GDK – Capítulo 784

0

Capítulo 784: Cordillera Nube Ascendente


El cielo en la Cordillera Nube Ascendente estaba constantemente cubiertó con gruesas nubes a baja altura, tan bajas que uno parecía que podría tocar las nubes con sólo un salto.

Era temprano por la mañana. El reluciente roció estaba colgando en las hojas de los verdes arbustos como si hubieran sido salpicados con cristal en polvo. Una gruesa niebla llenaba a los árboles antiguos y la cordillera. Era como si la niebla estuviera conectada a las nubes bajas en el cielo. Era un hermoso paisaje para observar.

Han Shuo y su grupo, como esperaba, fue el primer equipo de la competencia en llegar a la cordillera. Han Shuo había utilizado a sus demonios para revisar todos los alrededores de la cordillera y encontró que ningún otro guardia de los otros cuerpos había llegado.

Después de pensarlo por un tiempo, le pidió a Bollands que dispersara a los guardias. Les ordenó a los guardias que se dividieran en nueve escuadrones para que pudieran familiarizarse con el terreno y la situación en la cordillera, especialmente las cavernas ocultas y los rios.

La mayoría de los del Quinto Cuerpo eran reclutas nuevos. No estaban familiarizados con el terreno alrededor de la Ciudad de las Sombras. Siendo los primeros en llegar, Han Shuo pensó que sus guardias debían usar el tiempo para conocer y familiarizarse con el terreno y así estarían más preparados para la competencia.

Los guardias de los otros cuerpos eran en su mayoría veteranos. Frecuentemente habían realizado misiones por todos los alrededores de la Ciudad de las Sombras y no desconocían la Cordillera Nube Ascendente. Quizás esa era la razón por la que no se apresuraron a la cordillera.

Siguiendo las órdenes de Bollands, los guardias se dividieron en nueve escuadrones y se dispersaron por los alrededores de Han Shuo. Exploraron lentamente la nublada cordillera y memorizaron el terreno con lo mejor de sus habilidades.

Donde quiera que iban, los demonios los seguían. Han Shuo podía observar la situación en toda la cordillera sin la necesidad de dar un paso. Los demonios seguían en secreto a los nueve escuadrones mientras estos exploraban y se familiarizaban con la cordillera.

La Cordillera Nube Ascendente era muy grande en tamaño. Era incluso más grande que el Fuerte Lasberg que actualmente le pertenecía a la Casa Han. Los demonios habían explorado simplemente la mitad de la cordillera después de dos dias de exploración. La cordillera también tenía toda clase de bestias mágicas y plantas. Pero como este lugar estaba localizado cerca de la Ciudad de las Sombras, las bestias mágicas no eran tan fuertes. No eran ninguna amenaza para él y sus guardias.

Han Shuo enormemente interesado en las extrañas plantas que crecían en la cordillera. Como sus guardias no tenían nada urgente más que explorar el terreno, él les ordenó que recolectaran las plantas extrañas para él mientras exploraban. Los guardias no eran farmacéuticos y no podían decir cuales plantas le interesarían. Por tanto, Han Shuo les pidió que recogieran plantas con formas particulares y cualquier planta que se viera rara e inusual.

Sus instrucciones probaron ser útiles. Las plantas que se veían diferentes de las comunes usualmente eran extremadamente venenosas o poseían propiedades únicas. Los guardias que se dispersaron a lo largo y ancho, revisaron los alrededores cuidadosamente y se las arreglaron para recolectar muchas plantas y únicas útiles para él.

Uno de los guardias recogió una docena o más de porciones de pastos escarlata. Sus hojas eran tan afiladas como cuchillas y su tallo era de un color rojo sangre. Era como si la sangre estuviera fluyendo en el pasto.

“¿Dónde los encontraste?” preguntó Han Shuo. Sus ojos brillaron tan pronto como vio el pasto escarlata.

