GDK – Capítulo 760

0

Capítulo 760: Una belleza aproximándose


* En la Ciudad Hushveil, una de las siete principales ciudades del Dominio de la Oscuridad.

Han Shuo y Rose caminaban hombro a hombro a través de las calles de Ciudad Hushveil. La situación de la ciudad no era tan diferente de la Ciudad de las Sombras. Cada dios estaba concentrado en mejor su propia fuerza. Tiendas de armas divinas, tiendas de pergaminos divinos, tiendas de cristales de energía y gimnasio se alineaban en la mayoría de las calles.

La Farmacia Dios del Pantano era popular en la ciudad, casi tan popular como la Farmacia Perla Celestial en la Ciudad de las Sombras. Eran las cadenas de farmacias más grandes en sus ciudades. Han Shuo descubrió la localización de los cuarteles generales de la Farmacia Dios del Pantano después de preguntarle direcciones a unos dioses al azar que caminaban por las calles.

Ciudad Hushveil era tan enorme como la Ciudad de las Sombras. El viaje de la puerta de la ciudad a la Farmacia Dios del Pantano le tomó a Han Shuo tres horas. Después de llegar, un enorme complejo lleno de edificios altos quedó a la vista. Fue sólo entonces que él se dio cuenta de que tan grandiosa era la Farmacia Dios del Pantano comparada a su Farmacia Perla Celestial.

Los farmacéuticos llevaban ropas distintivas tan blancas como la nieve podían ser vistos caminando, entrando y saliendo de los laboratorios. También había guardias divinos empujando carretillas llenas con varios contenedores de vidrio hasta un área donde aparcaban aeronaves. Cargaban las naves con botes y botes de medicinas y las enviaban a través del todo el Dominio de la Oscuridad.

Los negocios de la Farmacia Dios del Pantano estaban operando en una escala completamente diferente a su Perla Celestial, aparte de la Ciudad Hushveil, tenía ramas en todas las ciudades principales del Dominio de la Oscuridad. Producían las medicinas en sus cuarteles generales y las embarcaban a esas ciudades usando las naves.

La Farmacia Dios del Pantano no sólo tenía buenas relaciones con todos los clanes mayores de las ciudades principales, también cooperaba en secreto con los cazadores de dioses. Por tanto, era muy raro que cualquier incidente ocurriera en sus comercios a larga distancia. La Farmacia Dios del Pantano había estado recolectando enormes cantidades de monedas de cristal negro de varios clanes en el Dominio de la Oscuridad.

Sin embargo, debido a la reciente alza de la Farmacia Perla Celestial, casi todos los clanes de la Ciudad de las Sombras habían dejado de comprar medicinas de su farmacia. Como la reputación de la Perla Celestial se alzaba, el impacto en las ganancias de la Farmacia Dios del Pantano se volvió más y más notable.

Como esa farmacia estuvo establecida en el Dominio de la Oscuridad por muchos años, dada la escala de la operación, la Perla Celestial no podría triunfar en un corto tiempo. Esta estaba operando a una escala mucho más pequeña.

Han Shuo, de pie en la entrada de la Farmacia Dios del Pantano, no tenía prisa en entrar o buscar a Hassling. En su lugar, liberó a sus generales demonio para que viajaran alrededor de la farmacia, permitiéndole observar todo el conglomerado.

Los cuarteles generales de la Farmacia Dios del Pantano eran básicamente una enorme tienda. Como debían abrir sus puertas para los negocios, la seguridad no era tan alta. Sus demonios no se encontraron con obstáculos en el lugar. Le proporcionaron cada una de las actividades que ocurrían en la farmacia.

«¿Para qué estamos aquí?” Rose estaba confundida al ver que él todavía estaba de pie en la entrada, sin marcharse o entrar.

Han Shuo sonrió, giró hacia ella y respondió, “para revisar la situación. Cierto, estar de pie justo en la entrada es muy llamativo. ¡Vamos, entremos y demos un vistazo en los alrededores!”

