GDK – Capítulo 827

0

Capítulo 827: Es algo normal 


*** En las afueras de Ciudad Etérea, en una profunda y densa jungla.

Una joven pareja estaba envuelta en un ejercicio muy excitante y vigoroso. Aunque habían tratado al máximo mantener sus ruidos bajos, estos sin embargo se extendieron a lo ancho y largo. A treinta metros de distancia, un adolescente muy atractivo quien se veía de unos dieciséis o diecisiete años mortales estaba creando burbujas de agua en aburrimiento. Una tras otra, las burbujas de agua salían flotando de sus palmas. Estas revoloteaban gentilmente en medio del aire como bolas de cristal.

Media hora después, los gemidos desde la profunda jungla se volvieron más y más fuertes. El joven arrugó sus cejas, frunció el ceño, sacudió su cabeza y suspiro. Después de otros diez minutos, los sonidos de gemidos se habían detenido completamente y aun así, la actividad en esa región sólo parecía volverse más y más vigorosa. No había señal de que se fuera a detener pronto.

“Pequeño Madera, ¿terminaste?” el atractivo adolescente no podía sentirse más aburrido. Gritó, “Padre debe estar ansioso porque todavía no llegamos. ¿Puedes apurarte y terminar?”

“¡Está bien! ¡Está bien!” respondió el joven que se ejercitaba e incrementó la frecuencia de sus acciones. Giró hacia la belleza quien se había desmayado desde hace mucho, la presionó en contra de un árbol y luego continuó con su expedición.

Después de un largo tiempo, un delgado, alto, fornido pero aun así guapo joven salió lentamente desde la jungla con un rostro satisfecho mientras sostenía sus pantalones. Observó a Han Shui quien estaba condensando burbujas de vapor de agua y preguntó sonriendo, “crear vida es una enorme recreación placentera. ¿Por qué es que no tienes interés hacia el ejercicio del amor?”

“Has estado ‘creando vida’ durante todo el viaje, ¿pero en realidad has creado alguna vida?” Han Shui rodó sus ojos. Las burbujas de agua giratorias repentinamente volaron hacia Han Mu y se convirtieron en un gran charco de agua. Se vertió en Han Mu y lavo todas las esencias en su cuerpo.

“No, en realidad me he estado preguntando eso. Realmente necesito preguntarle a Padre sobre esto. ¿Por qué es que un buen chico como yo quien está lleno de vida ha fallado en crear cualquier vida durante todo este tiempo?” Han Mu luego puso una sonrisa traviesa y dijo, “pero quizás tú puedas. ¿No quieres intentarlo? Esa mujer es bastante buena y todavía está inconsciente. ¡Disfruta!”

Han Shui inmediatamente puso un rostro disgustado y respondió, “¡Ewww sucio!”

“Jajaja. Muy bien, continuemos nuestro viaje. ¡No he visto a Padre por un largo tiempo y realmente lo extraño!” dijo Han Mu riendo. Sabía que a Han Shui le disgustaban semejantes actividades. Exprimió su cabello mojado y con una mueca en su rostro, comenzó a caminar en la dirección de Ciudad Etérea.

“Espera, ¿qué hay de la chica?” Han Shui arrugó sus cejas y dijo, “le has hecho esto a nueve diferentes mujeres y sólo estoy contando a aquellas que has encontrado en nuestro camino. Siempre las dejas solas después de hacer que se desmayen. ¿No tienes el más ligero sentido de responsabilidad?”

“Esto se llama conquista, sexo casual. No esperas que haga algún compromiso. ¿A qué responsabilidad te refieres?” Han Mu se encogió de hombros y dijo, “¡nos juntamos sólo por complacernos físicamente uno al otro, sin ataduras que nos unan! No hay normas meticulosas o reglas que se espere siga. ¡No seas tan anticuado y pedante!”

“Bien. Vamos a movernos”, dijo Han Shui. Estaba teniendo un dolor de cabeza y temo que la mujer se moleste y no nos deje ir cuando se despierte. “Pequeño Madera, esta será la última vez que hago el trabajo como un centinela. ¡Los ruidos que haces son horrendos!”

“¡Qué mojigato!” Han Mu refuto, “¿por qué es que no heredaste este excelente y admirable rasgo de nuestro padre? Míralo, él siempre se divierte a donde quiera que va. ¡Qué maravillosa y libre vida está viviendo! Aprendí todo esto de nuestro padre. ¿Por qué eres tan lento aprendiendo esto?”

