GDK – Capítulo 747

0

Capítulo 747: Formación de Espada Asesina de Dioses Avici


La Diosa del Destino era la más misteriosa entre los doce Dioses Supremos. Su Dominio del Destino nunca había tomado un lado y permanecía neutral. Se decía que sus palabras representaban los deseos del Creador. Usualmente no intervenía con los asuntos del Elysium y sólo se mostraría para mediar la paz cuando las peleas entre los Dioses Supremos crecían demasiado.

La Diosa del Destino era una existencia única que hacía que los otros once Dioses Supremos siempre escucharan su consejo.

Sabiendo que incluso los dioses quienes cultivaban en el edicto del destino raramente tendrían la oportunidad de encontrarse con ella, Andre se sorprendió de que Erebus y Aobashi fueran tan afortunados de tener esa oportunidad.

Después de escuchar la explicación de Andre, Aobashi y Erebus recordaron cuidadosamente la escena que atestiguaron en aquel entonces. Repentinamente, como si se dieran cuenta de algo, sus rostros se sacudieron y estaban obviamente abrumados con sorpresa. Han Shuo, quien habia estado observando secretamente sus expresiones, inmediatamente descubrió que las palabras de Andre parecían ser verdad. El ser que abruptamente se materializó ante Aobashi y Erebus muy probablemente era la Diosa Suprema más misteriosa en el Elysium.

‘¡Si es verdad que la Diosa del Destino es la madre de Andrina, entonces su estatus es aterradoramente noble! Sin embargo, ¿por qué Andrina, la hija de la Diosa Suprema del Destino, se mostraría en el Dominio de la Oscuridad? Además, ¿Por qué odia tanto a los Cazadores de dioses?’

Han Shuo reflexionó y medito, aun así no se acercó a una posible explicación.

Estaba convencido de las suposiciones de Andre sobre la madre de Andrina. Eso explicaría porque ella tenía un cristal tan milagroso que podría partir el clon del jefe de los cazadores de dioses. Si su madre era la Diosa del Destino, tendría sentido que Andrina pudiera estar en posesión de un arma divina de un dios supremo. ¡Sólo el arma de un dios supremo entregada por un Dios Supremo con el Epítome podría desatar un poder así de aterrador!

“¡Bryan, si adivino bien, esa pequeña es la hija de la Diosa del Destino, ella definitivamente estará bien!” Andre consoló a Han Shuo. “Antes de que la Diosa se marchara, le pidió a Aobashi que te diera su gratitud. Bryan, eres alguien muy afortunado. ¡En realidad dejaste una buena impresión de la Diosa del Destino!”

Aobashi y Erebus lo observaban con miradas de admiración y envidia. Los doce Dioses Supremos, para la mayoría, eran existencias más allá de lo alcanzable y especialmente para la más misteriosa de ellos. Han Shuo no tenía mucho desde que llegó al Elysium, inesperadamente, ganó el favor de la Diosa del Destino. ¡Qué afortunado!

“Mientras Andrina este bien, soy feliz” dijo Han Shuo sonriendo. No esperaba que ella pudiera tener una identidad tan noble.

“Todo lo que hemos discutido en esta habitación, debe quedarse en esta habitación. ¡No le digan a nadie nada de lo que hemos discutido!” advirtió Andre después de pensar un momento.

Han Shuo, Aobashi y Erebus asintieron.

“Muy bien, la discusión de cualquier otro asunto debe ser pospuesta hasta que mi hermano mayor regrese. ¡Pueden retirarse!” dijo Andre sonriendo. Sin embargo, justo antes de que Han Shuo saliera de su vista, dejó salir un pequeño grito, “¡Bryan!”

Este inmediatamente detuvo sus pasos. Aobashi y Erebus aparentaron no haber escuchado nada y continuaron en silencio su partida.

“¿Si?” Han Shuo se dio la vuelta y miró a Andre con una mirada confundida, “¿hay algo más en lo que pueda ayudarte, Lord Andre?”

