GDK – Capítulo 767

0

Capítulo 767: Abriendo camino asesinando


Han Shuo y Rose no sabían que los dioses en Ciudad Hushveil estaban en pánico debido a ellos. Habían colocado toda su concentración en dejar la ciudad y no le prestaban atención a nada más.

Los dos aceleraron su camino, dirigiéndose hacia la puerta de la ciudad que usaron para entrar.

Como la mayoría de los guardias de la ciudad se habían ido a la Farmacia Dios del Pantano, Han Shuo y Rose no encontraron mucha resistencia en su viaje después de romper el cerco. Los pocos y dispersos guardias que se encontraron a lo largo del camino no se atrevieron a poner resistencia y automáticamente se movieron a un lado para que la pareja pasara. Fue después de que la pareja desapareció de sus vistas que ellos apuradamente transmitieron los mensajes a los Jefes.

Por eso, los guardias de Ciudad Hushveil nunca habían perdido completamente el rastro de ambos incluso hasta ese momento. Los patriarcas de todos los clanes principales y el Señor de la Ciudad Hofs fueron informados de a dónde se dirigían los dos asesinos. Estos se apresuraron a la puerta de la ciudad.

Rose estaba siguiendo de cerca por detrás a Han Shuo. Después de múltiples masacres sangrientas que cometió junto a él, ella ganó una nueva confianza en él último. Habiéndoselas arreglado para liberarse de las capas del pesado cerco y dispersando la terrible situación tan tranquilamente había ganado una nueva convicción de su parte. Su confianza en Han Shuo era casi ciega y absoluta como la que poseían Phoebe, Fanny y los otros.

En lugar del sentimiento de terror y miedo, ella sintió una vaga sensación de emoción. ¡No podía esperar para continuar asesinando y masacrando, retando a los expertos verdaderos de Ciudad Hushveil!

Las cejas de Han Shuo estaban profundamente fruncidas ya que sabía que para este momento, todos los expertos en la ciudad debían haber sido movilizados. Algunos quizás ya estarían esperándolos en la puerta de la ciudad. Él sabía que el forzar su salida de la ciudad no sería fácil. Estaba considerando los posibles escenarios y qué medidas podría tomar.

Antes de que se acercara a las puertas de la ciudad, noto los cambios en las torres de energía a su alrededor. Las torres de energía y de barreras en la ciudad, alimentadas por cristales de energía, estaban brillando con luces llamativas. La enorme barrera que envolvía a toda Ciudad Hushveil repentinamente había incrementado su poder y se volvió mucho más segura y resistente.

Como la Ciudad de las Sombras, la barrera alrededor de la ciudad no tenía más agujeros que las puertas de la ciudad. Como era imposible para Han Shuo el destruir la barrera defensiva que utilizaba cientos de miles de torres de energía, su único camino para escapar era a través de las puertas de la ciudad.

Las puertas estaban pesadamente protegidas en tiempos normales. Y ahora, dado el enorme incidente que causaron, era de esperar que las puertas de la ciudad estuvieran mucho más protegidas. Él sabía que era muy probable que hubiera grandes peligros y baños de sangre esperándolos en la puerta.

Sería solo al salir de Ciudad Hushveil que su misión podría ser considerada como un éxito completo debido a que su única otra alternativa era desplegar el Desmontaje de Sangre Demoníaca. En ese escenario, no sólo sería fuertemente lastimado, tendría que dejar atrás a Rose y era muy probable que fuera interrogada y tuviera una muerte dolorosa.

Han Shuo estaba callado y llevaba un rostro sombrío después de considerar cada posibilidad. Mientras se apuraban a su destino, no pudo evitar girar y darle un vistazo a Rose.

Inesperadamente, ella quien había estado siendo fría con él todo ese tiempo en realidad reaccionó con una sonrisa encantadora. Incluso dijo llena de energía, “¡sé que podremos salir de la ciudad!”

