GDK – Capítulo 906

0

Capítulo 906: ¡Dame con todo!


Han Shuo admiro todavía más a Yarus después de escuchar la invitación. Sin embargo, sacudió su cabeza con resolución. Respondió sonriendo, “gracias, aprecio tu amable oferta, pero mi Casa Han ya no vivirá bajo la sombra de nadie, ya no más”.

En aquel entonces, cuando Han Shuo dejó la Ciudad de las Sombras, estaba determinado a nunca más sobrevivir por la piedad de alguien más. Aunque Yarus no era para nada como Wallace, Han Shuo todavía no colocaría la seguridad de su Casa Han en la Ciudad de la Glotonería.

Además, él no estaba para nada impresionado con la fuerza de Yarus. ¿Cómo podría estar dispuesto a servirle?

Después de que Han Shuo rechazó su oferta, Yarus suspiró, bajó y sacudió su cabeza decepcionado. Mientras tanto, Larikson, Hofs y Wallace, dejaron salir un suspiro de alivio

“En efecto, este tonto no sabe cómo apreciar la amabilidad. Hermano, no desperdicies palabras con él. ¡Idiotas como él merecen la muerte!” dijo Larikson.

Yarus miró a Han Shuo de una forma apesarada. Dijo, “fui sincero con mi invitación. Debes saber que tendré que acabar con tu vida, si rechazas mi oferta”.

«Yo entiendo. Adelante y dame con todo”, dijo Han Shuo con un enorme espíritu heroico. Él no estaba tomando el peligro a su alrededor con seriedad.

Las capas y capas de barreras que lo atrapaban habían aislado cada energía elemental y hacían que el espacio tiempo fuera inaccesible. Incluso un experto que cultivará el edicto del espacio no podría escapar al rasgar el espacio tiempo. Yarus y los otros tenían la certeza de que Han Shuo no podría escapar de su trampa.

“¡No hay manera de que salgas de esto, Bryan! ¡A menos que de alguna manera rompas a través de las ciento veinte capas de barreras entre nosotros, tendrás que sufrir pasivamente nuestros ataques hasta que mueras!” dijo Wallace mientras observaba a Han Shuo con sus ojos helados.

“¿Supongo que no le has dicho a Andre y Carmelita que tú y Ralph están en la Ciudad de la Glotonería? Jeje, me pregunto cómo se sentirían si supieran lo que estás haciendo en este momento”, dijo Han Shuo sonriendo. Estaba muy relajado.

La expresión de Wallace cambió cuando él mencionó a Andre y Carmelita. Parecía como si alguien lo hubiera pinchado donde le dolía.

“¡Los asuntos de nuestra Casa Sainte no son asunto tuyo! Humph, Carmelita y Andre tienen una vista corta y fueron deslumbrados por tus trucos. ¡Pero será cuestión de tiempo para que regresen a sus sentidos y entiendan que lo que estoy haciendo es todo por el bien de nuestro clan!” respondió Wallace. Parecía más el estar tranquilizándose con esas palabras que discutiendo con Han Shuo.

Este último asintió y no respondió. No mencionó a Carmelita y Andre con la esperanza de que Wallace lo dejará ir, sino para averiguar por Wallace si esos dos sabían algo de las acciones

En aquel entonces, supo por Emily y Phoebe que Andre, Carmelita, Aobashi y Erebus no habían respondido a las peticiones de ayuda de la Casa Han. Había noticias verificadas de que Aobashi y Erebus fueron enviados lejos de la ciudad antes de que el Fuerte Lasberg estuviera bajo ataque. Después de escuchar esas palabras de Wallace, él tenía la certeza de que esté de alguna manera debió haber prevenido que recibieran esos mensajes. Han Shuo estaba feliz al descubrir que sus amigos no lo habían traicionado.

Viendo que Han Shuo estaba determinado, Yarus entendía que ninguna cantidad de palabras podría cambiar su mente. Giró hacia sus asistentes y les ordenó, “traigan aquí a Agua Negra y Roca Negra”.

