GDK – Capítulo 841

0

Capítulo 841: ¡Tú pelearas conmigo!


Esas palabras de Han Shuo significaban que no había nada más que discutir. ¡Era una batalla hasta la muerte!

Fue en ese momento que Han Shuo sintió su mano siendo fuertemente sujetada por Rose, él giró hacia ella y vio sus ojos que estaban llenos de gratitud así como otras emociones raramente vistas. Quizás la enorme presión y el estrés habían causado que sus emociones emergieran.

Él sonrió y con una voz suave, dijo, “es lo que debo hacer, después de todo, eres mía”.

“¡Gracias!” dijo Rose con una voz baja y una sonrisa raramente vista se vio en su rostro.

Bertha, viendo que no había espacio para negociaciones, comenzó a reír maniáticamente. Dijo, “forastero, ¿piensas que realmente te tenemos miedo? Incluso la Franja tiene sus reglas. ¿Realmente piensas que simplemente puedes aparecer y meterte con todos nosotros? ¡No dejaremos que dejes este lugar con vida!”

Han Shuo no sintió que estuviera hablando con la anciana. Con un rostro impaciente, instruyó a Han Hao, “¡Pequeño Hao, mátala por mí!”

Sin decir una palabra, Han Hao inmediatamente cargó hacia Bertha con su lanza de hueso de frente y embistió sobre ella. Bertha solamente tenía la fuerza de un dios alto en la etapa media y no tendría mucha oportunidad en contra del pequeño esqueleto. Fue abrumada por el pequeño esqueleto y estuvo en desventaja justo después de que comenzaron a pelear.

Buzz estaba enfurecido. Él no era la clase de personaje que admitiría la derrota fácilmente. Viendo que Han Shuo había fallado en apreciar su amabilidad de cinco millones de monedas de cristal negro, finalmente, no pudo contenerse y rugió, “¿piensas que puedes derrotarnos a todos tu solo? ¡Ja, vamos a ver quién es él último en quedar en pie!”

Después de terminar esas palabras, Buzz cargó al frente, no hacía Han Shuo sino hacia Han Hao.

Después de haber atestiguado como Han Hao asesinó al dios alto en la etapa media sin mucho esfuerzo, Buzz sabía que su esposa Bertha, quien también era una diosa en esa etapa, no era rival en contra del pequeño esqueleto. Buzz no tenía más opción que pelear con Han Hao junto a Bertha. De lo contrario, si Han Shuo comenzaba a atacarlo, sabía que estaría muy ocupado para ser capaz de apoyar a Bertha y lo más probable es que fuera asesinada.

Han Shuo reaccionó rápidamente y voló al espacio entre Bertha y Buzz en nada de tiempo. Habiendo interceptado a Buzz, él alzó un dedo índice y lo movió de lado a lado. Dijo con una mueca, “¡no, no, no, tú pelearas conmigo!”

En esta ocasión, Han Shuo no utilizó su enjambre de demonios. En su lugar, con un pensamiento, las diecisiete espadas voladoras salieron desde su cuerpo. Estas volaron de forma entrecruzada mientras hacían silbidos aterradores que perforaban los oídos. Liberaron hebras de energía demoníaca malvada y viciosa, corroyendo todo a su alrededor. Ahora él verdaderamente no tenía tiempo para ayudar a Bertha.

Cuando Rose vio que Han Shuo y Han Hao peleaban con su enemigo, quería avanzar y ayudarlos. Sin embargo, estaba preocupada de dejar solos a los cinco zombis. Por tanto, al final, ella permaneció en el mismo lugar y observó al padre e hijo con miradas ardientes.

Estos no tendrían muchos problemas para derrotar a Buzz y Bertha uno a uno. Tanto el padre como el hijo poseían una fuerza mayor que la del esposo y esposa. Era de esperar que ganarían en un duelo sin importar con quien de la pareja se enfrentarán.

Los Cinco Zombis Élite se calmaron completamente. Los cinco tipos observaron sonriendo a Han Shuo y Han Hao peleando mientras hacían comentarios sobre eso. Estaban tranquilos y se comportaban como simples observadores.

