GDK – Capítulo 823

0

Capítulo 823: Han Hao conocido como el pequeño esqueleto


Han Shuo actualmente no sabía lo que ocurrió en la Perla Celestial. Estaba en la mansión del Señor de la Ciudad ya que Baum lo había invitado.

Él había estado en guardia con respecto a Baum día y noche usando a sus generales demonios. Pero aparte de escucharlo dándole instrucciones a su guardia divino para que investigara a la Empresa Goldstone, Han Shuo no descubrió nada más de qué sospechar. Pero eso por si solo era suficiente evidencia para que él no confiara en el anciano y supiera que tenía un motivo oculto para ayudarlo amable y generosamente a establecer la rama de la Perla Celestial.

Baum había estado esperando por Han Shuo en el salón. Tan pronto como él entró, el viejo avanzó cordialmente para recibirlo. Le preguntó si se encontraba feliz con la rama de su farmacia.

Han Shuo también tenía una sonrisa enorme a través de su rostro e intercambio una ronda de cordialidades con el anciano. Después de eso, fue directamente al punto, “¿podría saber por qué me invitaste aquí?”

«Erm, es así… Tengo un amigo que quiere comprar algunas medicinas bastante únicas de la Farmacia Perla Celestial. ¿Es posible para la Perla Celestial el desarrollarlas y crearlas?” Baum vaciló por un momento antes de responder.

Han Shuo quedo en blanco por un momento. El general demonio que había estado siguiendo y observando constantemente al anciano desde cientos de metros no vio que él recibiera algún amigo. Por tanto, Han Shuo se sintió bastante sorprendido por sus palabras.

Él pensó sobre ello por un momento y recordó que el viejo era un cultivador del edicto del espacio. Los espejos espaciales, un dispositivo divino que usaba cristales de energía como fuente de poder, deberían ser muy fáciles para que Baum los creara. Como el general demonio debía permanecer a cierta distancia de Baum y en ocasiones estarían separados por los muros y barreras, era posible para el viejo el comunicarse con sus amigos usando un espejo espacial sin que el demonio lo sintiera.

“¿Me podrías decir qué clase de medicina única necesita tu amigo?” Han Shuo arrugó sus cejas y preguntó sonriendo.

“Mi amigo trata con la compra y venta de bestias mágicas. Algunas de estas tienen una piel muy dura y es muy difícil lidiar con ellas. El tener algunas medicinas mágicas resultaría útil. Erm, aunque es muy ilegal el hacer medicinas venenosas en otros Dominios, no es un asunto tan grande en los Dominios del Destino y el Espacio. Podemos trabajar juntos si estás interesado. Si no, simplemente nos olvidaremos de esto. No soy alguien que obliga a los otros a que hagan algo que no quieran”, explicó Baum con un tono natural y ordinario.

Los venenos eran algo estrictamente prohibidos en los Dominios de la Vida y la Luz. Incluso una farmacia común en los Dominios de la Muerte, Oscuridad y Destrucción no se atrevía a vender abiertamente venenos. Los alquimistas y farmacéuticos que experimentaban con venenos sobre personas también eran perseguidos como los cazadores de dioses en la mayoría de los Dominios.

Como en la mayoría de las cosas, cuanto más arriesgado el negocio, más grande era la ganancia. Aunque los farmacéuticos no mostraban abiertamente los venenos en sus estantes, secretamente los venderían en el mercado negro. Había una amplitud de farmacéuticos que participaban en este negocio. Mientras tuvieran los canales apropiados y las conexiones políticas lo permitieran, no estarían en problemas.

Sin embargo, los creadores de venenos, especialmente aquellos que experimentaban en seres humanos, eran odiados por todo el mundo. Aunque no eran tan infames como los cazadores de dioses, una vez que sus actos fueran descubiertos, sus negocios serían asolados por los guardias. Por tanto, aquellos que manejaban esos negocios nunca lo harían abiertamente. En aquel entonces en la Ciudad de las Sombras, Han Shuo había expuesto los actos de la Farmacia Dios del Pantano. Sus bienes fueron confiscados por la Casa Sainte y algunos de los miembros núcleo fueron ejecutados.

