GDK – Capítulo 745

0

Capítulo 745: Diecisiete colmillos


Han Shuo todavía estaba preocupado incluso después de que el caldero se sumergió en el lago. Pronto recibió un mensaje del Espíritu del Caldero, “no te preocupes, Maestro. ¡Estoy bien!”

Han Shuo finalmente se sintió tranquilo después de escuchar esa declaración del Espíritu del Caldero.

A través de la conexión que tenía con este, fue capaz de dar un claro vistazo de la situación bajo el peligroso lago. El Caldero tomó un momento para hundirse directamente hasta el fondo del lago.

Descubrieron que una docena o más de manchas estaban brillando con luces tenues y oscuras en el fondo. Después de maniobrar alrededor del lago por un momento, el Espíritu del Caldero llegó a la mancha más cercana.

Era un objeto oscuro brillante, largo y puntiagudo de más de un metro, acomodado cuidadosamente en el fondo del lago. Era muy afilado en la punta y parecía ser el colmillo de una enorme bestia mágica. Mientras el Espíritu del Caldero se acercaba al colmillo, le transmitió a Han Shuo, “Maestro, parece que este colmillo es la razón detrás del intenso poder corrosivo del agua del lago. ¡El agua en los alrededores cercanos al colmillo es mucho más corrosiva!”

“Recoléctalo”, ordeno Han Shuo.

El Espíritu del Caldero comenzó inmediatamente a ejecutar su orden. El Caldero nadó encima y descendió sobre el colmillo. Siguiendo a eso, un brillante destello vino desde el interior del Caldero y ese colmillo que tenía más de un metro de largo, desapareció. Después de eso, el Caldero voló rápidamente hacia los otros sitios que brillaban con un tenue y oscuro resplandor, recogiendo incluso más colmillos.

Después de viajar por el suelo del lago, no pudo encontrar ningún otro brillo oscuro. El agua del lago también parecía haberse vuelto de alguna manera más clara.

“¡Los he recogido todos!” transmitió el espíritu.

“Muy bien, regresa a la superficie”, ordeno Han Shuo.

El Espíritu del Caldero que llevaba un total de diecisiete colmillos, ascendió gradualmente a la superficie. El Caldero había aumentado su tamaño. Era por lo menos una decena de veces mayor en volumen comparado a antes de bajar al lago.

‘Tintineo, Tintineo…’

El Caldero se dio la vuelta y vació los colmillos. Estos dejaron salir sonidos de choques metálicos cuando se golpeaban unos con otros.

Diecisiete afilados colmillos fueron mostrados ante Han Shuo. El más pequeño era de un metro mientras el más grande era de 1.7 metros. Han Shuo saco una espada larga común y golpeó uno de los colmillos. ‘¡Tintineo!’ La espada larga se partió inmediatamente. ¡Sin embargo, el golpe ni siquiera dejo un rasguño en la superficie del colmillo!

“¡Wow!” Han Shuo grito con sorpresa. Descubrió que los colmillos no sólo eran extremadamente afilados, también daban una intensa aura helada. Uno sentiría como si estuviera en una atmósfera ártica mientras estaba de pie a un lado de esos colmillos.

¡Para él, que era insanamente bueno adaptándose al ambiente, sentirse como si fuera sumergido en hielo, significaba que esos colmillos debían ser tan helados que congelaban los huesos!

“Los colmillos son helados y tienen un poder aterradoramente corrosivo. ¡Pueden ser refinados en armas demoníacas!” después de sacar los objetos ante Han Shuo y regresar a su cuerpo, el Espíritu del Caldero le transmitió.

Han Shuo asintió. Él tenía una enorme y brillante sonrisa en su rostro mientras decía, “jeje, mi suerte, en efecto es bastante buena. Creo que muchos están interesados en las peculiaridades del lago, pero nadie se atrevía a explorarlo. Además, las armas divinas en este universo usualmente no pueden ser controladas a distancia. ¡Incluso si supieran que hay tesoros bajo el lago, no podrían hacer nada!”

