GDK – Capítulo 944

0

Capítulo 944: Han Hao contra Andrina


Después de examinar a Han Hao por varias docenas de segundos, el misterioso y atractivo hombre sacudió su cabeza, dejó salir un suspiro y murmuró para sí mismo, “este tampoco…” se dio la vuelta y se desvaneció en la nube de polvo.

Pronto, Tyre, Wasir, Logue y Ossora regresaron al Nexo. Justo como esperaba Han Hao, fracasaron en capturar a Dagmar.

Después de que este escapó del Nexo, ya no había ninguna barrera o torre de energía que le impidiera utilizar un Pergamino de Portal. Para el momento en que los cuatro Soberanos lo descubrieron, él ya había cruzado el túnel en el espacio tiempo y la fisura en el mismo se fusionó gradualmente.

Los cuatro estuvieron un paso tarde y sólo pudieron ver cómo escapaba. Pero no hacía falta decirlo, Dagmar había pagado un precio enorme por su temeraria intrusión en el Nexo. Los cuerpos divinos de casi todas las élites de dioses altos élite fueron aniquiladas y él había sufrido heridas después de que el aura helada de Wasir entró en su cuerpo.

Después de este incidente, su poder y fuerzas habían declinado fuertemente. Podía decirse incluso que él ya no era mucha amenaza para los Soberanos en la futura guerra por la Franja. Sufría las consecuencias que merecía por sus acciones torpes e irracionales.

Para el momento en que los cuatro Soberanos regresaron con Han Hao, Nestor, el Dios Supremo de la Muerte, había dejado la zona de forma decepcionada. Ellos no sabían que él había visitado a Han Hao mientras estuvieron lejos.

Sin importar los rencores entre ellos, como los Soberanos, era apropiado visitar al Franjista víctima de un ataque dentro del Nexo por parte de un forastero.

“Han Hao, ¿estás bien?” preguntó Ossora. Parecía como si estuviera muy preocupado.

“Estoy bien. ¿Atraparon a Dagmar?” Aunque era obvio por las apariencias decepcionadas en sus rostros que habían fallado, él conocía las suficientes normas sociales para preguntar lo obvio.

Ossora sacudía su cabeza con una mueca antes de suspirar y decir, “Dagmar es tan despiadado que pudo sacrificar los cuerpos de sus seguidores. La Explosión de Cadáveres desplegada por múltiples cuerpos divinos de dioses altos fue lo suficientemente poderosa para causar una grieta en la barrera alrededor del Nexo, permitiéndole escapar. ¡De lo contrario, lo habríamos rodeado y definitivamente no seguiría con vida para este momento!”

“Oh, que lastima. Si sólo alguno de ustedes hubiera llegado a la escena antes…” dijo Han Hao mientras miraba a Tyre y Logue. Luego le dijo a Ossora, “pero de cualquier forma, un tipo realmente extraño acaba de venir. Me examino profundamente con su alma antes de irse y sacudir su cabeza. Me pregunto quién era…”

Los rostros de Tyre y Logue se sacudieron simultáneamente y los dos intercambiaron miradas. Logue puso una sonrisa traviesa y le preguntó a Han Hao, “un tipo te probó con su alma y ¿se marchó sin un rasguño? ¡Eso en efecto es muy extraño! Estoy muy sorprendido de saber eso. ¿Desde cuándo te volviste pacifista?”

Wasir y Ossora cambiaron su atención hacia el joven. También estaban muy interesados en el asunto.

“Bien, no tengo idea de quién es ese tipo, pero estoy seguro de que su dominio de la energía de la muerte sobrepasa incluso el tuyo”, Han Hao miro a Logue con un rostro sin emociones mientras decía con calma, “sé que no tengo manera de resistirme a semejante existencia tan poderosa y por ello la cooperación en silencio es la única opción. Hmm, escuché que Lord Logue también fue visitado por un extraño muy poderoso. No puedo estar seguro de lo verídico de los rumores, pero sonaban ¿cómo si Lord Logue fuera mucho más… ‘Cooperativo’ de lo que fui yo?”

El rostro de Logue se oscureció bastante después de escuchar la respuesta. Dejó salir un gruñido helado, pero no respondió. Sabía por las palabras de Han Hao que el misterioso visitante era el Dios Supremo de la Muerte. Como no había sabido por Tyre que él poseía el Fragmento del Epítome, no estaba para nada sorprendido de que sobreviviera a su visita.

Wasir y Ossora tampoco sospechaban nada. Sólo estaban muy sorprendidos de que el Dios Supremo de la Muerte fuera tan poderoso que incluso supiera tan rápidamente de la aparición de Han Hao en el Nexo.

Sólo, Tyre tenía una apariencia pensativa. Observó profundamente a Han Hao, como si esperara ver todo lo que había en su cuerpo y alma.

‘¿Por qué? ¿Por qué no mató a Han Hao? ¿Podría ser que mi Hermano Mayor estuviera equivocado? ¿Cómo es eso posible?’ Tyre estaba muy asombrado y confundido. Pensó que el jovencito sería aniquilado cuando el Dios Supremo de la Muerte lo visitara y encontrará el Fragmento del Epítome en él.