Usando su milagrosa lanza de hueso, Han Hao había envuelto a Bertha con capas de nubes mortales grises. Las siete púas de hueso en su espalda estaban brillando como si pudieran dispararse en cualquier momento para el golpe final.

Bertha estaba conmocionada. Fue sólo entonces que ella verdaderamente se dio cuenta de que tan aterrador era ese adolescente. Sintió la extrañeza de la energía de la muerte del pequeño esqueleto que estaba mezclada con incluso más energía aterradora y siniestra. Mientras las luces verdes continuaban disparándose desde su lanza de hueso, Bertha sintió que su cuerpo divino se debilitaba más y más.

Ella sabía que si no hacía nada para cambiar la situación, sería asesinada muy pronto por el adolescente sin emociones. Aunque ella no conocía la verdadera fuerza de Han Shuo, desde la mirada preocupada en el rostro de Buzz, podía decir que este se encontraba en una situación similar a la suya.

‘¡No! ¡A este paso, ambos seremos asesinados! Rose maldita puta, ¡cómo te las arreglaste para seducir a semejante tipo tan aterrador!’ maldijo Bertha mientras ella usaba toda su fuerza para defenderse y atormentar su cerebro por una solución.

Repentinamente, ella ejerció toda su fuerza y se las arregló para liberarse temporalmente del constante bombardeo de Han Hao. Utilizó ese pequeño momento para dar un grito, “¡mis amigos de allí, todos estamos en esto juntos! ¡Necesitamos trabajar juntos y asesinar a estos forasteros – estos perturbadores, o de lo contrario nos entorpecerán en la Franja!”

Esas fuerzas que estaban observando parecían tentadas pero se volvían indecisos cuando recordaron los milagrosos y terribles poderes de Han Shuo. Estaban pensando si deberían arriesgar sus propias vidas por una oportunidad de recuperar sus bienes.

“¡Sólo los quiero muertos! ¡Mientras los maten, les pagaré cinco millones de monedas de cristal negro! ¡Cinco millones además de los bienes y monedas que ellos tienen son más que suficientes para que las compartan entre todos ustedes! ¡Mis compañeros de la Franja, no vacilen más! ¡Si ellos no mueren, nuestro futuro en la Franja no estará seguro!” Bertha rápidamente ofreció el botín cuando vio que los observadores todavía vacilaban.

Cinco millones de monedas de cristal negro era una suma astronómica de dinero para la mayoría de esas personas. Era una cantidad que le había tomado décadas a Buzz y Bertha el reunir. Esos observadores desapegados y helados fueron tentados por la muy generosa oferta de la vieja.

Repentinamente, sus ojos se iluminaron y lanzaron sus hambrientas miradas en Han Shuo y su grupo. La tentación de los cinco millones había hecho que la mayoría de ellos se olvidaran sobre el aterrador poder que Han Shuo mostró hace un momento. Estaban listos para apostar sus vidas.

Algunas de las fuerzas, mientras tanto, se dieron cuenta de que lo que dijo Bertha era verdad. Si no tomaban la oportunidad de asesinar a Han Shuo y su grupo, sería mucho más difícil hacerlo en el futuro. Además, no estaba en sus intereses el dejar que un perturbador como Han Shuo se metiera así en sus negocios.

Esas fuerzas quienes se habían alejado una vez más volvieron a rodear a Han Shuo y su grupo. Al parecer estaban determinados a aniquilar a Han Shuo y su grupo por medio de los grandes números.

También había algunas fuerzas que permanecieron quietas. No eran parte de esos tramposos y sólo estaban allí por curiosidad. Haruli era uno de ellos. Fue tentado por un segundo cuando escuchó de los cinco millones ofrecidos por Bertha pero al final, decidió permanecer quieto ya que estaba más interesado en ver si Han Shuo podría hacer algo en contra de números tan abrumadores.

“Ahora está en grandes problemas. Incluso si tiene una fuerza muy formidable, es poco probable que tenga una oportunidad en contra de tantos expertos”, remarcó el guardia del Nexo que le había dado repetidas advertencias a Han Shuo.

