GDK – Capítulo 845

0

Capítulo 845: Piedra, papel, tijeras


Ocurrió en menos de una fracción de segundo. Antes de que Han Shuo pudiera reaccionar, el zombi élite de metal había sido arrastrado al fondo del pantano. El gigantesco brazo se desvaneció con Han Jin, dejando sólo algunas burbujas en la superficie.

Han Shuo estaba alarmado e inmediatamente voló hacia el pantano. Las diecisiete espadas voladoras silbaron y se dispararon al barro.

El zombi élite de metal y Han Shuo tenían sus mentes conectadas y podían sentir las posiciones del otro. Siguiendo los pensamientos de Han Shuo, las diecisiete espadas voladoras se dispararon al pantano en un instante. Un sonido retumbante se escuchó desde las profundidades mientras el barro se alzaba en lo alto del cielo.

“¡Muéstrate!” gritó Han Shuo fríamente.

Algunas de las espadas voladoras estaban golpeando sobre la criatura humanoide cubierta con fango y lo sacaban del pantano. Varias de las espadas todavía estaban bombardeando su cuerpo, haciendo ruidos metálicos y sacando chispas.

El zombi élite de metal no estaba con la criatura. Este volvió a salir del pantano detrás de la criatura y gritaron, “¡qué monstruo!”

El lodo tóxico rebosaba de la boca de la criatura humanoide mientras hablaba con una voz gruesa, “¿Rose? ¿Por qué estás aquí?”

El lodo salía lentamente de su cuerpo. Pronto, su cuerpo que tenía un brillo metálico estaba desnudo. Aunque tenía la forma de un humano, su carne y piel parecían estar hechas de acero y roca. Sus ojos estaban brillando con una luz gris que se veía inexplicablemente extraña,

Las espadas voladoras que tenían un intenso poder corrosivo habían estado haciendo fuertes ruidos metálicos y chispas cuando se encontraban con esa persona. Sin embargo, no parecía ser vulnerable al poder de las espadas. No sólo su cuerpo no se corroía, ni siquiera parecía afectado por el aura helada.

«¿Romon? ¿Eres tú?” preguntó Rose.

“¡Si, soy yo!” respondió esa extraña persona. Él observó de la cabeza a los pies a Han Shuo y su grupo con sus ojos grises y preguntó, “¿por qué estás aquí? ¿Quiénes son?”

“Son mis amigos. Te estamos buscando”, respondió Rose. Ella vaciló un poco antes de preguntarle, “Romon, ¿cómo te convertiste en esto?”

“Padre, la superficie de su cuerpo está llena de materiales raros y sus órganos contenían toda clase de toxinas. No le teme a tus espadas voladoras”, gritó Han Jin después de dejar el pantano. El Báculo Dorado, el Tesoro Supremo de la Energía del Atributo Metal, repentinamente creció hasta el tamaño de un gran árbol y fue a golpear a Romon.

Ese ser extraño llamado Romon parecía despreocupado en contra de las espadas voladoras de Han Shuo como si estas no fueran más que cosquillas. Pero cuando vio el Báculo Dorado del zombi élite de metal, puso un rostro aterrador. Incluso olvido responderle a Rose y trató frenéticamente de escapar del báculo.

“Jeje, idiota, tu cuerpo está lleno de metal. ¿Cómo vas a escapar de mí?” dijo Han Jin con una mueca. Luego el Báculo Dorado salió volando de su mano y fue tras Romon como un misil guiado.

Sin importar a donde escapará Romon o como tratara de evitarlo, el Báculo Dorado siempre se las arreglaba para golpearlo. Este hizo un fuerte sonido de explosión y gritos de dolor con cada golpe. En sólo unos momentos, el Báculo Dorado de Han Jin se las arregló para darle cinco buenos golpes en las brillantes nalgas de Romon.