“Si no hay nada más, entonces me despido”, Han Hao no continuó extendiendo las formalidades con los Soberanos después de obtener la información que deseaba de Tyre y Logue. Se puso de pie y le ordenó a Polo, “vamos”.

Luego de eso dejó la escena. Antes de irse, en secreto le dio un vistazo al helado Wasir.

“Vamos a dispersarnos. Si Dagmar se atreve a irrumpir en el Nexo por sí mismo, entonces debe significar que la Alianza de Cazadores de Dioses atacará muy pronto. ¡Es tiempo de regresar a nuestras bases y enfrentar la invasión!” dijo Tyre antes de también marcharse.

***

Tan pronto como Han Hao dejó la zona, fue a la Tienda del Soberano de la Casa Han con su grupo, bajo el pretexto de que quería comprar las medicinas de la Perla Celestial, en realidad utilizó una cámara secreta.

Han Shuo y Han Hao habían mantenido su relación tan en secreto que incluso los sirvientes normales de la Casa Han no tenían idea de ella. Sin embargo, el gerente de esta rama de la Perla Celestial, estaba consciente del secreto. Después de guiar amablemente a Han Hao a la cámara secreta, se despidió a sí mismo y le ordenó a la seguridad privada que vigilara por intrusos.

Han Hao había elegido esa cámara secreta que Han Shuo usualmente utilizaba para cultivar cuando estaba en el Nexo debido a que estaba protegida por formaciones y matrices únicas. Cuando estuvo en el interior, no tenía que preocuparse por ser espiado o ser perturbado.

Después de sentarse con las piernas cruzadas, él abrió gradualmente su alma mientras ocultaba el aura en su cuerpo.

En ese momento, su cuerpo principal, localizado lejos en el Dominio del Destino, también estaba sentado con las piernas cruzadas. Sus ojos repentinamente se abrieron y brillaron con hebras de diminutas inscripciones destellando a través de sus pupilas. Una extraña energía comenzó a emanar de su cuerpo, afectando el elemento de la muerte en el ambiente.

Nestor el Dios Supremo de la Muerte todavía tenía que dejar el Nexo. Su cabeza estaba agachada mientras hacía trabajar su cerebro, preguntándose si había pasado algo por alto. Luego, repentinamente, sus ojos se alzaron y observó en la dirección del Dominio del Destino.

Han Hao era la última persona en su lista. Cuando Nestor no descubrió el Fragmento del Epítome en él, quedó profundamente decepcionado. Incluso comenzó a dudar de sus habilidades para investigar. No podía entender por qué no había encontrado nada incluso aunque había examinado a cada experto de la energía de la muerte en la Franja.

La repentina activación del Fragmento del Epítome en el Dominio del Destino hizo que Nestor se sacudiera. Sus ojos brillaron mientras murmuraba, “así que resulta que el tipo había dejado la Franja… Si, por supuesto que lo hizo… ¿Cómo tendría las agallas de quedarse aquí cuando sintió que yo estaba cerca?”

Nestor comenzó a marcharse de inmediato. Con un pensamiento, se alzó en el aire y se desvaneció. La barrera con forma de domo sobre el Nexo no tenía el menor efecto sobre él.

“¡Finalmente!” Tyre y Logue miraron al cielo y simultáneamente dejaron salir un suspiro.

La barrera en forma de domo sobre el Nexo fue desplegada de forma conjunta por los dos Soberanos. El suelo de la barrera fue desplegado por Ossora mientras Wasir aplicó su energía helada en las murallas de la ciudad. Cuando el Dios Supremo de la Muerte atravesó la barrera, Tyre y Logue quienes la habían desplegado, llegaron a sentir algo. Incluso podían decir que Nestor se había marchado sin necesidad de verlo.

Para personajes como esos dos, quienes estaban acostumbrados a controlar las vidas de otros, era muy incómodo tener cerca a un ser incluso más poderoso quien podría acabar con sus vidas con un chasquido. Esperaban desesperadamente que el Dios Supremo de la Muerte dejará la Tierra del Caos y nunca regresará.

Tyre tomó una respiración profunda y se tranquilizó. Luego, dejó el Nexo y regresó al mismo volcán, llamó a su hermano Dhaka y le informó de lo que acababa de ocurrir.

“Lo tengo. Dagmar acaba de regresar. Dice que no encontró el aura del Fragmento del Epítome en Han Hao. Esto es muy extraño. Me pregunto qué le habrá hecho al Fragmento”, remarcó Dhaka quien también estaba sorprendido y confundido. No podía entender de manera lógica lo que estaba ocurriendo, cualquiera que obtuviera un Fragmento del Epítome lo mantendría en sus manos con fuerza y nunca lo dejaría ir.

“Olvida eso, dejemos de preocuparnos por Han Hao”, Dhaka preguntó con sus cejas arrugadas, “¿estás seguro de que el Dios Supremo se marchó?”