Han Shuo estaba sorprendido por el cambio en su actitud y su fe incuestionable hacia él, algo enormemente diferente del frio tratamiento que usualmente le daba.

El rostro extraordinariamente hermoso de Rose lucía incluso más atractivo cuando puso una sonrisa, tanto que le quitó el aliento a Han Shuo por un segundo. Por alguna razón, incluso él comenzó a compartir su confianza aparentemente infundada de que estarían bien.

Esa encantadora sonrisa de Rose había derretido la capa de hielo invisible y sin forma entre ambos. Han Shuo, quien quizás pronto sería rodeado por cada experto poderoso en Ciudad Hushveil, incluso comenzó a ver la peligrosa misión como interesante y divertida.

El Señor de la Ciudad y todos los grandes clanes de la ciudad supieron la ruta de viaje de la pareja a través de varios canales. De eso, imaginaron que él quería escapar por la fuerza a través de la puerta de la ciudad. Todos los patriarcas se apresuraron a la puerta con la mayoría de los guardias élite de sus clanes.

La puerta en cuestión estaba bajo la protección de la Casa Simón, uno de los cuatro clanes mayores de la ciudad. Sus fuerzas también se colocaron convenientemente cerca de la puerta. Su patriarca, Westin, fue el primero en llegar a la puerta con los mejores hombres de su clan.

Había mil trescientos guardias estacionados en la puerta de la ciudad, incluyendo los refuerzos de Westin que eran quinientos guardias que tenía la Casa Simón. Cada guardia de élite poseía una fuerza de dios medio en la etapa tardía.

Los cuatro dioses altos en la Casa Simón, excepto por el Jefe del Cuarto Cuerpo estaban en el lugar. Tan pronto como llegó Westin, con una voz solemne y firme, ordenó, “no se reúnan en un lugar. Dispersen las fuerzas en dos lados de la puerta y permitan un camino libre en el centro. Una vez que esos dos lleguen al lugar, atacaremos desde ambos lados y los rodearemos”.

Aquellos que se convertían en patriarcas de los clanes mayores no podían ser simples. Westin había escuchado que tan poderosos eran Han Shuo y Rose por el Jefe del Cuarto Cuerpo. ¡Entendía que la pareja en ese momento era como dos bestias con la fuerza de dioses altos que estaban embistiendo y que no podían ser tomados a la ligera!

Siguiendo la orden de Westin, los guardias se dividieron en dos grupos y se colocaron en posición, despejando un gran camino que llevaba directamente a la puerta de la ciudad. Los guardias estaban dispersos en ambos lados del camino, observando fríamente al frente, esperando a que Han Shuo y Rose caminaran directamente a la trampa.

“¡Cuñado, nuestro clan finalmente tendrá dos Jefes de los Guardias Divinos! ¡Yo tomaré la posición que fue dejada por Eugene!” dijo Anker, un cultivador de la energía de la muerte. Había ascendido al dios alto de la etapa temprana hace menos de cien años. Regresó a Ciudad Hushveil debido a que supo de la vacante dejada por Eugene.

Originalmente, Hofs le había dicho explícitamente a Westin que no había manera de que su clan tuviera más de un Jefe de los Guardias Divinos, lo cual decepcionó enormemente a Anker. Pero inesperadamente, ahora que un accidente tan significativo había ocurrido en la ciudad, empujó a Hofs al borde de ofrecer una recompensa tan lucrativa. Anker estaba emocionado por la oferta y tenía algunos problemas para contener sus emociones.

Westin le disparó una mirada y dijo con una voz profunda, “eso sólo ocurrirá si matamos a esos dos. No asumas que esto ya está en la bolsa. ¡Quién sabe si algo puede ocurrir!”

Anker se rió y estuvo en desacuerdo, “¿qué podría salir mal? Incluso si los dos poseen la fuerza del Señor de la Ciudad, no hay manera de que puedan escapar del cerco de más de mil hombres. ¡Además, todas las tropas élite de nuestra Casa Simón están aquí!”

