GDK – Capítulo 909

0

Capítulo 909: Dios misterioso


Yarus, Agua Oscura y Roca Oscura desde hace mucho habían dejado de pelear. Se postraron en el suelo mientras un aura familiar de divinidad emanaba desde el cielo llenando sus humildes corazones.

Un trance parecido a la muerte aprisionó a cada ser vivo en la Ciudad de la Glotonería. Cada dios en la ciudad dejó lo que estaba haciendo e instintivamente se postró con respeto y miedo.

La ciudad se había hundido en una oscuridad absoluta y en el silencio como si todo el mundo estuviera muerto y helado, como si no hubiera día o noche, sólo oscuridad. La concentración del elemento de la oscuridad en el ambiente se volvió algunos cientos de veces más intenso que lo habitual y todos los otros elementos habían sido desplazados.

Los elementos de la oscuridad habían estado convergiendo sobre la Residencia Broadhurst y crecían con más intensidad a una velocidad aterradora. Y pronto, una enorme figura con una apariencia indistinta se formó. Un aura divina de pura austeridad, dignidad y magnificencia emergió y causó que muchos temieran y temblarán.

“Yarus, Agua Oscura, Roca Oscura. Dejen de lado sus rencores. Todos ustedes son Señores de la Ciudad de Mi Dominio. No peleen entre ustedes por un asunto tan pequeño”, una voz profunda y represora sonó desde el cielo. No era un consejo, más bien era una orden que debía ser obedecida.

Los tres que estaban peleando unos con otros hasta la muerte, respondieron inmediatamente de una manera afirmativa y respetuosa.

Yarus luego alzó su cabeza y observó a la colosal figura hecha de pura energía de la oscuridad. Pidió respetuosamente, “Mi Gran Señor, Hofs y Wallace acaban de ser asesinados. Ese tipo llamado Bryan es una gran amenaza para tu Dominio. Incluso yo no puedo derrotarlo. ¡Mi Gran Señor, por favor ponle fin a su existencia!”

“Soy consciente. Él no regresará a Mi Dominio. Pero, si lo hace, acabaré con él” respondió la colosal figura en el cielo. Luego, instruyó a Yarus, “lleva a cabo mis órdenes. Andre de la Casa Sainte será el Señor de la Ciudad de las Sombras, Felder de la Casa Lavers será el Señor de Ciudad Hushveil”.

Yarus estaba asombrado y confundido. No entendía por qué el Dios Supremo de la Oscuridad no asesinó a Han Shuo. Desde su punto de vista, incluso aunque Han Shuo había desaparecido de la ciudad utilizando un método milagroso, si el Dios Supremo de la Oscuridad lo quería, este no tendría la oportunidad de dejar con vida el Dominio de la Oscuridad.

“¿Hay algún problema?” la imponente voz sonó cuando Yarus no respondió de inmediato a su orden. Aunque su voz en ese momento era baja, todos aquellos que la escuchaban sentirían un terror abrumador.

Yarus estaba aterrado y respondió rápidamente, “Mi Gran Señor, lo haré según tu voluntad. Pero Mi Señor, no sé dónde se encuentra Felder o su Familia Lavers”.

Era verdad que él no tenía idea de donde se encontraba Felder. La Familia Lavers solía vivir en la Ciudad de la Glotonería. Pero después de que el hijo de Larikson fue asesinado por Han Shuo, Felder evacuó la Ciudad con su clan. Larikson había estado cazando a la Familia Lavers, pero no pudo encontrar nada.

“Eso, no necesitas saberlo. Solo extiende Mi Orden y Felder y su Casa Lavers vendrán a Ciudad Hushveil”, respondió el Dios Supremo de la Oscuridad.

Yarus inmediatamente supo que el Dios Supremo debía tener sus planes. Falder y su Casa Lavers habían sido sacados de la Ciudad de las Sombras por Wallace, fueron a la Ciudad de la Glotonería por refugio y fueron forzados a escapar y ocultarse después del asesinato del hijo de Larikson. Él podía ver que aunque la Casa Lavers siguiera con vida, eran como si hubieran muerto. Pero, esta orden del Dios Supremo de la Oscuridad pronto le daría la vuelta a la suerte de los Lavers.

Aunque Yarus no podía entender por qué el Dios Supremo hacia eso, asintió respetuosamente y acato sus instrucciones.

