GDK – Capítulo 824

0

Capítulo 824: Hice estos


Han Hao había escapado debido a que no quería encontrarse con Baum en ese momento. Aunque el anciano era un cultivador en el edicto del espacio, sin conocer la localización precisa, era difícil para él localizar una persona.

Tan pronto como Han Hao dejó la zona, se convirtió en una sombra y oculto la aterradora aura de su cuerpo. Deliberadamente se movió hacia zonas pobladas y concurridas, mezclando su aura con los dioses quienes estaban cultivando en los gimnasios. Esto confundió los sentidos de Baum y le hizo muy difícil centrar la localización precisa de Han Hao.

El viejo buscaba cuidadosamente el aura de Han Hao y cuando encontraba algo, se teletransportaba instantáneamente hacia la localización a través de su dominio de la energía del espacio. Sin embargo, siempre fallaba en atraparlo.

Después de hacerlo en varias ocasiones, el viejo notó que él se estaba acercando más y más a la Farmacia Perla Celestial. Para evitar la sospecha de Han Shuo, Baum se rindió decididamente en la persecución de Han Hao y se retiró.

*** En la Farmacia Perla Celestial en Ciudad Etérea.

Después de regresar, Han Shuo notó que había cuerpos tirados por todas partes de la tienda y Han Huo y Han Tu estaban examinando los cuerpos mientras murmuraban algo. Quedó asombrado cuando vio el cuerpo de ese dios alto cuyo cráneo había sido penetrado. Han Shuo se movió como una sombra y apareció a un lado de los hermanos.

«¿Qué ocurrió? ¿Hubo un dios alto?” preguntó mientras se acercaba para examinar el cuerpo.

“Dos dioses altos. Uno en la etapa temprana y uno en la etapa media. ¡Incluso Rose no pudo detenerlos!” explicó Han Tu.

El rostro de Han Shuo se sacudió y miró a los hermanos con ojos asombrados. Preguntó con un tono confundido, “¿Cómo murió este? El dios medio debió estar ocupado peleando con Rose. Y el de la etapa media, no debería ser alguien con quien ustedes pudieran pelear, ¿cierto?” Nadie entendía mejor las fuerzas de Han Tu y Han Huo mejor que él. Aunque los dos tenían un gran entendimiento de la energía de la tierra y el fuego, el reino en el que estaban limitaba su poder de fuego. Por tanto, hablando lógicamente, no deberían ser capaces de pelear con un dios alto.

“¡Nuestro hermano mayor lo asesinó!” Han Huo dijo emocionado, “¡después de tanto tiempo, nuestro hermano menor se ha vuelto tan poderoso que asesinó a ese dios alto en la etapa temprana en solo un momento!” ¡Ese tipo ni siquiera pudo defenderse! ¡Jaja! Padre, nuestro hermano mayor ahora está persiguiendo al otro dios alto. ¡Pienso que regresara pronto!”

“¿Qué? ¿Él asesinó a este dios alto en un instante?” gritó Han Shuo sorprendido.

En su mente, el pequeño esqueleto todavía era un pequeño y frágil niño. No esperaba que este creciera tan poderoso en sólo unas cuantas décadas. El hecho de que el pequeño esqueleto pudiera asesinar a un dios alto en la etapa temprana en un momento significaba que estaba por lo menos un reino por encima del saqueador.

En aquel entonces cuando Han Shuo se separó del pequeño esqueleto, poseía sólo la fuerza de un dios menor. Para volverse más poderoso que un dios alto en la etapa temprana significaba que había mejorado casi a la misma velocidad que él.

Todo esto mientras Han Shuo había asumido que los Cinco Zombis Élite crecerían más rápido que el pequeño esqueleto ya que los cinco nacieron de los Lugares del Yuan Extremo y habían obtenido los Cinco Tesoros Elementales Yuan. Teniendo todas esas ventajas innatas, era razonable que los Cinco Zombis Élite deberían ser más fuertes que el pequeño esqueleto.

Pero inesperadamente, este no sólo no era más débil que los zombis, él los había adelantado por mucho en fuerza. Más que eso, la brecha en fuerza parecía estarse volviendo más amplia.