Andre sonrió cordialmente y dijo, “Bryan, mi hermano mayor está muy contento con tu desempeño. Si nada inesperado ocurre, en un tiempo más te propondrá como el Jefe del Quinto Cuerpo. ¡Te lo digo para que te puedas preparar mentalmente!”

Han Shuo estaba deleitado. Dijo sinceramente, “¡gracias!”

“De nada. No sólo has hecho una enorme contribución en la Ciudad de las Sombras, también has demostrado ampliamente tu fuerza al manejar una energía que incluso Erebus no pudo soportar”, elogio Andre sonriendo, “regresa y haz algunas preparaciones. Quizás deberías comenzar a reclutar algunos dioses. Después de todo, ¿no puedes manejar todo el Quinto Cuerpo por ti solo?”

Han Shuo asintió y no dijo más. Se inclinó hacia Andre y dejó la Residencia Sainte completamente contento.

Aunque Aobashi y Erebus no consideraron su asedio en contra de los cazadores de dioses como un éxito, no obstante, la misión término maravillosamente. No sólo hizo rompimientos en su cultivación de las artes demoníacas y el edicto de la destrucción, obtuvo diecisiete enormes colmillos venenosos. También descubrió la relación entre la Farmacia Dios del Pantano y los cazadores de dioses y no había que olvidar que demostró su habilidad.

Aparte del hecho de que Andrina regresó a casa con su madre, el asunto terminó en una enorme ganancia para Han Shuo.

Después de regresar a la Perla Celestial, tuvo una breve charla con Phoebe y Emily sobre la reciente situación de sus negocios. Gracias al duro trabajo de sus dos mujeres, todas las ramas de la Perla Celestial a través de los territorios de la Ciudad de las Sombras abrieron para negocios. Las ramas eran tan populares como los cuarteles generales en la ciudad. En la actualidad, la Farmacia Perla Celestial había ocupado el setenta por ciento de todo el mercado farmacéutico en la Ciudad de las Sombras, abrumando completamente a otros rivales.

Para ahora, la mayoría de las operaciones de la Perla Celestial se movían automáticamente, corriendo procesos modernizados y establecidos, incluso Phoebe y Emily estaban libres del constante trabajo, permitiéndoles pasar más tiempo en sus cultivaciones.

Esos mortales que llegaron del Continente Profundo básicamente no habían dado un paso fuera de sus habitaciones. Pasaban todo su tiempo en el mejoramiento de sus propias fuerzas usando enormes recursos que Han Shuo les proveía. Habiendo sido capaces de cultivar hacia lo más alto en un ambiente tan pobre como el Continente Profundo, estas personas eran capaces de hacer tremendos progresos en el Elysium, donde los recursos eran abundantes y los elementos eran cientos de veces más intensos.

Dentro de un corto tiempo, todos se las arreglaron para elevar sus fuerzas en varias clases. Stratholme el viejo monstruo, Ayermike Cotton y algunos otros habían avanzado a la etapa temprana del reino del dios menor. Cándido y Emma, cuyas fuerzas eran relativamente las más bajas entre ellos, se alzaron en múltiples reinos. Pronto alcanzarían el reino del dios fundamental.

Antes de dejar el Tercer Cuerpo, Han Shuo les había entregado no sólo Píldoras del Renacimiento y Píldoras de la Tranquilidad que él mismo había refinado, también les dio algunas monedas de cristal para que compraran las armas divinas y pergaminos divinos que necesitaran. Su ayuda para ellos fue tremenda.

Incluso Phoebe y Emily quienes habían pasado tiempo manejando la Perla Celestial pronto alcanzarían el reino del dios fundamental.

Han Shuo no podría estar más feliz al escuchar eso. Aunque él sabía que sus fuerzas incrementarían en pliegues, estaba asombrado por saber que se las arreglaron para romper a través de uno o más reinos dentro de unos pocos meses.

“¡Bryan, a este ritmo, todas nosotras entraremos en el reino del dios menor en algunos años!” dijo Emily sonriendo.

