GDK – Capítulo 805

0

Capítulo 805: Contramedidas


*** Ciudad de las Sombras. Residencia Kinson.

Tan pronto como Bollands se marchó, Caspar despedazó la carta en sus manos. “Increíble. ¡Él en realidad rechazó la propuesta!”

Beth y Camilla quienes estaban a su lado estaban sorprendidas. Ellos no pensaban que Han Shuo ni siquiera consideraría eso como una opción. De cómo ellos lo veían, una vez que la Casa Han y la Casa Kinson estuvieran unidas, incluso la Casa Sainte tendría que pensarlo dos veces antes de ir con todo en su contra. La alianza de los dos clanes sería tremendamente beneficiosa para ambos lados sin ninguna desventaja aparente.

Más que eso, Jiya era famosa en la ciudad por su belleza. ¡Caspar no esperaba que Han Shuo rechazara el tener a esa belleza siendo entregada en su puerta!

“¡¿Qué demonios ocurre en su cabeza?!” Beth estaba bastante molesta. Remarcó con odio, “no me digas que nuestra Casa Kinson ¿no es lo suficientemente prestigiosa para él? Sí, es verdad que la Casa Han ha estado completamente ocupada últimamente. ¿Pero cuánto tienen viviendo en la ciudad? ¿Acaso son capaces de ir de frente en contra de la Casa Sainte por sí solos?”

“Camilla, informa a esos dos patriarcas de las noticias. Diles que ese jovencito ha fallado en apreciar nuestra amabilidad. No hay nada que pueda hacer al respecto y que es su turno de intentar algo”, Caspar le ordenó a su hermana Camilla con un rostro sombrío.

Camilla asintió y se retiró silenciosamente.

Muy pronto, los patriarcas de los otros dos clanes fueron informados de las noticias. Los tres patriarcas se habían estado comunicando en secreto de vez en cuando. Todos ellos tenían una visión idéntica de que podrían tomar ventaja de la fricción entre la Casa Han y la Casa Sainte. Planeaban deshacerse de la Casa Sainte a través de Han Shuo. Lo que Caspar hizo era sólo el primer paso de un enorme plan. Pero inesperadamente, eso fallo.

Kinloch de la Casa Kisa y Laurel de la Casa Buller respondieron que no harían nada apresurado. Intentarían esperar y observar lo que Wallace haría con respecto al Quinto Cuerpo.

El anterior Quinto Cuerpo básicamente había colapsado con la partida de Avery. Todas las responsabilidades fueron reasignadas a los otros cuerpos. Pero actualmente, el Quinto Cuerpo había reclutado trescientos nuevos guardias. Añadida a la compañía que obtuvo la victoria en la competencia, el Quinto Cuerpo ahora tenía cuatro compañías en total. Habían recobrado la funcionalidad y la capacidad de completar sus anteriores responsabilidades.

Hablando lógicamente, Wallace para ese momento debería regresarles el poder y los deberes al Quinto Cuerpo. Sin embargo, este había permanecido en silencio sobre el asunto y no mostraba la intención de regresarles sus poderes en un corto tiempo. Los dos patriarcas querían continuar observando y ver si habría algún conflicto entre la Casa Sainte y la Casa Han.

***De regreso en la Residencia Kinson.

“¿¡Qué!?” gritó Jiya que recientemente fue informada de las noticias por parte de su madre, Beth. Gritó furiosamente, “¿quién te dijo que hicieras eso? ¿Por qué no me consultaste primero?”

Caspar no le preguntó a Jiya su opinión antes de enviar la carta de propuesta a Han Shuo. Cuando Jiya supo ese hecho, sintió como si hubiera sido timada, especialmente cuando el cruel resultado no era el que ella deseaba. Ella estaba extremadamente indignada.

“La mitad de la ciudad sabe que te gusta ese jovencito. ¡Tu padre hizo eso por tu propio bien!” Beth suspiró y continuó, “pero no esperábamos que ese jovencito sería tan tonto y ciego. Para rechazar el matrimonio con mi hermoso cariñito por esas mujeres que trajo de un plano material de bajo nivel, ¡él no lograra nada grande con esa pequeña mente suya!”

“¡Suficiente! ¡No tomaran ninguna otra decisión más por mí!” gritó Jiya enfadada. Azoto la puerta y se marchó.

