GMR Capítulo 176

0

Capítulo 176: Elección y Despertar (2)

Poco después de que Frey se despertara, se dio cuenta de que el lugar en el que se encontraba no era real.

Era su Mundo Mental.

Frey estaba flotando allí.

“Has alcanzado tu límite.”

Entonces, escuchó una voz.

Dándose la vuelta, vio a un hombre de brillante cabello rubio y barba.

Había visto esta cara antes.

Correcto.

Solo había visto la cara.

Este era el Semidiós, Indra, cuya cabeza Riki le había traído y mostrado. Actualmente estaba mirando a Frey con una sonrisa fría.

“Trabajaste bastante duro para ser humano. Sin embargo…”

¡Boom!

Frey ni siquiera tuvo la oportunidad de gritar.

Era como si cada célula de su cuerpo gritara al mismo tiempo.

Frey pensó que había desarrollado una fuerte tolerancia al dolor, pero el dolor que sintió por el relámpago estaba más allá de la imaginación.

“Eso no cambia el hecho de que eres mortal.”

“No puedes derrotar a los Semidioses.”

Puk.

Una flecha se disparó en el cuerpo carbonizado de Frey, lo que provocó que se esparciera y se convulsionara.

Fue Milled quien hizo su aparición esta vez.

“Ustedes…”

Frey intentó usar un hechizo.

Sin embargo, su Maná se negó a moverse.

Su expresión se endureció. Recordó lo que sucedió justo antes de perder el conocimiento.

La sensación de que ni siquiera podía mover un músculo seguía viva.

La Realidad y el Mundo Mental estaban estrechamente conectados.

Esto era inevitable.

Después de todo, aquí era donde residía la conciencia de Frey.

Por eso no podía moverse como deseaba. La situación en realidad lo estaba afectando incluso ahora.

“¡Jajaja! Son bastante interesantes esos recuerdos tuyos. Bien… así que resultó ser el Gran Mago Lucas Traumen.”

“La tenacidad de no rendirse incluso después de estar atrapado en el Abismo. Yo diría que valías mucho solo por eso.”

¿Era posible que sus Egos existieran en la masa de energía conocida como Poder Divino? ¿O viceversa?

¿O fue todo esto solo una ilusión?

No estaba seguro y no podía continuar con esa línea de pensamiento porque su mente estaba confusa por el dolor.

“No pensaste que habías absorbido completamente el Poder Divino, ¿cierto?”

“¿O pensaste que los Semidioses fácilmente daríamos nuestra fuerza a un mortal como tú?”

Los Semidioses se acercaron a Frey mientras le hacían estas preguntas.

“No podrás regresar esta vez. Será diferente a aquella vez en el Abismo.”

“Porque vamos a destrozar tu mente. Estará en un estado tan miserable que nunca podrás volver a armarlo.”

“Entonces, usaremos tu cuerpo repugnante.”

“Deberías estar agradecido. Kukuku…”

¿Querían llevarse su cuerpo?

‘No hables tonterías.’

Frey quería gritar esas palabras. Pero ni siquiera podía abrir la boca.

“Primero, veamos si podemos destruir tu mente.”

“Me pregunto cuánto tiempo vas a durar.”

Con esas palabras comenzó una tortura que Frey nunca había experimentado en su vida.

….

….

Pasó el tiempo.

¿Cuánto tiempo había pasado?

Frey no tenía idea.

Pensó que se acostumbraría al dolor, pero no lo hizo. El rayo de Indra no solo quemaba el cuerpo de Frey.

Cada vez que caía un rayo, cortaba el alma de Frey.

Una vez, dos veces. No, incluso si sucediera decenas o incluso cientos de veces, estaría bien.

Sin embargo, cuando ese número cambió a miles y decenas de miles, se convirtió en una historia completamente diferente.

“Eres un monstruo.”

Era la voz de Indra.

Pero no escuchó lo que dijo.

¡Boom!

El rayo cayó una vez más. Y sintió el dolor una vez más.

Frey deseó que el Rayo no lo golpeara más.

“Si fueras cualquier otro ser humano, tu Ego ya se habría derrumbado.”

“No importa. Parece estar en su límite.”

Frey confiaba en que no se rompería.

Pensó que su poder mental era más fuerte que cualquier otra cosa.

Sin embargo, no estaban tratando de romper el alma de Frey.

“Están tratando de deshacerse de… Mi Ego.”

Su conciencia ya se había desviado muchas veces ahora.

Frey sabía lo que eso significaba.

Intentaban eliminar la imagen de Frey de este Mundo Mental.

Esto significaba que el Ego de Frey estaba muriendo.

Su plan era destruir el espíritu de Frey.

“…”

De ninguna manera. Absolutamente no.

Frey luchó.

Tenía la confianza de que nunca se echaría atrás.

Sin embargo, estar roto fue una historia diferente.

‘El siguiente.’

Estaba seguro.

Si lo golpeaban de nuevo, Frey perdería el conocimiento.

Eso fue todo.

Los dos Semidioses tomarían el control de su cuerpo vacío.

“Adiós.”

La voz de Indra sonó de nuevo y Frey estaba seguro de que era lo último que oiría.

“…”

“…”

El rayo no llegó.

No. Eso no fue todo.

La atmósfera cambió de repente. Por primera vez, el silencio permaneció en el Mundo Mental.

Entonces escuchó el sonido de pasos. Pasos que no pertenecían ni a Indra ni a Milled.

Había otra persona en este mundo.

“… ¿Cómo?”

¿A quién estaba mirando?

Frey no estaba seguro.

Le habían quemado los ojos. Pero su visión estaba regresando lentamente. Esto solo fue posible porque era el Mundo Mental.