“¡El lago se está transformando!” dijo el Espíritu del Caldero.

Han Shuo guardo los colmillos en su anillo espacial antes de volver su atención hacia el lago frente a él.

Después de perder los diecisiete colmillos, el lago ya no dejaba salir el aura helada. El agua oscura y turbia también se volvió significativamente clara. Al parecer esos colmillos en efecto eran la raíz que causaba las anormalidades en el agua del lago. Han Shuo se sorprendió por la rápida transformación.

Después de tener un encuentro cercano con la muerte, su encarnación de la destrucción se las arregló para hacer un rompimiento y alcanzar el reino del dios medio. Además, su práctica del Cuerpo Invencible del Presagio finalmente había alcanzado la segunda etapa. Y más que eso, obtuvo diecisiete colmillos milagrosos que podían ser refinados en armas demoníacas. Han Shuo no pudo ser mejor recompensado.

Nuevamente usó a sus generales demonios para revisar los alrededores del valle. Todavía no fue capaz de encontrar a ningún cazador o guardia de las tres ciudades. Viendo que no quedaba nada en el valle de los cazadores, él decidió regresar al Fuerte Orquídea del Cielo de la Ciudad de las Sombras.

Tres días después de que partió, los componentes especiales en el helado lago que perdió sus colmillos, comenzaron a descomponerse cuando se iluminaron bajo la feroz luz del sol. Se convirtieron en un ligero humo y se disiparon. Algunos días después, el agua del lago ya no tenía rastros del aura helada. Se había transformado en lo que parecía agua de lago normal. El agua incluso se veía limpia.

Un grupo de personas llegó en secreto a un lado del lago. Uno de ellos estaba silbando constantemente como un ave, como si tratara de llamar algo.

El hombre quien hacía ruidos agudos durante todo el día remarcó de una forma confundida, “¿dónde están esos cazadores de dioses? ¿Cómo es que ninguno responde?”

“Si, qué día tan extraño. No fuimos interceptados por ningún cazador y entramos con mucha facilidad. ¡Es muy diferente de las otras veces!” otra persona remarcó en voz baja.

“Ugh, lo que sea. Sólo tomemos las cosas”, otra persona sacó un barril enorme y camino hacia el lago.

“¡Ah!” chillo la persona. Parecía estar extremadamente asombrado.

“¿Qué ocurre?” sus compañeros fueron sacudidos y preguntaron apuradamente.

“El agua, ¡¿cómo se volvió así?!” el hombre respondió mientras señalaba hacia el lago. Su rostro estaba lleno de incredulidad.

Sus compañeros caminaron hacia el lago para dar un vistazo. Vieron que el agua del lago anteriormente oscuro y frio se había vuelto clara y limpia. El lago le daba al aislado valle una atmósfera tranquila.

Sin embargo, obviamente, esas personas no disfrutaban en absoluto del escenario pacífico.

Sacaron a una pequeña bestia mágica que era similar a una ardilla, la ataron al final de una pica y la pusieron en contacto con el agua. La pequeña criatura salpicó alrededor, pero no mostró señales de estarse disolviendo.

“¿¡Cómo puede ser!?” las personas estaban asombradas. “¡Esto es malo! ¿Cómo le vamos a explicar esto al maestro?”

“Algo le ocurrió a los cazadores de dioses. ¡Ninguno de ellos está en el interior!” uno de sus compañeros les reportó solemnemente después de regresar de las cuevas.

“No debemos quedarnos aquí por más tiempo. ¡Vámonos antes de que nos metamos en problemas!” el hombre liberó casualmente a la pequeña criatura de la pica e inmediatamente se dirigió a la salida. Sus compañeros, sabiendo que esa base de los cazadores de dioses había sido expuesta, se apuraron a dejar el área antes de que fueran descubiertos.