Han Shuo arrugó bastante sus cejas. Pensó, ‘hay muchas farmacias que se especializan en producir venenos. ¿Por qué Baum me está buscando específicamente a mí para hacerlo?’

Baum era el Señor de Ciudad Etérea. Con el hombre más poderoso de la ciudad arreglando el negocio para él, no debería haber ningún problema. ¿Pero exactamente por qué lo haría?

Un puñado de pensamientos e ideas pasaron rápidamente a través de su mente. Después de permanecer en silencio por un momento, él repentinamente puso una ligera sonrisa y dijo, “el trato es riesgoso. Primero, necesito encontrarme con tu amigo. Sólo consideraré hacer ese negocio si siento que es una persona confiable”. Han Shuo originalmente pensaba en negarse tajantemente. Pero recordó que esta podría ser la razón detrás de la generosa ayuda de Baum. Él intentaría investigar lenta y cuidadosamente la verdad.

“Justo como dices, este negocio es riesgoso. Necesito preguntarle su opinión y ver si está dispuesto a encontrarse contigo”, Baum respondió después de pensar por un momento.

“Entonces está bien, déjame saber si hay alguna novedad”, Han Shuo sonrió y dijo, “si no hay otra cosa, entonces me retiro”.

“No hay ningún otro negocio, pero personalmente me gustaría hacerte algunas preguntas. ¿Puedo?” dijo el anciano apuradamente cuando vio que Han Shuo estaba a punto de marcharse.

“Estas siendo excesivamente educado, Señor de la Ciudad. Por favor, dispara cualquier pregunta que tengas. ¡Te contaré todo, mientras conozca la respuesta!” Han Shuo nuevamente tomó asiento educadamente y no se retiró.

“Fui muy afortunado de tener un combate glorioso contigo, Señor, admiro mucho tu fuerza. Pero cuando recordé la pelea, note que la energía que utilizas es muy única. Es una energía que nunca antes había visto en mis muchos años en el Elysium. Tengo mucha curiosidad de ello. ¿Podrías aclarar mi confusión?” preguntó Baum con mucha sinceridad. Estaba muy interesado en la energía que uso Han Shuo.

Este último naturalmente, no le contaría la verdad al viejo. Pero en lugar de negarse directamente a responder, creo algunas mentiras al azar, describiendo a la energía demoníaca como otra forma del aura de pelea. También incluyo alguna terminología de las artes demoníacas que sólo él conocía para confundir a Baum.

El anciano se quedó aturdido después de escuchar las primeras oraciones. Como él no entendía las artes demoníacas y las palabras de Han Shuo contenían tanto verdades como mentiras, el viejo no podía decir si él en realidad estaba inventando todo.

Después de dar una larga explicación, Han Shuo pretendió estar cansado y dijo, “he dicho todo lo que tenía por decir. Esta clase de energía es bastante difícil de entender. Incluso yo no la comprendo totalmente. Es bastante normal que no lo entiendas. Erm, ya es bastante tarde, debería ir a casa”, Han Shuo se inclinó y comenzó a retirarse.

***

Era tarde por la noche. Ese dios alto del trueno quien trataba de saquear la Farmacia Perla Celestial había estado yendo y viniendo entre los remotos callejones. Sin embargo, siempre sentía como si alguien lo estuviera siguiendo.

Volaba de un lado a otro, deteniéndose a medio camino para revisar los alrededores, comprobando y asegurándose de que nadie lo siguiera. Sin embargo, ese sentimiento de ser perseguido nunca lo abandonaba.

Estaba abrumado con sorpresa. Había pagado un precio considerable en su intento de saquear la Farmacia Perla Celestial y tomar venganza por su hermano. Incluso con su meticuloso plan, no esperaba que un adolescente aterrador repentinamente se mostraría y arruinaría sus planes.

Había visto que tan fácil Han Hao asesinó a su amigo que era un dios alto en la etapa temprana y lo aterrador que fue. No tenía la confianza para derrotar a Han Hao y mucho menos para enfrentarlo si unía fuerzas junto a Rose, por eso tuvo que retirarse.