“Padre, esos saqueadores vinieron tan pronto como te marchaste. ¡Creo que ese tipo que te pidió la reunión está envuelto!” dijo Han Tu. Quería informarle a Han Shuo sobre sus sospechas tan pronto como fuera posible.

“Dime con detalle qué ocurrió”, Han Shuo tomo una respiración profunda para dejar temporalmente de lado su emoción sobre Han Hao y comenzó a centrarse en ese asunto.

Después de que Han Huo narro todo el incidente, las sospechas de Han Shuo sobre Baum se volvieron más grandes. Fue en ese momento que el demonio que había estado vigilando a Baum detectó una intensa fluctuación en el espacio tiempo desde el gimnasio que el anciano usaba para meditar.

Han Shuo estaba asombrado. Inmediatamente le ordenó al demonio que se acercara al gimnasio y revisará por un momento. A través del demonio, Han Shuo descubrió que el viejo había desaparecido de la mansión. Como el demonio no podía rasgar el espacio tiempo para perseguir a Baum, Han Shuo no podría saber a dónde fue el anciano y con quien se reunió.

Han Shuo volvió a reproducir en su cabeza las narraciones de Han Tu y Han Huo y conecto el inusual movimiento del viejo. Sus sospechas sobre él crecieron aún más. Pero como temporalmente había perdido el rastro del anciano, él sólo conocía la mitad del cuadro.

En ese momento, Rose quien escuchó la voz de Han Shuo salió del gimnasio en el que vivía, camino hacia él y le dio algunos detalles más de la historia. Luego remarcó, “ese chico tuyo es muy poderoso. En este momento está persiguiendo al saqueador. Creo que puede ser capaz de descubrir algo. No conozco ninguno de los rostros de los que murieron aquí. Me pregunto a qué fuerza pertenece”.

“¡Gracias por proteger a mis hijos!” Han Shuo le dijo a Rose sinceramente. Estaba conmovido que ella pusiera su vida en la línea para darle a Han Tu y Han Huo una oportunidad para escapar.

“Eres mi maestro. ¡Es mi deber obedecer tus órdenes!” Aunque ella todavía mantenía el mismo rostro sin emociones en el exterior, secretamente estaba deleitada al escucharlo.

“Padre, esta mujer tiene una fuerza bastante decente y es mucho más poderosa que tus otras mujeres. No sólo eso, ella es incluso más dócil contigo. Jeje, ¿por qué no…?” Han Huo le dio un vistazo a Rose antes de sugerirle en voz baja a Han Shuo con una mueca traviesa.

Aunque Han Huo había reducido su voz tanto como fue posible, Rose estaba de pie a sólo unos pasos. Como una diosa alta, no había manera en la que no escuchara sus palabras.

Una luz destelló desde sus ojos cuando escuchó la sugerencia de Han Huo. Aunque se veía como si no le importara lo que dijo, sus manos, estaban apretándose una a la otra con fuerza por el nerviosismo.

“¡No digas eso!” Han Shuo frunció el ceño hacia su hijo y lo reprendió en voz baja, “nuestra relación no es lo que imaginas. Sólo somos amigos. Después de cien años, será libre para marcharse. ¡Es mejor que dejes de decir esa clase de tonterías!”

La respuesta sería de Han Shuo no asustó a Han Huo. En su lugar, este continuo sonriendo traviesamente mientras su mirada iba y volvía entre Han Shuo y Rose.

Esta sintió un conjunto mezclado de emociones cuando escucho la respuesta de Han Shuo. Se sentía tanto alegre como decepcionada al escuchar que él la consideraba como una amiga – alegre de que no la considerara una esclava y si una amiga, decepcionada de que él pensara que ella era sólo una amiga y no algo más. No sabía si debía sentirse alegre o triste sobre ello.

Han Tu, Han Huo, Rose y Han Shuo discutieron el incidente por un tiempo. Luego, en la primera luz del día, Han Shuo repentinamente giró con deleite y miró hacia una nublada y oscura calle.

Un adolescente llevando un rostro sin emociones apareció en silencio. Cuando vio a Han Shuo placenteramente sorprendido, una alegría, una rara visión pudo ser vista en su rostro.

“Padre”, saludo Han Hao cordialmente después de llegar hasta Han Shuo.