*** Ciudad Hushveil. Dentro de una de las cámaras secretas de la Farmacia Dios del Pantano.

Hassling llevaba un rostro sombrío mientras escuchaba el relato de una persona en su espejo mágico. Después de guardar silencio por un largo tiempo, preguntó, “¿ni un solo cazador?”

“¡Si, ni uno sólo, maestro!” respondió la persona en el espejo. Era uno de esos quienes fueron a recoger el agua del lago.

Hassling arrugó sus cejas profundamente mientras frotaba su frente preocupadamente con una mano. “Pero incluso si los cazadores fueran asesinados, ¿qué demonios pudo limpiar el agua del lago?”

“No lo sé, señor. Ya estaba así cuando llegamos”.

Después de mantener silencio por un momento, Hassling alzó su cabeza e instruyó solemnemente, “desde este momento en adelante, no inicien contacto con los cazadores y corten todas las comunicaciones con ellos. ¡Borren toda la evidencia de que hemos estado en contacto con ellos!”

«¡Entendido, maestro!»

Después de terminar la llamada, Hassling se puso de pie, dejo su farmacia y fue directamente a la residencia de Eugene.

“Lo siento, Señor Hassling, pero Su Señoría todavía tiene que regresar a Ciudad Hushveil”, los guardias divinos estacionados en la puerta principal dijeron educadamente cuando lo reconocieron.

“Por favor, cuando regrese díganle a Eugene que lo estoy buscando”, Hassling les dijo sonriendo a los guardias y se marchó.

‘¿Qué demonios está pasando? Dada la aterradora fuerza de la Alianza de Cazadores de Dioses, ¿cómo pudo ocurrirle algo a ese valle?’ Hassling atormentó su cerebro pero no pudo adivinar lo que ocurrió en el valle. Tampoco tenía idea de que Han Shuo sabía sobre su relación con los cazadores.

*** Fuerte Orquídea del Cielo

Tan pronto como Han Shuo llegó al fuerte, les preguntó a los guardias en la entrada, “¿la Señora Aobashi y Lord Erebus están en el fuerte?”

Los guardias que lo reconocieron sacudieron su cabeza y respondieron, “sus Señorías todavía no han regresado. ¿Por qué no estás junto a ellos?”

Han Shuo preguntó inmediatamente, “¿cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que deje el fuerte?”

“Cerca de dos meses”, respondió el guardia. Él estaba bastante confundido del porqué hizo semejante pregunta.

A Han Shuo le tomó alrededor de un mes el regresar al fuerte. Habían pasado doce días para llegar al valle y dos o tres días probando el valle antes de asaltarlo. Esto significaba que él gastó alrededor de quince días resistiendo y asimilando la energía invasora.

Él sabía de su experiencia que mientras hacia un rompimiento en su cultivación, ya fuera en las artes demoníacas o las fuerzas fundamentales, él perdería el paso del tiempo. Pensó un momento después de escuchar las respuestas de los guardias. Pensó que era bastante probable que Aobashi y los otros todavía estuvieran cazando a esos cazadores que escaparon en aquel momento.

“¿Sus Señorías han enviado noticias?” preguntó Han Shuo.

Los guardias divinos sacudieron su cabeza.

Han Shuo suspiró en su mente y entró al fuerte de forma deprimida. Fue con la persona a cargo del fuerte en ese momento y le pidió que le notificarán todas las nuevas noticias sobre Aobashi y Erebus tan pronto como fuera posible. Fue a descansar en la habitación que Erebus preparó para él.

*** De pie frente a un vasto océano, Aobashi, Erebus, Blightsoar y Eugene estaban mirando a la distancia.

Aobashi sacudió su cabeza y se lamentó, “aunque hemos matado a toneladas de cazadores por el camino, esos tres se las arreglaron para escapar. ¿Puede esta operación siquiera contar como exitosa?”

