GDK – Capítulo 775

0

Capítulo 775: Dos cabezas


A Han Shuo le tomó cinco días para volver a ensamblar la Formación de las Ocho Desolaciones y Tormentos. Esta fue instalada bajo el gimnasio más grande en la Residencia Han. También instaló seis torres de energía que alimentaban las nueve capas de barreras que él desplegó alrededor de la formación para ocultar la intensa aura homicida de esta.

La formación fue colocada bajo tierra y estaba bien oculta. Sólo los miembros de la Familia Han quienes conocían el secreto podrían encontrar su camino hasta ese lugar. Incluso los forasteros a quienes se les permitía viajar libremente en la Residencia Han nunca serían capaces de localizar la entrada secreta.

Después de que terminó de colocar la formación, los miembros de su clan entraron con impaciencia. Incluso Sanguis, Bollands y Gilbert fueron al interior para seguir templándose después de ser animados por Han Shuo. La nueva formación era controlada por el Espíritu del Caldero. Este dividió la formación en múltiples segmentos de diferentes niveles de poder para personalizar sus entrenamientos.

Como Han Shuo no estaba preocupado por su seguridad en la Ciudad de las Sombras, dejó temporalmente el Caldero de la Miríada de Demonios en la formación, permitiendo que este templara a los miembros de su clan.

Después de que Rose llegó a la Residencia Han, fue alojada en un edificio alejado y aislado. Ella era tranquila y permanecía en su edificio todo el tiempo. Han Shuo no estaba preocupado de que alguien pudiera reconocerla.

Los mensajeros de la Casa Sainte habían ido cada día desde que regresó a la ciudad, preguntando por él. Después de haber reconstruido la formación, Han Shuo fue a la Residencia Sainte. Como la competencia entre los Siete Cuerpos estaba a la vuelta de la esquina, Wallace no forzaba a Carmelita a que cultivará. La primera cosa que Han Shuo hizo después de llegar a la Residencia Sainte fue buscarla y escuchar sus gruñidos sobre estar aburrida.

Cuando le preguntó dónde había estado en días recientes, él mintió y dijo que había estado manejando el Fuerte Lasberg. No le mencionó nada sobre Ciudad Hushveil a Carmelita.

Naturalmente, ella había escuchado todo sobre el enorme incidente en Ciudad Hushveil. Claramente no sospechaba que él tuviera algo que ver en ello. Incluso discutió el incidente con él de forma emocionada y declaró su admiración hacia los misteriosos atacantes quienes llevaron a Ciudad Hushveil al caos.

Han Shuo se sintió un poco extraño al tenerla cantando alabanzas sobre él junto frente a él. Después de algo de plática con Carmelita, él finalmente fue con Andre.

“La competencia entre los Siete Cuerpos será pronto. Desde que estás participando, asegúrate de hacer las preparaciones adecuadas”, dijo directamente Andre después de hacer que Han Shuo tomara asiento. Sus ojos, sin embargo, estaban observándolo profundamente. Trato de probarlo, “¿dónde has estado recientemente?”

“He estado supervisando las operaciones diarias del Fuerte Lasberg. Jaja, ahora que el fuerte está bajo el control de mi Casa Han, es mi deber manejarlo bien”, respondió Han Shuo calmadamente. Él sabía por la mirada inquisitiva de Andre que sospechaba de él. Sus acciones y las de Rose en Ciudad Hushveil habían sido muy llamativas y sabía que no sería capaz de esconderlo por mucho tiempo. Todavía estaba vacilando en si debía revelarle sus actos a Andre.

“Bryan, ¿has escuchado sobre lo que ocurrió recientemente en Ciudad Hushveil?” Andre miró a Han Shuo atentamente. Repentinamente puso una sonrisa cálida y dijo, “por alguna razón siento que el incidente en Ciudad Hushveil tiene algo que ver contigo. Otros, incluyendo a mi hermano mayor, no piensan que seas capaz de semejantes cosas. Pero yo puedo sentir que lo eres”.

Han Shuo estaba sorprendido. Sin embargo, la expresión en su rostro permaneció tan calmada como siempre. Respondió, “Lord Andre, es seguro que piensas muy alto de mí”.

