GDK – Capítulo 757

0

Capítulo 757: Rendición


Con cada rompimiento en las artes demoníacas, las características en el alma de Han Shuo se transformarían. Cuando él todavía estaba en el Continente Profundo, no era tan poderoso como era hoy en día. Por lo tanto, la apariencia actual de su consciencia era muy diferente del pasado.

Sin embargo, no era nada difícil para él modificar las características de su alma dado lo milagrosa que era su consciencia. Mientras caminaba por la Montaña del Demonio, su consciencia había comenzado a imitar su estado anterior cuando peleo con Rose en el Continente Profundo.

Cuando la Diosa Araña Rose vio que él todavía estaba avanzando incluso después de escuchar su advertencia, se sintió molesta y estaba lista para terminar con su vida.

Aunque ella debía seguir las leyes de la Ciudad de las Sombras y no debería atacar sin provocación a otros, se le permitía matar a aquellos quienes irrumpían en su territorio y no se marchaban inmediatamente después de su advertencia.

Ella estaba a punto de llenar la montaña con su energía divina de la oscuridad cuando repentinamente escuchó a Han Shuo preguntándole, “¿me recuerdas, Rose?” Ella inmediatamente detuvo sus acciones y lo midió de forma confundida. Rose se volvió más y más cautelosa de las características transformadas del alma de Han Shuo. Luego, cuando la transformación estuvo completa, desde el interior de la cueva, sonó la helada voz de Rose, “¡así que eres tú!”

«Es correcto. ¡Hemos hablado entre nosotros en el Continente Profundo! Que honor que todavía me recuerdes. ¡Muy bien, muy bien!” respondió Han Shuo mientras caminaba tranquilamente en la montaña, fue más y más profundo en la cueva con un completo desinterés de la amenaza del interior. Han Shuo añadió, “oh, cierto, esas esencias divinas que perdiste aquí, fueron tomadas por mí. También debes recordarlo, ¿cierto?”

Rose estaba enfurecida. Se burló, “¿así que has venido aquí a ofrecer tu alma? ¡Estaré feliz de tomarla!”

Múltiples arañas pequeñas salieron desde las profundidades de la cueva, fueron alrededor de Han Shuo y a la entrada de la cueva detrás de él. Las pequeñas arañas comenzaron a lanzar seda y sellaron la apertura en nada de tiempo. La seda llevaba una intensa energía divina de la oscuridad.

Han Shuo pudo ver todo lo que estaba ocurriendo detrás de él. Sabía que Rose intentaba matarlo. Sin embargo, a él no le importaron sus acciones en absoluto ya que no tenía necesidad de escapar.

¡Su avance por la montaña era una amplia demostración de su confianza!

Mientras las pequeñas arañas estaban lanzando redes para sellar la entrada, él voló a través de los sinuosos túneles a una rápida velocidad y llegó a una gran caverna que el zombi élite de metal visitó anteriormente. En el centro de la caverna cubierto con telarañas se encontraba el enorme cuerpo de Rose. El par de frios y despiadados ojos en su hermoso rostro hechizante comenzó a mirar directamente a Han Shuo que estaba frente a ella.

Cualquier persona ordinaria encontraría atractiva a la Diosa Araña por su hermoso rostro, si pasaba por alto su enorme cuerpo. Su rostro era de una apariencia suave y seductora. Tenía unos ojos que brillaban como la tenue luz de la luna y labios carnosos tan rojos como las rosas. No importaba en qué aspecto, tenía el rostro de una belleza.

“Hey, Rose, sólo por curiosidad, ¿por qué tú, una diosa alta, es tan insistente en permanecer en esta cueva, lejos de alcanzar la luz del sol?” preguntó Han Shuo sin desperdiciar palabras después de aparecer ante su vista con una sonrisa y miró alrededor de la caverna.

La helada mirada de Rose estaba fija en él, pero no respondió a su pregunta. De lo que ella veía, Han Shuo sólo era un dios medio. No podía entender por qué un dios medio podría ir a buscar su muerte.

