GDK – Capítulo 939

0

Capítulo 939: No es un Dios Supremo a medias


*** En el centro de la Franja, el Nexo.

Tyre, Logue, Ossora y Wasir estaban teniendo una reunión en la Tienda del Soberano de Tyre sobre la inminente invasión de la Alianza de Cazadores de Dioses. Mientras el tiempo avanzaba, los cuatro Soberanos se las arreglaron para recolectar más información sobre los movimientos de sus enemigos. Tenían fuentes verificadas de que los Doce Superiores de la Alianza de Cazadores de Dioses habían llegado a las afueras de sus fronteras.

La gran guerra podía estallar en cualquier momento próximo. Los cuatro Soberanos habían completado sus preparativos. Hicieron lo mejor posible para subyugar tantos Franjistas bajo sus órdenes como fuera posible. Todos los Franjistas usualmente homicidas y agresivos parecían haberse convertido en monjes y dejaron de masacrarse entre ellos. Los soportes habían estado especialmente activos, constantemente vigilando y reuniendo información.

“Ossora, de nosotros cuatro, tú eres el más cercano a Bryan. ¿Sabes por qué todavía no asistes a las reuniones?” preguntó Tyre cuyo rostro era bastante oscuro. Él había enviado mensajeros al Pandemonio, invitando a Han Shuo para que se uniera a sus reuniones. Sin embargo, Stratholme siempre declinaría la invitación a nombre de Han Shuo, dando la excusa de que él estaba en meditación aislada. Y hasta ese momento, Han Shuo continuó rechazando el ir a las reuniones de cuando recibieron la inteligencia de que la Alianza estaba justo en las afueras de la Franja. Para Tyre, esto era inexcusable.

Ossora sacudió su cabeza y respondió, “también he enviado gente. Han recibido la misma respuesta que los tuyos. Al parecer Bryan está en un punto crítico de su cultivación. Bien, en cualquier caso, hemos aceptado nuestras responsabilidades y estrategias desde hace mucho. Creo que él debe haber hecho las preparaciones necesarias”.

“¡Eso espero!” Tyre gruñó y remarcó desdeñosamente, “si su lado fuera a desmoronarse como una galleta, esos cazadores de dioses podrán marchar directamente al Nexo y atacarnos desde nuestras espaldas. Ninguno de nosotros cinco puede permitirse la más ligera negligencia. Cierto, Ossora, por favor recuérdale nuevamente que los cazadores de dioses pueden atacarnos en cualquier momento y que es mejor que esté listo”.

“Seguro”. Dadas las circunstancias, Ossora aceptó directamente la petición de Tyre en lugar de protestar.

“Espero que pueda manejar la presión. Ha sido realmente dominante durante tiempos recientes. Debe de tener algo para respaldar esa clase de actitud”, remarcó Logue con su sonrisa maliciosa y astuta.

“¡Hey tú! ¡Detente justo allí! ¡No tienes permitido entrar!” un grito repentinamente sonó desde el exterior de la Tienda del Soberano.

El rostro de Tyre repentinamente se volvió oscuro y parecía descontento. La Tienda del Soberano estaba bajo su nombre y muchos en el Nexo sabían que él y los otros Soberanos fueron reunidos en ese lugar. Las cuatro existencias poderosas en la Franja estaban reunidas en esa habitación. ¿Quién podría ser tan temerario para traspasar la tienda e interrumpir su reunión?

¡Golpe! Un ruido sordo sonó desde las afueras de la Tienda del Soberano antes de regresar al silencio usual.

“Jeje, Tyre, al parecer alguien está orinándose en tu césped. ¡Interesante, interesante!” se burló Logue con una mueca traviesa.

Mientras tanto, Wasir y Ossora, estaban asombrados. No tenían idea de quién era el intruso y no podían entender como alguien podría ser tan temerario o tonto para traspasar la zona donde se reunían los cuatro Soberanos.

“¡No importa quien sea, sólo está caminando a su muerte!” Tyre repentinamente cambió de la furia al asombro. En lugar de ir afuera para revisar la situación, se sentó en su lugar y espero a que el intruso llegara a él.

