GDK – Capítulo 873

0

Capítulo 873: No calificado


Han Shuo permaneció en el Pandemonio por un año seguido, que pasó como si fuera un parpadeo. Aparte de reparar y remodelar las formaciones demoníacas con los Cinco Zombis Élite, Han Shuo también había estado meditado y explorando sus poderes recién descubiertos.

Él notó que después de entrar en el Reino de Romper el Cielo, cada hebra de yuan demoníaco en su cuerpo se había vuelto mucho más fuerte que antes. Descubrió que tener un poder aparentemente imparable circulando a través de sus venas se sentía muy placentero y asombroso.

Han Shuo había aprendido lo básico del Cuerpo Invencible del Presagio. Cuando su cuerpo era atacado, la técnica demoníaca se activaría automáticamente y defendería su cuerpo de los daños incluso si él estaba inconsciente. Y cuando ya no había peligro, se desactivaría y no drenaría su yuan demoníaco. Después de ascender al nuevo reino demoníaco, él finalmente había dominado el Cuerpo Invencible del Presagio.

Estaba muy alegre de saber que el Cuerpo Invencible del Presagio no sólo lo defendería automáticamente sino que también haría automáticamente un contrataque.

Curioso por el poder de la técnica demoníaca que había dominado, Han Shuo decidió realizar un experimento usando a Romon quien tenía un cuerpo relativamente duro. Se sentó con las piernas cruzadas, centro su consciencia y se hundió en una profunda meditación.

Siguiendo las instrucciones de su maestro, Romon repentinamente cargo hacia Han Shuo y le lanzó un golpe. Cuando su puño que llevaba un tremendo poder hizo contacto con Han Shuo quien estaba completamente ignorante de sus alrededores, una enorme fuerza retumbante emergió desde el cuerpo de este. Romon fue enviado a volar hacia atrás. Vio estrellas y escucho un campaneo por un largo tiempo.

Como Han Shuo no estaba seguro de que tan poderoso era el contrataque automático, no dejo que Romon lo atacará con toda su fuerza. Del hecho que este se asustara tanto como para ayudarlo con otro experimento, Han Shuo reconoció que el contrataque era bastante formidable.

Después de haber roto a través del Reino del Presagio y alcanzar el Reino de Romper el Cielo, tanto su estado en el reino como su fuerza habían incrementado sustancialmente. Incluso había dominado el Cuerpo Invencible del Presagio.

Con eso, incluso si él no estaba en una alerta constante, todavía no temería a los ataques sorpresa. Aquellos que trataran de lastimarlo recibirían un poco de su propia medicina.

Durante ese año, Han Shuo y los Cinco Zombis Élite habían dedicado su tiempo a remodelar el Pandemonio, añadiendo muchas más formaciones demoníacas. Quizás debido a la influencia de Han Shuo o quizás al ganar un nuevo entendimiento mientras desplegaban las formaciones demoníacas, los Cinco Zombis Élite obtuvieron rompimientos y en ese momento estaban a un paso del reino del dios alto.

Los cinco podían fusionar sus energías y formar poderosos ataques a través de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos. El poder de esta podía incrementar exponencialmente el poder de ataque de los cinco zombis. Un rompimiento en la cultivación hecho por uno de ellos podía multiplicar varios pliegues el poder de la formación.

Después de un año, los cinco permanecieron en el Pandemonio y se centraron en estabilizar el estado de sus reinos. Recientemente habían alcanzado el reino del dios medio en la etapa tardía y estaban emocionados por avanzar en poder y poseer fuerzas mayores.

La concentración de las energías elementales en el Pandemonio eran mayores que en cualquier otra parte del Elysium, con lo que había beneficiado enormemente a Rose y los otros. Esos dioses que cultivaban en el Pandemonio ganaron un entendimiento más profundo de la energía que cultivaban y obtuvieron rompimientos en sus cultivaciones.

