podía moverlos a su antojo.

“¡Chillido!”

Las yemas de sus dedos estaban frías.

“¡Odio…!”

…Odiaba el frío.

Esto no fue solo porque ella era un Fénix.

El frío le recordaba cuando estaba sola. La soledad, que parecía grabada en su alma como una maldición, la obligaba siempre a reflexionar sobre su destino.

Por eso Nix odiaba el frío.

“¡Haah…!”

Ella escupió fuego.

Necesitaba calentarse. Retorciendo su cuerpo desesperadamente, trató de escapar del frío invasor.

Pero cuanto más luchaba, más se extendía la escarcha. Era como si estuviera en un pantano, cuanto más luchaba, más se hundía.

Al ver esta escena, Eric no pudo evitar murmurar sin comprender.

“… La magia de Yuriah… ¿siempre fue tan poderosa?”

No era extraño que tuviera dudas.

Después de todo, habían pasado más de 5 años desde que él y Yuriah se habían convertido en compañeros de equipo. Así que tenía una buena idea de qué nivel había alcanzado. Raven y Sera estaban igualmente sorprendidos.

Una persona, Hoffman, murmuró sin mucha sorpresa.

“Fue ese hombre.”

“¿Ese hombre?”

Cuando Raven inclinó ligeramente la cabeza, Hoffman respondió.

“Estoy hablando de Lucas. Yuriah, ¿supongo que te ayudó de nuevo?

Yuriah asintió en silencio.

Eric, quien comenzó a mirar a su alrededor después de escuchar eso, habló.

“Por cierto, ¿dónde está?”

“¿Eh?”

“Lucas. Él no está aquí.”

Ante esto, la expresión de Hoffman se puso rígida y también comenzó a mirar a su alrededor.

Pero Lukas no estaba a la vista.

“¡…!”

De repente.

Sera dejó escapar una exclamación silenciosa y señaló hacia Nix.

Lucas estaba allí.

“¡¿Qué demonios?!”

“¡Lo- loco!”

No era extraño que dejaran escapar gritos de sorpresa.

Esto se debió a que Lucas estaba caminando hacia Nix de manera indefensa.

* * *

Tap, Tap-

Mientras caminaba por el suelo helado, la mente de Lucas divagaba.

Hubo varias razones por las que aconsejó a Yuriah que usara Ventisca, pero había una razón crucial.

Restringió los movimientos de Nix, y la atmósfera helada creada por Ventisca bajó la temperatura alrededor de su cuerpo.

Sin embargo, ella todavía estaría consciente. Incluso si fuera débil, sería suficiente para que hablaran.

Lo que Lucas quería era hablar con Nix.

“…”

Así que solo dejó de caminar unos pasos lejos de ella.

“…kt.”

Ella lo estaba mirando.

Una rabia indescriptible se desbordó de su mirada ardiente, y ni siquiera trató de ocultar el odio que sentía por él.

Ella nunca lo había mirado así antes.

“Nix.”

Él llamó su nombre.

Esto provocó un ligero cambio en la expresión de Nix.

“Tú… ¿Quién eres?”

“…”

“¿Como sabes mi nombre?”

Al menos era un comienzo.

O al menos eso era lo que parecía desde la perspectiva de Lucas.

“Eso es porque… yo mismo te nombré.”

“…¿Qué?”

Esto era diferente de Iris e Ivan.

Aunque habían olvidado la existencia de Lucas, no podían considerarse enemigos obvios.

Por otro lado, Nix había intentado matar a Lucas dos veces. Incluso ahora, su actitud no había cambiado.

Si no fuera por el hecho de que actualmente estaba congelada por Ventisca, el frágil cuerpo de Lucas ya habría sido reducido a cenizas.

… Pero ya no podía hacer uso de ese hechizo. Esto se debió a que la sala de maná de Yuriah ahora estaba vacía.

Así que esta era su primera y única oportunidad.

Por eso Lucas deseaba con todo su corazón.

Sabía que podría ser en vano, y sabía qué tipo de respuesta probablemente recibiría, pero no podía evitar esperar un milagro.

Esperaba que Nix lo recordara aunque sea un poco.

“Soy yo… Lucas.”

De lo contrario.

“… es un poco tarde… pero he vuelto.”

No tendría más remedio que matarla.