GDK – Capítulo 892

0

Capítulo 892: Arresto domiciliario


Han Shuo fue con los Soberanos y les informo en términos vagos que Han Hao se separaría de la Alianza de Cazadores de Dioses y si llegaba el día en que la Franja estuviera en Guerra con la Alianza, él y su facción se pondrían en su contra.

Con el compromiso de Han Shuo, los Soberanos no tenían más excusas y le dieron lo que él quería.

Finalmente, obtuvo el control de una parte del Nexo. Los Soberanos le entregaron las Tiendas del Soberano que anteriormente le pertenecían a Salas. Y como uno de los administradores del Nexo, cada año, Han Shuo obtendría un quinto de todos los impuestos recolectados en el Nexo. Era una cantidad astronómica de monedas de cristal negro.

En aquel entonces, cuando él entró por primera vez al Nexo, Ossora le había regalado una de sus Tiendas del Soberano, la cual fue convertida en la rama de la Perla Celestial. Después de tomar las tiendas de Salas, le dio una de esas tiendas a Ossora. Él ya no le debía al viejo ningún bien monetario.

Han Shuo actuaba con cautela hacia Ossora desde el comienzo. Y habiendo escuchado la advertencia de Wasir, la aumentó incluso más. Han Shuo trataba de no estar asociado de cerca con Ossora así que si incluso trataba de asesinarlo en el futuro, no habría ningún reproche ni sería criticado por el público.

Una vez que Han Shuo tomó el control de las diez Tiendas del Soberano, le pidió a Zovic y al zombi élite de metal que se movieran al Nexo. El zombi élite de metal había estabilizado su Empresa Goldstone en cada Dominio y había demostrado ampliamente su talento en la administración y el crecimiento de negocios. Por tanto, él le dio al zombi una de sus Tiendas del Soberano para que así pusiera una rama de la Goldstone en el Nexo.

Zovic era una persona inteligente y conocía las idas y venidas de la Franja. Han Shuo había llevado a Zovic hacia el Nexo para ayudar al zombi élite de metal para establecer su rama de la Goldstone. Pero lo más importante, Zovic conocía a algunos de los soportes en el Nexo. Han Shuo le dio una considerable cantidad de monedas de cristal negro para construir su propia red de inteligencia en la Franja.

Después de la reunión en el volcán extinto, los tres Soberanos se habían comunicado con esos comerciantes en el Nexo, instruyéndolos para que dejaran de dificultarle las cosas a Han Shuo. Después de tener sus suministros saqueados por Han Hao por tantos meses, esos comerciantes en el Nexo aceptaron las instrucciones casi de inmediato. Después de sus órdenes, todos entendieron que tan traicionero era Han Shuo.

Además, esos comerciantes también entendían que los Soberanos debían haber alcanzado alguna clase de acuerdo con él. Se volvieron más temerosos de ese personaje poderoso quien estaba alzándose rápidamente en la Franja.

Tener una reputación infame era muy útil en ese lugar. Cuando se trataba de establecer la rama de la Goldstone u obteniendo información, las cosas irían más suaves cuando el nombre de Han Shuo era mencionado.

Tres meses pasaron en un parpadeo. Durante ese tiempo, el zombi élite de metal había tenido éxito en establecer la rama de la Goldstone en el Nexo. Con un aparente presupuesto sin límites de monedas de cristal negro y con la aterradora reputación de Han Shuo, Zovic se las arregló para contratar un número de soportes para que trabajaran con Han Shuo. Aunque esa red de inteligencia recién establecida no era tan extensa y bien acoplada como las de los otros Soberanos, era mejor que nada.

Durante esos meses, Han Hao no continuó causando estragos por toda la Franja. Él se había estado centrando en el entrenamiento de los cazadores de dioses que reclutó recientemente.

Aunque él y Han Shuo raramente se encontraban, conocían muy bien la situación del otro, ya que se había estado comunicado frecuentemente a través de sus canales secretos.

