GDK – Capítulo 738

0

Capítulo 738: Puesto lucrativo


Han Shuo no había desplegado el Cuerpo Invencible del Presagio sobre todo su cuerpo ya que sabía que Andrina practicaba restringiendo sus ataques. Incluso si él fuera golpeado, el ataque no lo habría matado.

Han Shuo estaba regocijado debido a que el yuan demoníaco en su cuerpo se activó automáticamente para formar el Cuerpo Invencible del Presagio cuando Andrina golpeó su pecho, defendiendo con firmeza su cuerpo en contra del ataque. Con una gran sonrisa, pidió, “¡dame otro golpe, pero no uses mucho poder!”

En ese punto, su cuerpo había sido estresado hasta sus límites y ya no podía utilizar la energía del Espíritu del Caldero sin lastimar su demonio infante. Por ello, le pidió a Andrina que usara menos poder.

‘¡Golpe!’ otro golpe aterrizó en su pecho.

Una enorme fuerza llegó abrumadoramente hacia él. Era como si una montaña hubiera golpeado en su pecho. Fue forzado a tomar múltiples pasos hacia atrás. Un sabor ligeramente salado lleno su boca antes de que una línea de sangre fluyera desde la esquina de su boca.

“¡¿Huh?!” Andrina estaba asombrada. Su figura se volvió borrosa y al siguiente instante, estaba a un lado de Han Shuo, sosteniéndolo antes de que cayera. Preguntó con una voz condenatoria, “¿por qué no bloqueaste el ataque?”

Han Shuo limpio la sangre de la esquina de su boca y explicó, “estoy bien. Sólo pruebo el nivel de resistencia de mi cuerpo”. Curiosamente, en esta ocasión, cuando el ataque de Andrina aterrizó en su cuerpo, el Cuerpo Invencible del Presagio no se desplegó automáticamente. Es por eso que sufrió ligeras heridas.

‘¿Qué está ocurriendo? Funcionó hace poco. ¿Por qué no funcionó ahora?’ Han Shuo estaba extremadamente confundido.

“Akley, ven aquí y golpéame por un tiempo. ¡No uses mucho poder!” Han Shuo agitó su mano hacia Akley, pidiéndole que se acercara.

Aunque Andrina había usado simplemente una pequeña fracción de su poder en el ataque, ya que su fuerza era inmensa, Han Shuo aun así sufrió unas pequeñas heridas. La fuerza de Akley no tenía nada que ver con la de Andrina y no podía hacerle un daño real a Han Shuo. Era mucho más seguro el hacer que Akley lo probara en su lugar.

“¿Ahora eres un masoquista?” preguntó Akley. Fue a su lado un tanto indispuesto antes de repentinamente lanzar varios patrones de ataques sobre Han Shuo. Aunque los ataques parecían feroces, Akley deliberadamente habían reducido el poder y no eran para nada dañinos.

“¡Alto!” Han Shuo gritó suavemente. ‘¡Maldita sea, todavía no está funcionando!’ estaba confundido. El Cuerpo Invencible del Presagio no se desplegó automáticamente cuando Akley lo bombardeó con ataques agrupados como gotas de lluvia en una tormenta.

“¿Qué demonios está haciendo… Bryan se ha convertido en un loco…?” Akley murmuró para sí mismo antes de agitar su mano sin entusiasmo y decir, “me retiro. Ustedes jueguen juntos”.

“Bryan, ¿exactamente qué estás haciendo?” Andrina le preguntó de una forma aturdida después de ver que él estaba meditando sobre ciertos temas. Dada su extraña actuación, ella sintió que él no estaba actuando normal.

“Nada, es sólo que he entrado en un problema relacionado con la energía que cultivó”, Han Shuo respondió casualmente antes de decir sonriendo, “muy bien, Andrina, has lo que tengas que hacer y déjame sólo”.

“Muy bien, iré a jugar con la hermana Fanny. Ahora ha alcanzado la fuerza de un semidiós con la ayuda de un Cristal del Origen. ¡Por lo que veo, se convertirá en una diosa fundamental en sólo unos pocos años!” Andrina remarcó antes de dejar en gimnasio.

Esos mortales del Continente Profundo eran inusualmente talentosos. Usando los enormes recursos provistos por Han Shuo, estando en este lugar sobresaliente llamado Elysium y habiendo estado trabajando extremadamente duro en sus cultivaciones, habían avanzado en sus fuerzas a la velocidad del rayo. Por ejemplo, a Cándido, anteriormente un gran magus oscuro, le tomó poco tiempo el avanzar al mago sagrado. Estaba cerca de alcanzar el reino del semidiós. Han Shuo estaba muy orgulloso del esfuerzo que ponían en sus cultivaciones y por sus logros.

Bollands y Sanguis quienes cultivaban en las artes demoníacas no se habían detenido al avanzar en sus fuerzas durante el tiempo en que él estuvo lejos del Continente Profundo. Este era el caso especialmente para Sanguis. Gracias a su cuerpo único, se las arregló para avanzar en la cultivación del Mantra del Dios de la Sangre a un ritmo asombroso. En ese momento, Sanguis había aprendido el control de la sangre dentro del cuerpo de su enemigo así como también el transformar su sangre en sombras sangrientas que podían atacar a otros.

Han Shuo colocó la mayoría de su atención en Bollands y Sanguis. Él les preguntaría y explicaría las dificultades que se encontraban en sus cultivaciones e incluso refino varios tipos de píldoras medicinales especiales para ellos, permitiéndoles que sus fuerzas incrementaran sustancialmente dentro de un corto tiempo.

Después de que Andrina dejó el gimnasio, él continuó dándole vueltas a su mente sobre porqué el Cuerpo Invencible del Presagio no se desplegó automáticamente.