Tan pronto como vio al hombre parado en la distancia, Frey olvidó cómo hablar.

Indra masticó bruscamente algunas palabras.

“¿Cómo puedes estar aquí?”

“…”

“Respóndeme…! ¡Riki…!”

Riki no respondió.

Chuk.

Como siempre, solo desenvainó su espada.

***

¡Boom!

Una tormenta eléctrica rugió alrededor de Indra. Esta no era una barrera de rayos.

No era una cortina, sino que se había convertido en un pilar de relámpagos.

Esta era la primera vez que Frey veía algo como esto.

Probablemente se debió a que el Apóstol, Lukes, no tenía el poder para usar esa habilidad antes de morir.

Frey pensó en los principios detrás de esto.

Paht.

La figura de Indra desapareció.

Los ojos de Frey habían terminado de regenerarse, pero todavía no podía seguir sus movimientos.

Fue realmente una escena aterradora.

Claramente se movía a la velocidad de la luz.

Una tormenta eléctrica rugió en el Mundo Mental. Rayo cayendo por todas partes.

Estar parado en el centro de esta tormenta hizo que la situación de Riki pareciera precaria. Pero no había nada de qué preocuparse.

Si este hombre era realmente el Riki que conocía Frey, entonces no habría problema.

Riki no cambió su postura. Simplemente se quedó allí con los ojos mirando a la distancia, su espada colgando a su costado.

Luego, sus ojos se volvieron a su izquierda.

En ese instante, fue como si la tormenta que había estado cayendo a su alrededor se hubiera detenido.

Riki trazó una línea diagonal con su espada.

Y después de un breve sonido, las nubes oscuras se dispersaron y el rayo se fue.

[Cómo…]

Era la voz de Indra.

Sin embargo, su apariencia era muy diferente a la de antes de su desaparición. Todo su cuerpo parecía estar hecho de un rayo.

Frey se dio cuenta de que era el cuerpo trascendente que tenían algunos de los Semidioses.

En este estado, la mayoría de los ataques no tendrían ningún efecto sobre los Semidioses. Incluso podrían resistir el poder de Absoluto hasta cierto punto.

A pesar de esto, el cuerpo de Indra había sido cortado por la mitad en diagonal. Desde su clavícula izquierda hasta su cintura derecha.

La causa de esto es evidente.

[¿Cómo me cortaste tan fácilmente …?]

Indra pareció suplicarle a Riki una respuesta.

Pero Riki todavía se negó a decir una palabra.

[Riki…]

Ssss.

La gran figura de Indra se desvaneció antes de desaparecer por completo.

Milled tiró de la cuerda del arco con una expresión rígida en el rostro. Su reacción había llegado demasiado tarde.

Debería haber colaborado con Indra cuando estaba vivo. Fue un lamento tardío.

Si tuviera que poner una excusa, diría que no esperaba que Indra muriera tan fácilmente.

“¿Eh?”

Mientras miraba hacia abajo, la cuerda de su arco se partió. Había sido cortado.

“Cuando diablos…”

Crack.

De repente, su arco también se cortó en dos pedazos.

Riki regresó su espada a su vaina.

Fue solo entonces cuando Milled pudo comprender vagamente lo que sucedió.

Tartamudeó incrédulo.

“No puedo…”

¡Puuk!

Entonces, el pecho de Milled se abrió y la sangre se derramó como una cascada.

El Milled caído se desvaneció y desapareció como lo había hecho Indra.

“…”

Frey no se sorprendió.

Era difícil imaginar los Egos de dos Semidioses desapareciendo en un instante, pero si su oponente era Riki, se volvió fácil de entender.

Se obligó a levantarse del suelo, todo su cuerpo gritaba violentamente.

Frey apretó el puño temblorosamente.

No se dejó engañar. Esto fue solo una exageración excesiva de su mente. Este lugar era solo un Mundo Mental, después de todo. Y su cuerpo no era real.

Aunque sintió el dolor, no había nada malo en su cuerpo real.

“No pensé que volvería a verte.”

Era su propia voz, pero sonaba extraña. Quizás fue porque su lengua también se había quemado.

Frey murmuró para sí mismo unas cuantas veces.

Cada vez sentía un dolor indescriptible, pero se obligaba a aguantarlo y seguir hablando.

“¿Eres el Riki que solía conocer?”

“Soy solo un pensamiento residual.”

Riki abrió la boca por primera vez.

No estaba exactamente seguro de lo que significaba ser un pensamiento residual, pero de alguna manera entendía lo que estaba diciendo

Un pensamiento residual. En otras palabras, significaba que este Riki no era el Riki real. Y el Indra y Milled que desaparecieron eran los mismos.

“No he absorbido tu cristal todavía…”

“Fuiste envenenado por Ananta. El veneno que usa es extremadamente potente, conocido como el líquido de la muerte. Si no hubiera sido por el Cristal que dejé, estarías muerto.”

Frey dejó escapar un suspiro.

“¿Eso significa que todavía estoy vivo?”

“Apenas estás vivo, pero eso no importa en este mundo.”

“¿Por qué?”

“Porque el momento antes de la muerte es como una eternidad. No es necesario que te apresures.”

El momento antes de la muerte.

Este momento, que duró menos de un segundo, fue de hecho extremadamente largo.

Esto también fue posible porque Frey estaba en su Mundo Mental.

Después de entender las palabras de Riki nuevamente, Frey habló.

“En cualquier caso, gracias por tu-”

“Toma una decisión.”

Riki cortó sus palabras de gratitud y levantó la mano.

En él, había una cuenta.

Frey estaba atónito.

Este fue el Cristal que Riki dejó después de su muerte.