Ese sentimiento de ser perseguido lo hizo temeroso de ir a casa, a menos que quisiera exponer su verdadera identidad y causarle problemas a su clan. Vagaba en la región más remota y desolada de Ciudad Etérea y hacia lo mejor para perder a su seguidor.

Pero después de intentarlo una y otra vez, no importó lo mucho que tratara o el método que usara, algo parecía estarlo siguiendo.

Lleno de impotencia, se detuvo en un bosque de rocas alejado en Ciudad Etérea y ya no intento perder al acechador. Miro a todas partes y gritó, “ya no voy a correr. ¡Sal!”

Un momento después, de un grupo de pilares de rocas a mil metros de distancia, Han Hao salió sin emociones.

Han Hao era diferente de los cinco zombis de élite. Aunque no obtuvo la Energía Yuan de los Cinco Elementos o los Cinco Tesoros Elementales, recibió algo mucho mejor – ¡una porción de los recuerdos de Han Shuo relacionados con las artes demoníacas! En este universo, aparte de Han Shuo, la única persona quien podía tratar de poner en uso las artes demoníacas no era ni Bollands, Sanguis o Gilbert – ¡era el pequeño esqueleto o Han Hao!

Bollands y Sanguis cultivaban en formas secundarias de las artes demoníacas. El Camino Demoníaco de Asesinato de Dioses y el Mantra del Dios de la Sangre no eran prácticas apropiadas, tradicionales y supremas de las artes demoníacas. En este universo, aparte de Han Shuo, sólo el pequeño esqueleto quien obtuvo una parte de sus memorias, podría cultivar en la forma apropiada de las artes demoníacas. Pero como no era una forma de vida idéntica a Han Shuo, hubo desviaciones en su cultivación. A diferencia de Han Shuo que progreso reino por reino, su cultivación estaba entrelazada con la energía de la muerte. Su reino también era muy vago e indistinto.

Sin embargo, no sólo esa desviación no lo lastimó, hizo que su fuerza fuera incluso más extraña e indomable. Mezclando la cultivación de la energía de la muerte y las artes demoníacas lo habían hecho fuerte y poderoso. En aquel entonces cuando se separó de Han Shuo, tenía una fuerza más o menos similar. Durante esos cincuenta años que Han Shuo había estado avanzando rápidamente en fuerza, Han Hao también avanzó en su fuerza al mismo rango.

La razón de que él pudiera seguir a ese dios alto del trueno y no perder su rastro sin importar el truco que utilizara, era que Han Hao había refinado generales demonio usando las almas divinas igual que lo hacía Han Shuo. Aunque sus demonios no eran grandiosos como los de Han Shuo, aun así poseían las habilidades básicas de ocultamiento.

¡Por tanto, no importaba lo duro que tratara el saqueador, no podría escapar del rastreo de Han Hao!

“¿Eres tú?” el corazón del saqueador enmascarado se hundió cuando vio al helado adolescente. Habiendo peleado con Rose y conociendo su fuerza, él no estaría tan preocupado si fuera ella quien lo persiguiera. Sin embargo, si era el pequeño esqueleto, no tenía la confianza de ganar.

Han Hao no desperdicio palabras con él. Después de emerger del bosque, cargo al frente con su lanza de hueso. Cuando desplegó su dominio de la divinidad, todo el elemento de la muerte cercano fluyó salvajemente a esa lanza mientras emergía una fuente de intento asesino. El aura del intento asesino portaba el elemento de la muerte mientras circulaba. Esto formó una violenta corriente de aire que fue hacia el saqueador enmascarado.

“¿Piensas que te tengo miedo?” Este estaba muy molesto por haber sido perseguido durante tanto tiempo. Aunque no estaba dispuesto a enfrentarse a Han Hao, como este lo había atacado, sabía que no tenía más opción que pelear.

El pequeño esqueleto continuó permaneciendo en silencio. Voló detrás de la violenta corriente de aire mientras sostenía la lanza de hueso. Las siete púas de hueso en su espalda se balanceaban como si pudieran salir volando para matar en cualquier momento.

El dios alto saqueador formó múltiples relámpagos que estaban inmóviles y acomodados frente a él. Creo un escudo de relámpagos para defenderse del ataque de Han Hao.