Un día, mientras refinaba nuevas píldoras medicinales y planeaba como obtener a cada farmacéutico y creador de veneno en el Nexo bajo su Soberanía, fue interrumpido por un ansioso Zovic apresurándose al gimnasio.

Han Shuo lo había instruido para que no lo perturbara cuando estaba produciendo medicinas o cultivando, a menos que fuera una emergencia. Zovic no era una persona incauta y definitivamente sabía cómo seguir órdenes. Nunca antes había interrumpido la cultivación de Han Shuo. Y de esa mirada ansiosa en su rostro, este supo instantáneamente que era una situación urgente.

“¿Qué está ocurriendo?” El rostro de Han Shuo se volvió grave. Tenía el sentimiento de que algo realmente malo estaba sucediendo.

El Zovic enormemente ansioso respondió inmediatamente, “acabo de recibir noticias de Han Hao. Sus seguidores que recién han llegado del Dominio de la Muerte traen noticias sobre la Casa Han”.

El rostro de Han Shuo se sacudió e incluso se sintió intranquilo. Inmediatamente preguntó, “¿qué ocurrió?”

“Cada facción grande en el Cañón Ronson unió fuerzas para atacar a la Casa Han. Ellos…” Zovic reporto apresuradamente todo lo que sabía.

Desde el momento en que Han Shuo le asignó la tarea de construir una red de inteligencia, le ordenó que prestara atención a la Casa Han en el Dominio de la Oscuridad. Habiéndole servido a Han Shuo por un tiempo y siendo un hombre inteligente, era claro para Zovic que tanto significaba la Casa Han para Han Shuo. Por tanto, había ido con él después de recibir la información.

El mensajero que recientemente se había reportado con Han Hao fue enviado por Khitan antes de que él fuera a detener a las facciones de cazadores que atacaban la Casa Han. Ese mensajero no tenía idea de su destino. Lo que se le dijo a Han Shuo era solo lo que el mensajero había escuchado en esa ocasión.

A ese seguidor de Han Hao le tomó cuatro meses de viaje sin descanso desde el Dominio de la Muerte hasta la Franja. Eso significaba que para el momento en que recibió la información, habían pasado cuatro meses desde que la Casa Han fue atacada.

El rostro de Han Shuo se volvió oscuro. De la información, dedujo que la Casa Han debió haberse encontrado con alguna clase de calamidad en el Dominio de la Oscuridad. De lo contrario, no habrían tratado de mudarse al Dominio de la Muerte. Igual que el maratonista, Han Shuo no tenía idea de la situación actual de la Casa Han o de sí se las habían arreglado para pasar a través del Cañón Ronson.

Basado en la información a mano, Zovic sintió que era como si la Casa Han hubiera perecido en el cañón. Sin embargo, permaneció en silencio y mantuvo esa predicción para sí mismo.

Después de pensar por un momento, Han Shuo tomó una respiración profunda y le dijo a Zovic, “necesito dejar la Franja por un tiempo. Mantenlo en secreto. Si alguien pregunta, sólo diles que estoy cultivando en el Pandemonio. No pasará mucho antes de que regrese. Estarás a cargo mientras esté lejos”.

“No se preocupe, mi Señor. Nadie sabrá que dejaste la Franja”, respondió Zovic mientras asentía.

Han Shuo asintió y dijo, “me voy en este momento. Mantén un ojo en esos pequeños y asegúrate de que no se metan en problemas. Regresaré tan pronto como sea posible”.

Después de dejarle algunas instrucciones a Zovic, salió abiertamente de la Perla Celestial como si todo estuviera normal. Pero tan pronto como salió del Nexo, oculto su aura y contacto a Han Hao. Después de reunirse en secreto con él y tener una pequeña discusión, dejó la Franja.