Pronto, dos rastros de sombras se movieron hacia Yarus desde direcciones diferentes antes de aparecer a su lado. Los dos vestían ropas completamente oscuras y llevaban rostros oscuros. No sólo poseían la fuerza de dioses altos en la etapa tardía, ambos se veían iguales.

Agua Oscura y Roca Oscura eran gemelos idénticos y eran los Señores de las Ciudades Agua Oscura y Roca Oscura respectivamente. En el Dominio de la Oscuridad, sólo Yarus tenía una reputación más grande que los gemelos. Las leyendas decían que el Dios Supremo de la Oscuridad había dejado un par de Marcas Divinas idénticas en los gemelos lo que les otorgó habilidades especiales.

Cuando Agua Oscura y Roca Oscura aparecieron, Han Shuo arrugó sus cejas ligeramente y su expresión se volvió grave.

Él había estado consciente de la presencia de los gemelos que se encontraban en la oscuridad y apartados uno del otro. Pensó que eran sólo unos dioses altos cualquiera y no los tomo como una amenaza seria.

Pero después de que salieron de sus escondites, cuando se acercaron uno al otro, Han Shuo estaba sorprendido al descubrir que la energía divina en sus cuerpos estaba creciendo exponencialmente en poder y que el aura de la oscuridad se reunía alrededor de ellos. Para el momento en que estaban de pie junto a Yarus, descubrió que el poder de sus energías divinas y el aura de la oscuridad habían sobrepasado por mucho a Hofs, Wallace y los otros dioses altos. Aunque sus auras no eran tan intensas como la de Yarus, su poder obviamente estaba por encima del de un dios alto.

Los gemelos idénticos cuyos espíritus estaban conectados de maneras misteriosas eran ambos cultivadores de la energía de la oscuridad en el reino del dios alto en la etapa tardía. Después de que el Dios Supremo de la Oscuridad los premió con una Marca Divina idéntica, su poder conjunto se volvió varias veces más grande que sus fuerzas individuales.

Tener a Yarus como un oponente ya era un reto difícil. Y ahora, con el equivalente a otro oponente con la fuerza de un dios supremo, Han Shuo inmediatamente se dio cuenta de que al estar congelado por las ciento veinte capas de barreras lo volvería sustancialmente más difícil.

“Bryan, te daré una última oportunidad. ¿Todavía insistes en convertirte en mi enemigo?” preguntó Yarus con gravedad. Él había revelado su carta de triunfo con la esperanza de que Han Shuo reconsiderada su decisión.

Este último sonrió y respondió, “¿piensas que puedes mantenerme atrapado aquí sólo debido a que tienes a esos dos?”

“No, no vamos a retenerte, vamos a matarte”, respondió Yarus.

“¡Jajaja!” Han Shuo se rio en voz alta. Alzó su cabeza y le dio un vistazo a la tremenda aura de la oscuridad encima de su cabeza antes de retar temerariamente, “¿piensas que mi fuerza estará sustancialmente reducida si me aíslas de todas las energías elementales? Jaja, adelante y mátame. ¡Adoraría ver cómo lo intentas!”

La región alrededor de Han Shuo había sido completamente aislada del mundo exterior y los otros elementos a parte de la oscuridad, ninguna otra fuerza elemental podría fluir a través de las barreras. Si hubiera sido cualquier otro dios que cultivará energías elementales en el lugar de Han Shuo, su fuerza habría sido enormemente afectada y sería forzado a consumir la energía divina en su cuerpo para pelear o resistir.

Sin acceso a las energías elementales, no podrían reponer su energía divina. Cualquier experto, sin importar lo poderoso que fuera, sería tan frágil como un mortal una vez que su energía divina se agotara.

“¡Qué hombre tan audaz eres y que pena que tengas que morir aquí!” alabo Yarus antes de girar hacia, Agua Oscura, Roca Oscura, Hofs, Wallace y los otros expertos quienes cultivaban en la energía de la oscuridad y dijo, “voy a desplegar el Agujero Negro Giratorio. Sólo tienen que hacer fluir su energía divina en el para amplificar su poder. Cuando el agujero negro caiga sobre él, será despedazado en millones de piezas”.

