GDK – Capítulo 908

0

Capítulo 908: Red Celestial


Si Han Shuo no tuviera una confianza absoluta, no habría sacado el demonio infante fuera de su seguridad o su cuerpo físico, para utilizarlo para soportar el agujero negro de Yarus. Después de todo, el demonio infante y la consciencia eran los cimientos de su existencia. Si algo malo le ocurría a esas dos cosas, Han Shuo estaría en una mierda muy profunda.

Su consciencia y los demonios que se habían esparcido en los alrededores repentinamente convergieron y se volvieron a unir. Luego sujeto a Wallace antes de que este pudiera destruir su cuerpo físico y lo aplastó hasta su muerte.

Después, Han Shuo inhaló rápidamente con su boca, succionando el alma divina de Wallace hasta su estómago. La almacenaría hasta que terminara su destrucción en este lugar y luego dejaría que el Caldero de la Miríada de Demonios convirtiera el alma en uno de sus demonios.

Todo esto ocurrió en sólo segundos. Antes de que Yarus, Agua Oscura, Roca Oscura y los otros pudieran reaccionar, Han Shuo había tomado la vida de Wallace.

“¡¿Cómo es posible?!” Yarus nunca había mostrado alguna expresión de pánico, hasta ese momento. De su entendimiento del alma divina, una persona estaría absolutamente muerta una vez que su alma era despedazada. Debería ser imposible para cualquiera el recuperarse de eso.

Pero Yarus no sabía qué Han Shuo cultivaba en las artes demoníacas que se originaban en otro universo con lo cual su alma era todo menos normal. Su consciencia podía dividirse en cientos y miles de hebras y todavía continuar bien. Era de esperar que los dioses del Elysium no entendieran lo milagroso de la consciencia de otro mundo de Han Shuo.

«¡Jaja! Todas tus barreras se han ido. ¿Cómo vas a detenerme ahora?” Han Shuo aulló con una risa antes de patear el suelo con su enorme pie para impulsarse. La Residencia Broadhurst tembló de nuevo.

Siguiendo ese pensamiento, las diecisiete espadas voladoras salieron desde su cuerpo físico y fueron tras Hofs, Ralph y Larikson. Mientras tanto, el enorme Han Shuo hecho del demonio infante y los demonios, dejó salir rugidos ensordecedores mientras corría ferozmente hacia Yarus.

Sus tremendas pisadas habían sacudido muchos de los edificios en la Residencia Broadhurst y sus alrededores, haciéndolos colapsar. Incluso más dioses escupieron sangre y murieron por el destructivo rugido que hizo.

Yarus se alarmó enormemente. Viendo que el enorme Han Shuo se acercaba, reunió rápidamente la energía de la oscuridad. El cielo claro sobre la Residencia Broadhurst fue rodeado rápidamente por una intensa aura de la oscuridad, antes de dejarla caer sobre Han Shuo.

“Oh vamos, ¿de nuevo el mismo truco? ¿Es todo lo que tienes?” Han Shuo alzó su cabeza y bramó hacia el cielo. Su estruendosa voz llevaba un extraño poder que se extendía como pulsos. Las ondas de sonido detuvieron la energía que se reunía y disperso por la fuerza el aura de la oscuridad, permitiendo que la luz del sol pasará a través del cielo y cayera en la Residencia Broadhurst.

“Aarrgghh…” un chillido miserable se escuchó repentinamente. Tres espadas voladoras habían atravesado el torso de Ralph.

Este poseía solamente la fuerza de un dios alto en la etapa media. No era rival para Han Shuo antes de que este dejara el Dominio de la Oscuridad. Y ahora, después de que avanzara al Reino del Rompimiento del Cielo, tenía todavía menos oportunidad. Como el más débil del grupo, no debería ser una sorpresa que fuera el primero en perecer.

Después de que Ralph fuera asesinado, las diecisiete espadas voladoras se entrelazaron y formaron una enorme y mortal red. Hofs, Larikson, Agua Oscura y Roca Oscura fueron atrapados dentro de la red donde el aura helada y el poder corrosivo estaban activados al máximo. El grupo ejerció toda su fuerza y aun así no podían liberarse.

Cuando la ‘Red Celestial’, una forma de la Formación de Espada Asesina de Dioses Avici, era desplegada, está inmediatamente envió a Hofs y los otros a un agujero de desesperación. La Red Celestial se encogería lentamente y aquellos atrapados en ella encontrarían que su espacio para moverse se volvió más y más pequeño.

Las diecisiete espadas voladoras entrelazadas volaban más y más rápido mientras aquellos atrapados eran forzados a estar en un espacio más pequeño. Cuando la canalización fuera completada, las espadas voladoras convergerían en un punto y todos aquellos atrapados en la Red Celestial tendrían su cuerpo y alma destruidos.

“Aarrgghh… Aarrgghh…” dos chillidos llegaron en una rápida sucesión. Se originaron de las bocas de Hofs y Larikson.

“¡Agua Oscura, Roca Oscura, como pudieron!” gritó un Hofs con apariencia pálida mientras se defendía de los gemelos. Estaban atrapados en un espacio de una habitación común.

“Lo siento chicos, pero simplemente no hay suficiente espacio para los cuatro”, respondieron Agua Oscura y Roca Oscura al unísono y con una voz helada mientras atacaban a Hofs y Larikson.

Con cada ciclo que completaban las espadas, la Red Celestial se encogería. Eventualmente, la red se encogería hasta el punto donde no habría suficiente espacio para acomodar a cuatro personas.