“¡Maravilloso!” exclamó él. “Wallace intenta entregarme el Quinto Cuerpo. ¡Estaba preocupado sobre donde contrataría expertos de confianza, pero al parecer no tengo nada de qué preocuparme! Una vez que todos los que llegaron del Continente Profundo ganen fuerzas decentes, podrán llenar las posiciones clave en mi agencia. ¡Estaré mucho más tranquilo con su ayuda!”

Las personas como Cándido y Emily fueron una vez miembros de alto rango del Manto Oscuro en el Continente Profundo. Las tareas y deberes de los Cuerpos de los Guardias Divinos de la Ciudad de las Sombras eran similares al Manto Oscuro del Imperio Lancelot. Alguien como Cándido, con un poco de tiempo para aprender y adaptarse, podría hacer fácilmente el trabajo muy bien y quizás ensombrecer a los otros.

Ayermike Cotton, Stratholme el viejo monstruo y los otros, eran personajes experimentados. Una vez que avanzaran al reino del dios menor, serían grandes ayudantes para él en varios negocios. ¡Serían el pilar de su futuro clan familiar!

¡Era por sus talentos sobresalientes que él no escatimó esfuerzos en traerlos a este Plano de los Dioses desde el distante Continente Profundo, además de abastecerlos con una generosa cantidad de monedas de cristal negro para elevar sus fuerzas!

Después de regresar al Elysium, como él tenía que manejar varios asuntos, además de estar cultivando asiduamente para alzar su fuerza que consideraba carente, había pasado menos tiempo del que deseaba con sus mujeres.

Phoebe y Emily, después de darle a Han Shuo un breve recuento de la situación actual en la Perla Celestial, querían apresurarse a su cultivación. Habiendo observado que la fuerza de Han Shuo estaba incrementando más y más la distancia entre ellos, pusieron todos sus esfuerzos en elevar sus fuerzas.

“¿No se quedaran un poco más? Ha pasado un tiempo desde que nosotros…” Han Shuo dijo con una mueca lasciva mientras sostenía las manos de Emily y Phoebe.

“¡Lo siento, pero tendremos que esperar hasta alcanzar el reino del dios menor antes de que cualquiera de nosotras haga el amor contigo!” respondió Phoebe.

“¡Nosotras hemos hecho un acuerdo de que no tendremos intimidad contigo hasta que avancemos hasta el reino del dios menor!” dijo Emily riendo, “es difícil para nosotras soportarlo. Pero debemos hacerlo para acercarnos a tu fuerza. ‘Suspiro’, incluso un niño en el Elysium tendrá por lo menos la fuerza de un semidiós o un dios fundamental. ¡No queremos ser menospreciadas por más tiempo!”

“Además, tengo el presentimiento de que romperé a través del reino del dios fundamental. ¡No hay tiempo que perder!” Phoebe y Emily se liberaron de él y se marcharon, dejando sólo sus melodiosas risas.

No sólo ellas, incluso Fanny y Helen, estaban honrando el pacto. Fanny, temiendo que no pudiera ser capaz de resistir la seducción de Han Shuo, ni siquiera abría la puerta para él.

‘Maldita sea, ¿Por cuánto tendré que practicar la abstinencia?’ Han Shuo sonrió amargamente y suspiro.

A falta de una mejor opción, en su lugar decidió pasar su tiempo en la cultivación.

Decidió hacer algo con los colmillos que obtuvo de la base de los cazadores de dioses. Por siete días seguidos, él fue de compras, visitando varias tiendas de armas divinas en la Ciudad para comprar los materiales que eran extraños para la mayoría de las personas ordinarias. Después de eso, dejó la Ciudad de las Sombras y se estableció en un cercano valle aislado para quedarse allí temporalmente.

Han Shuo, sin desear que alguien lo descubriera refinando armas demoníacas, cuidadosamente desplegó formaciones de ocultamiento alrededor del valle. Luego sacó los colmillos, acomodándolos frente a él y observándolos medito que arma demoníaca debería crear con ellos.