Westin sentía que era verdad la justificación de Anker. Él tenía confianza en las tropas de élite de su clan y pensaba que con más de mil hombres bloqueando la puerta, no habría manera de que los dos pudieran escapar.

“No me preocupa que puedan salir del cerco”, Westin puso una ligera sonrisa y dijo, “estoy preocupado de que esos dos den la vuelta inmediatamente cuando vean a nuestro ejército. Si eso ocurre, otro clan tendrá la recompensa”.

Anker quedó en blanco por un momento antes de asentir y decir, “tienes razón. Tenemos más de mil hombres aquí. Mientras no sean tontos, seguramente darán la vuelta antes de caer en la trampa. Cuñado, quizás deberíamos darles algo de esperanza. ¡De lo contrario, nuestra recompensa podría correr a otro clan!”

Westin estuvo de acuerdo. Después de pensarlo por un momento, instruyó, “equipo cuatro, seis y siete, aléjense. Busquen estructuras adecuadas y ocúltense. Equipo uno y dos se quedaran en la puerta de la ciudad. ¡No los ahuyenten!”

Siguiendo sus órdenes, las tropas de élite de la Casa Simón se dispersaron todavía más. Intentaron ocultarse tan pronto como fuera posible cuando Westin lo ordeno.

Muy pronto, las fuerzas de la Casa Simón se alejaron más unos de otros. Muchos guardias se dispersaron en la oscuridad.

Después de haber hecho eso, Westin de alguna forma se sintió aliviado. Hizo señas, “ven, nos ocultaremos en las torres de energía. ¡No deben saber que los estamos esperando en la puerta de la ciudad a menos que queramos que se retiren sin dar pelea!”

Anker y otro dios alto llamado Chandler asintieron en acuerdo a las palabras de Westin. Fueron a las torres de energía que estaban por todas partes para ocultarse, escondiendo sus presencias para no alarmar a Han Shuo y Rose.

Mientras esos de la Casa Simón se estaban colocando en posición, la pareja llegó a la puerta de la ciudad.

Él estaba riéndose en su mente ya que los demonios que colocó en la puerta de la ciudad desde hace mucho habían escuchado claramente la conversación entre Westin y Anker. Él sabía que esos zorros astutos estaban al frente.

Pero poco sabía Westin que reduciendo sus fuerzas colocadas en la puerta de la ciudad era lo que él deseaba. Si todos los guardias de la Casa Simón estuvieran bloqueando la puerta, entonces sería casi imposible para ambos pasar. Westin disperso sus fuerzas ampliamente incrementando las oportunidades de éxito de Han Shuo.

Y para inclinar las cosas más a su lado, él decidió utilizar una artimaña que había probado ser efectiva.

Le transmitió una orden al Espíritu del Caldero con su mente. Dos demonios se transformaron en su apariencia y la de Rose. Los impostores se apresuraron hacia la puerta de la ciudad, pero tan pronto como llegaron a la zona, repentinamente se detuvieron. Observaron hacia los lugares donde se ocultaban los guardias de la Casa Simón con ojos alarmados.

Los rostros de ambos se sacudieron. Intercambiaron miradas y sin decir palabras, simultáneamente dieron la vuelta y se marcharon. Cada emoción y expresión en sus rostros era vivida e indistinguible de lo real, incluso de cerca.

‘¡Verdaderamente son expertos poderosos! Se las arreglaron para descubrir a los guardias ocultos tan pronto como llegaron. ¡Esto es malo!’ ¡Pensaron Westin y Anker y sus corazones se sacudieron cuando vieron que la pareja daba la vuelta y escapaba!

“¡Maldita sea, persíganlos!” antes de que Westin pudiera reaccionar Anker, quien no podía esperar a tomar el puesto de Eugene, se apresuró desde la torre de energía donde se ocultaba. Algunos guardias siguieron el liderazgo de Anker y persiguieron a los dos demonios.

Rose estaba feliz. Exclamó suavemente, “¡tomaron la carnada!”

