GDK – Capítulo 829

0

Capítulo 829: Pensamientos sucios


Han Shuo finalmente se reunió con Han Mu y Han Shui. Quedó entre las lágrimas y risas cuando supo de los actos de Han Mu por Han Shui y especialmente cuando él primero refuto al decir que él había heredado el ‘excelente rasgo’ de él.

Han Shuo pensó que él era excelente en el sexo. Pero después de escuchar los logros del zombi, inmediatamente sintió que palidecía en comparación. Él no sabía si debía estar alegre o enfadado por ello.

“¡De ahora en adelante, es mejor que pongas en práctica el autocontrol y no provoques más problemas! Además, no toques a las mujeres que no debes, especialmente a esas jovencitas – ellas usualmente no tienen una mente racional. Y…” Han Shuo reprendió al zombi una y otra vez.

Han Mu estaba sentado recto y firme con su cabeza ligeramente agachada como si estuviera avergonzado por sus errores. Sin embargo, en su mente, estaba en un completo desacuerdo con el regaño de Han Shuo. Secretamente observó a Rose mientras pensaba, ‘me pides que practique el autocontrol mientras tú mantienes una belleza a tu lado para satisfacer tus urgencias. ¡Qué hipócrita!’

El cuerpo de los Cinco Zombis Élite contenía la esencia de sangre de Han Shuo. Todos fueron creados por él y este sabía exactamente en qué estaban pensando. Cuando Han Shuo noto que Han Mu estaba teniendo pensamientos sucios sobre él y Rose y que se estaban volviendo más y más explícitos, él repentinamente se enfadó. Gritó, “tu bastardo pervertido, ¿en qué demonios estás pensando? ¡No tengo esa clase de relación con Rose!”

Ella estaba allí por entretenimiento y encontraba muy interesante que Han Shuo estuviera reprendiendo a su hijo. Ella se sorprendió por el repentino grito furioso de este y ya no se divirtió. Su rostro inmediatamente se volvió oscuro y comenzó a ver amenazadoramente a Han Mu.

“Erm… Olvide que Padre puede leer lo que pienso…” Han Mu rasco su cabeza avergonzado. Rápidamente se disculpó con Rose, “lo siento, lo siento. Pensé que conocía a mi Padre lo suficientemente bien para saber que haría algo, no debí haber imaginado que los dos habían hecho algo. ¡Lo siento! ¡Por favor, no te enojes!”

“¡Tienes una mente pervertida!” Rose se enfureció todavía más, se levantó de su asiento y gritó. “He estado a su lado por muchos años pero él nunca ha hecho nada inapropiado conmigo. ¡Necesitas limpiar tu desagradable cerebro!”

“¡¿Cómo es eso posible?!” Han Mu estaba asombrado. Observó a Han Shuo y murmuró por un momento antes de preguntarle en voz baja, “Padre, ¿tu habilidad en ese aspecto disminuyó debido a que tienes demasiadas mujeres?” Han Mu luego rasco confundido su cabeza y pensó en voz alta, “pero eso no debería ser posible. Padre es fantástico en eso. Debería ser capaz de manejar más”.

Rose estaba avergonzada y sonrojada. Maldijo con todo su aliento y se marchó con un rostro enrojecido.

“Pequeño, ¡¿te estás volviendo más y más desenfrenado?!” Han Shuo se enfado más después de escuchar las ofensivas palabras del zombi. Gritó enojado, “¡estás castigado!” ¡De ahora en adelante, no tienes permitido poner un pie fuera de la Perla Celestial hasta que aprendas la lección!”

“¿Qué? ¡Noooo! No hay bellezas decentes en la farmacia. Incluso la única de buena apariencia le pertenece a Padre. ¡¿Cómo voy a vivir?!” Cuando Han Mu escuchó que iba a ser castigado, inmediatamente comenzó a rogar lastimosamente. Clamo repetidamente que escucharía las palabras de Han Shuo y no crearía problemas en los alrededores.

“¡Han Hao, tú lo vas a vigilar!” Han Shuo instruyó al pequeño esqueleto. Sabía que no debería ser suave con ese pequeño mujeriego testarudo.

Han Hao asintió fríamente y lanzó su mirada sin emociones hacia el zombi antes de decir, “¡será mejor que te comportes!”