“¡Jaja, es bueno verte de nuevo, Hijo!” De todos sus chicos, el pequeño esqueleto era el más cercano a él. En aquel entonces en la Academia de Magia y Fuerza Babylon, cuando Han Shuo era un don nadie, fue el pequeño esqueleto quien había estado haciendo el trabajo de limpieza por él. Viendo nuevamente al pequeño esqueleto en el amanecer le recordó a Han Shuo esos momentos. Todavía podía recordar vívidamente la escena del pequeño esqueleto llevando en secreto dos bolsas de basura hasta el contenedor.

Ese enlace entre ellos podría ser incluso más profundo que cualquiera de las relaciones que Han Shuo tenía con sus mujeres. Él no podría estar más orgulloso de ver que el pequeño esqueleto había crecido hasta ser un guapo jovencito que lucía similar a él.

“No pude matar a ese tipo. Baum el Señor de la Ciudad apareció repentinamente y tuve que marcharme. De lo contrario, si me hubiera visto, eso sería muy problemático”, dijo Han Hao con un tono muy suave, como si de alguna manera estuviera avergonzado y temeroso de que Han Shuo pudiera reprenderlo por no haber completado bien la tarea. Quizás Han Shuo era la única persona en el mundo que podía hacerlo revelar esa emoción.

“Hablemos en el interior”, dijo Han Shuo sonriendo mientras una espada voladora salía y cortaba a todos los cuerpos. Mientras los cuerpos se volvían líquido, Han Shuo y los otros entraron en uno de los edificios de la Farmacia Perla Celestial.

Con Han Tu en los alrededores para ayudar, muchas cámaras subterráneas secretas fueron construidas en esa rama de la Perla Celestial. Ese edificio al que entraron tenía una entrada secreta a las cámaras secretas. Descendieron varios cientos de metros bajo la tierra hasta una cámara subterránea limpia y ordenada.

Después de escuchar al pequeño esqueleto o Han Hao, Han Shuo finalmente supo a donde había ido el viejo. Como el Señor de Ciudad Etérea, Baum podía detectar las peleas entre poderosos dioses altos dentro de la ciudad a través de las torres de energía colocadas estratégicamente alrededor de la ciudad. Con su dominio sobre el edicto del espacio, Baum podía colocarse en el campo de batalla en un instante.

El viejo no fue a interrumpir la batalla en la Farmacia Perla Celestial y en su lugar instantáneamente se apresuró al bosque de piedras donde Han Hao peleó con el saqueador. Sabiendo eso, se volvió imposible para Han Shuo no encontrar sospechoso al anciano.

“Padre, Baum en la actualidad tiene conexiones con nuestra clase y ha estado abasteciéndonos con toda clase de bienes. ¡De hecho, es una de las figuras al mando entre nosotros!” Han Hao le dijo a Han Shuo inmediatamente después de que entraron en la cámara secreta.

Han Shuo quedo en blanco por un momento y preguntó confundido, “¿tu clase? ¿A qué te refieres?”

“Cazadores de dioses, es así como los llamas comúnmente”, explicó Han Shuo. Después de una pausa, mientras miraba a su padre, explicó, “después de nuestra separación, fui al Dominio de la Muerte. Poco después de entrar en ese dominio, fui perseguido por un cazador de dioses quién era ligeramente más fuerte que yo. Me costó un enorme esfuerzo y una gran planeación el derrotarlo. De él, aprendí todo sobre los cazadores y los métodos de consumir la energía divina de otra persona. Y así devore su energía divina. Inmediatamente sentir el crecimiento en mi energía…”

De su narración, Han Shuo aprendió que poco después de separarse, él se cruzó con un cazador de dioses. Ese desafortunado cazador había guiado a Han Hao para convertirse en una figura destacada en el campo de los cazadores de dioses. Después de tomar la energía divina de los cazadores, él pequeño esqueleto había estado aventurándose por todas partes, buscando a otros cultivadores de la energía de la muerte para mejorar su fuerza.

Más unos cuantos cientos de expertos murieron por el pequeño esqueleto dentro de unas pocas décadas y su fama se alzó entre la comunidad de cazadores de dioses. Muchos cazadores feroces y despiadados se ofrecieron voluntariamente para que él los comandara. Habiendo estado acostumbrado a formar un ejército en el Inframundo, el pequeño esqueleto sabía exactamente cómo controlar a ese puñado de dioses.