Han Shuo, sin embargo, permaneció en calma como siempre. Usando los dos demonios más poderosos que tenía, vio que Westin permaneció en su torre de energía y no persiguió a los impostores. Era claro que el patriarca de la Casa Simón no era una persona ingenua. Por alguna razón, no sólo él no siguió a Anker, incluso ordenó desde su torre de energía, “equipo uno, dos, tres y cuatro, quédense. La puerta es su único camino. ¡No se rendirán tan fácilmente!”

Si Han Shuo y Rose no se marchaban esa noche, las puertas de la ciudad se volverían todavía más fortificadas y la ciudad incluso incrementaría su seguridad. Westin sintió que la pareja definitivamente intentaría escapar esa misma noche. Por tanto, no fue tras las imágenes falsas junto a Anker.

Los dos demonios estaban muy lejos de donde se ocultaba Westin. No había manera de que pudiera saber que eran impostores. Decidió quedarse basándose en sus instintos.

Él había atravesado incontables problemas y contratiempos para llegar a donde estaba. Las experiencias que acumulo de las innumerables batallas que peleó quizás eran más valiosas que la riqueza que ganó. En algunas situaciones, tener semejante experiencia tan rica podía ser más útil que tener una fuerza extraordinaria.

¡Aunque el juicio de Westin era correcto, no necesariamente significaba que el resultado lo favorecería!

Siguiendo sus órdenes, una porción de las fuerzas de la Casa Simón permaneció en la zona.

Chandler, otro dios alto bajo la Casa Simón, también se quedó atrás. Él era obediente con Westin. Continuó ocultándose en su torre de energía y observó.

“¡Algunos no tomaron la carnada!” Rose podía ver el peligro que les esperaba en la puerta. Continuó suavemente, “siento que hay más guardias de los que podemos ver. ¡Esto no es bueno!”

«Hay dos dioses altos que se ocultan en esas torres de energía”, dijo Han Shuo mientras señalaba hacia dos torres de energía. Continuó en voz baja, “no tenemos tiempo para pelear pacientemente con ellos. Los expertos de los otros clanes de la ciudad deben estar llegando a este lugar. Necesitamos salir de la ciudad antes de que Anker regrese. Ten cuidado con los dos dioses altos en las torres de energía, podrían lanzar ataques sorpresa. Asegúrate de no ser tomada por sorpresa”.

“¿Vamos a atacar pronto?” dijo Rose emocionada. Parecía estar un poco inquieta.

Han Shuo asintió sin sentimientos. Los demonios invisibles que eran uno con la oscuridad flotaron hacia los guardias de la Casa Simón. Cuidadosamente evitaron a Westin y Chandler. Ningún guardia los notó.

“¡Muévete!”, dijo Han Shuo en voz baja. Con un rostro frio como el hielo, salió silbando desde el escondite y cargó hacia la puerta de la ciudad a una rápida velocidad.

‘¡En efecto han venido!’ las pupilas de Westin se encogieron. Colocó toda su atención en la pareja que había aparecido sin ninguna advertencia. Él estaba preparado para hacer un ataque sorpresa.

Esos guardias ocultos en la oscuridad se emocionaron. Incluso su admiración creció más por el juicio agudo de su patriarca. Enfrentando a Han Shuo y Rose quienes estaban cargando hacia ellos con intenciones homicidas, esos guardias de la Casa Simón no mostraron miedo. Era como si pensaran que con el liderazgo de Westin, la muerte de la pareja estaba asegurada.

Siguiendo sus órdenes, el camino a la puerta de la ciudad fue deliberadamente dejado vació, esperando a que ambos entraran.

¡Aunque Han Shuo conocía el plan de Westin, no tenía más opción que atravesar el camino que este preparó para él y que era el único camino a la puerta!

Los aterradores sonidos de silbidos de las diecisiete espadas voladoras atravesaban el aire. La pareja volaba a través del espacio junto a las espadas voladoras.