El zombi sabía que Han Shuo era muy amoroso y piadoso con él y sus hermanos, por tanto, no le tenía un miedo particular. Sin embargo, el pequeño esqueleto, los había estado guiando y disciplinando desde que comenzaron en el Inframundo y este había sido estricto con ellos. Por tanto, le temía más a él que a Han Shuo. Han Mu inmediatamente quedó en silencio después de le reprimenda de Han Hao. Giró hacia Han Shui, Han Tu, y los otros con unos ojos lamentables, esperando que ellos rogaran por él.

Sin embargo, sus hermanos, especialmente Han Shui, llevaban sonrisas que gozaban por su desgracia.

Después de reprender a Han Mu, Han Shuo tomo una respiración profunda y calmó su mente. Educadamente le preguntó al pequeño esqueleto, “¿cómo te fue en tu viaje?”

“Fui con el líder de la facción de cazadores que vive en la Franja que tiene buenas relaciones con Baum. Me ha prometido obtener el cuerpo divino de McKinley del viejo. Descansa tranquilo, Padre. Aunque esa persona es ambiciosa y pone las ganancias personales antes que todo, es muy capaz. Dado que se atrevió a aceptar mi dinero, debe tener la certeza de cumplir con su promesa”, respondió Han Hao.

“¡Eso es grandioso! ¡Si podemos poner nuestras manos en el cuerpo divino de McKinley, jeje, Ciudad Etérea va a tener un nuevo Señor! Originalmente planeaba partir a la Franja tan pronto como todos ustedes estuvieran presentes. Pero ahora, creo que debemos esperar y ver”, dijo Han Shuo sonriendo.

“Padre, ¿para qué vas a la Franja?” preguntó el sorprendido Han Hao. Fue entonces que por primera vez supo del destino de su padre.

Como no había forasteros con ellos, Han Shuo les informo abiertamente de sus planes. También les dijo que su clan estaba siendo expulsado de la Ciudad de las Sombras y necesitarían evacuar la ciudad eventualmente.

Después de escuchar toda la historia de su padre, el pequeño esqueleto medito en silencio por un momento antes de sugerir, “Padre, si te gusta quedarte en la Ciudad de las Sombras, podemos ir contigo y ayudarte a matar a esas personas. ¡Según tu fuerza y con nuestra ayuda, derribar a toda la Ciudad de las Sombras no debería ser un problema!”

“¡Con un demonio, Ciudad de las Sombras o Hushveil, nosotros no les tememos!” Han Huo inmediatamente aceptó. Grito, “ese imbécil llamado Wall… Idiota está cortejando a la muerte. ¡Bien podríamos ir y asesinarlos a todos, luego Padre será el Señor de Ciudad de las Sombras!”

Después de escuchar las palabras de sus hermanos, los otros inmediatamente expresaron su apoyo. Al parecer todos esos años en el Elysium, los había vuelto mucho más combativos.

Han Shuo forzó una sonrisa y sacudió su cabeza. Explico, “eso no funcionaría. Aunque Wallace está en mi contra, todavía tengo buenas amistades con los otros miembros de la Familia Sainte. No puedo traicionarlos. Además, Pequeño Agua y Pequeño Madera no serían capaces de vivir en el Dominio de la Oscuridad debido a la energía que cultivan. Después de una pequeña pausa, puso una pequeña sonrisa y continuo, “pero más importante, siento que la Ciudad de las Sombras es muy pequeña. Nuestra Casa Han necesita un espacio mucho más grande para crecer. Jeje, la Franja es mucho más grande que la Ciudad de las Sombras y Ciudad Etérea. También está llena de poderosos expertos. ¡Ese es el lugar donde la Casa Han debería estar!”

Los Cinco Zombis Élite sonrieron y asintieron después de escuchar la explicación de su padre, mientras que Han Hao permanecía en silencio pero sus ojos brillaban.

“¡Bien!” Él asintió.

“¡Muy bien, ahora que los cinco finalmente se reunieron, vayan bajo tierra y practiquen la Formación No Muerta de los Cinco Elementos!” Han Shuo instruyó a los zombis. La Formación No Muerta de los Cinco Elementos podía incrementar exponencialmente el poder de ataque de los cinco zombis. El poder desatado por la formación también se volvería más fuerte mientras su fuerza mejorará. Los cinco habían obtenido una mejora significativa durante los últimos cincuenta años. Han Shuo creía que la formación actual no debería tener problemas para asesinar a un dios alto.