El Báculo Dorado, siendo una extraordinaria arma de la energía del metal, poseía un excepcional poder para sentir y manipular todos los metales. Como la mayoría del cuerpo de Romon estaba hecho de metal, no había manera de que pudiera escapar de los ataques del báculo.

El papel vence a la roca, la roca vence a las tijeras y las tijeras vencen al papel. Esa era la situación. Como Romon estaba hecho de metales raros y toda clase de toxinas, incluso Han Shuo tendría un momento difícil para tratar de derrotarlo. Sin embargo, el zombi élite de metal, aunque era menos poderoso que Han Shuo, podría darle una dolorosa golpiza. Romon era inmune a las mortales espadas voladoras de Han Shuo, pero estaba impotente en contra del Báculo Dorado de Han Jin. Él trataba de desplegar toda clase de defensas que conocía, pero ninguna funcionaba.

“¡Imbécil, esto es por tratar de atacarme!” maldijo Han Jin mientras atormentaba a Romon. “Jeje, si fuera cualquier otro dios alto, no sería capaz de ganar. ¡Pero cuando se trata de ti, no podría ser más fácil!”

Después de un tiempo, el aturdido Romon se rindió al tratar de evitar al Báculo Dorado. Rápidamente le rogó a Rose, “¡no sabía que eras tú y tus amigos! Por favor, detenlo. Hemos peleado lado a lado e incluso te ayude a escapar de Buzz y Bertha. ¿Cómo puedes quedarte quieta y mirar?”

“Por favor, perdónalo”, Rose rogó mientras miraba a Han Shuo, “le debo un favor a Romon, si no fuera por él, no me las habría arreglado para escapar de la Franja. El ha aprendido su lección. ¿Puedes, por favor, pedirle que se detenga?”

Han Shuo no viajo tan lejos para matar a su potencial seguidor. Viendo que Romon había sido ampliamente castigado, Han Shuo le dijo a Han Jin, “¡hey! Chiquillo vengativo, ¿no es eso más que suficiente?”

Han Jin puso una enorme sonrisa traviesa. Alzó su palma abierta y el Báculo Dorado que había estado atacando a Romon inmediatamente comenzó a volar de regreso a él mientras se encogía rápidamente. Para el momento en que aterrizó en su mano, este se había vuelto del tamaño de una aguja.

“Padre, este chico tiene un cuerpo con una composición tan única que incluso un dios alto común no sería capaz de lastimarlo. Pero su enorme fuerza es también su debilidad. Desafortunadamente para él, jeje, yo soy su debilidad. ¡Puedo jugar con él como una marioneta!” dijo Han Jin orgullosamente como si él hubiera completado algo.

Después de que el Báculo Dorado se alejó, Romon que había estado viendo estrellas se recuperó gradualmente. Puso una mueca y le dijo a Rose, “ha pasado un tiempo. ¿Es así como saludas a tus viejos amigos?”

Aunque cada superficie del cuerpo de Romon estaba hecha de metales raros, no todos eran duros como la roca. Algunos de ellos eran extremadamente flexibles. El metal en el rostro de Romon era especialmente así. Eran flexibles como una piel normal y no le restaban las ricas expresiones en su rostro.

“Has estado oculto debajo el pantano e inmediatamente nos atacaste sin advertencia. ¿Cómo podría saber que eras tú?” respondió Rose de una forma enfadada. Pero poco después, puso un rostro confundido y preguntó, “Romon ¿cómo te convertiste en esto? No te veías así la última vez que te vi”.

No sólo Rose, también Han Shuo tenía mucha curiosidad. Se preguntaba de qué forma ese tipo se convirtió en eso.

Era obvio para ellos qué Romon no había nacido con semejante cuerpo. Debió haberlo adquirido a través de alguna clase de encuentro fortuito.