Con eso, la facción de cazadores liderada por el pequeño esqueleto gradualmente se volvió más y más fuerte. El cruel y salvaje Han Hao con una fuerza formidable había obtenido la confianza de sus seguidores. No sólo se las arregló para elevar su fuerza hasta el reino del dios alto dentro de un corto tiempo, sus seguidores quienes originalmente tenían fuerzas mediocres también mejoraron rápidamente. Se convirtieron en una facción de cazadores que todos en el Dominio de la Muerte temían.

Luego, con el paso del tiempo, algunos líderes de la Alianza de Cazadores de Dioses fueron a él y lo invitaron a unirse a su alianza. Como era mejor para expandir su poder e influencia, el pequeño esqueleto se unió a la Alianza de Cazadores de Dioses. Se convirtió en una figura de importancia en la alianza y su influencia en el grupo continuó creciendo.

Siendo uno de los líderes de la Alianza de Cazadores de Dioses, él tenía las calificaciones para conocer algunos de sus secretos internos. El pequeño esqueleto había hecho investigaciones relevantes antes de ir al Dominio del Espacio y aprendió sobre la cooperación de Baum con varios líderes de los cazadores. Nunca antes se había encontrado con el viejo y no quería que él descubriera su presencia en la ciudad. Por tanto, el pequeño esqueleto escapó y lo evito tan pronto como llegó.

“¡Tu pequeño bribón, no esperaba que tú en realidad te convirtieras en un cazador de dioses!” Después de escuchar la narración sobre la secuencia de eventos, Han Shuo finalmente entendió por qué su fuerza era mucho más grande que la de los zombis. Como él mismo era mitad cazador y el pequeño esqueleto era un ser viviente al que él le dio vida, definitivamente no tendría un mal pensamiento sólo debido a que se convirtió en un cazador de dioses. Después de una pequeña pausa, preguntó, “oh sí, los cazadores tienen un deseo incontrolable de devorar la energía divina. ¿Te las arreglaste para superar la corrupción?”

Bajo la atenta mirada de Han Shuo, Han Hao asintió de forma natural. Sin embargo, parecía bastante confundido, “en realidad, quería preguntarle a Padre sobre eso. ¿Por qué es que mis seguidores se vuelven completamente incómodos si no devoran energía divina de vez en cuando? ¿Por qué es que nunca me he sentido así?”

“¿Nunca sentiste la corrupción?” Han Shuo estaba estupefacto. En aquel entonces, la primera vez que él devoró la energía de otra persona, tuvo que tomar un período de tiempo y un gran esfuerzo de su fuerza de voluntad para superar la adicción. Pero Han Hao nunca lo sintió. ¿Cómo era eso posible?

“Si, incluso desde el inicio, no sentí nada diferente. Para mí, es sólo sobre mejorar mi fuerza. Puedo abandonar inmediatamente si siento que un oponente es muy fuerza y puede lastimarme. No siento ninguna urgencia incluso cuando no devoro nada de energía divina por años”, explicó el pequeño esqueleto.

Han Shuo estaba asombrado. Pensó sobre eso por un momento mientras miraba a Han Hao de pies a cabeza antes de responder, “quizás tiene algo que ver con las circunstancias únicas sobre tu creación. Oh, cierto, ¿estás cultivando en las artes demoníacas? Siento generales demonio en las púas de hueso en tu espalda. ¿Tú los refinaste?”

“Comencé a cultivar las artes demoníacas desde que obtuve los recuerdos de Padre. ¡Aparte de los demonios, también sé cómo refinar armas demoníacas! Mira esta lanza de hueso, es una de las cosas que refine. Oh sí y mi nuevo cuerpo – la piel, carne y las venas – ¡lo hice yo mismo!” El pequeño esqueleto asintió y le mostró emocionado sus logros a Han Shuo.

Han Shuo estaba sorprendido. Finalmente, sabía por qué el pequeño esqueleto era más fuerte que los zombis, Gilbert y Bollands – ¡era gracias a que el conocimiento de la cultivación accidentalmente pasó al pequeño esqueleto!