“Estos colmillos son muy duros y sus puntas son muy afiladas. ¡Pueden ser refinados en armas ofensivas como espadas voladoras! Como el material por sí mismo es excelente, el proceso ira sin problemas. Sólo necesitas pulirlos un poco antes de fusionar tu esencia de sangre en los colmillos. ¡Después de mucho tiempo, tendrás una nueva y dominante arma divina!” El Espíritu del Caldero le transmitió a su consciencia.

“¡Entonces, los convertirte en diecisiete espadas voladoras!” después de un momento de pensar, Han Shuo regreso a una decisión.

“Te daré instrucciones para modificar las espadas voladoras, lo que permitirá que los generales demonios se adhieran a las espadas. Las diecisiete espadas entonces serán capaces de formar una formación de espada. ¡Añadiendo el intenso poder corrosivo de este material, esta arma demoníaca será la más malvada y la más destructiva de todas aquellas que has hecho anteriormente!” dijo el Espíritu del Caldero.

“¡Eso será lo mejor!” Han Shuo quedó encantado al escuchar esas palabras. Para él, cuanto más mortal fuera el arma, mejor. Y obviamente, lo inmundo del arma no era algo que le importara.

Con la ayuda del Espíritu del Caldero, él desplegó una formación única en el valle usando los materiales que recogió anteriormente. Colocó los diecisiete colmillos alrededor de la formación y se sentó en el centro. Subsecuentemente, liberó el yuan demoníaco en su cuerpo, conectando los colmillos por medio de la formación.

Quizás el arma demoníaca que intentaba producir sería realmente poderosa, él había estado sentado en ese lugar por seis meses seguidos para completar el proceso. Los diecisiete colmillos estaban inmersos en un extraño fluido negro que tenía pequeños restos de puntos rojos y oscuros.

Con gran dificultad y medio año de tiempo, se las arregló para infundir su esencia de sangre que colocó en los fluidos de los colmillos. El proceso tomó tanto, en su mayoría debido a que él estaba conteniendo el formidable poder corrosivo de los colmillos.

Ahora que estos estaban llenos con su esencia, comenzó a añadir toda clase de materiales en las piscinas de agua oscura donde los colmillos estaban sumergidos, gruesas fumarolas se producían rápidamente. Estas no se disipaban y en su lugar flotaban sobre las piscinas.

Un año pasó en un parpadeo. Han Shuo comenzó a administrarle a los colmillos el yuan demoníaco para alterar sus estructuras internas. También seguía las instrucciones del Espíritu del Caldero para tallar formaciones demoníacas en miniatura en cada colmillo. Cuando los magníficos símbolos fueron tallados en los colmillos, una transformación tomó lugar. Se convirtieron en diecisiete penetrantes y heladas espadas voladoras.

Las espadas voladoras no sólo poseían un intenso poder corrosivo, también llevaban un aura helada. Podían obstruir el movimiento de los enemigos sólo al estar cerca de estos. Y una vez que las espadas penetraran la carne del enemigo, estos se afectarían simultáneamente por su poder corrosivo y su aura helada. Serían una pesadilla total para los enemigos.

Después de que los colmillos se transformaran para tomar la forma de espadas voladoras, Han Shuo pasó el tiempo para conectarse con estas. Las manejo para que volaran y bailaran a su alrededor. Luego, con el Espíritu del Caldero siendo el instructor, él práctico la ‘Formación de Espada Asesina de Dioses Avici’.

Esta técnica era una aterradora formación de espada, provista con marcas únicas, símbolos y formaciones en miniatura talladas en las diecisiete espadas voladoras.

Era muy difícil para las personas el operar la compleja formación. Incluso él, con su consciencia absurdamente poderosa y la guía del Espíritu del Caldero tuvo que tomar cinco años para dominar completamente la formación.

Pero el esfuerzo seguramente valdría la pena porque el poder de la formación de espadas era muy formidable. Él sólo necesitaba un pensamiento y las espadas voladoras volarían en el valle con trayectorias extrañas. Justo después, varias montañas colapsarían con ruidos estruendosos. ¡El terreno montañoso fue transformado en un plano llano lleno de rocas!