Naturalmente, Rose no tendría ninguna objeción a las órdenes de Han Shuo. Viendo que él quería entrar a la Farmacia Dios del Pantano, no vaciló y lo siguió al interior de la tienda.

Como el maestro de la Farmacia Perla Celestial, era natural que él estuviera interesado en el modelo de negocios y operaciones de esa farmacia. Después de entrar a la tienda, continuó revisando cada esquina del lugar usando sus demonios mientras recorría la tienda junto a Rose, pretendiendo ser un cliente normal.

Rose lo seguía de cerca por detrás. Había estado observándolo con curiosidad y podía sentir el intento asesino oculto bajo su apariencia tranquila y calmada. No le tomo mucho darse cuenta de que el objetivo de Han Shuo era alguien en el interior de la farmacia. Comenzó a pensar en sus acciones, temiendo que repentinamente pudiera atacar a alguien a plena luz del día y los llevara al peligro.

«¿Eh? ¿No es el Señor Bryan?” un tierno grito sonó y entró en los oídos de Han Shuo. Luego, una figura agraciada y equilibrada en la distancia comenzó a acercarse a él.

Han Shuo estaba sorprendido. Su meta al ir a la Farmacia Dios del Pantano era asesinar a Avery y Hassling. Como ni un alma en esta ciudad lo había visto antes, incluyendo a Hassling, él no ocultó su apariencia.

Estaba aturdido cuando alguien gritó su nombre. Inmediatamente, se giró a la fuente del sonido. Vio la mirada brillante de Charlotte observándolo de los pies a la cabeza. Parecía muy sorprendida.

Ella era originaria de la Familia Bruckner del Dominio de la Destrucción. Cuando estaba en la Ciudad de las Sombras, ayudó a Portlem para resistir los ataques de Han Shuo. Después del evento, ella se disculpó con él a través de Carmelita, dejando claro que no estaba envuelta en los crímenes de Portlem.

Han Shuo no tenía ningún prejuicio hacia ella. Era debido a Portlem que su enojo se extendió hacia ella. Pero como Carmelita le había pedido su perdón en su nombre, él decidió no tomar venganza en su contra.

Sin embargo, el sentimiento de disgusto hacia ella no desapareció de su corazón de la noche a la mañana. Aunque él no tenía la intención de tomar venganza en su contra o de su clan, él todavía tenía una mala impresión de ella. No le iba a vender las medicinas que él refinaba personalmente ni a ella ni a su clan.

Charlotte se acercó a él sonriendo y era muy amistosa en su actitud. Comenzó a disculparse, “realmente lo siento por el incidente de la última ocasión. No tenía la intención de ofenderte. Sólo hice lo que tenía que hacer dada la situación. Por favor, perdóname, Señor Bryan”.

Él no esperaba encontrarse con ella en este lugar. Sólo asintió indiferente en respuesta a su disculpa y no mostró interés en interactuar con ella.

Charlotte era una diosa alta y era excelente sintiendo la fuerza de otros. Después de sonreírle, pronto giro para ver a Rose con asombro. Detectó el poder amenazador en Rose, quien esta a un nivel más alto que el de ella. Estaba bastante asombrada y no podía entender por qué él siempre estaba acompañado por dioses poderosos.

Ella vio que un Han Shuo desinteresado estaba a punto de irse, ella también avanzó y lo invito sonriendo, “Señor Bryan, debe ser el destino el que no hizo encontrarnos aquí. Si lo quiere, Señor Bryan, vamos a algún lugar y charlemos con una taza de té. ¡Debo mostrarte que tan sincera es mi disculpa!”

Anteriormente, Charlotte no fue capaz de comprar las milagrosas medicinas de Han Shuo debido a que tuvo que intervenir para mantener vivo a Portlem. Por tanto, a falta de una mejor opción, en su lugar decidió comprar algunas medicinas comunes de la Farmacia Dios del Pantano.

