GMR S2 Capítulo 315

0

Después de un tiempo, su cuerpo comenzó a anunciar su límite. Incluso cuando estaba quieto, podía sentir que los músculos de su brazo temblaban.

No estaba seguro de cuánto tiempo había estado entrenando con la Técnica Cero, pero parecía que tendría que detenerse por ahora.

“Huu.”

Un suspiro mezclado con pesar escapó de sus labios.

Faltaba el ambiente.

Había muy poco maná en el Bosque de Amalgama. Debido a la baja concentración de maná en el bosque, Lucas solo pudo lanzar hechizos de 3 estrellas en el mejor de los casos con su arma actual.

Sería más efectivo si entrenara en un lugar donde la concentración de maná fuera más densa, como las Montañas de Ispania.

Después de dejar escapar otro suspiro, regresó al área con las carpas. Allí, bebió del agua que juntaría antes de ir a recoger frutas de los árboles cercanos. Por supuesto, era para la comida.

Con toda honestidad, era un acto muy peligroso comer frutas sin cuidado en un bosque, pero había cáscaras de frutas medio podridas junto a las tiendas que le indicaban que algunas de ellas eran seguras para comer. Con esa lógica, solo recogió frutas que tenían la misma cascara para no tener que preocuparse por enfermarse.

Crujido.

Fue duro y amargo. Sin embargo, el regusto fue un poco dulce.

En una palabra, era comestible.

Mientras luchaba por masticar la fruta, Lucas miró hacia el cielo. Parecía que se acercaba el amanecer.

Fue solo entonces que tardíamente se dio cuenta de dos cosas.

Uno fue el hecho de que había estado concentrado en entrenar durante casi un día entero.

Y la otra era que Snow, que dijo que volvería pronto, aún no había regresado.

¡Woosh!

“…”

El viento volvió a soplar.

Y al igual que antes, se sentía cálido y siniestro.

* * *

—-Cinco días antes.

En la capital del Imperio Kastkau, Kausymphony.

Swoosh.

Un hombre apareció de la Piedra de Deformación. El jefe de guardia hizo un gesto para detener a los otros guardias que estaban preparados para acercarse al hombre y pedir su identificación.

“…”

Peran miró a su alrededor con una mirada solemne.

Se podría decir que esta es la primera vez que regresa a su hogar en Kausymphony, la capital del imperio, pero no se sentía particularmente nostálgico.

Por supuesto, lo mismo sería cierto para su destino. O al menos, eso era lo que pensaba ahora, pero podría ser diferente cuando llegara.

Caminó por las calles.

Incluso cuando era tarde en la noche, las calles de Kausymphony solían estar llenas de gente. Alguien había dicho una vez que no hay noche en las calles del imperio. Ese dicho no estaba completamente equivocado.

Después de caminar un rato, los alrededores de Peran finalmente comenzaron a volverse más silenciosos. Esto era natural ya que esta zona estaba bajo el control directo de una de las familias nobles.

Finalmente, una mansión familiar apareció ante su vista. Frente a esta hermosa mansión que exudaba un aura opulenta incluso en la oscuridad de la noche, había una estructura con la que Peran estaba aún más familiarizado.

Era la puerta principal, que era lo suficientemente grande como para acomodar cuatro carruajes que pasaban simultáneamente y los cuatro guardias que la custodiaban.

—La mansión de la familia Jun.

El lugar donde Peran había nacido y crecido.

“Bienvenido.”

“Ha pasado un tiempo desde la última vez que lo saludamos, joven maestro.”

Los guardias no se sorprendieron y, en cambio, lo recibieron cortésmente.

Esto significaba que ya se habían enterado. Asintiendo lentamente, aceptó su cortés saludo.

Cuando pasó por la puerta principal y entró en el jardín, un mayordomo apareció ante él. Afirmó que lo guiaría, pero Peran pensó que era un lujo innecesario, por lo que continuó solo con una actitud firme.

“Está bien.”

Por supuesto, esa no fue la única razón.

La persona con la que estaba a punto de encontrarse probablemente también querría que estuviera solo.

Click.

La mansión estaba en silencio. A pesar de que la luna estaba alta en el cielo, aún se podían ver sirvientas alrededor, pero no había señales de los ocupantes de la casa. Los pasillos estaban prácticamente vacíos. Al recordar el bullicioso centro de la ciudad por el que acababa de pasar, Peran no pudo evitar sentir que había entrado en un mundo completamente diferente.

… Le dio una extraña sensación de incongruencia, pero negó con la cabeza.

Probablemente fue porque esta era la primera vez que regresaba a la mansión en 5 años.

En poco tiempo, Peran finalmente dejó de caminar.

Frente a él había una puerta hecha de madera de ciprés, y detrás estaba el estudio del Jefe de Familia, un lugar al que no solo los sirvientes, sino incluso Peran y Lylia no podían entrar sin permiso.

Llamó a la puerta suavemente y no pasó mucho tiempo antes de que obtuviera una respuesta.