“Pienso que puede ser llamada un éxito. Nunca antes habíamos matado a un número tan grande de cazadores. Además, nos las arreglamos para acabar con ese escondite suyo”, dijo Blightsoar después de tomar un momento para considerar.

“Me pregunto cómo está Bryan. ‘Suspiro’, si lo hubiera sabido antes, hubiera dejado que la energía me matara”, dijo Erebus. Se veía pálido y obviamente no era tan vigoroso como los demás. Parecía que necesitaría algo de descanso para recuperarse completamente.

Aobashi se giró para ver a Andrina quien todavía estaba siendo cargada por una guardia a unos paso de ellos, antes de suspirar, “Andrina todavía está en coma mientras que Bryan, no sabemos si lo lograra. ¡Esto no es en absoluto un éxito!”

“El trió de Brovst escapó en este mar. Es absolutamente imposible para nosotros el encontrarlo dentro de esta región. Creo que es tiempo para que nosotros terminemos esto y regresemos a casa”, Eugene de la Ciudad Hushveil se giró para ver profundamente hacia Andrina, vaciló por un momento y dijo, “de lo que cuentan, al parecer ese líder de los cazadores de dioses reconoció a Andrina. Ella debe ser la clave para identificar la identidad de esa persona. Si despierta y nos da información relevante, por favor notifícalo a nuestra Ciudad Hushveil”.

“¡Ya veremos!” Desde el día en que Erebus supo que fue Han Shuo quien salvó su vida, se volvió rencoroso con Eugene porque este tenía un prejuicio en contra de Han Shuo. Incluso sus palabras se volvieron bastante groseras.

Eugene sin embargo, no se preocupó de eso. Asintió y dijo con una voz profunda, “¡entonces bien, adiós!”

Aobashi agito su mano y dijo con una voz perezosa, “adiós. Ten un viaje seguro” .

Fue en ese momento que una intensa fluctuación de energía vino desde el cielo sobre sus cabezas. Una figura borrosa apareció gradualmente en medio del aire. Al parecer era una mujer agraciada y elegante. Su cuerpo estaba cubierto por un brillo blanco puro. Su rostro permanecía borroso para el grupo.

La extraña fluctuación de energía rodeó toda la región en nada de tiempo. Todas las cosas vivientes dentro de cientos de kilómetros de radio pudieron sentir la energía y sabían que no podían resistirse.

Aobashi y los otros se sacudieron. Todos alzaron sus cabezas y vieron hacia la figura que emergía sobre el cielo. Repentinamente, descubrieron que no tenían deseos de resistir. Todavía poseían la energía divina y podían ponerla en uso, pero no querían hacerlo. ¡No había pensamientos de resistencia en sus corazones y estaban listos para seguir cualquier orden, como si estuvieran dispuestos a suicidarse si esa mujer lo decía!

Este sentimiento hizo que se sintieran impotentes e increíblemente aterrorizados. Abrieron sus ojos ampliamente mientras miraban a la mujer con el rostro borroso. Ninguno de ellos pudo pronunciar una palabra.

“Soy la madre de Andrina. Déjenme llevarla a casa”, una voz clara y melodiosa se extendió gentilmente en sus oídos. La pequeña figura de Andrina flotó lentamente hacia el cielo. La guardia quien la cargaba no hizo absolutamente nada más que ver torpemente. Observaba como flotaba más y más alto, pero no pensó en detenerla.

Bajo la fuerza de la extraña energía, Andrina se elevó más y más alto. Cuando su pequeño cuerpo comenzó a volverse borroso, la mujer en lo alto del cielo dijo con una voz gentil, “por favor, díganle a Bryan que agradezco que haya cuidado bien de Andrina”.

Justo después de que pronuncio esas palabras, una extraña luz destelló en el cielo. Andrina y la mujer repentinamente se desvanecieron sin dejar rastros.

En un instante, la energía que los rodeaba desapareció. Todos volvieron a sus sentidos.