Una fuerte y violenta explosión surgió en el bosque de piedra. Los relámpagos volaban por todas partes. El intento asesino dispersó por estos se volvió a unir rápidamente. Una gran área del terreno fue despedazada y eso causó que toda la zona estuviera llena de polvo, rocas y luces llamativas.

Las dos energías que estaban milagrosamente entrelazadas golpearon el escudo de relámpagos inmóviles. Estos se reunían y dispersaban repetidamente. Después de muchas pulsaciones, otra corriente de aire se formaría y bombardearía al saqueador. Una lanza de hueso de tres metros de largo también volaría alrededor de la corriente de aire, aumentando la energía y el poder de la corriente.

Después de tomar el primer golpe, el saqueador supo que la fuerza de Han Hao estaba por encima de la suya. También noto que la energía que utilizaba era muy malvada. Se sintió muy impotente cuando vio que la violenta corriente hecha de aura de la muerte e intento asesino estaba bombardeando nuevamente. Había estado agotando rápidamente su energía divina mientras utilizaba toda su fuerza para defenderse. Una de sus manos había estado acumulando electricidad y otra mano estaba formando truenos.

Similar a los cultivadores de la energía del agua, los cultivadores de la energía del trueno podían atacar de dos formas usando su energía divina. La energía del trueno en sus cuerpos necesitaba ser enviada al exterior de cierta manera para formar relámpagos y ataques de rayos. Un dios del trueno usando tanto la electricidad como el relámpago significaba que estaba atacando con todas sus fuerzas.

Sonidos aterradores de explosiones se escucharon continuamente. Varias docenas de relámpagos se revolvían alrededor de él antes de fundirse gradualmente en uno. Después de eso, todo el poder eléctrico que había acumulado cargo el relámpago, haciendo que su diámetro fuera tan grueso como un árbol antiguo.

Cuando el saqueador fue con todo, las siete púas detrás de Han Hao finalmente se separaron y salieron volando. Con trayectorias abstractas, volaron a la corriente reunida usando el aura de la muerte y el intento asesino. Cuando las siete púas entraron en la corriente, parecía como si esta hubiera cobrado vida. Mientras volaba violentamente, esta barría y devoraba todo en las cercanías. Varias docenas de gruesos y fuertes pilares fueron succionados por la corriente.

Cuando esta finalmente llegó, las varias docenas de pilares que habían sido arrastrados fueron los primeros en atacar. Eso por sí sólo consumió más de la mitad de la energía del trueno. Después de eso, una corriente de aire incluso más poderosa llegó para golpear. Cuando los pilares se rompieron, las púas de hueso que habían estado ocultas en la corriente abrupta y secretamente se dispararon hacia el saqueador. Habiendo sido tomado por sorpresa, el saqueador no tuvo más opción que gastar algo de energía para lidiar con las púas de hueso. Fue incapaz de desplegar el poder del enorme relámpago con todo su potencial.

Estalló una explosión que podría sacudir al mundo. El tremendo golpe produjo un disturbio que se extendió a lo largo y ancho. El saqueador, de alguna manera, quedó cubierto de sangre.

Han Hao salió de una enorme nube de polvo. Sus ojos estaban fijos en el saqueador. Siete púas de hueso estaban flotando milagrosamente detrás de él. La lanza de tres metros de largo en su mano estaba apuntando directamente hacia el saqueador.

Fue en ese momento que una extraña fluctuación espacio tiempo apareció en medio del aire. Han Hao quien estaba listo para dar el golpe final arrugó sus cejas y alzó su cabeza para sentir la fluctuación en el espacio tiempo. Luego, sin decir una palabra, dio la vuelta y se alejó. Antes de que el espacio tiempo fuera rasgado, él ya estaba lejos.

Justo después de que desapareció, una fisura fue rasgada y Baum el Señor de la Ciudad llegó.

Este le dio un vistazo al dios alto ensangrentado y arrugó sus cejas. No le hablo o le pregunto nada al saqueador en su lugar le hizo gestos de forma impaciente antes de volar rápidamente en la dirección en la que Han Hao desapareció.