Ahora que se topó con Han Shuo, sin el degenerado de Portlem a su alrededor, ella pensó que esa era la oportunidad perfecta para que hiciera las paces con él. Por tanto, no iba a dejar que se fuera tan fácilmente.

Han Shuo, sin embargo, no estaba en absoluto interesado en hablar con ella. Sacudió su cabeza, alzó una mano y respondió con un rostro desinteresado, “no hay necesidad de eso. Carmelita me habló de ello. No tomaré el asunto como una ofensa tuya”.

Su frio rostro no podía ser más obvio, una clara indicación de que él todavía guardaba algunos sentimientos de desagrado hacia ella. Su respuesta se desvió de las expectativas de Charlotte. Parecía un poco decepcionada al escuchar esas palabras.

Como él había mostrado su actitud fría y desinteresada, si ella era insistente y continuaba molestándolo, lo enfadaría. Ella puso una sonrisa amarga en su suave rostro y estaba lista para dejar que se marchara.

“Hermana mayor Charlotte, ¿has elegido lo que deseabas?” una dulce y fina voz repentinamente sonó desde la distancia. Una dama con un rostro delicado y lindo, llevando un simple pero limpio vestido verde llegó al lado de Charlotte. Ella era alta, tenía una piel lisa y llevaba un aire de glamur. Tenía cejas largas y bien formadas y un par de ojos frios pero hermosos.

“No, todavía no. Me crucé con un conocido”, Charlotte le respondió a la belleza sonriendo y dijo, “continuemos comprando y negociemos con la Farmacia Dios del Pantano”.

Repentinamente, la belleza de apariencia encantadora miró a Han Shuo con un par de asombrados ojos verdes. Grito sorprendida, “¡eres tú! ¡¿Cómo es que estás aquí?!”

Han Shuo estaba sorprendido. Él observó a la belleza, alzó una ceja y preguntó confundido, “¿perdón? ¿Quién eres? ¿Nos conocemos?” Han Shuo pensó que la dama de apariencia encantadora era un tanto familiar, especialmente su fina y dulce voz. Sintió que la había escuchado antes en alguna parte. Sin embargo, no importó que tan duro atormento su cerebro, no pudo encontrar el hermoso rostro encantador en su memoria.

La belleza parecía estar muy gratamente sorprendida. Caminó pasando a Charlotte y fue al lado de Han Shuo, preguntando emocionada, “¿desde cuándo estás aquí? ¿Por qué no me buscaste?”

Han Shuo estaba confundido. Quedó en blanco ante la encantadora belleza quien parecía de alguna forma emocionada y dijo, “lo siento, debes haberme confundido con alguien más”.

La belleza formó una sonrisa divertida y lo vio cuidadosamente. Un momento después, dijo, “no me equivoco. ¡En efecto eres tú! ¡Hump, resulta que te has olvidado de mí!”

El sentido de familiaridad creció más y más en el corazón de Han Shuo mientras hablaban. Sin embargo, él estaba seguro de que nunca había visto ese hermoso rostro encantador antes. De lo contrario, dado su asombroso poder para recordar bellezas, absolutamente no habría manera en que él olvidara a alguien tan atractiva como ella.

Sin embargo, podía sentir un indescriptible sentimiento de familiaridad con ella. Esto hizo que él se confundiera más y más. Puso una sonrisa amarga y preguntó, “lo siento, pero realmente no recuerdo quien eres. Erm, ¿puedes darme una pista?”

“¡No!” la belleza sacudió su cabeza, le disparó una mirada enfadada y gruño, “así que realmente me has olvidado. ¡Qué indignante!”

Después de escucharlos por medio día, Charlotte finalmente no pudo evitar preguntar de forma confundida, “Bechymos, ¿conoces a Bryan?”