“¿Quién era? ¡Mi energía divina no fue restringida, pero no pude siquiera pensar en usarla!” exclamó Eugene. Nunca anticipó que él estaría tan impotente en contra de una figura que repentinamente apareció de la nada.

Aobashi puso una mueca y dijo, “de alguna forma, siento que esa mujer es más aterradora que ese líder de los cazadores. Aunque sabía que no tenía oportunidad en contra de él, podría haber peleado hasta la muerte. Sin embargo, ante esa mujer, ni siquiera podría dar pelea. Siento que si me lo hubiera pedido, podría suicidarme sin la menor vacilación. ¡Qué aterrador!”

“Dijo que es la madre de Andrina, por lo que pienso que ella estará bien. Es sólo que tendremos problemas para explicarle eso a Bryan”, remarcó Erebus.

“Él ya es hombre muerto. ¿Qué hay que explicar?” murmuró suavemente Eugene.

«¡Cállate!” Erebus reprendió a Eugene. Incluso Aobashi y Blightsoar lo miraron con ojos helados y molestos. Era como si los tres pudieran unirse para darle una golpiza sí decía otra palabra. La atmósfera repentinamente se volvió helada. Algunos guardias divinos incluso colocaron una mano en sus armas divinas.

“Bien, me retiro. ¡Adiós!” Eugene, sabiendo que su presencia no era bien recibida, rápidamente dejó el grupo. Alzó su cabeza y tomo el cielo y se preguntó, ‘¿quién era esa mujer? ¿Cómo es tan aterradora?’

Poco después de que se marchó, Blightsoar le dijo a los otros dos dioses altos, “he visto tantas cosas extrañas en este viaje. Dama, caballero, también es momento para que regrese a Ciudad Espejismo”, Blightsoar había visto tantas cosas que excedían su conocimiento o expectativas. ¡Estaba atormentando su cerebro duramente para explicarle todo al Señor de la Ciudad Espejismo!

“¡No volveremos a ver! ¡Además, si vas a la Ciudad de las Sombras, te invitaré una bebida!” dijo Erebus sonriendo. Él tenía una buena impresión de Blightsoar.

“¡Seguro!” Este respondió sonriendo antes de que su apariencia rápidamente se volviera sombría. Dijo, “si ven a Bryan, por favor envíenle mis agradecimientos. ¡También, si alguno viene a Ciudad Espejismo, recibirán la mejor hospitalidad de mi parte!” Luego sacudió su cabeza, dejó salir un suave suspiro y se marchó con sus guardias.

“¿Deberíamos regresar al valle? Bryan podría seguir allí”, Erebus le preguntó su opinión a Aobashi después de que Blightsoar se marchó.

“Si él vive, no se quedará en el valle”, Aobashi le disparó una mirada molesta a Erebus y dijo, “¿estás implicando que Bryan no lo logró?”

Erebus bajo su cabeza por miedo y se lamentó, “esa energía es muy inusual. No pude hacer nada cuando estaba dentro de mi cuerpo y destruía todo. ¡Las oportunidades de sobrevivir de Bryan son diminutas!” Aunque Erebus se enfurecería si cualquiera dijera que Han Shuo murió, en lo profundo de su corazón, no creí que sobreviviera.

“Bryan tenía una confianza amplia cuando nos alejó. ¡Creo que estará bien!” Aobashi luego dijo molesta, “aunque lo conoces por más tiempo que yo, tengo más confianza en él que tú, ¡estará bien! ¡No debe morir antes de que tenga mi venganza por ahuyentarme con sus palabras groseras!”

“Muy bien, no daremos la vuelta”, Erebus convocó a uno de sus guardias divinos y lo instruyó, “regresa y vigila el valle. ¡Si descubres a cualquier cazador de dioses, repórtamelo inmediatamente!” Erebus estaba guiñando mientras decía esas palabras.

Ese guardia divino era un confidente de Erebus y descubrió fácilmente la instrucción real. Asintió y respondió, “¡sí, mi Señor, sé lo que debo de hacer!” ‘¿Encontrar el cuerpo de Bryan y traerlo de regreso? No hay problema’.