El corazón de Rose estaba lleno con pensamientos de duda y sospecha, especialmente cuando él no había revelado ni un rastro de miedo. Habiendo notado esto, aunque lo odiaba hasta los huesos, no se atrevió a atacar imprudentemente.

“¡He venido con la intención de saldar nuestras viejas deudas!” Han Shuo continuó cuando vio que ella no estaba respondiendo a sus respuestas. La observaba con una sonrisa y dijo, “en el Continente Profundo, casi me asesinas usando a tu esclava llamada Adele. Después de eso, incluso hiciste que ella invadiera mi territorio. Dime, ¿cómo quieres arreglar esto?”

“¿Yo? ¿Arreglar que?” Rose se burló, “repetidamente has intervenido y arruinado mis planes en ese plano material de bajo nivel. ¡Incluso violaste a mi seguidora hasta la muerte! Luego, después de venir a este plano material, robaste mis esencias divinas. Y ahora, ¿me preguntas como quiero arreglar esto? ¡Cómo te atreves! Te diré cómo voy a arreglar esto – ¡tomaré tu vida!”

“Al parecer no hay esencias divinas que queden en la cueva. ‘Suspiro’, supongo que no obtendré mucho botín en esta ocasión”, dijo Han Shuo de una forma algo decepcionada después de mirar alrededor de la cueva.

Esas palabras obviamente eran muy efectivas provocando a Rose. Ella ya no podía contener su furia cuando recordó sobre las esencias divinas que él le robó. A la vez, dejó salir un chillido que atravesaba los tímpanos y reverberaba a través de la montaña.

Simultáneamente, sus grandes y afiladas garras, como enormes cimitarras fueron a cortarlo.

Su energía divina de la oscuridad fluía en sus afiladas y brillantes garras como un fluido. Al mismo tiempo, su dominio divino de la oscuridad fue desplegado. La caverna ya oscura instantáneamente cayó en una absoluta oscuridad. El elemento de la oscuridad se reunió en el dominio de la divinidad de Rose desde todas las direcciones. Cada rayo de luz fue consumido por la oscuridad mientras el elemento de la oscuridad se reunía más y más.

Viendo la extraña actuación de Han Shuo y esa conducta suya sin miedo, Rose no se atrevió a tomarlo a la ligera. ¡Puso toda su fuerza detrás de su primer ataque y había considerado a Han Shuo como un oponente de la misma clase!

Este todavía estaba de pie mientras la miraba directamente con un rostro calmado. Fue cuando sus garras estaban a punto de alcanzarlo que él finalmente liberó las diecisiete espadas voladoras.

Siguiendo sus pensamientos, estas se dispersaron desde su espalda como si un pavo real extendiera su cola. Todos los ataques cortantes de Rose fueron interceptados. No sólo las espadas voladoras eran afiladas como sus garras, también tenían un aterrador poder corrosivo y un aura helada. Después de un estallido de ruidos de choque, Rose hizo retroceder sus garras a la velocidad del rayo.

Cuando las espadas voladoras hicieron contacto con sus garras, el inmenso poder corrosivo y el aura helada se infiltraron en su cuerpo a través de estas. La energía divina de la oscuridad en las garras que estaba allí para asesinarlo fue usada completamente para resistir estos poderes. El ataque fue ineficaz.

Rose fue afortunada al haber utilizado todo su poder en el primer ataque en lugar de subestimarlo por confundirlo con un dios medio. De lo contrario, ella habría sufrido un enorme contragolpe en su primer ataque.

“Jovencito, ¿cuál es la energía que utilizas? ¿Por qué tu visión no está afectada? Además, ¿por qué tu arma divina es tan maliciosa?” gritó Rose después de recoger sus garras.