Aunque Tyre no salió al exterior de la cámara, utilizando su poderosa aura divina, sintió que el intruso era un cultivador de la energía de la muerte y que era sólo un dios alto en la etapa media. Aunque un experto de esa clase no se encontraba abundantemente en la Franja y era bastante poderosa, Tyre, quizás el más fuerte de los Soberanos, no podría sentirse menos amenazado por esa clase de fuerza.

Aun así, él encontró muy extraño que un experto de esa clase pudiera irrumpir en su territorio. Además, los ayudantes que tenía apostados en el exterior de la tienda eran expertos del reino del dios alto en la etapa tardía, quienes deberían ser capaces de detener al intruso.

Mientras pensaba sobre esa particular situación, repentinamente se sacudió. Descubrió que unas fisuras se desarrollaron abruptamente en la barrera que desplegó, permitiendo que la figura entrara en la sala de reuniones.

El intruso barrió con su mirada a través de los cuatro Soberanos antes de fijarla en Logue. Sin ningún entusiasmo preguntó, “¿eres Logue?”

Este quedó sobresaltado. Cuando su mirada se reunió con la del intruso, repentinamente sintió que la energía divina en su cuerpo se estaba comportando muy extrañamente. Se volvió bastante desordenada y salió de su control.

Logue fue abrumado con sorpresa por la anormalidad. Inmediatamente asintió y respondió, “si, soy Logue”.

El intruso asintió antes de mirarlo intensamente. Su poderosa energía del alma envolvió a Logue en un instante. Las pupilas de este desaparecieron y sólo lo blanco de sus ojos podía verse. Parecía haber sido congelado.

“¿Quién eres? ¿Qué le hiciste a Logue?” gritó Tyre mientras se levantaba furioso. Estaba viendo con furia al intruso y estaba listo para atacar en cualquier momento.

Wasir y Ossora se levantaron de sus asientos y flanquearon al intruso desde la izquierda y derecha. Asumieron posturas hostiles hacia la persona como preparación para atacarlos.

“Es mejor que no traten de atacarme o acabaré con ustedes”. La persona estaba explorando lenta y profundamente a Logue con su alma y aun así de alguna manera, todavía podía hablar. Su tono estaba lleno de una arrogancia extrema y desdén, como si Tyre, Wasir y Ossora fueran simples hormigas que podría matar con sólo levantar su dedo, en lugar de los poderosos Soberanos de la Franja.

Tyre se había reunido con muchos personajes arrogantes y engreídos, pero nunca con alguien tan condescendiente como este intruso desconocido. El Soberano de apariencia usualmente tranquila se enfureció con su actitud. Respondió, “¿piensas que este es un lugar al que simplemente puedes entrar y salir con vida, incluso si eres un Superior de la Alianza de Cazadores de Dioses? ¿Acabar con todos nosotros? ¡Jaja, vamos a ver eso!” Después de terminar sus palabras, Tyre se alzó en preparación para lanzar un ataque.

“¡Tyre tranquilízate!” Las pupilas de Logue regresaron a sus ojos y un escalofrío bajó por su espina antes de gritar esas palabras justo a tiempo. Miró al intruso con un rostro aterrado y con una voz ligeramente temblorosa, preguntó, “¿hay algo en lo que pueda ayudarlo, Señor?”

Tyre estaba sorprendido. Casi no creía que el Logue de ese momento fuera la misma persona que él conocía por eras. Ese Soberano infame, traicionero y vengativo nunca utilizaba honoríficos cuando hablaba con otra persona o mostraba algún miedo hacia cualquier ser. Pero el Logue de ese momento estaba visiblemente asustado y hablaba con un tono humilde.

“¡Tyre no ataques!” repitió Logue mientras se levantaba lentamente. Rápidamente, giró hacia el intruso, se inclinó ante él y preguntó, “¿cómo puedo servirle, Señor?”

“Nombra a cada cultivador del elemento de la muerte en la Franja”, preguntó la persona sin prisa después de poner una ligera sonrisa calmada.