“¡Ve!” Erebus dijo mientras hacía gestos. Luego se giró hacia Aobashi y dijo, “¿deberíamos ir a casa ahora?”

“Vamos”, Aobashi sabía las intenciones de Erebus, pero no lo expuso. Simplemente suspiró en su mente. Incluso si Erebus no decía nada, ella misma hubiera instruido a un grupo de guardias para vigilar el valle. Si algo le ocurriera a Han Shuo, al menos podría llevar de regreso su cuerpo a la ciudad.

“¡Bienvenidos, mis Lords!” el guardia divino que protegía la puerta del Fuerte Orquídea del Cielo saludo respetuosamente antes de poner una mueca y decir, “Lord Bryan ha esperado a sus Señorías, regreso hace más de una docena de días. ¡Si sus Señorías no regresaban pronto, creo que él saldría a buscarlos!”

“¿¡Qué… qué!?” Erebus gritó con sorpresa. Pregunto rápidamente, “¿qué dijiste? ¡Dilo de nuevo!”

“¡Dije bienvenidos, mis Lords!” el guardia se sacudió. Nunca había visto a Erebus comportándose de tal manera. Se sintió intranquilo y se preguntó a sí mismo, ‘¿dije algo malo?’

“¡No, eso no, la siguiente oración!” Erebus gritó de nuevo. Había unos rastros de alegría mostrándose en su rostro.

“¡Lord Bryan ha estado esperando a sus Señorías por más de una docena de días!” repitió el guardia. Se sintió nervioso.

“¡Si, esas palabras eran las que quería escuchar! ¡Jaja!» Erebus rio alegremente. No se veía como el Jefe del Tercer Cuerpo usualmente solemne. Se giró hacia Aobashi y dijo con una gran sonrisa, “ves, te lo dije, ese jovencito es afortunado. ¡Qué daño le pudo ocurrir!”

El humor de Aobashi mejoró rápidamente después de escuchar que él estaba bien. Vio enfadada a Erebus y preguntó, “me pregunto quién fue el que le pido a sus hombres recogieran el cuerpo de Bryan. Humph, ¿pensaste que no sabía?”

“Jeje”, Erebus rio. Luego palmeó el hombro del guardia y dijo sonriendo, “¡bien hecho, bien hecho!”

El guardia estaba aturdido. Quedo torpemente de pie, sin saber de qué se trataba todo. Pensó, ‘¿podría ser que Lord Erebus ha notado mi duro trabajo durante todo este tiempo?’ ¡Jaja! ¡Voy a ser promovido!’

Han Shuo había estado esperando ansiosamente en el Fuerte Orquídea del Cielo por más de diez días. Sólo cuando considero dejar el fuerte para buscarlos, recibió las noticias de que habían regresado.

Han Shuo estaba deleitado. Inmediatamente salió de su habitación y fue hacia la entrada principal, sorprendiendo a algunos dioses a lo largo de su camino.

Después de revisar el grupo, notó que Andrina estaba desaparecida. Su corazón instantáneamente se hundió y su rostro se volvió oscuro.

Erebus y Aobashi quienes tenían miradas jubilosas se encontraron con el sombrío Han Shuo en su camino. Se asombraron al ver su rostro oscuro. Erebus se apresuró y preguntó preocupado, “Bryan, ¿qué ocurre? ¿Qué hay de tus heridas?”

Han Shuo no le respondió y en su lugar cuestionó a Aobashi con una voz profunda y bastante feroz, “¿dónde está Andrina? ¿Por qué regresaron sin ella? ¿No recuerdas lo que me prometiste cuando te entregue a Andrina?”

Aobashi quedo en blanco por un momento antes de volver a sus sentidos. Respondió con su adorable voz, “no te preocupes, estoy segura de que Andrina está bien. ¡Fue recogida por su madre!”