“Debería ser así. Ha examinado a cada experto en la Franja y no creo que él tenga más razones para quedarse en la Franja. Y basado en mis sentidos, puedo decir vagamente que va en dirección del Dominio del Destino. Quizás va a buscar el ‘consejo’ de la Diosa del Destino”, respondió Tyre después de pensar por un momento.

“Muy bien”, Dhaka asintió antes de poner una mueca helada y decir, “entonces podemos comenzar nuestra operación. Deberías prepararte. Mañana será el día en que nuestra Alianza de Cazadores de Dioses invada oficialmente a la Franja. Estarás enfrentando a los Superiores del Viento y Rayo. Son los más débiles de todos nosotros, así que no necesitas preocuparte mucho. En cuanto a Bryan, me enfrentará a mí, Dagmar, Asser y Salas. ¡Arrasaré su Pandemonio hasta los cimientos!”

“¡Jaja, después de esta guerra, nosotros los hermanos, nos convertiremos en los personajes más influyentes y poderosos después de los Doce Dioses Supremos!” dijo Tyre con una risa maniática.

***

En el Dominio del Destino, Han Hao quien había liberado deliberadamente la energía del Fragmento sintió que Nestor estaba apresurándose hacia él desde la Franja. Sonrió y pensó, ‘heh, ¿y que si eres un Dios Supremo? ¡Puedes ser engañado de la misma manera! De ahora en adelante, sólo necesito ser precavido y nunca sabrás que yo tengo el Fragmento. ¡Y cuando haya fusionado la energía del Fragmento con las artes demoníacas, tomaré el Epítome que tienes!

Después de sentir que Nestor estaba de camino, él nuevamente ocultó su aura. Lentamente se puso de pie y estaba listo para retomar su camino de vuelta a la Franja.

Fue en ese momento que una figura infantil repentinamente apareció ante él. Lo observó con un rostro asombrado y preguntó, “¿eres tú quien liberó esa energía?

Han Hao estaba sobresaltado y su rostro se volvió helado. Miro a todas partes con precaución y preguntó, “¿quién eres?”

Él sintió una ondulación del alma muy única que venía de esa chiquilla. Su alma era mucho más poderosa que incluso un dios alto en la etapa tardía como Polo. También sintió que ella no era una forma de vida ordinaria. Eso hizo que se sintiera amenazado.

“Soy Andrina. Este es el Dominio del Destino – ¡mi hogar!” Andrina arrugó sus cejas ligeramente mientras observaba a Han Hao. Repentinamente arrugó el ceño y preguntó con una voz helada, “sentí el aura de un cazador de dioses en ti. Eres un cazador, ¿no es así?”

“En efecto lo soy. ¿Qué vas a hacer al respecto?” Han Hao sacó su lanza de hueso y la sostuvo en su mano. Tomó una postura de alerta.

“Eso es todo lo que necesitaba saber”, dijo Andrina con un rostro helado. Su mano repentinamente brillo con un espléndido destello de cristales y lanzó un golpe hacia Han Hao.

Estaba bastante sorprendido de que no podía sentir ninguna de las Doce Fuerzas Fundamentales en ella. El fuerte brillo en su puño contenía sólo el poder puro de los cristales de energía, como si su puño fuera un estallido de energía que venía de un Cañón de Cristales de Energía enorme. No sólo era aterrador, también era muy ágil.

Han Hao no sabía quién era Andrina y no tenía idea de que ella y su padre eran amigos cercanos. Ella, por otra parte, no sabía qué Han Shuo tenía hijos. Han Hao inmediatamente la consideró como un oponente poderoso tan pronto como ella lanzó un ataque.

Con un movimiento de su lanza de hueso, el elemento de la muerte que fue arrastrado al área por el Fragmento del Epítome se energizó. Las Barreras de la Debilidad, Miedo y Envejecimiento se formaron instantáneamente y envolvieron toda la zona.

Simultáneamente, un delgado y grisáceo protector se formó frente a él. Había pequeñas corrientes de energía de la muerte circulando suavemente en la barrera.

“¿Oh?” gritó Andrina con sorpresa. No esperaba que la fuerza de Han Hao fuera tan poderosa. Era mucho más fuerte que casi todos los expertos de los cazadores con los que se había encontrado.

Con eso, ella inmediatamente desplegó todo su poder. Los enceguecedores brillos en su mano se convirtieron en materia. Un gran cristal de energía fue formado con un brillo esférico en su centro. Emanaba ardientes rayos como si fuera el núcleo de una estrella que contenía una energía casi infinita.

La Diosa del Destino había cuidado bien de su hija. Su fuerza se había elevado sustancialmente desde que fue llevada a casa desde el Dominio de la Oscuridad.

El escudo que Han Hao formó utilizando la energía de la muerte fue derrotado por el ataque con todo de la niña. Este hizo un enorme agujero en el escudo. El cristal de energía consolidado desde los destellos fue impulsado por su núcleo. Llevando un poder formidable, se separó y fue hacia Han Hao.

¡Las Barreras de la Debilidad, Miedo y Envejecimiento no tenían el menor efecto en una forma de vida única como Andrina!