Las pupilas de Andre se encogieron. Asintió y respondió, “¡si, definitivamente lo hago! En todos estos años, mis juicios de la gente siempre han sido acertados. Sin embargo, incluso después de haber interactuado contigo por tanto tiempo, he fallado al descubrir que has estado ocultando tu fuerza. ¡Si no fuera por ti atacando la espalda de Portlem en el salón de banquetes, quizás hasta este momento yo permanecería ignorante del hecho que en realidad posees la fuerza de un dios alto!”

Después de una pequeña pausa, mientras Han Shuo arrugaba sus cejas con un pensamiento, Andre continuó, “en toda mi vida, tú eres la única persona quien se las arregló para engañar a mis sentidos. ¡Por lo tanto, si, en efecto pienso muy alto de ti!” Andre luego permaneció en silencio por algunos segundos. Observó profundamente a Han Shuo y pregunto suavemente, “Bryan, puedes decirme honestamente, ¿eres tú quién está detrás del incidente de Ciudad Hushveil? ¡Si eres tú, hay ciertas medidas que nuestra ciudad debe tomar para protegerte en contra de repercusiones!”

Han Shuo miró a Andre con asombro. Podía sentir que él era sincero y podía decir que no tenía intenciones maliciosas. Los intereses de la Casa Sainte de Andre y la Casa Han de él eran consistentes y estaban alineados. Avery y Hassling a los que él había asesinado eran ambos enemigos de la Casa Sainte. Han Shuo no podía ver por qué la Casa Sainte no lo defendería por sus acciones. Más que eso, él sabía que era sólo cuestión de tiempo antes de que alguien descubriera que él estaba detrás del caos en Ciudad Hushveil.

Se dio cuenta de que no había razones para ocultarle la verdad a Andre. Rompió en una sonrisa, pero no dijo ni una palabra. Luego, saco dos contenedores de vidrio de su anillo espacial.

¡Estos contenían las cabezas de Avery y Hassling!

Con solo una mirada a los contenidos de los frascos, sin necesidad de que él dijera una palabra, Andre estaba seguro de que él estaba detrás del terrible ataque sobre Ciudad Hushveil. Aunque este último había intentado prepararse mentalmente, cuando vio las cabezas de Avery y Hassling siendo sacadas, estaba asombrado a más no poder.

Tomó una respiración profunda. Su voz era un poco diferente de lo usual. Dijo, “¡fuiste tú! ¡En realidad fuiste tú! ¡Dios bendito, que increíble!”

Han Shuo en realidad se sorprendió por la reacción de Andre. Pensaba que este le había dado un discurso solemne debido a que él tenía que obtener la evidencia de su crimen. Pero después de ver la mirada asombrada de Andre, él inmediatamente se dio cuenta de que este no tenía pruebas y simplemente confió en su instinto.

Andre miraba a Han Shuo con sus ojos bien abiertos y permaneció aturdido por un largo tiempo. Pero finalmente, después de tomar una respiración profunda, se las arregló para calmarse. Dijo apresuradamente, “ven, sígueme. El incidente en Ciudad Hushveil se ha convertido en un tema serio. ¡Debemos discutir esto con mi hermano mayor!”

Muy pronto, Andre, camino con pisadas vivaces con Han Shuo siguiéndolo, se encontraron con Wallace, el Señor de la Ciudad.

Sin decir palabras, Andre colocó las cabezas de Avery y Hassling en la mesa de Wallace. Luego puso una extraña sonrisa y señaló hacia Han Shuo.

Wallace quedó aturdido por un momento cuando las cabezas fueron colocadas ante él. Poco después, con sus ojos brillando fuertemente, se giró para ver a Han Shuo con asombro. Parecía incluso más sorprendido de lo que estuvo Andre. Incluso grito sorprendido, “¿fuiste tú?”

Han Shuo lo admitió tranquilamente al asentir con su cabeza.

Wallace quedo anonadado. Miro torpemente hacia él por un largo tiempo antes de finalmente forzar una sonrisa y asentir. Murmuró para sí mismo, “¡increíble, que increíble! Incluso yo no había anticipado esto. ¡Resulta que fuiste tú!” Después de una corta pausa, Wallace preguntó con asombro, “¿cómo lo hiciste?”

Han Shuo quedo en blanco por un momento antes encogerse de hombros y responder, “sólo lo hice”.

