GMR Capítulo 11

0

Capítulo 11: Talento Revelado al Mundo (2)

“Una de las ciudades con una Piedra de Teletransporte más cercana a las montañas de Ispania es Ispaniola. Si caminas alrededor de medio día desde el Bulevar Norte allí, llegarás a la entrada a las montañas. Por supuesto, es un área donde aparece una gran cantidad de monstruos…”

No estaba completamente seguro, pero aun así agregó esa información a sus palabras.

Sin embargo, a Frey no le sorprendió la mención de monstruos.

“¿Cuánto crees que costará?”

“En realidad, está bastante lejos de Kausymphony, por lo que necesitará al menos 10 monedas de oro.”

Eso era diez veces la riqueza actual de Frey.

Si no lograba alcanzar las 7 estrellas y obtener la capacidad de usar el teletransporte, eso significaría que necesitaría 20 monedas de oro.

“Necesito ganar dinero.”

Dos meses de vacaciones. Inicialmente había sentido que era tiempo más que suficiente, pero cuanta más información obtenía, más apretado era el tiempo.

Frey pasó algún tiempo charlando con Mac.

Tenía 44  años y, como era de esperar, era un veterano que había explorado todo el continente.

Su conversación fue muy útil para Frey.

Mac explicó la situación en todo el continente de una manera fácil de entender, y, a veces, respondió sin dudarlo incluso cuando las cosas que le preguntaron eran misteriosas o cuestionables.

A diferencia de los otros estudiantes, a Mac no le disgustaba, de hecho, el capitán lo apreciaba mucho por el respeto que le brindaba.

Tres días después, cuando pasaban por Geotanbul. Frey miró a su alrededor antes de dirigirse a Mac.

“Hay muchos buques de guerra.”

“Es un país marítimo. Además, estos días esos piratas de las islas Oscar están muy activos.”

Un marinero sin dientes delanteros fue quien le respondió.

Frey negó con la cabeza.

“La Armada de Geotanbul parece ser muy fuerte, ¿por qué no pueden erradicar a los piratas?”

“Ha habido múltiples operaciones punitivas. Pero en todos los casos, los piratas se unían y formaban una alianza.”

Mac suspiró profundamente.

“¿Puedes creerlo? Siempre que esas criaturas egoístas y crueles sintieron que sus vidas estaban en peligro, no dudaron en unir sus manos. Es una unión horrible. Son tan poderosos después de unirse que es imposible deshacerse de ellos usando solo el poder de Geotanbul. Además, es imposible deshacerse de ellos por completo.”

“¿Eres infeliz por ello?”

“Si. Es fácil hablar de que Geotanbul se deshaga de ellos, pero es gracias a esos piratas en las Islas Oscar que ningún otro país se atreve a apoderarse de este. Es irónico que los piratas que se comen la carne del país también actúen como sus guardianes.”

“Hmm.”

Hay momentos en que tipos peligrosos como ese tienen sus usos.

¿Qué tan poderosa sería la ciudad-estado mientras utiliza su poder?

Aun así, la existencia de piratas era desagradable.

Frey frunció el ceño, pero no dijo nada porque no quería ofender a Mac.

“No tienes que preocuparte. No estoy seguro de haberlo oído, pero esta vez tenemos dos Magos de Batalla de 4 Estrellas como escoltas.”

En esta época moderna, un mago de 3 Estrellas era el estándar y 4 Estrellas se consideraban élites.

Con 5 Estrellas, podría ser elegible para ser director de una pequeña academia.

Además, se consideraba que los magos de las Torres Mágicas eran más fiables, por lo que era comprensible por qué Mac tenía tanta confianza.

“Diré esto, si los piratas apuntan hacia nosotros, será un mal día para ellos. Bueno, si tuvieran cerebro, entonces no apuntarían hacia nosotros mientras estemos escoltados por buques de guerra imperiales.”

Desafortunadamente, las expectativas de Mac resultaron ser incorrectas.

Esa noche, los piratas asaltaron.

Incluso entonces, Mac no tuvo miedo.

“Vinieron a cavar su tumba a mis pies”.

Sin embargo, una escena asombrosa apareció ante sus ojos.

Los barcos de guerra que escoltaban al Cortes habían sido destrozados por picos de hielo.

***

“¡Kuajajajaa! ¿Viste eso, bastardos?

Los piratas se emocionaron cuando Kunst gritó esas palabras.

Inicialmente, solo habían tenido una confianza a medias.

Solo habían escuchado rumores de los seres no muertos.

De hecho, se habían dicho muchas cosas siniestras y horribles sobre ellos, pero los piratas se preguntaban si sería capaz de enfrentarse a los Magos de Batalla que no tenían paralelo en las batallas navales.

Mientras observaba el Cortes que flotaba en la distancia, Lich Dullard comenzó a murmurar siniestramente mientras un humo negro comenzaba a salir de su cuerpo de huesos.

Los piratas temblaron de miedo y se alejaron del Lich.

Al poco tiempo, los murmullos de Dullard cesaron.

Pronto las palabras fluyeron de su boca mientras miraba los barcos en la distancia.

[Lanza de Hielo]

Crujido.

En un instante, una lanza de hielo se materializó ante el barco.

Era más grueso que el mástil del barco y parecía un punzón gigante.

Este punzón descendió al barco a una velocidad vertiginosa.

Los Magos de Batalla también respondieron, cubriendo las naves con un escudo ligero.

Sin embargo, fue en vano.

Romper.

La lanza de hielo rompió el escudo como si fuera de vidrio y se estrelló fácilmente contra el buque de guerra.

“¡Wooooow!”

Los piratas vitorearon en voz alta.

Incluso si todos ellos apuntaran con sus poderes, no podrían lograr un efecto similar.

Miraron a Dullard con expresiones de adoración y miedo.

Kunst se le acercó con una sonrisa.

“Esa fue una habilidad asombrosa.”

[…Es un poco extraño.]

Dullard murmuró sombríamente.

Era imposible saber lo que estaba pensando debido a su rostro de hueso vacío, pero se podía ver que estaba confundido.

“¿Qué quieres decir? No importa lo buenos que fueran esos Magos de Batalla, ni siquiera podían protegerse a sí mismos.”

[Invoqué tres lanzas de hielo.]

“¿Sí?”

Kunst tenía una expresión extraña antes de decir rápidamente.

“Señor, ¿no estamos de acuerdo en que el barco en el medio no se puede hundir? Los estudiantes allí deberían ser utilizados como rehenes…”

[No era lo suficientemente grande para hundirlo. Solo evitaría que se escapen o den una resistencia molesta.]

“¿Qué fue lo que le pasó?”

[Fue bloqueado.]

“¿Qué significa eso?”

Aunque Kunst podría considerarse un pirata inteligente, tenía un límite. Todavía le costaba entender lo que Dullard estaba tratando de decir.

Dullard miró el rostro de Kunst por un momento antes de apartar la mirada.

[Hay un Mago habilidoso en ese barco.]