Era el Pasto de la Esencia de Sangre, una planta muy rara que podía ser usada para mejorar la circulación y vitalidad de la sangre. Una persona común quien consumiera imprudentemente el pasto, encontraría que se desangraba abundantemente por cada orificio. Pero si era alguien como Han Shuo quien entendía sus propiedades muy bien, podría disolver el poder en el pasto y fusionarlo con su yuan demoníaco para formar esencia de sangre.

La esencia de sangre era el combustible que alimentaba al demonio infante. También era fundamental para el refinamiento de algunas armas demoníacas y en la utilización de algunas técnicas demoníacas. La docena o más de porciones de Pasto de la Esencia de Sangre dejarían que Han Shuo formara algunos cientos de gotas de esencia de sangre en su demonio infante sin la necesidad de gastar mucho yuan demoníaco.

“¡¿Eh?!” Sanguis dejó salir un grito de sorpresa y fue emocionado hacia Han Shuo. Sus ojos gradualmente se volvieron rojos mientras miraba el Pasto de la Esencia de Sangre. Dijo con cierta sorpresa placentera, “Maestro, puedo sentir que esa planta contiene una energía muy milagrosa. ¡Creo que será muy beneficiosa para mí!”

Han Shuo se giró hacia él y quedó en blanco por un momento. Cuando vio los ojos rojos de Sanguis, finalmente, volvió a sus sentidos. Dijo sonriendo, “¡casi olvido que cultivas el Mantra del Dios de la Sangre!”

Han Shuo tomó nueve porciones del pasto y le entregó el resto a Sanguis. Dijo, “consúmelo directamente y absorbe la energía del interior. ¡Es más benéfico para ti de lo que es para mí!”

Sanguis sacudió rápidamente su cabeza y respondió, “Maestro, es más útil para ti, debes tenerlo todo”.

Él era muy leal con Han Shuo. Desde que dejó el Reino del Abismo, había tomado a Han Shuo como su única familia ya que fue él quien le dio una nueva vida. Por tanto, cuando él escuchó que el Pasto de la Esencia de Sangre también era útil para Han Shuo, inmediatamente rechazó el pasto para que él lo tuviera todo.

Han Shuo sacudió su cabeza y explico, “esto se llama Pasto de la Esencia de Sangre. La energía que sientes en este pasto puede ayudarme a condensar más esencia de sangre. Mientras que a ti, esta energía puede elevar directamente tú fuerza. Es por eso que lo dije, es más útil para ti que para mí”. Cuando Han Shuo vio que Sanguis estaba a punto de rechazarlo nuevamente, lo interrumpió, “eres mi aprendiz. Cuanto más fuerte seas, mejor me veré yo. ¡Te lo estoy ordenando como tu Maestro deja de rechazarlos!”

Sanguis vaciló por un momento después de escuchar esas palabras. Finalmente, asintió y aceptó el pasto. Comió directamente el pasto justo ante Han Shuo.

Sanguis masticó y trago la docena o más de pastos. Su abundante jugo escarlata, que se parecía mucho a la sangre fresca, dejó un rastro en una esquina de los labios de Sanguis mientras molía con gran satisfacción.

Repentinamente los ojos de Sanguis se volvieron escarlatas como si se hubieran llenado de sangre y su rostro se volvió rojo oscuro como si estuviera bañado en sangre. Una delgada niebla de sangre emanó lentamente desde Sanguis. La niebla no se disipaba y en su lugar lo rodeaba. Una ligera pero aguda esencia de sangre venía desde él.

Luego los ojos rojo sangre de Sanguis comenzaron a centellar mientras la energía en el pasto se fusionaba lentamente con la sangre en su cuerpo. Después de un tiempo, él tomó una respiración profunda. La niebla de sangre que flotaba a su alrededor desapareció en sus fosas nasales.

Dejó salir un eructo como si sólo hubiera terminado una enorme y deliciosa comida. Alegremente dijo, “¡gracias Maestro! Este Pasto de la Esencia de Sangre es realmente útil para mí. ¡Puedo sentir que mi sangre se volvió más pura!”