“¡Hermano, vamos a matar a esos perturbadores!” gritó el líder de una de las mayores fuerzas. Como una roca en una colina a la que se le dio un empujón, las veinte o más pandillas hechas de miles o más de criminales viciosos notorios en la Franja simultáneamente comenzaron a cargar ferozmente hacia Han Shuo, el pequeño esqueleto y los cinco zombis.

En días normales, esos bandidos y criminales se confrontaban unos con otros y eso haría imposible ver que se unieran en contra de un solo grupo. Toda la región se hundió en una atmósfera mortal mientras llovían con intenciones asesinas sobre un enemigo en común.

Buzz estaba bajo una gran presión cuando peleaba en contra de Han Shuo y sentía como si pudiera perder su vida en cualquier momento con las diecisiete espadas voladoras. Pero cuando la situación cambió repentinamente, cuando esas fuerzas formadas por más de mil dioses feroces decidieron ayudarlo, su confianza se elevó. No pudo evitar reír maniáticamente y celebrar, “¡jajaja! ¡Estás muerto!”

Han Shuo se retiró decididamente de Buzz cuando esas fuerzas comenzaron a avanzar. Mientras volaba de regreso junto a Rose y los Cinco Zombis de Élite, liberó los mil demonios en su cuerpo. Estos volaron en su forma sin materia y se extendieron por todas partes.

Han Hao y Han Shuo tenían interconectadas sus mentes y se retiraron simultáneamente junto a los zombis. Aunque Han Hao necesitaba sólo unos cuantos segundos más para matar a Bertha, dejó de atacarla sin ninguna vacilación.

Los cinco zombis habían rodeado a Rose dejándola en medio después de ver que la marea se volvió en su contra. Se colocaron en una formación pentagonal y esperaron silenciosamente a que Han Shuo y Han Hao regresaran.

Repentinamente, los demonios invisibles que se habían extendido por todas partes cambiaron a sus formas materiales y lanzaron un salvaje ataque sorpresa sobre los habitantes de la Franja. Mientras tanto, esos demonios hechos con las almas de dioses altos, eran capaces de atacar mientras permanecían invisibles. Estos ni siquiera producían un rastro de sombras cuando atacaban los cuerpos divinos de los atacantes.

Aullidos miserables y gritos comenzaron a sonar tan pronto como el enjambre atacó. Con múltiples demonios atacando a cada atacante a la vez, aquellos debajo de la fuerza de dioses altos murieron rápidamente al tener sus cuerpos divinos devorados. Los demonios que habían probado la carne se volvieron salvajes y sedientos por más sangre. Su energía también se incrementó temporalmente, haciéndolos más mortales en contra de su próxima víctima.

En un instante, cincuenta o sesenta dioses perecieron ante el cielo de demonios antes de que incluso se acercaran a los cinco zombis. Sus cuerpos también se encogieron y congelaron en estados demacrados.

Las veinte fuerzas estaban hechas de expertos cultivando en toda clase de energías. Esos dioses que cultivaban en los elementos del agua y fuego pronto descubrieron que el frio o calor extremo eran efectivos para ahuyentar a los demonios de sus cuerpos divinos. Esos dioses quienes eran buenos utilizando la energía del alma también descubrieron que los ataques al alma eran efectivos en contra de las extrañas formas de vida.

Les tomó un tiempo pero los habitantes de la Franja eventualmente descubrieron las debilidades de los demonios y aprendieron a defenderse en contra de ellos efectivamente. Con eso, los demonios ya no podían permanecer divididos para maximizar sus muertes. Tenían que formar grandes grupos y atacar individualmente. Con eso, su mortalidad disminuyó.

Fue en ese momento que Han Shuo y Han Hao finalmente regresaron junto a Rose y los cinco zombis. Tan pronto como entraron en el círculo, los Cinco Zombis de Élite, quienes desde hace mucho estaban en posición, inmediatamente activaron la Formación No Muerta de los Cinco Elementos.