“Adelante.”

Las velas parpadeaban en la habitación y se podía ver a un hombre de mediana edad sentado detrás de un escritorio de color castaño.

“Ha sido un tiempo.”

Su corazón se estremeció un poco cuando escuchó la voz familiar y cariñosa.

El hombre era el padre de Peran, el jefe de la familia Jun.

Shepard Jun sonrió suavemente y se alegró de haberse reunido con su hijo después de tanto tiempo.

“¿Has estado bien?”

“Así es. No pasó nada. ¿Y usted? Me preocupé mucho porque nunca enviaste cartas.”

“… por favor, perdóname por ser un hijo poco filial.”

“Eso es suficiente. Pensar que terminarías así…”

“…”

“¿Te gustaría algo de té? Recuerdo que preferías las hojas de té de las montañas Kalur. Creo que tenemos algunos de alta calidad…”

“Padre.”

Peran interrumpió a Shepard.

Esta fue una acción grosera que rara vez cometió Peran, quien era muy estricto en lo que respecta a los modales. Por eso, en lugar de reprenderlo, Shepard dejó de hablar y lo miró a los ojos.

“Me gustaría saber por qué me convocaste de la Academia Westroad como el Jefe de la Familia Jun.”

Hace unos días, Shepard había convocado a Peran con la autoridad del ‘Jefe de la familia’.

Habían pasado casi 5 años desde la última vez que Peran había puesto un pie en esta casa. Y en ese tiempo, Shepard nunca había interferido con las acciones de Peran. Hiciera lo que hiciera, lo dejaba hacer lo que quisiera. Por supuesto, Peran nunca había hecho nada que fuera impropio de alguien de la familia.

“…”

Shepard se dio cuenta de que Peran quería escuchar el punto principal antes de tener su conversación de reunión.

Una amarga sonrisa se extendió por sus labios.

Hablar de las cosas privadas antes que de las cosas públicas era algo que solían hacer los políticos mayores. Aunque era simple, les permitía formar una conexión más cercana con la otra persona, lo que dificultaba el trato y mejoraba el efecto de la conversación posterior.

Sin embargo, dado que había golpeado una pared de hierro como esta, Shepard no tenía nada más que decir.

“Mmm.”

Shepard dejó escapar una tos suave y su mirada se volvió seria.

“Hijo.”

“Sí.”

“No te arrepientes, ¿verdad?”

Sabiendo lo que quería decir con no arrepentirse, Peran respondió con un tono firme.

“No.”

“… No entiendo por qué quieres caminar por un camino tan espinoso.”

“…”

“Me gustaría escuchar una respuesta honesta. Te lo pregunto como tu padre, no como el jefe de la familia Jun. ¿Puedes contarme un poco sobre tus sentimientos internos?”

La sinceridad en la voz de Shepard era clara.

Peran guardó silencio durante un rato.

“…la ideología del Círculo actual me incomoda.”

Luego habló en un tono bajo y frío.

“Cada vez que los veo discutiendo entre ellos, no puedo evitar encontrarlo patético. Estoy decepcionado por su torpe toma de decisiones. No quiero que me asocien con sus ideologías. Ni siquiera puedo pensar en eso. Por eso elegí un camino diferente. Un camino que creo que es el correcto.”

“¿Qué pasa si eso significa volverse hostil con la familia Jun?”

“Incluso si tengo que enfrentarme al imperio mismo, mis pensamientos no cambiarán.”

“…”

La expresión de Shepard era un poco extraña.

Pero parecía que había esperado tal respuesta hasta cierto punto.

“Es difícil tener una subjetividad tan inquebrantable. Es asombroso.”

“…”

De todas las cosas que había esperado, un cumplido no era una de ellas.

No importaba lo amable que pareciera ser Shepard, era miembro del Círculo y, además, un ejecutivo.

A pesar de que criticó su ideología, todavía elogió su actitud.

… Esto era más que solo ‘mente amplia’.

“Me gustaría hacer una sugerencia.”

“…No tengo intención de unirme al Círculo, Padre. Mi respuesta es la misma que hace 5 años.”

Independientemente de si era una orden de su padre o del Jefe de Familia, su respuesta no cambiaría.

Sin embargo, la sonrisa de Shepard se profundizó cuando escuchó su respuesta.

“Esta vez es diferente. Esta vez, seré yo quien no se una al Círculo.”

“…¿Qué quieres decir?”

“Te diré una cosa. Tu padre también ha estado disgustado con las ideologías del Círculo durante mucho tiempo.”

Ss.

De repente, humo negro comenzó a salir del cuerpo de Shepard.

No, no era humo. Era maná que era tan oscuro y espeso que era imposible ver a través de él.

Estaba más oscuro que el cielo nocturno y emitía una sensación más espeluznante que la brillante quitina de un insecto.

El rostro de Peran se volvió más duro que una estatua de piedra.

“¿Magia negra? Padre, ¿por qué…?”

 

Cus02: Otros 3 por hoy, no tocó fap. GoodNight