“Bien”, el Dios Supremo estaba complacido. Luego, repentinamente, la infinita oscuridad que fluía en la ciudad comenzó a desvanecerse como una marea retirándose. Una flecha de luz del sol golpeó la tierra mientras la oscuridad se fundía en el brillo que regresaba. La Ciudad nuevamente regresó a la vida.

Yarus regresó a sus sentidos y dejó escapar un suspiro de alivio. Giró hacia los gemelos, puso un rostro molesto y dijo, “¡si no fuera por el Dios Supremo, definitivamente no perdonaría sus vidas!”

Agua Oscura puso sus ojos en blanco y respondió, “Pffft. Yarus, respondimos a tu llamado y viajamos miles de millas sólo para ayudarte. ¿Y ahora nos culpas por lo que ocurrió? En ultima instancia la muerte de tu hermano fue causada por Bryan. Incluso si no hubiéramos hecho nada, tu hermano habría terminado muerto. Deberías ir tras él, no sobre nosotros”.

“Es correcto. Si el Señor Oscuro no se hubiera mostrado a tiempo, habríamos muerto aquí. ¡Yarus, eres tú quien nos debe un favor, no al revés!” dijo Roca Oscura desdeñosamente.

“Hump, si Wallace y Hofs no les hubieran ofrecido a ustedes dos una mina de cristal nueva, ¿habrían venido?” reprendió Yarus antes de decir, “pero vamos a olvidarlo. Están muertos y no tenemos nada. ‘Suspiro’, no entiendo por qué el Señor Oscuro no lo mató. Si Su Señoría lo quisiera, no habría manera en que Bryan pudiera escapar”.

Agua Oscura y Roca Oscura pusieron apariencias confundidas. Agua Oscura vaciló por un momento y vio hacia el cielo antes de sugerir en voz baja. “Wallace había mencionado que ese chico es cercano a la hija de la Diosa del Destino. ¿Podría ser esa una razón?”

Los ojos de Yarus pestañearon después de escuchar esas palabras y asintió lenta y ligeramente. Respondió, “quizás, pero sospecho que hay más. Pero, bueno, no es de nuestro interés. Ustedes también deben acatar las órdenes del Señor. Que inesperado y afortunado para Felder el unirse a nuestras filas”.

Los gemelos rascaron sus cabezas como si no pudieran entender el razonamiento detrás de las decisiones de Dios Supremo de la Oscuridad. Después de eso comenzaron a marcharse de la Ciudad de la Glotonería.

*** En una montaña calva al Noreste de la Ciudad de la Glotonería, Han Shuo estaba cubierto de sangre y jadeaba pesadamente.

El Cuerpo Invencible del Presagio se activó automáticamente y el yuan demoníaco circuló rápidamente alrededor de su cuerpo. Algunos segundos después, la sangre dejó de brotar fuera de su cuerpo y en su lugar comenzó a fluir a la inversa. Su carne, huesos, vasos sanguíneos y meridianos rasgados regresaron de vuelta a su posición normal. Las heridas en su cuerpo comenzaron a sanar a un ritmo antinaturalmente rápido.

Después de alcanzar el Reino del Rompimiento del Cielo en las artes demoníacas, la velocidad con la que se reparaba el cuerpo de Han Shuo había crecido hasta el punto donde los daños que le causaba el Desmontaje de la Sangre Demoníaca ya no eran para nada problemáticos. Él envió el yuan demoníaco alrededor de su cuerpo y reparó con facilidad los daños.

Han Shuo necesitaba un tiempo relativamente breve para sanar completamente de heridas tan severas. Pero no tenía tiempo que perder. Después de estabilizar su condición, Han Shuo comenzó a dejar el Dominio de la Oscuridad. Han Shuo sintió un enorme sentido de amenaza cuando el Dios Supremo de la Oscuridad hizo repentinamente su aparición. Sabía que en ese momento no era rival en contra del Dios Supremo y por lo tanto necesitaba dejar el Dominio de la Oscuridad tan pronto como fuera posible.

El poder del Dios Supremo de la Oscuridad simplemente era muy aterrador. ¡No habría un momento en que se sintiera seguro cuando se encontrara dentro del Dominio de la Oscuridad!