Tan pronto como sus garras hicieron contacto con las espadas voladoras, noto el yuan demoníaco en ellas, un tipo de energía extraño para ella. También estaba asombrada por el maligno poder corrosivo y el aura helada de las espadas voladoras. ¡Ahora, después de intercambiar golpes con él, cuanto más lo veía, más le parecía indomablemente poderoso!

“¡No es de tu incumbencia!” Han Shuo sonrió de forma maligna. Las diecisiete espadas voladoras que flotaban detrás de él repentinamente se lanzaron al frente y fueron directamente por la Diosa Araña.

Las espadas silbaron a través del espacio, sin ser afectadas en absoluto por la región de absoluta oscuridad alrededor de Rose. Comenzaron a agitarse alrededor de ella en la trayectoria de la Formación de Espada Asesina de Dioses Avici. Como ella poseía una fuerza de una diosa alta en la etapa media, sin acceso a la energía del Espíritu del Caldero, él tenía que poner toda su fuerza detrás de su ataque.

El ruido de silbidos hecho por las espadas voladoras era ensordecedor. Era bastante similar a los chillidos que hizo Rose. Pero claramente, el ruido silbante hecho por las espadas era mucho más fuerte y duro comparado con su chillido.

Los silbidos hicieron que ella se sintiera intranquila. No vacilo. Su cabello blanco que se veía como la seda de araña comenzó a flotar alrededor. Pequeñas arañas viajaron a través de su cabello blanco y salieron. Después de que aterrizaron, se lanzaron rápidamente hacia Han Shuo. Había cientos y miles de esas pequeñas arañas. La escena le daría a cualquier observador una sensación que entumecería su cuero cabelludo.

Las pequeñas arañas llevaban la energía divina de la oscuridad de Rose. ¡No hacía falta decir que ser enjambrado por las arañas no sería una experiencia agradable!

Después de lanzar las pequeñas arañas junto a su largo cabello, sus brillantes garras comenzaron a agitarse, formando una capa de barrera a su alrededor hecha de un brillo oscuro, resistiendo con firmeza las diecisiete espadas voladoras de Han Shuo.

Rose tenía miedo del aterrador poder corrosivo de sus espadas. No olvido defenderse en contra de las espadas mientras usaba a las pequeñas arañas para atacar a Han Shuo.

Aunque él actualmente no desplegó el ‘Dolor Incesante’ ya que no podía tomar prestada la energía del Espíritu del Caldero, defenderse de la forma más básica de su formación todavía sería muy desafiante, especialmente cuando las diecisiete espadas voladoras llevaban un inmenso poder corrosivo y su aura helada.

¡Cling! ¡Clang! Las espadas voladoras golpearon sobre la barrera que Rose formó al agitar sus garras. El poder corrosivo y el aura helada de las espadas estaban consumiendo su energía divina de la oscuridad a un ritmo asombroso. ¡Causándole un tremendo dolor!

Rose gimió en su corazón. Repetidamente comando a las cientos y miles de pequeñas arañas, pidiéndoles que rápidamente llevarán a Han Shuo a su muerte.

Este se burló cuando vio a las chirriantes pequeñas arañas corriendo hacia él, “¿se apresuran a buscar su muerte? ¡Bien!”

Casualmente tomó un puñado del Polvo Hipergólico Verde y lo lanzó hacia las arañas. Tan pronto como el polvo hizo contacto, las arañas comenzaron a arder con brillantes flamas verdes. El Polvo Hipergólico Verde podía iniciar fuego en cualquier cosa. Los cientos y miles de pequeñas arañas que estaban cerca de reunirse, comenzaron a arder con el chispeante polvo.

El polvo era también un arma demoníaca maligna. En contra de las arañas con una vitalidad mediocre, este era como una bomba atómica. Mientras las llamas verdes traqueteaban en sus cuerpos, las arañas se retorcían de dolor. El aire estaba lleno con el aroma de algo quemado.

La Diosa Araña Rose tenía sus esperanzas puestas en el enjambre de arañas. Cuando vio que les lanzaron fuego, su rostro se sacudió y su corazón picó.