«Hermano, necesitamos proceder cuidadosamente. Ese Hofs de Ciudad Hushveil es un lunático. No dejara ir fácilmente a Bryan. ¡Necesitamos estar preparados!” dijo Andre con una voz profunda.

“Tranquilízate. ¡Nadie sabrá que Bryan está detrás del incidente en Ciudad Hushveil dentro de un corto periodo de tiempo!” Wallace sonrió y dijo, “durante los pasados días, múltiples clanes de varias ciudades que tienen rencores públicamente con la Casa Hofley han clamado que son responsables de los ataques. ¡Al menos tres clanes mayores están dispuestos a sufrir la ira de Hofs!”

Después de que Wallace pronunció esas palabras, fue el turno de Han Shuo para quedar asombrado. Puso una mueca y preguntó, “¿qué? ¿Por qué harían eso?”

“¡Por la infamia!” Wallace explicó, “para mutilar el brazo derecho de Hofs, asesinar a tantas personas en Ciudad Hushveil y todavía escapar en una pieza, eso no es un asunto ordinario. No es algo que cualquiera pueda hacer, para esos clanes, clamar la responsabilidad por los ataques significa que estos instantáneamente se volverán bien conocidos en el Dominio de la Oscuridad. Esto atraerá a expertos quienes buscan reputación para unirse a ellos, permitiéndoles mejorar rápidamente la fuerza de sus clanes.

“¡Bryan, puede que no lo sepas, pero tus actos en Ciudad Hushveil han dado lugar a una locura en el Dominio de la Oscuridad!” Andre sonrió y continuó, “algunas mujeres en el Dominio de la Oscuridad incluso deliberadamente tiñen sus cabellos de blanco plateado e imitan la apariencia de esa mujer que fue contigo. Interesante, ¿no es así?”

Han Shuo estaba perdido de palabras. No esperaba que sus actos atroces en Ciudad Hushveil pudieran crear semejante tendencia en todo el Dominio de la Oscuridad.

“Es por eso que lo digo, puedes estar tranquilo por ahora. Esos clanes han desviado demasiada atención. ¡Mientras tu no salgas a las calles con la cabeza de Avery y grites que tú lo hiciste, nadie sospechara que fuiste tú!” Wallace consoló a Han Shuo. Luego dijo sonriendo, “¡al parecer un gran cambio está por venir en las clasificaciones de los Siete Jefes de los Guardias Divinos!”

Andre asintió y dijo, “todo este tiempo, Aobashi clasifica primero. ¡Pero en esta ocasión, al parecer ella descenderá al segundo lugar!”

Han Shuo pudo cortar el brazo derecho de Hofs y baño la Ciudad Hushveil con sangre. Aobashi por otra parte, no tenía la fuerza para hacer eso. Era de esperar que Andre y Wallace pensaran en eso.

“Andre y yo no divulgaremos ni una palabra de lo que hiciste en Ciudad Hushveil. Pídeles a todos aquellos cercanos a ti que guarden silencio. Con eso, estarás libre de problemas – de momento”. Wallace hizo una pequeña pausa antes de continuar, “has asesinado a Avery. Esto significa que has asegurado con firmeza tu posición como el Jefe del Quinto Cuerpo. Da lo mejor en la batalla de los Siete Jefes. Derrotar a Aobashi será enormemente benéfico para tu Casa Han. En cuanto a la batalla entre guardias divinos, no te preocupes tanto por los resultados. Después de todo, tu Quinto Cuerpo carece de personas”.

Wallace y Andre pensaban que los guardias del Quinto Cuerpo tomarían el último lugar en la competencia. Erebus y Aobashi pensaban igual.

“¡Lo tengo!” respondió Han Shuo mientras asentía. Después de una pequeña discusión sobre ciertas cosas con ambos, él dejó la Residencia Sainte. Estaba pensando sobre los guardias de su Quinto Cuerpo quienes habían sido templados por la Formación de las Ocho Desolaciones y Tormentos. ¡Estaba considerando como darles a todos una sorpresa!

Los guardias del Quinto Cuerpo habían obtenido una gran mejora en cada aspecto después de ser templados. Habían construido una fuerte relación entre ellos. En la batalla entre grupos, esos hombres formarían el equipo más aterrador. Han Shuo creía que no lo decepcionarían en la competencia.