***En la Residencia Han

Emily, Phoebe y las otras damas ya no estaban nerviosas e infelices. Cuando observaron que Han Shuo escribió la carta que rechazaba diplomáticamente la propuesta de Caspar, sintieron como si hubieran bebido agua helada en un día de verano. Sus mentes estaban relajadas y tranquilas.

Otro grupo de guardias emergió de la Formación de las Ocho Desolaciones y Tormentos. Todos y cada uno de esos guardias energizados fueron probados por Bollands. Después de realizar pruebas, Bollands tenía confianza de que los guardias eran completamente capaces de completar cualquier clase de misiones que la ciudad pudiera lanzarles. Pero qué lástima que incluso para ese momento, la Casa Sainte había estado en silencio y no le habían asignado ninguna tarea.

Bollands fue con Han Shuo y le reportó la situación, “las cuatro compañías de guardias se han estado quedando en el Quinto Cuerpo, sin hacer nada más que entrenar debido a que no han recibido ni una tarea en todo este tiempo. Los distritos que anteriormente estuvieron a cargo del Quinto Cuerpo fueron divididos entre las jurisdicciones del Primer, Segundo y Tercer Cuerpo. No hay manera de que ellos ganaran alguna experiencia real. Sin asignaciones y sin un rastro real de autoridad, no podemos dejar la Ciudad para entrenar. ¡No podemos seguir haciendo esto por más tiempo!”

Después de haber recibido rondas de lavado cerebral de Bollands, esos guardias que se unieron al Quinto Cuerpo verdaderamente se consideraban como una parte de la Casa Han. Colocaron el interés de la Casa Han por sobre todas las cosas. Pero desafortunadamente, el Quinto Cuerpo no tiene nada que hacer más que practicar en la misma área de la ciudad. Se sienten aburridos desde hace mucho.

“Buscaré a Andre y espero que pueda hacer algo sobre esto. Él no ha venido en todo este tiempo. Wallace debe haber puesto un momento de presión en él”, Han Shuo pensó por un momento y decidió visitar la Residencia Sainte. Sabía que incluso si Wallace estaba en guardia, no podía extender más el tema.

“Mayor, incluso si no podemos tener algún privilegio, por favor encuentra una forma para que dejemos la ciudad. ¡Si las compañías pueden ir al Fuerte Lasberg, tengo formas para templarlos más y agudizarlos!” dijo Bollands. Estaba consciente de que la Casa Han y la Casa Sainte no estaban exactamente en buenos términos.

“¡Lo tengo!” asintió y se dirigió en ese momento a la Residencia Sainte.

Incluso cuando él no había entrado en la Residencia Sainte por un año, los guardias de la puerta principal todavía lo reconocieron y lo saludaron educadamente. Pero cuando escucharon que estaba buscando a Andre, se veían algo preocupados. Uno de ellos respondió, “mis disculpas. Lord Andre ha estado en cultivación desde que regresó de la Cordillera Nube Ascendente y no recibe a nadie. Permanece en aislamiento incluso cuando el Señor de la Ciudad lo busca. ¡Al parecer Lord Andre está al borde de un rompimiento significativo!”

Han Shuo quedo en blanco por un momento después de escuchar sus palabras. Se dio cuenta de que él debió tener un desacuerdo con las acciones de Wallace o no se negaría a encontrarse con este utilizando ese método. Han Shuo entendió que eso debió dificultarle la situación a Andre que estaba entre su clan y su amigo.

“Oh, ya veo. Si Lord Andre ha estado utilizando el tiempo para cultivar, ¿entonces me imagino que Carmelita también debe estar haciendo lo mismo?” preguntó Han Shuo con una ligera sonrisa.

«Es correcto. El Señor de la Ciudad ha presionado a la Señorita Carmelita para que cultive desde que regresó de la cordillera. Como Lord Andre, no ha salido de su gimnasio desde entonces”, respondió apresuradamente el guardia.

«¡Oh! Bien. Entonces olvídalo”, Han Shuo no tenía la intención de hablar con Wallace. No entro a la Residencia Sainte y en su lugar dio la vuelta y se marchó.

Él pensó cuidadosamente sobre la situación durante su camino de regreso. Pensó que quizás dejando la Ciudad de las Sombras por algún tiempo podría ser una buena idea mientras el blanco de Wallace era sólo él.