Han Shuo había estado observando los alrededores y frecuentemente encontraba esqueletos tirados por los alrededores. Debía haber una gran cantidad de dioses que murieron en esa zona. Y si Han Shuo adivinaba correctamente, todos ellos fueron asesinados por Romon. ¡Eso indicaba que su fuerza debía ser bastante extraordinaria!

“Poco después de que te fuiste, fui atacado por un grupo de personas y sufrí heridas serias. Hice todo lo que pude para escapar de ellos y llegue a este lugar en mi desesperación. La gran cantidad de toxinas en los alrededores comenzaron a atacar mi cuerpo y lo estaban pudriendo lentamente. En ese entonces, había perdido toda la esperanza, así que me hundí en el fondo del pantano y me enterré a mí mismo y espere a mi muerte. Los metales y toxinas bajo el pantano comenzaron a unirse a mi cuerpo podrido. Pensé que eso simplemente me mataría más rápidamente. Seguí esperando y esperando, pero después de cientos de años, no sólo no morí, mi cuerpo se había transformado. Así es como obtuve este nuevo aspecto brillante”, explicó Romon.

“¿Aquí? ¿Bajo el pantano?” Rose estaba asombrada y no esperaba que él hubiera experimentado algo tan milagroso.

Romon asintió y continuó, “si, aquí abajo. Yo ni siquiera sé en que me he convertido. No es sólo mi cuerpo, incluso mi alma divina se ha transformado. Incluso hay ocasiones que siento que soy una roca, como si hubiera estado muerto por eras…”

Romon tenía una mirada nebulosa en sus ojos. Parecía vacante y desapegado, como si estuviera allí, pero su mente no estuviera presente.

“He notado un montón de esqueletos tirados alrededor del pantano. ¿Tú los asesinaste?” preguntó Han Shuo sonriendo.

«Sí. Hace muchos años, mate a un grupo de personas que entraron a este lugar. Uno de ellos escapó y comenzó a extender mentiras, diciendo que había un tesoro dentro de mi cuerpo. Desde entonces, he sido cazado por una constante corriente de expertos tontos y codiciosos. Habría estado acabado de no ser por la transformación que me ocurrió.

En todos estos años, atacó espontáneamente y mato a todos los que entran en mi pantano para asustar a los habitantes de la Franja. Te ataque debido a que pensé que era uno de ellos”, explicó Romon.

Han Shuo asintió hacia Rose sonriendo y dijo, “¡bien, muy bien! ¡Para haber matado a tantos expertos de la Franja, debes ser bastante habilidoso! Muy bien, dile por qué estoy aquí”.

Siguiendo sus órdenes, Rose giró hacia Romon y dijo, “Romon, mi maestro quiere reclutarte. Buzz y Bertha han sido asesinados. Ya no tienes que vivir aquí para siempre, ¿no es así?”

«¡¿Qué?! ¿Buzz y Bertha asesinados?” Romon estaba sorprendido. Miro hacia Han Shuo incrédulo y preguntó, “¿los mataste?”

“Si, puedes decir eso”, Han Shuo puso una sonrisa y le dijo, “dudo que sea divertido vivir bajo el pantano. Además, te perderás lentamente si continuas viviendo aquí. ¡Así que únete a mí, mejoraré tu cuerpo y te haré más fuerte!”

El cuerpo de Romon tenía maravillosos materiales que podían ser refinados. Si Han Shuo ponía esfuerzo en eso, podría reconstruir su cuerpo y elevar su poder.

“Puedes escapar de otros, pero no de mí. ¡Si no aceptas, te golpearé hasta la muerte!” dijo Han Jin con una mueca traviesa y malvada. El Báculo Dorado nuevamente se hizo visible en su mano y lo agitaba amenazadoramente hacia Romon.

Persuadido por Rose, animado por Han Shuo y amenazado por Han Jin, él puso una sonrisa amarga mientras rascaba su cabeza. Pronto se dio cuenta de que no tenía muchas opciones. Después de un momento de vacilación, impotente, sintiéndose un tanto amenazado, asintió.