“¡Ahora que has dominado la formación, incluso sin usar mi energía, puedes matar a un experto en el reino del dios alto en la etapa temprana!” El Espíritu del Caldero le transmitió el día en que él dominó la formación de espadas.

Han Shuo estaba deleitado. Sintió que el yuan demoníaco en su cuerpo se volvió incluso más puro y condensado mientras practicaba la formación. Siete años pasaron en un abrir y cerrar de ojos. ¡El día en que finalmente salió del valle, su estado en el Reino del Presagio era mejor que nunca y su confianza era más grande que antes!

Finalmente, después de estar lejos por siete años, regresó a la Ciudad de las Sombras.

Aunque siete años eran un largo tiempo para los mortales, para los dioses del Elysium que prácticamente vivían hasta la muerte del universo, estos eran simplemente un breve período.

Por tanto, cuando regresó a la ciudad, descubrió que esta no había cambiado mucho. Nadie sintió que él había estado lejos por mucho tiempo. Todos en la ciudad todavía eran muy respetuosos hacia él.

Cuando regresó a la Perla Celestial después de siete años, se sorprendió enormemente – ¡todos los que llegaron del Continente Profundo habían alcanzado el reino del dios menor!

¡Entre ellos, Ayermike Cotton, Stratholme el viejo monstruo y algunos otros, más sorprendentemente, alcanzaron la etapa tardía de ese reino! Los talentos sobresalientes combinados con recursos ilimitados y un trabajo incansable habían producido un milagro. Casi no podía creer que tanto habían progresado sus amigos y novias.

¡Aunque el progreso que hicieron era asombroso, él incluso se sorprendió más de lo que Gilbert, Sanguis y Bollands lograron!

Sanguis estaba cerca de dominar el Mantra de la Sangre. Aunque no había una clasificación de reinos en el Mantra de la Sangre, actualmente, él podía derrotar fácilmente a Ayermike Cotton y Stratholme el viejo monstruo. Se había convertido en el experto más poderoso de la Perla Celestial.

El Mantra del Dios de la Sangre que practicaba no se relacionaba a la concentración de los elementos en el ambiente y él había estado haciendo buenos progresos en el Continente Profundo. Ese mantra era el más adecuado para que lo practicara alguien de sangre caliente como Sanguis. Habiendo recibido la guía apropiada de Han Shuo después de llegar al Elysium, era razonable que él pudiera realizar un rápido progreso.

Bollands, quien cultivaba en el Camino Demoníaco de Asesinato de Dioses, podía liberar y ocultar su intento asesino a voluntad. De hecho, había sido acomodado para trabajar bajo Erebus. Durante siete años, había estado asesinando viciosamente a incontables oponentes. Su intento asesino creció incluso con más intensidad. ¡Era tan abrumador que una vez que era desatado, sus oponentes de mentes débiles temblarían de miedo antes de que la batalla incluso iniciara!

Después de convertirse en un dios menor de la oscuridad, Gilbert, cuyo cuerpo había sido reconstruido y forjado por Han Shuo como un arma demoníaca, tenía una energía divina de la oscuridad única y un alma divina comparable a un dios medio. No sólo su cuerpo era increíblemente resistente, su alma divina también era increíblemente poderosa. Aunque Gilbert sólo había alcanzado el reino del dios menor, en el gimnasio, era capaz de derrotar a los dioses menores en la etapa tardía como Stratholme y Ayermike.

En la Perla Celestial, Sanguis, Bollands y Gilbert, vagamente habían sobrepasado a sus amigos quienes cultivaban solamente en la energía encontrada en el universo. Se convirtieron en el combo más único y asombroso.

Sanguis y Bollands cultivaban en las ramas de las artes demoníacas. En cuanto a Gilbert, antes de que su cuerpo fuera reconstruido y fuera simplemente un alma, fue forzado por Han Shuo para practicar una habilidad demoníaca que fortalecía su alma. Esas eran las razones por las que el trió podrían crecer tan tremendamente en un período tan corto.

‘¡Qué reunión de talentos!’ pensó Han Shuo.