Para permitirse sobrevivir un poco más, Agua Oscura y Roca Oscura lanzaron un ataque oculto sobre Hofs y Larikson. Estos dos estaban en desventaja al sufrir los ataques de los gemelos y para comenzar eran más débiles que ellos. Al parecer pronto serían derrotados.

“¡Jajaja, interesante, interesante!” Han Shuo quien estaba golpeando a Yarus giro para reír en voz alta. No esperaba que se mataran entre ellos ante semejante situación.

“¡Agua Oscura, Roca Oscura, no se atrevan! ¡O los asesinaré!” gritó Yarus cuando vio que Larikson fue seriamente herido y cerca de la muerte.

“Ni siquiera me hagas comenzar, Yarus. ¡Si no fuera por ti, no estaríamos en esta situación!” reprendió Agua Oscura fríamente. Luego de eso empaló sin misericordia la cabeza de Larikson con una pica oscura.

Mientras tanto, su gemelo, Roca Oscura, lanzó un puño sobre el seriamente lastimado Hofs y lo envió hasta la Red Celestial de Han Shuo. Tan pronto como este hizo contacto con la red, su cuerpo inmediatamente comenzó a derretirse y dejó salir un humo espeso.

“¡¡¡Hermano!!!” Yarus estaba furioso. Una intensa energía de la oscuridad se desbordó de su cuerpo y lo rodeo. Desató su dominio de la divinidad y todo el elemento de la oscuridad en la Residencia Broadhurst fluyó hacia él.

Al parecer había perdido su racionalidad después de la muerte de su hermano. Ya no ocultó su aura de dios supremo, desató toda su energía y cargo salvajemente hacia Han Shuo.

Este se sorprendió de que Yarus estuviera yendo con todo, no esperaba que fuera tan cercano con Larikson. Mientras observaba esa feroz carga sobre él, un pensamiento lo golpeo y repentinamente se movió a un lado.

Como él sospechaba, Yarus no lo perseguía a él, en su lugar lo paso y continuó su camino hacia Agua Oscura y Roca Oscura quienes todavía estaban atrapados dentro de la Red Celestial.

Han Shuo sonrió de forma maligna. Con un pensamiento, la red fue disuelta y las diecisiete espadas voladoras regresaron a su cuerpo físico. Él planeaba sacar sus palomitas de maíz para observar a Yarus peleando con los gemelos, para luego acabar con todos con un ataque sorpresa cuando viera la oportunidad.

Pero de la nada, el elemento de la oscuridad en el ambiente comenzó a comportarse extrañamente.

En un instante, el elemento de la oscuridad dentro de la Residencia Broadhurst que había sido succionado por Yarus fue abastecido por cientos o quizás miles de pliegues. El elemento estaba reuniéndose rápidamente en el cielo claro y gradualmente se estaba formando una conciencia que envolvió toda la Ciudad de la Glotonería.

El rostro de Han Shuo se sacudió e inmediatamente se rindió en su plan de atacar a Yarus y los gemelos. Su cuerpo inmaterial se transformó en la sombra fantasmal de un torbellino e inmediatamente serpenteo hasta su cuerpo principal que estaba sentado inmóvil con las piernas cruzadas.

Simultáneamente, el elemento de la oscuridad en Yarus y los gemelos se desvaneció bruscamente. Incluso sus energías divinas fueron restringidas completamente. Su batalla que sacudía el mundo repentinamente se convirtió en una escena ridícula.

Sin el elemento de la oscuridad y energía divina, los tres Señores de la Ciudad no eran ni siquiera fuertes como lastimeros dioses fundamentales. Sus golpes y patadas cómicos aterrizaban en sus oponentes, pero no hacían daño.

Los tres pronto se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo y sus rostros se sacudieron. Simultáneamente dejaron de pelear y miraron hacia el cielo.

Una oscuridad infinita había envuelto a toda la ciudad, era como si la luz se hubiera desvanecido para siempre. Había una presión inmensamente pesada y asfixiante en la atmósfera. Cada ciudadano en la Ciudad de la Glotonería no pudo evitar el postrarse automáticamente, incluyendo a Yarus y los gemelos.

Después de que la consciencia y el demonio infante regresaron a su cuerpo físico, Han Shuo inmediatamente se puso de pie. Después de sentir la oscuridad que rodeó repentinamente la ciudad, su rostro se sacudió. Descubrió que esta existencia que causó el cambio en el ambiente era por lo menos cien veces más poderosa que los dioses supremos como Wasir o Salas. Han Shuo sabía que absolutamente no tenía oportunidad en contra de una existencia de ese nivel.

Sin pensarlo, activo el Desmontaje de Sangre Demoníaca. Un brillo sangriento destello y Han Shuo se marchó de la ciudad.

Hofs y Wallace, dos de los Señores de la Ciudad del Dominio de la Oscuridad, debieron tener Marcas Divinas del Dios Supremo de la Oscuridad en sus almas divinas. El Dios Supremo debió haber sido alertado por sus muertes a través de las marcas y por lo tanto descendió en la Ciudad de la Glotonería.

Los Dioses Supremos con el Epítome son la fuerte de la energía. Podían crear y destruir energía, poseían un entendimiento completo de sus elementos y edictos. Un Dios Supremo con el Epítome era simple y sin ninguna duda incomparable.

En el infinito y vasto universo, siempre y por siempre habría un poseedor del Epítome de la Oscuridad. Sabiendo que no era competencia en contra de semejante existencia, Han Shuo prontamente decidió activar el Desmontaje de Sangre Demoníaca. Se lastimó a sí mismo solamente para alejarse rápidamente de la Ciudad.