La alta concentración de energías elementales no sólo les permitían reunir más rápido la energía elemental, también los inspiraba con nuevas iluminaciones en esas energías. Los expertos podían sentir los enormes beneficios después de permanecer allí por un corto tiempo. Incluso Rose en ese momento estaba al borde de otro rompimiento. Había permanecido en el gimnasio por meses.

Aparte de los Cinco Zombis Élite, ella le había estado sirviendo a Han Shuo por mayor tiempo y había experimentado incontables batallas, tanto pequeñas como grandes. En cada ocasión que ella miraba a la muerta al rostro, ganaba un mejor entendimiento de sí misma. Después de mucho tiempo, ella finalmente escuchó la llegada del siguiente reino y se estaba preparando a sí misma para entrar en el reino del dios alto en la etapa tardía.

Los rumores sobre Han Shuo habían estado circulando por la Franja como un incendio. Cualquier Franjista que hablara de él lo haría con un tono de reverencia. Lo consideraban como una existencia de la misma clase de los Cinco Soberanos. La gente comenzó a adorarlo y los expertos que poseían una fuerza decente habían ido al Pandemonio, arrojándose a sí mismos para servirle a Han Shuo.

Han Shuo delegó los asuntos de ese aspecto a Zovic y Goron. A esos expertos nacidos con talentos extraordinarios y que poseían un trasfondo revisado se les permitía unirse. Después de todo, ese era el gran plan de Han Shuo para reinar en la Franja. Teniendo la suficiente mano de obra era una parte necesaria para ejecutar su plan.

Aparte de Han Shuo, había otro experto cuya reputación había estado elevándose en la Franja – este no era otro que Han Hao.

Desde que Salas partió del Pandemonio, no hubo noticias de él, como si hubiera desaparecido repentinamente. Ni una sola persona en la Franja lo había visto durante ese año. Incluso sus seguidores más leales no sabían nada de su paradero o su situación actual.

Había muchos rumores sobre la desaparición de Salas. Algunos decían que se estaba ocultando en una región desconocida para recuperar tranquilamente su fuerza, algunos decían que le temía a Han Shuo y había dejado la Franja por su bien. Sin embargo, ninguno de esos rumores era verificable.

Después de que Salas se perdió, sus seguidores ya no podían sobresalir entre los demás. Sin la amenaza de la fuerza de Salas, sus enemigos ya no se contuvieron y en su lugar lanzaron una campaña de masacre sobre sus seguidores, forzándolos a ocultarse.

¡Y Han Hao era uno de esos depredadores a los que les temían más!

Pero él no los cazó para eliminarlos. Simplemente estaba tratando de tomar la enorme riqueza que Salas no se llevó con él cuando escapó. Con el grupo de cazadores que lideraban, Han Hao había estado haciendo un alboroto por toda la Franja. Muchos de los seguidores de Salas fueron asesinados y la mayoría de sus riquezas cayeron en las manos del pequeño esqueleto.

Aparte de Han Hao, los cuatro Soberanos restantes, naturalmente, también estaban muy interesados en tomar los tesoros de Salas y comandaron específicamente sus tropas para hacerlo. Sin embargo, de alguna manera, los seguidores de los cuatro Soberanos parecían mucho menos capaces que Han Hao. Sus cosechas combinadas eran menores a las obtenidas por él.

Aunque esos seguidores de los cuatro Soberanos eran todos personajes viciosos y despiadados, ninguno de ellos buscó pelear con él, porque se les había instruido específicamente eso. En lugar de eliminar su competencia, permitieron que Han Hao compitiera con ellos por las riquezas de Salas e incluso evadían los conflictos con él.

Los Cuatro Soberanos no eran tontos. Aunque no conocían la relación entre Han Shuo y Han Hao, después de realizar sus investigaciones, entendieron que los dos debían estar muy relacionados, ya que la energía que cultivaban era muy similar.

Por tanto, los cuatro les dieron instrucciones a sus seguidores, no debían crear ninguna fricción con Han Hao cuando lidiaban con el asunto de Salas. Los cuatro no estaban preocupados de ofender al pequeño esqueleto, se preocupaban sobre ofender a Han Shuo quien había forzado a Salas a que se ocultara.