Cuando el nombre ‘Bechymos’ fue pronunciado, Han Shuo inmediatamente dejó de estar confundido. Sus memorias en el Reino del Abismo regresaron a su mente como el agua fluyendo de una presa estallando. Gradualmente asoció a Bechymos, anteriormente el Rey Demonio más poderoso en el Reino del Abismo, con esta dama hermosa y dulce de pie frente a él.

En el Reino del Abismo, Bechymos siempre había llevado una máscara de apariencia feroz y fingía su voz. Fue sólo cuando se emocionó mucho que pudo olvidar hablar con una voz masculina y usó su original voz dulce y melodiosa.

Justo antes de que Bechymos dejará el Reino del Abismo, le respondió sus preguntas con su voz original y reveló que era en efecto una mujer. Sin embargo, Han Shuo nunca había visto su rostro. Esa era la razón por la que tenía una sensación de familiaridad hacia ella, pero no pudo recordar dónde se conocieron.

El aire cortante y la conducta solitaria que mostró en el Reino del Abismo no se veían por ninguna parte ahora que estaban en el Elysium. Después de remover la máscara de apariencia feroz, Bechymos había revelado que era una dama dulce y hermosa. Incluso parecía muy accesible.

“¡Bechymos! ¡Qué inesperado!” Han Shuo también se sorprendió gratamente después de conocer su identidad. Rio de corazón y dijo, “¡realmente no esperaba toparme contigo en este lugar! Jaja, ¿cómo te va?”

“¿no te dije como localizarme antes de marcharme? ¿Por qué no me buscaste después de llegar al Elysium?” Bechymos estaba observando al Han Shuo sonriente pero le hablo con un tono de regaño.

Él recordó que ella en efecto le dio los métodos para localizarla y ponerse en contacto con ella. Sin embargo, después de regresar al Continente Profundo, se encontró con una serie de eventos, conoció a Donna, Carmelita, estableció la Perla Celestial y más. Estuvo muy ocupado para tener el tiempo de pensar en ella o buscarla.

“Erm… Lo siento, me olvidé de ello”, dijo Han Shuo de una forma un tanto avergonzada.

“¡Juzgando por tu ropa, parece que te ha estado yendo muy bien en el Elysium!” Bechymos lo midió, juzgándolo antes de declarar de forma enfadada, “entonces como castigo, debes invitarme una comida en el restaurante más caro de Ciudad Hushveil. ¡De lo contrario, no te voy a perdonar! ¡Déjame advertirte que soy muy buena recordando mis rencores!”

Charlotte estaba muy sorprendida de que Bechymos y Han Shuo se conocieran. Después de escuchar su conversación, ella gradualmente se dio cuenta donde se conocieron. Bechymos le contó sobre su experiencia en el Reino del Abismo a detalle. Sabía que ella se encontró con una persona mágica en el Reino del Abismo y conocía sus milagrosos actos.

Charlotte estaba riendo en su mente cuando escucho a Bechymos decir que a Han Shuo le iba ‘muy bien’.

Su Casa Han se había fundado recientemente en la Ciudad de las Sombras, su Farmacia Perla Celestial había establecido su presencia por toda la ciudad, mientras él mismo recientemente se convirtió en un Jefe de los Guardias Divinos. Incluso la Casa Bruckner de Charlotte estaba rogando por poner sus manos en sus medicinas milagrosas.

A él solo le tomo una docenas de años lograr todo eso. ¡Si a eso se le llamaba ‘muy bien’ entonces todos aquellos quienes venían de planos materiales de bajo nivel serían mendigos!

«¡No hay problema!” Han Shuo aceptó directamente su demanda. «¡Vamos! ¡Déjamelo todo a mí!”

Charlotte estaba regocijándose de ver que él era tan amistoso con Bechymos. Inmediatamente se rindió en su plan de comprar medicinas en el Dios del Pantano y fue con ellos sonriendo. Estaba determinada a mejorar su relación actual con Han Shuo.