*** El Dominio de la Muerte, Ciudad Witherbone.

De todas las ciudades en el Dominio de la Muerte y quizás del Elysium, las estructuras en la ciudad eran las más peculiares. El muro de la ciudad estaba hecho usando los huesos de bestias mágicas desconocidas. Los huesos eran de varios colores y eran increíblemente duros. Le daban a la ciudad una apariencia aterradora y siniestra.

Los miembros de la Casa Han estaban reunidos dentro de una estructura hecha de huesos blancos en la Residencia Kiaran. Las condiciones sanitarias y comodidades en ese edificio eran muy pobres de las que tenían en la Ciudad de las Sombras. Pero quizás la cosa más insoportable era que el edificio estaba localizado a un lado de una ruidosa y apestosa refinería de huesos.

Una refinería de hueso era un edificio donde los huesos eran procesados utilizando minerales únicos y metales. Al someter los huesos a ciertos procesos, podían ser transformados en un material incluso más duro que las rocas. Los huesos procesados podían usarse para construir edificios resistentes y algunos incluso podían ser usados como materiales fundamentales de armas divinas.

La mayoría de los huesos eran de esas bestias mágicas y algunos pertenecían a dioses fallecidos. Estos llegaban a la refinería junto a carne podrida todavía unida a estos. Eso hacía que el lugar fuera increíblemente apestoso.

La Casa Han estaba colocada en una casa localizada cerca de esa refinería.

Habían vivido en la Ciudad Witherbone del Dominio de la Muerte por un tiempo. Los días de vida basados en la caridad de alguien más no eran placenteros. Aunque los miembros de la Casa Kiaran eran cordiales con la Casa Han al inicio, cuando descubrieron que la Casa Han no se comprometería en ciertos temas, ya no fueron tan cordiales.

La Casa Han no tenía carencia de monedas de cristal negro. Podían costear fácilmente la renta de una mejor residencia o incluso comprar una propiedad en la ciudad para vivir, sin embargo, Sha-t’o, el patriarca de la Casa Kiaran, dio toda clase de excusas para mantenerlo en la Residencia.

Li Wei, quien era una amiga cercana de Han Shuo, había protestado por el tratamiento dado a la Familia Han. Pero desafortunadamente, Li Wei no era influyente en la Casa Kiaran y Sha-t’o hizo oídos sordos a sus órdenes.

Phoebe, Emily y los otros quienes eran unos obsesos por la limpieza estaban cerca de volverse locos después de haber soportado la esencia a podrido de la refinería de huesos por meses.

Los miembros de la Casa Han se molestaron más y más después de que sus peticiones fueron rechazadas repetidamente. Sin embargo, la Casa Kiaran era extremadamente poderosa. Eran uno de los clanes más poderosos de la ciudad. Y también parecía que tenían alguna clase de acuerdo con el Señor de la Ciudad para prevenir que la Casa Han dejará la ciudad.

“No puedo creer que escapáramos de un peligro sólo para entrar en otro. ¡La Casa Kiaran no sólo nos ha colocado en arresto domiciliario, nos están torturando!” dijo Phoebe enojado.

“No hay nada que podamos hacer más que soportarlo. La Ciudad Witherbone es mucho más poderosa que la Ciudad de las Sombras. Hay guardias divinos estacionados todo el tiempo alrededor de toda la Residencia Kiaran. Es imposible para nosotros forzar nuestra salida” dijo Stratholme después de dejar salir un suspiro. Pensó que estaban fuera de peligro después de entrar al Dominio de la Muerte, pero sólo aterrizaron en un peligro mayor.

“Quieren las fórmulas de la medicina de Bryan y nuestros métodos de entrenamiento. Esos son los fundamentos de nuestra Casa Han. No tendríamos un lugar en el Elysium sin ellos. No les revelaré ninguna cosa. ¡Los llevaré hasta la tumba si debo hacerlo!” dijo Phoebe resueltamente.

Después de haberse estacionado en la Residencia por tanto tiempo, era obvio para Phoebe lo que la Casa Kiaran quería.