Han Hao parecía saber lo que los cuatro Soberanos estaban haciendo y también evitó tener conflictos con sus seguidores. Y si se encontraba con los hombres de Ossora, sería extremadamente amistoso y en ocasiones, incluso compartiría una parte de su botín.

Aunque Han Hao nunca había estado en el Pandemonio, consideraba el Valle como su hogar. Como Ossora había ayudado a mantener seguro el Pandemonio, Han Hao consideraba que él le había hecho un favor. Por eso era tan generoso al compartir una porción de su botín con los seguidores de Ossora.

*** Un año después de que Salas se perdió, Han Shuo regresó al Nexo. Se acercó a una de las entradas de registro con una sonrisa despreocupada.

El registro era manejado por los seguidores de Logue. Cuando fue el turno de Han Shuo para entrar, demandaron fríamente, “cien monedas de cristal negro”. Era obvio que no lo conocían.

Han Shuo miro a los guardias del Nexo quienes demandaban las monedas de cristal con una mirada divertida. Sin cambiar esa sonrisa cordial en su rostro, Han Shuo dijo con arrogancia, “mis disculpas, pero desde ahora, no voy a pagar ni una moneda de cristal”.

El guardia del Nexo que poseía la fuerza de un dios alto de la energía del agua en la etapa media repentinamente puso un rostro oscuro. Con un movimiento de su mano, un grupo de guardias del Nexo rodeo rápidamente a Han Shuo. “¿Entrar al Nexo sin pagar? ¿Estás cansado de vivir?”

“Ustedes no tienen las calificaciones para pedirme monedas de cristal, aunque Logue podría. Te digo que si Logue estuviera aquí para tomar mi cuota de entrada, le pagaría”, respondió Han Shuo sonriendo.

“¡Hereje! ¡Cómo te atreves a llamar a Su Señoría de forma tan irrespetuosa!” el guardia del Nexo frunció el ceño y le gritó a sus camaradas, “¡No me importa quién sea, lo quiero muerto! ¡No ha entrado al Nexo así que asesinarlo no rompe las reglas!”

Esos seguidores de Logue obviamente no tenían ni la menor idea de quién era Han Shuo, no lo trataban como el personaje importante que era. Para ellos, cualquier ser que entrara al Nexo debía pagar la cuota de entrada, excepto por los Cinco Soberanos. Todos conocían las apariencias de los Cinco Soberanos pero no conocían a Han Shuo.

“Creo que ustedes están cansados de vivir. La Franja para este día ya no es lo mismo que era. Aparte de los Cinco Soberanos, ¿no han olvidado que hay una persona más que no deben ofender? ¡Jaja, creo que si el Soberano Logue estuviera aquí, le daría la bienvenida a Bryan al Nexo!” Fue en ese momento que una gentil risa sonó repentinamente desde el Nexo. Haruli apareció lentamente en la vista.

Aunque esos seguidores de Logue no reconocieron a Han Shuo, conocían a Haruli quien se había establecido a sí mismo en la Franja por un largo tiempo. Los guardias del Nexo quedaron en blanco por un momento antes de recordar a una persona. Su rostro se sacudió y comenzaron a ver a Han Shuo con algo de respeto. Con una voz insegura, el guardia preguntó, “¿es el Señor Bryan?”

Han Shuo sonrió y respondió, “entonces, ahora que sabes quién soy, ¿todavía quieres mis monedas?”

“¡No!”, respondió el guardia del Nexo con un rostro aterrado. Se explicó rápidamente, “¡nuestro Soberano nos instruyó para que le permitiéramos al Señor Bryan hacer lo que desee!”

Han Shuo se rió. Asintió y respondió, “¡bien!” Después de terminar esas palabras, él entró al Nexo despreocupadamente sin darles a esas personas otro vistazo.

Esos seguidores de Logue inmediatamente se hicieron a un lado y le mostraron el camino para que entrara, siendo muy respetuosos con sus gestos.