GDK – Capítulo 953

0

Capítulo 953 Dando la vuelta


Dennis y Mascy sintieron como si hubieran caído del cielo en al infierno. Antes de que fueran capaces de aplastar completamente a Wasir, terminaron atrapados por alguna razón más allá de su conocimiento. Para el momento en que regresaron a sus sentidos, se encontraron rodeados por espadas afiladas como hojas de afeitar que orbitaban amenazadoramente a su alrededor, causando que tragaran saliva con miedo.

En su pánico, su control sobre Wasir se derrumbó. La cuchilla espacial de Dennis ya no mantuvo su poder anterior y ya no pudo cortar profundamente en el Soberano.

Mascy estaba peor, habiéndose asustado y con su alma en un estado caótico, el misterioso edicto del destino que desplegó a través de su bola de cristal se volvió inútil.

Wasir sintió que la presión en su cuerpo repentinamente se liberó mientras ganaba el control sobre sus manos y piernas. El poder que lo ataba ya no estaba. Fue recibido por la visión de sus subordinados siendo asesinados por los Vórtices de Distorsión. En el momento en que la presión disminuyó, la niebla blanca se reunió a su alrededor reuniéndose y colisionando en contra de la cuchilla espacial.

Dennis, ahora rodeado por las Diecisiete Espadas Voladoras, ya no podía alimentar su cuchilla espacial con su energía divina del espacio, así que la cuchilla se desintegró rápidamente en un destello blanco ante el ataque lleno de furia de Wasir.

El helado poder divino circuló unas veces a través de su cuerpo y purgó los rastros remanentes de la energía divina del edicto del destino en su interior. Luego, giró su mirada helada hacia la pareja que estaba rodeada por las espadas.

“¿Quién es? ¡Muéstrate!” Dennis gritó. Podía sentir el enorme peligro en los alrededores y aun así no podía centrar la localización de su enemigo.

La expresión de Mascy era grave. El brillo verde en la bola de cristal estaba bastante apagado, la luz que se lanzaba sobre su rostro la hacía ver oscura y aterradora. Hebras de luz se dispararon desde sus dedos a la bola de cristal. Para ese momento, se había rendido completamente en aplicar más presión en Wasir y en su lugar eligió centrar toda su atención en su adversario oculto.

Ambos sabían que su asaltante era un experto realmente poderoso quien comandaba poderes con los que no estaban familiarizados. No ayudaba que no pudiera detectar la localización de su enemigo misterioso quien podría ser más poderoso que Wasir.

Por alguna razón, la bola de cristal de Mascy no parecía trabajar bien en localizar a su enemigo sin importar cuantas hebras de energía del destino lanzará. Ninguna figura apareció dentro de la bola.

“¿Todavía no lo has localizado?” Dennis parecía tener un poco de pánico debido a que para ese momento, el hielo alrededor de Wasir se había desvanecido completamente. Era un signo de que casi recuperaba todo su poder de pelea.

Si un solo asaltante oculto era suficiente para llevarlos a semejante situación desesperada, tenían la certeza de que sería mucho peor ahora que Wasir se iba a unir a la refriega.

“¡No puedo encontrarlo! ¡Esto es desconcertante!” Mascy dijo con un rastro de pánico, a diferencia de su anterior ser confiado. “¡Con todo mi poder, debería ser capaz de localizar a la mayoría de los dioses supremos sin el Epítome, pero no soy capaz de localizar a esta persona en absoluto!”

“¿Qué significa esto?” Dennis estaba de espaldas con Mascy mientras las Diecisiete Espadas Voladoras todavía estaban encogiendo cada vez más y más la red. Sentía una enorme amenaza viniendo de las espadas, así que no tenía más opción que retirarse al centro de la red como su compañera.

“¡Aparte de los Dioses Supremos con el Epítome o con Fragmentos del Epítome, sólo un experto con maestría suprema en el alma podría eludir el poder de atadura del edicto del destino! ¡Es obvio que no es uno de los Doce Dioses Supremos, así que o tiene un Fragmento o su maestría en el alma avanzó al punto donde pueda cambiar su propio destino!”

En el momento en que escucho esto, Dennis se sintió bastante deprimido. Alguien que tuviera el Fragmento del Epítome definitivamente estaría preocupado por ser perseguido por uno de los Doce Dioses Supremos y ciertamente sería muy cuidadoso al revelar su poder. De hecho, no se mostrarían en el Elysium y usualmente cultivarían en planos materiales remotos. Personas así se enumeraban en pocos y no se mostrarían en centurias o incluso milenios.

¡Por otro lado, aquellos quienes tenían semejante maestría tan alta en asuntos del alma hasta ser capaces de eludir el destino eran simplemente raros! En cualquier caso, sus poderes ciertamente serían tan fuertes que incluso Dennis y Mascy estarían realmente en guardia.

“¡Tenemos que escapar de esto!” Dennis dijo, viendo las espadas que se acercaban a ellos.

“Me temo que no soy tan eficiente en asuntos como este…” Mascy estaba muy lejos de un peleador de fuerza bruta, dado que para iniciar ella cultivaba en el edicto del destino. La red de espadas obviamente no se vería afectada por su edicto, así que estaba bastante impotente.

Dennis quedó en silencio por un momento mientras generaba una intensa ondulación de energía espacial a su alrededor. Intentó construir una fisura espacial a través de la cual pudiera marcharse.

Sin embargo, al momento que desató su poder, repentinamente notó que la energía que venía de las espadas había afectado el espacio en los alrededores. ¡El espacio que él y Mascy ocupaban, repentinamente se sentía un poco desconocido, tanto que no fue capaz de formar una fisura espacial por donde escapar!