Han Shui forzó una sonrisa y sacudió su cabeza. No intentaba discutir ya que a pesar de que Han Mu estaba exagerando, había algo de verdad en ello.

……

Medio día después, Han Mu y Han Shui salieron de la jungla y entraron en un pequeño fuerte cercano a Ciudad Etérea.

Poco después de que entraron, una joven dama de pie en las afueras de un gimnasio repentinamente chillo locamente, “¡Han Mu! ¡Tú bastardo! ¡Finalmente, te encuentro!”

Dos jóvenes mujeres más localizadas no muy lejos, fueron alertadas por ese grito. Justo después, vieron con enojo a Han Mu y gritaron, “¡Han Mu! ¡No escapes! ¿No me prometiste que siempre estarías a mi lado? ¡Tu rufián, cómo pudiste desaparecer cuando yo estaba dormido! ¡Ni siquiera me dejaste una nota!”

Las tres mujeres venían de tres fuerzas diferentes. Una era de un pequeño clan, una operaba pequeños negocios y otra era la líder de un escuadrón de guardias divinos de alguna ciudad. Después de gritar, los tres se notaron entre ellas y repentinamente se dieron cuenta de que no fueron a las únicas que Han Mu había fornicado.

La ira que había estado acumulada en ellas todo ese tiempo, estalló. Las tres jóvenes y hermosas damas se volvieron anormalmente enfurecidas y cargaron hacia el zombi como tigresas. Querían ventilar su ira sobre él.

Han Mu puso una mueca y le dijo apresuradamente a Han Shui, “¡Pequeño Agua, apúrate y corre! ¡Este lugar es peligroso!”

Han Mu giró en sus pasos y comenzó a correr como si tuviera mucho miedo de ser capturado por las mujeres. Mientras corría, grito, “Cici, Mimi, Annie, ¿por qué están tan serias? Nosotros solo estábamos tonteando. ¡Ser tan pegajosas no es parte del juego! Mimi, ¿no me dijiste hace apenas unos días que soy tu único amor? ¡Cómo puedes ser tan feroz conmigo en este momento!”

“¡Han Mu! ¡Te mataré!” esa belleza llamada Mimi cargaba amenazadoramente. Enviaba estallidos radiantes imprecisos, causándoles heridas colaterales a dioses inocentes quienes apenas habían entrado en el fuerte.

“¡Pequeño Agua! ¡Corre! ¡Que no te atrapen!” gritó Han Mu mientras escapaba al maniobrar a través de la multitud. Parecía muy bien versado en eso y se las arregló para desvanecerse en nada de tiempo.

El atractivo rostro de Han Shui estaba lleno de impotencia. Descubrió que él no podía correr ni de cerca tan rápido como su hermano. Momentos después de tratar de escapar frenéticamente, se encontró a sí mismo rodeado por las tres mujeres. Él se estaba sintiendo bastante molesto de que tuviera que sufrir ese tratamiento en ese momento. Pensó, ‘cuando vea a Padre, debo contarle esto. ¡Este tipo está cruzando la línea!’

“Damas, yo no tengo nada que ver con él. ¿Por qué me están rodeando?” dijo Han Shui con una sonrisa forzada mientras intentaba distanciarse de su hermano.

“¿Por qué te pidió que escaparas si no tienes nada que ver con él? Además, ¡no deberías estar escapando de nosotras!” gritó la belleza llamada Mimi. “¡No iras a ninguna parte hasta que Han Mu se muestre!”

“¡Esto no tiene nada que ver conmigo!” Han Shuo explicó apresuradamente, “sólo me encontré con él mientras viajaba a este lugar. No soy para nada cercano a él. ¡No tiene sentido en capturarme sólo debido a que no pudieron atraparlo!”

“¡No me importa! ¡Han Mu me prometió casarse conmigo! Si lo traes hasta mí, te dejaré libre. ¡De lo contrario, no irás a ninguna parte!” dijo la dama llamada Annie. Esta hizo gestos y ordenó, “¡rodéenlo!” Un escuadrón de guardias divinos inmediatamente comenzó a acercarse a Han Shui de forma amenazadora.

“Perra, ¿quién eres? ¿Por qué Han Mu se casaría contigo? ¡Conoce tu lugar!”

“Él dijo que soy a la única que ama. ¡Ustedes piérdanse! ¡No sean tan desvergonzadas para robar a mi hombre!”

“¿Desvergonzada? ¡Tú eres la desvergonzada! ¡Él es mío!”