“¡Es grandioso!” dijo Han Shuo con una suave sonrisa mientras asentía. Luego giró hacia el guardia y preguntó, “este pasto, ¿dónde lo encontraste?”

El guardia quien había estado viendo a Sanguis con asombro por medio día, repentinamente salió de su aturdimiento. Respondió rápidamente, “¡no sé cómo describir la localización pero puedo guiar a su señoría al sitio!”

El guardia había vivido en el Elysium por muchos años, pero nunca había visto a ningún ser como Sanguis, quien podía poner en uso la energía de la sangre en su cuerpo y además con habilidad. Para el guardia, era novedoso y sorpresivo. Pensó que sólo alguien inusual como Han Shuo podía tener semejante aprendiz tan extraño.

«Está bien. Muéstranos el camino”, respondió Han Shuo con calma. El guardia llevó a Han Shuo y Sanguis a donde había descubierto el pasto.

Este era una planta única que crecía absorbiendo la energía de la sangre. Esta energía podía ser encontrada en la sangre de cualquier ser vivo. Cuanto más fuerte el organismo, mayor la energía contenida en su sangre. Cuando una criatura perecía al lado del pasto, la sangre del cuerpo de la bestia sería absorbida por la planta, permitiendo que madurara.

Hablando generalmente, incluso si varias criaturas con poderosas fuerzas perecían juntas, la energía de la sangre de esas criaturas podría nutrir sólo uno o dos conjuntos de pasto. El hecho de que el guardia encontrará más de una docena de golpe era muy extraño. Ese era el porqué Han Shuo estaba interesado en examinar el lugar en persona.

Muy pronto, los tres llegaron a una corriente superficial. El agua era solo tan profunda como para alcanzar sus tobillos. Varias clases de plantas estaban creciendo en la corriente, entre las cuales había varios conjuntos de pasto que todavía debían ser recogidos.

El guardia señaló la corriente y dijo, “recogí el pasto de esta corriente. Vi que ese pasto era extraño en su color y se veía como si tuviera sangre en el y por eso tome un poco. ¡Miren! Todavía hay algunos conjuntos más que todavía siguen en el agua. No los tome todos por qué no sabía si el pasto era útil”.

Justo después de que el guardia terminó esas palabras, Sanguis se disparó al frente y tomó todo el pasto restante. Regreso sonriendo y le presentó el pasto a Han Shuo, “Maestro, he comido más de una docena de conjuntos de pasto. ¡Debes quedarte con estos!”

Han Shuo no lo rechazo. Casualmente tomó el pasto entregado por Sanguis mientras sus ojos estaban fijos en la corriente. Su consciencia silenciosamente registro la región para probar sus secretos.

“Maestro, ¿qué estás buscando?” Sanguis no pudo evitar preguntar cuando vio que Han Shuo no dijo nada después de guardar el Pasto de la Esencia de Sangre y en su lugar siguió viendo la corriente.

Él no respondió. Con un pensamiento, las diecisiete espadas voladoras silbaron y se dispararon hacia la corriente. Crujidos y ruidos de excavación vinieron desde la corriente. Las espadas voladoras habían cortado la maleza y excavaron en la corriente. Rocas partidas, polvo y guijarros fueron enviados a volar en cada dirección.

Las espadas luego regresaron a Han Shuo mientras este volaba repentinamente al agujero excavado. Emergió desde debajo de la corriente llevando una roca color rojo sangre del tamaño de un hombre crecido. La roca parecía estar hecha de sangre. El color rojo parecía escalofriante y parecía que podría hacer que alguien se sintiera incómodo.

Después de excavar la roca de color rojo sangre de la corriente, Han Shuo puso una ligera sonrisa y le dijo a Sanguis, “en todo este tiempo has carecido de un arma decente. ¡Jeje, finalmente, ahora tengo el material para fabricarte una!”