“¡Te mataré!” Rose dejó salir otro chillido mientras las pequeñas arañas eran reducidas a pequeñas cenizas oscuras en un mar de llamas verdes. Repentinamente, la enorme telaraña que envolvía toda la caverna comenzó a balancearse y a caer sobre Han Shuo. Como la telaraña cubría una enorme área y cayó a una alta velocidad tan repentinamente, él no pudo reaccionar a tiempo.

Él fue envuelto por la enorme telaraña. La seda de araña estaba viva y ligera. Se apretó y se comprimió alrededor de él. Un momento después, fue fuertemente envuelto en la telaraña.

Rose, cuya energía divina estaba siendo drenada rápidamente al defenderse en contra de las diecisiete espadas voladoras, inmediatamente se burló en voz alta cuando vio que él fue firmemente atrapado en su telaraña. “¡Jovencito, estás muerto!”

Después de terminar esas palabras, ella inyectó energía divina de la oscuridad en la caverna. Con la ayuda de su dominio divino de la oscuridad que envolvía toda la caverna, su energía divina fluyó a la telaraña que se enrollaba alrededor del cuerpo demoníaco de Han Shuo. Esta se volvió incluso más dura y resistente después de ser reforzada con la energía divina de la oscuridad.

Mientras una porción de telaraña atrapaba firmemente a Han Shuo, una pequeña porción se separó antes de dispararse hacia él como agujas afiladas.

Su cuerpo se desplegó automáticamente. El arte demoníaco que él había dominado hasta el segundo nivel era asombroso en su poder defensivo. Las telarañas como agujas que iban a apuñalar su cuerpo demoníaco parecieron haberse encontrado con un objeto indestructible. Agudos y claros sonidos se escucharon, pero las telarañas no pudieron siquiera perforar su piel.

“¡Imposible!” chillo Rose. No esperaba que el cuerpo de Han Shuo fuera tan duro y su mente fue arrojada a un pequeño caos.

¡Tintineo! ¡Tintineo! ¡Tintineo…! Indispuesta a admitir su falla tan rápidamente, continuó enviando más telarañas para apuñalarlo. Sin embargo, él permaneció completamente ileso.

Aunque no podía escapar de la telaraña, permaneció calmado y continuó atacando a Rose al maniobrar las diecisiete espadas voladoras. Incluso remarcó con un tono desdeñoso, “deja de desperdiciar tu energía. ¡Estas telarañas no pueden contener la energía divina suficiente para lastimarme!”

“¡No creo que cada pulgada de tu cuerpo sea impenetrable!” gritó ella. ¡Las telarañas comenzaron a apuntar hacia los oídos, nariz, ojos y cada otro orificio de Han Shuo!

“¡Entonces, debería convencerte!” Han Shuo puso una ligera sonrisa. Luego, usando el loco control que tenía sobre su cuerpo físico, comenzó a modificar sus oídos, fosas nasales y otras partes de su cuerpo. Pequeños brotes de carne repentinamente sellaron sus orificios. Las telarañas no pudieron hacerle nada.

Si ese ataque de Rose aterrizara en otros dioses, incluso Erebus y Aobashi, expertos de la misma fuerza que ella, sufrirían heridas de la cabeza a los pies y muy probablemente perderían su vida.

Pero desafortunadamente para ella, su oponente era Han Shuo.

En primer lugar, su cuerpo principal era increíblemente duro. Más que eso, después de haber alcanzar el segundo nivel de su cultivación del Cuerpo Invencible del Presagio, el poder defensivo de su cuerpo creció sustancialmente. Además, como las telarañas no podían contener mucha energía divina de la oscuridad, Rose no era capaz de lastimarlo.

Ella sentía como si se hubiera encontrado con un monstruo después de descubrir que no sólo era invulnerable de la cabeza a los pies, incluso podía controlar sus fosas nasales y canales auditivos con su mente. Naturalmente, nunca antes se había encontrado con un cultivador demoníaco. Nunca imaginó que una persona pudiera poseer un control absoluto sobre su cuerpo.