Él activó su energía al máximo y trató de dejar el Dominio a su máxima velocidad. Después de siete días de maratón, dejó salir un suspiro de alivio porque finalmente salió del Dominio de la Oscuridad y llegó a la frontera compartida con el Dominio de la Muerte.

En su viaje al Dominio de la Oscuridad, Han Shuo había completado sus objetivos de asesinar a Wallace, Hofs, Larikson y Ralph. Sin embargo, al asesinar a esas personas, Han Shuo ofendió a Yarus, Agua Oscura y Roca Oscura. Incluso pudo haber provocado al Dios Supremo de la Oscuridad. Pero Han Shuo creía que una vez que regresara a la Franja y estableciera a la Casa Han en el Pandemonio, no tendrían miedo a estas amenazas.

‘Mate a dos de sus Señores de la Ciudad. ¿Por qué no está atacándome?’ pensó Han Shuo.

El único asunto que todavía molestaba bastante a Han Shuo era el Dios Supremo de la Oscuridad. No entendía por qué el Dios Supremo no había tratado de matarlo cuando él le había causado una perturbación enorme en el Dominio de la Oscuridad. Basado en la fuerza que el Dios Supremo de la Oscuridad reveló en la Ciudad de la Glotonería, Han Shuo sabía que no sería capaz de escapar tan fácilmente si el Dios Supremo hubiera tratado de detenerlo de alguna manera.

Había estado pensando en esa pregunta por un largo tiempo. Pero incluso después de entrar en el Cañón Ronson, todavía no se encontraba ni cerca de revelar el acertijo.

Decidió no pensar temporalmente en eso y continuar con sus asuntos. Expandió su consciencia y rápidamente encontró a un cazador de dioses que se había ocultado a sí mismo.

El cuerpo de Han Shuo se desvaneció y reapareció ante el cazador en un parpadeo. Antes de que este pudiera reaccionar, Han Shuo lo sujetó por el cuello, inmovilizándolo y le preguntó, “¿dónde está Scarlett?”

“¿Quién eres? ¡¿Para qué estás buscando a nuestra Jefa?!” gritó el asustado cazador de dioses.

“Ohh”, Han Shuo puso una sonrisa, lo dejó ir y respondió, “soy de la Casa Han. Scarlett nos ayudó y quiero agradecerle personalmente por su ayuda”.

El cazador dejó salir un suspiro de alivio después de escuchar la respuesta de Han Shuo, pero permaneció muy cauteloso. Preguntó, “pero ¿cómo puedo saber si en realidad eres de la Casa Han?”

Han Shuo arrugó sus cejas ligeramente y preguntó, “Han Hao solía estar a cargo de todo aquí, ¿cierto?”

El cazador mostró emociones de reverencia cuando escucho el nombre ‘Han Hao’. Pregunto, “si, en ese entonces cuando todavía estaba en el Cañón Ronson, cada cazador debía obedecer sus palabras. ¿Conoces a Han Hao?”

Han Shuo respondió sonriente y respondió, “dame un vistazo cuidadoso. ¿No crees que me veo muy parecido a Han Hao?”

Parecía que el cazador sólo se dio cuenta de eso después de escuchar esas palabras. Entrecerró sus ojos y lo observó cuidadosamente antes de que su rostro se sacudiera repentinamente y respondiera de inmediato, “¡muy bien, te llevaré con mi Jefe!”

Han Shuo viajó a lo profundo del Cañón Ronson con el cazador guiando el camino. A lo largo de su viaje, descubrió a muchos cazadores bien escondidos que parecían estar teniendo una gran operación. Con curiosidad, preguntó, “¿Por qué se están escondiendo por todas partes?”

“Estamos vigilando por movimientos y actividades. Recientemente ha habido un gran número de personas viajando del Dominio de la Muerte al Dominio de la Destrucción. Provienen de varios clanes del Dominio de la Destrucción. Nosotros los cazadores de dioses del Cañón Ronson estamos planeando y preparándonos para atacar a los más débiles”, respondió con honestidad el cazador.

Con un pensamiento, Han Shuo se dio cuenta del porqué muchos clanes estaban dejando el Dominio de la Muerte.

Esas personas del Dominio de la Destrucción probablemente viajaron a Ciudad Witherbone por asuntos relacionados a la Casa Han. Debieron haber descubierto que la ciudad en ese momento era un lugar desolado y por lo tanto dejaron el Dominio.