Todos los expertos de la energía de la oscuridad asintieron. Ellos estaban conscientes del poder de Yarus y que tan mortal era su técnica distintiva.

Yarus no desperdicio el tiempo e inmediatamente se sentó con las piernas cruzadas y cerró sus ojos. Hebras de aura de la oscuridad emergieron desde su cuerpo y se conectaron con la infinita oscuridad sobre la Residencia Broadhurst. La inmensa cantidad de aura de la oscuridad parecía haber sido impulsada por incontables fuerzas invisibles y comenzó a agitarse.

Agua Oscura, Roca Oscura, Wallace y Hofs comenzaron a enviar hebras de energía de la oscuridad desde sus cuerpos y fueron hacia el vórtice formado sobre la cabeza de Han Shuo.

Las hebras de la energía de la oscuridad que salían de Agua Oscura y Roca Oscura resonaban y se entrelazaban de una forma milagrosa para formar nuevas hebras que eran significativamente más poderosas. Su poder combinado era más de diez pliegues más grande que el de Hofs y Wallace.

Mientras las hebras de energía de la oscuridad eran inyectadas, el vórtice que se agitaba lentamente sobre la cabeza de Han Shuo giraba más y más rápido. Era como si un agujero negro hubiera aparecido en el cielo y estuviera creciendo en poder y no se detendría hasta que el mundo fuera engullido.

Yarus eran un experto con la fuerza de un dios supremo. Agua Oscura y Roca Oscura tenían una fuerza combinada equivalente a la de un dios supremo. Además de eso, había poderosos dioses altos de la oscuridad como Hofs, Wallace y otros. El poder conjunto de todos esos expertos habían sobrepasado por mucho las expectativas de Han Shuo. La amenaza era mucho más grande que la de Wasir y Salas.

Estaban reuniendo toda su energía y planeaban aplastarlo con un solo ataque poderoso. La energía acumulada en el agujero negro crecía más y más de forma aterradora y el corazón de Han Shuo se volvía más pesado.

Por un momento, Han Shuo estaba en una pérdida. No sabía que podía hacer en contra de semejante poder. Sus diecisiete espadas voladoras habían dejado su cuerpo desde hace mucho tiempo y comenzaron a bombardear las más de cien capas de barreras. Aunque estaban haciendo progresos, era bastante lento y esas barreras eran muy duras.

“¡Es hacerlo o morir!” Han Shuo tomó su decisión en una fracción de segundo y decidió realizar una maniobra arriesgada.

Las diecisiete espadas voladoras habían dejado de bombardear las barreras y regresaron a él. Se sentó con las piernas cruzadas en el suelo y cerró sus ojos. Su consciencia se transformó en brillos oscuros y fluyo hacia su demonio infante. Siguiendo a eso, el demonio infante flotó lentamente, saliendo por encima de la cabeza de Han Shuo y se hizo más y más grande. Era como una copia fantasmal del mismo.

Simultáneamente, los cientos de miles de demonios salieron desde el caldero de la Miríada de Demonios y se desvanecieron en el demonio infante. Esté, siendo originalmente del tamaño de un niño pequeño se hinchó rápidamente mientras estaba siendo llenado con la energía de los demonios. En sólo momentos, el demonio infante se había transformado en un demonio gigante de más de un par de docenas de metros que flotaba en medio del aire.

Una energía helada, siniestra, despiadada y sedienta de sangre repentinamente inundó la Ciudad de la Glotonería. Era como si los cientos de capas de barreras no pudieran retener la energía apocalíptica del demonio infante.

“¡¡¡RUGIDO!!!” Cuando la energía de todos los demonios entró en el demonio infante, este repentinamente rugió.

La tremendamente poderosa ola de sonido del ataque del alma paso a través de las barreras. ¡Muchos de los dioses dentro de la Residencia Broadhurst repentinamente sangraron de cada orificio y murieron en el lugar donde se encontraban!