“¿Qué ocurre?” Mascy preguntó cuándo vio que él se movió y repentinamente se detuvo.

“¡Él es aterrador!” Dennis tomó una respiración profunda como si hubiera tomado su decisión y sujeto a la bruja. Los dos parecían haberse convertido en humo y entraron en un pergamino.

Este flotó alrededor de la red de espadas y dejó salir poderosos pulsos espaciales. Una fuerte luz se disparó y los dos repentinamente se desvanecieron del interior de la red, sólo para reaparecer lejos, sobre el Pico Glacial.

“Dennis… ¿Tú… Simplemente destruiste la dimensión en miniatura en la que pasaste mil años para construir?” Mascy gritó con sorpresa.

Los cultivadores espaciales poderosos como Dennis podían utilizar sus poderes y conocimientos en el edicto del espacio para crear sus propias dimensiones miniatura como el Dios Supremo del Espacio. Dentro de esa dimensión, ellos serían omnipotentes y tendrían el control sobre todo.

El pergamino que acababa de ser rasgado era el cimiento que él utilizó para construir su dimensión en miniatura. Allí se encontraba un plano menor que tenía montañas, rios y lagos, muy similar al mundo real, fuera de la carencia de formas de vida. Dennis había utilizado mil años para crearla. La única razón por la que se hizo cercano a Mascy era debido a que esperaba que ella fuera capaz de encontrar el Fragmento del Epítome del Destino para que así ella pudiera imbuir su dimensión en miniatura con el poder del destino. Luego de eso encontraría a otro experto en el edicto de la vida para los toques finales de su plano.

Una vez que hubiera vida en su plano, con las rutinas de la Vida y el Destino operando, podrían dejar el Elysium e ir a la dimensión que creo. Allí, serían todopoderosos. Incluso los Dioses Supremos con el Epítome no serían capaces de derrotarlos en su interior. Serían verdaderamente capaces de reinar libremente y lograr todo lo que pudieran desear.

Los Dioses Supremos con el Epítome quizás eran invencibles, pero mientras ellos tuvieran la dimensión en miniatura, estarían a salvo de ellos – pudiendo escapar en ella antes de ser aniquilados instantáneamente.

Era una lástima que su dimensión a medias fuera arruinada antes de que se formara verdaderamente.

Mascy, viendo que la dimensión en la que puso tanto esfuerzo para crear junto a Dennis, parecía incluso más perturbada de lo que él estaba, repentinamente tosió sangre sobre su bola de cristal. En ese momento, su alma y la bola de cristal parecían fusionarse. Las sinapsis y conexiones parecían estarse formando en la bola de cristal hasta que se convirtieron en dos hemisferios de un cerebro.

Gradualmente, un cerebro humano se reveló claramente en la bola. Había un humo gris con una forma errática flotando dentro de lo que casi se veía como un alma.

Gradualmente, una figura borrosa se formó dentro de la bola junto a las nubes a su alrededor. Se movía ágilmente bajo la cobertura de las nubes.

Dennis miró de cerca de forma furiosa a la figura dentro de la bola de cristal. Unos segundos después, pareció darse cuenta de algo y miró hacia el cielo.

Una sombra muy vaga cargó repentinamente hacia abajo, en su dirección. De pronto, pudieron sentir un fuerte intento asesino fluyendo como si fuera agua en una tubería rota.

“¡Está allí!” Dennis gritó, antes de sujetar a Mascy y teletransportarse lejos. También le dio un ligero golpe a la bola de cristal, causando que ella volviera en sí. Los vasos sanguíneos se reventaron a través de sus ojos y la sangre brotó desde sus fosas nasales.

Ella había utilizado su alma como medio para dar un vistazo en asuntos que no deberían ser visibles para ella y por ello debía pagar un enorme precio por ello.

Bajo ellos, los hombres de Wasir cargaron hacia los cazadores de dioses invasores con un fervor rabioso. Wasir no cargó a la pelea cuando emergió del hielo después de ver que Dennis y Mascy estaban atrapados por las espadas voladoras. Simplemente los miró con furia y en su lugar asesinó despiadadamente a los otros cazadores.

Para el momento en que utilizaron la dimensión en miniatura para escapar, Wasir ya había congelado a nueve dioses altos de la Alianza de Cazadores de Dioses.

“¡Wasir, debemos asesinar primero a la mujer!” La voz de Han Shuo resonó desde lo alto del Pico Glacial.

Con un pensamiento, nueve rayos helados se dispararon desde Wasir sobre los nueve dioses altos que estaban como esculturas de hielo, partiéndolos instantáneamente en cientos de piezas de carne congelada.

“¡Ya voy!” El Soberano sonrió malignamente y ya no se preocupó de la pelea que tomaba lugar en el Pico Glacial. Voló hacia Mascy como un demonio feroz.

Anteriormente, no pudo hacer nada más que observar como sus subordinados eran asesinados por los cazadores de dioses. Había jurado que si lograba escapar definitivamente haría todo lo que estuviera dentro de su poder para mantener para siempre a Dennis y Mascy en el Pico Glacial. Él había experimentado los momentos más dolorosos en su vida y se había sobrepuesto. Habiendo logrado escapar de su predicamento mortal, debía hacer que ese par pagará su deuda con sangre.

¡Ahora que Han Shuo había llegado, ya no tenía que pelear solo!

“¡Les mostraré que el Pico Glacial no toma con amabilidad el ser invadido!” Wasir gritó mientras se acercaba a la pareja desde abajo mientras que Han Shuo hacia lo mismo desde la parte de arriba, trabajando juntos para ejecutar una maniobra de pinza.