Han Shuo sabía que muchos guardias se ocultaban en el camino, esperando a emboscarlos. Las diecisiete espadas voladoras comenzaron a volar en los alrededores y aniquilaron a los guardias quienes pensaban que se habían escondido muy bien.

Simultáneamente, los demonios que habían estado a la espera, se transformaron en su estado material y se balancearon sobre los guardias. Tomados con la guardia baja, muchos guardias perdieron sus vidas instantáneamente debido a las sombras grisáceas.

Y nuevamente se repitió la escena de chillidos miserables y aullidos. Aunque los guardias divinos conocían las debilidades de los demonios, la emboscada fue demasiado repentina, causando que los guardias fallaran al reaccionar a tiempo. También, como los demonios golpearon en un gran enjambre, los guardias perdían su vida muy rápidamente. No se les dio la oportunidad de realizar un contrataque.

Los ataques de Han Shuo sobre esos guardias de élite ocultos en la oscuridad eran como si todo entre ellos fuera transparente. Los demonios que parecieron salir de la nada eran incluso mejores ocultándose que ellos. Los guardias chillaban de dolor como si fueran golpeados.

Westin, quien estaba observando desde lo alto de la torre de energía, llevaba un rostro pálido. No esperaba que Han Shuo pudiera ser tan milagroso que parecía poder predecir el futuro. Viendo que sus guardias para emboscar fueron en su lugar emboscados, él inmediatamente les ordenó a sus hombres, “¡dejen de ocultarse y salgan! Ellos están determinados a cargar por esta puerta. ¡Deténganlos!”

Han Shuo y Rose avanzaban a una velocidad extrema mientras se defendían de los ataques a distancia de los guardias a su alrededor. Repentinamente Han Shuo desplegó la Llama Demoníaca Cían, la Red del Dragón Tóxico, la Bandera de la Alucinación y el Polvo Hipergólico Verde. Estos volaron hacia los guardias y los rodearon.

La Llama Demoníaca Cían viajo velozmente en los alrededores. La Red del Dragón Tóxico los cubrió, emitiendo una niebla tan corrosiva como las diecisiete espadas voladoras. El Polvo Hipergólico Verde quemaba todo lo que tocaba. La Bandera de la Alucinación produjo incontables duplicados de Han Shuo y Rose. Nadie podía decir cuáles eran los reales.

Muchos de los guardias fueron asesinados o neutralizados por las viciosas armas demoníacas que Han Shuo refino. Los guardias fueron arrojados a un caos y confusión. Muchos fueron incendiados, algunos fueron penetrados por la Llama Demoníaca Cían, mientras algunos otros fueron convertidos en esqueletos después de ser atrapados por la Red del Dragón Tóxico.

Como la Bandera de la Alucinación había producido incontables figuras falsas, los guardias no distinguían cuales de los ataques que llegaban de todas partes eran reales. La presión en Han Shuo y Rose se redujo significativamente. Continuaron avanzando.

Bajo el soporte de numerosas armas demoníacas, los dos cruzaron el camino y llegaron a la puerta de la ciudad en nada de tiempo. Había incluso más guardias esperándolos en la puerta. Esta por sí misma estaba cerrada desde el exterior. Era la barrera final entre él y su libertad.

Han Shuo sacó un puñado de Perlas de la Aniquilación y las lanzó hacia la puerta sin ver. Desde que comenzó a utilizar las Perlas de la Aniquilación, su interés en las armas demoníacas de alto poder explosivo aumentó dramáticamente. Había obtenido una nueva fórmula del Espíritu del Caldero que incrementó el poder de las perlas en varios grados de magnitud.

Cuando las Perlas de la Aniquilación arrojadas detonaron, una serie de explosiones que parecían sacudir el mundo sonaron desde la puerta. Era como si toda la ciudad estuviera colapsando. Muchos de los guardias fueron convertidos en pedazos. Las partes incompletas de sus cuerpos volaron por todas partes. Era una escena de una devastación extrema.

¡Después de que el polvo se asentó, se reveló que la puerta de la ciudad fue destruida!