……

Diez días pasaron. Mientras Han Shuo estaba cultivando, a través de su general demonio, repentinamente descubrió que Baum recibió a un dios alto.

Con un pensamiento, Han Shuo invocó al pequeño esqueleto quien estaba entrenando a los zombis en lo profundo del suelo. Cuando Han Hao subió y entro al gimnasio, Han Shuo inmediatamente comenzó a describirle la apariencia del dios alto.

“Él es un compañero de Polo. ¡Debe estar allí por el cuerpo divino de McKinley!” dijo el pequeño esqueleto con confianza después de escuchar una descripción de la persona.

Han Shuo estaba deleitado. Exclamó sonriendo, “¡finalmente!” antes de reunir toda su atención y monitorear cuidadosamente las actividades en la mansión del Señor de la Ciudad.

Tan pronto como la persona entró a la mansión, fue convocado para reunirse en la cámara secreta del anciano. Esa cámara tenía capa tras capa de barreras defensivas, entre las cuales había barreras del edicto del espacio que iban más allá de lo milagroso. Sería imposible escabullirse sin ser detectado incluso para un demonio refinado del alma de un dios alto.

Sin embargo, eso no preocupaba a Han Shuo porque él sabía que el dios alto estaría llevando el cuerpo divino de McKinley. El dios alto eventualmente saldría de la cámara secreta y dejaría la mansión. Si llevaba el cuerpo divino de McKinley, podría seguirlo usando al demonio.

Después de observar por un momento, a través del demonio, Han Shuo sintió una intensa fluctuación en el espacio tiempo que venía desde la cámara secreta. Evidentemente, Baum rasgó el espacio tiempo en la cámara secreta, quizás para sacar el cuerpo divino de McKinley desde la fisura.

Antes Han Shuo había buscado muchas veces en la mansión usando sus demonios, pero no había descubierto señales del cuerpo divino. Después de pensar en ello, él imaginó que el anciano quizás había ocultado el cuerpo en una fisura del espacio tiempo en otra dimensión. Como un cultivador del edicto del espacio, esa sería la forma más segura de almacenar cosas.

Y el hecho probó que su suposición acertó. Un momento después, la fluctuación disminuyó gradualmente. Y alrededor de diez minutos después, ese dios alto parte del grupo de Polo salió con una enorme bolsa. Se retiró en silencio de la casa a través de la puerta trasera.

Baum, detrás de la ventana del piso más alto de un enorme edificio, estaba de pie silenciosamente mientras observaba a la persona que dejaba su mansión. De su rostro, parecía como si él estuviera algo preocupado.

“Él saldrá de inmediato de la ciudad. Hay torres de energía de Baum por todas partes. No podemos tomar el cuerpo directamente. Salgamos también de la ciudad” Han Shuo le dijo al pequeño esqueleto.

“Padre, no podemos asesinar a esa persona. Si él muere, Polo sabrá que yo lo hice. Además, hay honor entre los cazadores de dioses. También, cuando nos unamos a la Franja en el futuro, Polo será de utilidad”, dijo el pequeño esqueleto mientras miraba a su padre.

Han Shuo estaba asombrado. Rio y dijo, “jaja, mírate, tan maduro al pensar. ¡De todos mis chicos, eres él único que me puede dejar dormir tranquilamente en la noche!”

Esas palabras de Han Hao probaban que era una persona prudente. Al parecer no era sólo por suerte que el pequeño esqueleto se volviera exitoso en el mundo de los cazadores de dioses del Dominio de la Muerte. Era un hijo como él quien podía hacer que Han Shuo se tranquilizara. Pensó que en el futuro, podría delegarle tareas importantes al pequeño esqueleto.

“¡No te preocupes Padre, me aseguraré de enseñarles bien!” El pequeño esqueleto parecía de cierta forma avergonzado después de recibir una alabanza de su padre. Puso una ligera sonrisa un tanto incómoda. Era muy parecida a esa sonrisa que Han Shuo ponía normalmente.