Antes de que Han Shui pudiera dar una explicación más, las tres mujeres comenzaron a discutir ferozmente en medio de la calle. Al parecer era probable que esto escalara a una batalla a muerte por Han Mu.

“Ahem… ¡dejen de pelear! ¡Escúchenme!” gritó el zombi mientras maldecía a Han Mu en su mente. Luego, cuando las tres mujeres se reunieron simultáneamente se reunieron en él, este puso un rostro recto y dijo, “él le ha dicho esas palabras no sólo a ustedes tres, sino a muchas, muchas más mujeres. Dejen de ser tontas. ¡A él no le importa ninguna de ustedes!”

“¡Amigo, no me importa si tienes algo que ver con él o no, pero no vas a ir a ninguna parte!” un hombre de mediana edad, fornido y con un rostro lleno de cicatrices de cuchillo se unió al grupo. Se puso de pie al lado de la belleza llamada Mimi y dijo, “¡desde qué él desvirgó a mi hija, entonces debe casarse con ella! ¡No me importa quien sea, pero debe tomar la responsabilidad de sus acciones! ¡De lo contrario, no sólo él, incluso tú te quedaras sin suerte!”

El hombre de mediana edad con un rostro lleno de cicatrices poseía la fuerza de un dios alto en la etapa temprana. Cultivaba la energía del fuego. ¡Parecía estar suprimiendo su enojo y se consideraba a sí mismo como amable por no matar inmediatamente a Han Shui!

‘Maldito seas tu desgraciado Han Mu, ¡¿qué quieres ahora de mí?!’ Han Shui no podía estar más enfurecido. Estaba atrapado por tres poderosas fuerzas diferentes. Atormento su cerebro sobre cómo escapar.

“¡Arréstenlo!” el hombre de mediana edad hizo gestos y les ordenó a sus hombres que aprendieran al zombi.

“¡No lo toquen, ese tipo es mío!” gritó la mujer llamada Annie.

Luego, repentinamente, comenzó una pelea de tres frentes. Estaban peleando abiertamente en la calle por Han Shui. Las tres mujeres peleaban unas con otras mientras se maldecían en voz alta unas con otras diciéndose perras desvergonzadas. La entrada al fuerte repentinamente se convirtió en una escena agitada. Todos los dioses cercanos estaban asombrados por lo que observaban.

“¿Quién es ese tipo llamado Han Mu? Para tener a tres bellezas peleando abiertamente en público por él – ¡qué leyenda! ¡Maldición, yo moriría por tener la mitad de la suerte que tiene con las mujeres!”

“He escuchado de él. Es del Dominio de la Vida. Se dice que él se divierte a donde quiera que va. Es un infame mujeriego. Incontables bellezas han sido arruinadas por él”.

“Maldita sea, ¿por qué esta persona está en Ciudad Etérea? ¡Es mejor que todo el mundo mantenga un ojo sobre sus novias y no dejen que sean robadas por ese bastardo!”

“¿Cómo puede el Dominio de la Vida producir a semejante escoria? ‘Suspiro’, el mundo realmente se está volviendo más y más degenerado. Me sorprende que todavía no haya sido asesinado por alguna mujer”.

“Ese tipo pone sus ojos sobre cada belleza en el mundo, clamando que lo hace con la meta sagrada de crear vida. Demonios, en contra de la razón, hay mujerzuelas quienes están dispuestas a dejarse tomar por él. ¡Realmente me pregunto cómo lo hace ese jovencito!”

“Tu gordo bastardo, ¡¿a quién llamas mujerzuela?! ¡Te recordaré!” Mimi quien estaba en medio de la batalla repentinamente giró hacia ese gordo de pie a un lado y lo bombardeó con unos feroces ataques radiantes.

……

“¡Pequeño Agua! ¡Pequeño Agua! ¡Corre!” cuando las cosas eran de lo más caóticas, el escurridizo Han Mu hablo desde la esquina de un gimnasio. Todos los árboles en la zona parecían haber cobrado vida. Las ramas de los árboles comenzaron a agitarse entre la multitud como una gran escoba, causando que la escena fuera incluso más caótica.

Han Shui reaccionó inmediatamente. Mientras nadie lo notaba, entró apresuradamente en la multitud al lado y se ocultó bajo la cubierta de los enormes árboles. Después de que los hermanos se reunieron, los dos ya no se atrevieron a quedarse un segundo más en el fuerte. Inmediatamente lo dejaron y se apresuraron a Ciudad Etérea.