Pensó que lo que verdaderamente preocupaba a Wallace no era su Casa Han sino él mismo. Para suprimir realmente la Casa Han, esté primero debía mantener a Han Shuo bajo control. Otros miembros de la Casa Han debían ser muy débiles en este momento para estar en su radar. En otras palabras, los miembros de su Casa Han estarían seguros una vez que él se marchara y Wallace no le haría nada a ellos.

Después de regresar a la Residencia Han, Han Shuo reunió a Bollands, Sanguis, Gilbert, Stratholme, Ayermike y los otros, instruyéndolos, “mueve todo el desarrollo de nuestro clan al Fuerte Lasberg. Bollands, simplemente ignora las reglas. Da alguna clase de excusas y mueve a todos los guardias del Quinto Cuerpo al fuerte. Solo dejen a la Perla Celestial en la ciudad. Cada miembro de nuestro clan se moverá al fuerte”.

“Bryan, ¿estamos dejando la Ciudad de las Sombras?” preguntó Stratholme.

Han Shuo asintió y respondió sonriente, “es lo que estoy pensando, pero todavía no lo decido. Todos ustedes se quedaran en el Fuerte Lasberg por ahora. Céntrense en nuestro crecimiento en otras ciudades y Dominios. Asegúrense de no tener ningún conflicto con ningún miembro de los clanes mayores”.

Siguiendo a eso, Han Shuo escribió tres cartas – una para Wallace, una para Erebus y una para Aobashi. Hizo que sus guardias entregarán las cartas. Las cartas explicaban que estaría fuera de la ciudad por algún tiempo.

La carta que escribió para Wallace era astuta en sus palabras. Daba rastros de que no tenía la intención de tomar la Ciudad de las Sombras, aunque Han Shuo estaba seguro de que este no lo creería. Sin embargo, Han Shuo creía que si él no estaba en la ciudad, incluso si Wallace fuera a reprimir activamente a la Casa Han, no haría nada muy excesivo.

En las cartas escritas para Erebus y Aobashi, le pedía a los dos que observaran la Casa Han cuando fuera posible. Dado lo cercanos que eran, Han Shuo estaba seguro de que los dos le harían ese favor. Además, con Andre y Carmelita alrededor, Han Shuo dudaba que algún clan lastimaría a su casa mientras él no estuviera.

‘Siempre ten cuidado a donde quiera que vayas. Aseguraré la seguridad de la Casa Han mientras estas lejos de la ciudad’ Han Shuo recibió la carta de Wallace después de tres días. Pensó que la carta había verificado su sospecha de que Wallace sólo se interesaba en él.

Han Shuo, finalmente, pudo estar tranquilo. Después de arreglar apropiadamente ciertas cosas en la Ciudad de las Sombras, viajó sin descanso al Fuerte Lasberg junto a Rose.

Luego de llegar al fuerte, Han Shuo reconstruyo la Formación de las Ocho Desolaciones y Tormentos en ese lugar. Luego uso incontables materiales para construir cuatro formaciones demoníacas en su mansión, llamadas, Formación de la Ilusión Shura, Formación del Trueno Celestial, Formación del Presagio de la Recolección de Almas y la Formación de las Cinco Toxinas del Yin Místico. Fueron acomodadas alrededor de la primera formación en el centro de la mansión.

Los materiales requeridos para construir las cuatro nuevas formaciones demoníacas fueron comprados usando las quinientas mil monedas de cristal negro entregadas por Wallace. Con la ayuda del Caldero de la Miríada de Demonios, a Han Shuo le tomó medio año el construir las formaciones. Él verdaderamente estaba tranquilo después de probar el poder de las formaciones y explico el método de su uso a Bollands, Sanguis, Gilbert y los otros.

Con las cuatro formaciones, incluso si la Casa Han fuera atacada, serían capaces de soportar el ataque por un largo tiempo. Cualquier enemigo que se atreviera a irrumpir pagaría un enorme precio por su imprudencia Incluso un dios alto que no tuviera cuidado podría perder su vida en la formación.

Con todo ordenado apropiadamente, con Phoebe y los otros moviéndose al Fuerte Lasberg desde la ciudad, con Wallace sin mostrar la intención de detenerlos, Han Shuo finalmente se marchó junto a Rose.

¡Su destino – la Franja!