“Han Hao, Lung qi, Perseus…” respondió Logue respetuosamente después de pensar por un momento.

“Y, ¿dónde están?” preguntó el intruso después de asentir. Parecía satisfecho con la actitud de Logue.

“No sé dónde está Han Hao, pero los otros se encuentran en…” respondió Logue rápidamente mientras su cuerpo todavía estaba inclinado.

“Em-hmm. Bien”, la persona dio la vuelta y salió después de obtener la información que quería. Ni siquiera se molestó en ver a Tyre, Wasir u Ossora.

La habitación permaneció en silencio por largo tiempo después de que el intruso desconocido se marchó. Finalmente, Tyre miró a Logue con un rostro grave y preguntó, “¿quién es? ¿Tú padre? ¿Tu abuelo? ¿Por qué eras tan respetuoso con él?”

Después de dejar salir un largo suspiro de alivio, Logue se acomodó en su asiento. Después de tomar su tiempo para calmar su mente, puso una mueca y respondió, “no sería así de respetuoso con mi padre o mi abuelo. Y si estuviera remotamente relacionado con él, en este momento no estaría viviendo en la Franja”.

“¿Entonces quién en el mundo es?” Incluso Wasir quien no era del tipo conversador no pudo evitar preguntar.

“¡Un Dios Supremo!” respondió Logue vacilando como si le tomara una tonelada de esfuerzos el pronunciarlo. Después de hacer una pequeña pausa, para asegurarse que Tyre y los otros lo entendieran, añadió, “y obviamente, no de la clase a medias como nosotros”.

Después de escuchar esas palabras, Tyre, Wasir y Ossora estaban estupefactos. Escalofríos viajaban hacia abajo por sus espinas.

“No me sorprende… Debí haberlo imaginado… Si no fuera él, Logue no habría sido tan humilde…” remarcó Wasir cuyo rostro se veía un poco pálido.

“Me alegra haberte escuchado y no haber atacado…” Tyre se veía sombrío y continuó, “de lo contrario, la Franja habría sido devastada antes de que los cazadores de dioses siquiera llegaran”.

“¿Por qué habrá venido a la Franja? ¿Qué quiere?” Ossora parecía algo aturdido. Murmuró para sí mismo, “¿podría ser que las Doce Existencias intentan barrer la Franja? ¿Cómo puede ser…?”

Logue se las arregló para calmarse completamente y con un rostro tranquilo, dio su análisis, “esa probablemente no sea su intención. De lo contrario, nosotros cuatro ya estaríamos muertos. Debe estar detrás de algo más…” Después de pensar por un momento con sus ojos cerrados, Logue explicó, “parece buscar algo o alguien… Su alma exploró cada parte de mi cuerpo. No hubo nada de mí que pudiera ocultarle. Al parecer no encontró en mí la cosa que busca y por tanto me perdono…”

“Realmente espero que ese sea el caso. De lo contrario, el apocalipsis caerá sobre nosotros sin importar lo que hagamos”, Ossora parecía de alguna forma pesimista. Sabía que incluso si combinaba la fuerza de la Franja no tendrían oportunidad en contra de semejante existencia tan poderosa.

“Creo que deberíamos dejarlo por hoy. Necesitaremos algo de tiempo para calmarnos después de esto”, dijo Tyre, terminando decididamente la reunión después de ver que los otros tres Soberanos ya no deseaban hablar sobre la defensa en contra de la Alianza.

Wasir, Logue y Ossora aceptaron. Sin Tyre diciendo otra palabra, se marcharon uno detrás de otro. Incluso Logue fue a su casa para chupar su pulgar en lugar de quedarse atrás para tener una discusión más profunda con Tyre.

Después de que los tres se fueron, este se sentó en silencio en la cámara por un largo tiempo antes de salir en secreto del Nexo. Fue al volcán muerto donde Han Shuo fue presentado por primera vez a los Soberanos. Fue detrás de la cima y desplegó una barrera, sacó un espejo mágico y diálogo con Dhaka.

No muy lejos de la cima, una figura fantasmal estaba de pie bajo la sombra de un árbol, rastreando a Tyre…