Viendo que sus ataques no eran efectivos, habiendo agotado una gran cantidad de su energía divina para defenderse en contra de las espadas voladoras, dentro de su mente pensó en retirarse.

Con las espadas en los alrededores, ella no podía acercarse a Han Shuo para herirlo. Viendo que él estaba sujetado con firmeza por sus telarañas, pensó que él no podría hacer mucho para detenerla en su escape. ¡Ahora era la oportunidad perfecta para escapar!

“Jovencito, te recordaré. Ya no te haré compañía por más tiempo. ¡Pero tarde o temprano te buscaré para obtener mi venganza!” dijo Rose después de dispararle una mirada furiosa hacia Han Shuo, con sus helados y siniestros ojos.

Viendo que ella quería marcharse, Han Shuo comenzó a luchar para liberarse de las telarañas que lo detenían. Sin embargo, él no podía ejercer toda su fuerza ya que las espadas necesitaban el apoyo de su yuan demoníaco. Como las telarañas estaban reforzadas con la energía divina de Rose y había capas a su alrededor, no pudo liberarse de inmediato.

“Nuestra batalla de este día sólo es un empate. He gastado mucha energía divina y hay algunos ataques que no puedo desplegar. ¡La próxima vez, te venceré!” dijo Rose mientras trataba de escapar.

Aunque ella dijo que era un empate, sabía en su corazón que ella había perdido. Si no se marchaba, no sólo no tendría forma de herir a Han Shuo, pero tarde o temprano su energía divina se agotaría por las espadas voladoras. Cuando eso ocurriera, sin lugar a dudas estaría muerta.

“¡No puedes escapar Rose!” Después de luchar un par de veces e incapaz de liberarse a sí mismo, Han Shuo envió una de las espadas que atacaba a Rose para que cortara rápidamente las telarañas.

Estas en efecto eran bastante duras. Cada corte de la espada solo podría cortar algunos hilos. Tomaría algo de tiempo cortarlos todos con sólo una espada voladora.

Sin embargo, Rose claramente no lo esperaría. Después de que una de las espadas se retiró, la presión en ella disminuyó considerablemente. Sin desperdiciar palabras con él, corrió hacia la salida mientras se defendía en contra de las dieciséis espadas restantes. Atacaría el muro de la cueva con sus garras para causar que enormes rocas cayeran y bloquearan las espadas.

Con ese pensamiento, Han Shuo hizo que las espadas restantes volarán de regreso a él. Las diecisiete espadas se agitaron rápidamente a su alrededor cortando las telarañas.

Muy pronto, estaba libre. Expandió su consciencia e instantáneamente sintió la dirección por la que escapó Rose. Inmediatamente activó el Arte de los Nueve Cielos Demoníacos y fue tras ella. Ella había consumido una enorme cantidad de energía divina. Era el mejor momento para eliminarla. Si él perdía la oportunidad, no sería fácil encontrarla de nuevo.

Aunque ella era rápida, él era incluso más rápido. Cuando estaba a sólo unos cientos de kilómetros lejos de la montaña, Han Shuo estaba de pie en su camino. Sin una palabra, desplegó las diecisiete espadas. En el momento que ella fue atrapada por las espadas, él cargó en su dirección con el Filo Cazador de Demonios en su mano.

“¡Espera! En realidad, no hay una hostilidad entre nosotros que no se pueda resolver. ¡Ya no quiero esas esencias divinas!” Rose verdaderamente había perdido su cabeza cuando vio que él cargaba ferozmente hacia ella, sin que ella pudiera ganar o escapar. Su tono comenzó a suavizarse.

Han Shuo no se movió. Sus ojos continuaban mirando fijamente a Rose y su rostro permanecía insensible. Era claro que él no la dejaría ir.

“Me rindo. ¡Seré tu esclava!” Rose gritó con pánico cuando vio que él todavía seguía firme en asesinarla.