Después de pensar por algo de tiempo y practicar el Cuerpo Invencible del Presagio por un momento, todavía no podía encontrar donde estaba el problema. Luego decidió no ocupar su mente con ese tema por más tiempo. También decidió que después de un tiempo, probaría si el Cuerpo Invencible del Presagio podría desplegarse automáticamente mientras su fuerza era impulsada con la energía del Espíritu del Caldero.

“¡Carmelita vino a buscarte!” Poco después de salir del gimnasio, él vio que Akley estaba guiando a Carmelita hacia él.

Ella finalmente había salido de su cultivación aislada. Sus ojos brillaron tan pronto como lo vio y gritó emocionada, “¡tú bribón, resulta que en realidad eres un experto poderoso! Vamos, vamos, tengamos una pelea amistosa. He escuchado sobre cómo le pateaste el trasero a Portlem. ¡Muy bien hecho! He querido hacerlo yo misma desde hace mucho tiempo. Ese idiota ha estado haciendo un montón de cosas malas antes de ser un dios alto. Sólo se volvió peor después de cultivar al reino del dios alto. ¡De nuevo, bien hecho!”

“Acabo de entrenar con Andrina y ahora estoy agotado. ¡Quizás la próxima vez!” Han Shuo rechazó la invitación de Carmelita antes de que su rostro se volviera oscuro y preguntara, “ese idiota, ¿ha dejado la Residencia Sainte?”

“No, pero regresará pronto a su casa”, Carmelita parecía saber lo que él estaba pensando y por ello rápidamente le advirtió, “pero no debes tratar de hacerle algo a Portlem en mi Residencia Sainte. Siempre está alrededor de su tío Doyalo. Charlotte también está muy cerca. Tú y Andrina no serán capaces de derrotarlos. Además, están dentro de la Residencia Sainte. No podemos simplemente quedarnos sentados si los atacas. ¡Será mejor que te des por vencido y encuentres otra forma!”

Han Shuo sabía que no era realista atacar a Portlem dentro de la Ciudad de las Sombras. Después de escuchar su advertencia, él puso una ligera sonrisa, diciendo, “se la postura de tu Casa. No haré las cosas más difíciles para ti”.

“Bryan, he venido aquí a entregarte una porción de una muy, muy buena noticia”, dijo Carmelita.

Han Shuo alzó sus cejas y le preguntó, “¿muy buenas noticias? ¿Qué es?”

“Mi padre siente mucha admiración por ti después de saber que posees la fuerza de un dios alto. Aunque no ha pasado mucho desde que vives en la ciudad, has sido de mucha ayuda para nosotros, por no mencionar que eres cercano a nuestra Casa Sainte. ¡Por ello, mi padre desea que asumas el control del Quinto Cuerpo!” Carmelita entregó las noticias emocionada.

“¿Qué… qué?” Han Shuo grito con sorpresa. Con incredulidad, preguntó, “¿yo asumiendo el control de Quinto Cuerpo? ¿Estás segura?”

Carmelita dio un gran asentimiento y afirmó, “en efecto es verdad. Debes saber que en la Ciudad de las Sombras, siguiendo las reglas, sólo ciertos grandes clanes tienen los derechos para poseer sus propios guardias divinos. Aparte de eso, sólo los siete Jefes de los Guardias Divinos pueden establecer y ensamblar sus tropas. Si te conviertes en el Jefe del Quinto Cuerpo, sostendrás el verdadero poder en la Ciudad de las Sombras. Esto también será enormemente benéfico para tu Farmacia Perla Celestial. Con los poderes que obtendrás como el Jefe del Quinto Cuerpo y con la riqueza amasada por la Perla Celestial, podrás reemplazar fácilmente a la Casa Lavers y te convertirás en el nuevo clan en la ciudad. Un clan familiar puede disfrutar de muchos privilegios en la ciudad. ¡Los patriarcas de los grandes clanes incluso tienen las calificaciones para aprender ciertos asuntos de la Iglesia!”

Han Shuo no esperaba ganar semejantes beneficios sólo por revelar su fuerza. Si hubiera sabido que desplegando una poderosa fuerza le otorgaría tales conveniencias, él habría actuado sobre Avery desde hace mucho.

Él sabía que tan grande sería el tomar el Quinto Cuerpo para sí mismo. Era el puesto más lucrativo que todo clan grande o pequeño en la ciudad estaría buscando. Poseer el Quinto Cuerpo significaría que él legalmente podría poseer fuerzas militares. Todo Jefe de los Guardias Divinos en la Ciudad de las Sombras poseía privilegios especiales y era respetado por todos. Hablando generalmente, sólo los expertos poderosos de los grandes clanes quienes hacían contribuciones significativas en la ciudad tendrían las calificaciones para tomar el puesto.

¿Cuánto había pasado desde que él había llegado a la Ciudad de las Sombras?

“Pero, ¿estoy lo suficientemente calificado? Cada persona desea la posición. No puedo simplemente avanzar y tomar el puesto, ¿verdad? Además, tu padre ha puesto las palabras de que para ser el Jefe del Quinto Cuerpo, uno debe intercambiar la cabeza de Avery. ¡No sólo eso, actualmente no tengo idea de donde esta Avery, incluso si supiera, tendría dificultades para acabar con él!” Han Shuo dijo con una mueca.

No era que él no quisiera la posición, era simplemente que un forastero que sólo había llegado a la Ciudad de las Sombras recientemente, llegara a tomar la posesión de ese enorme regalo no sonaba realista.

“¡Algunas reglas pueden ser modificadas!” Carmelita respondió, “aunque esta es la intención de mi padre, hay mucho trabajo que debes hacer antes de que puedas tomar el puesto. ¡Debes probar tus capacidades a todo el mundo antes de que mi padre te de una mano!”

Han Shuo asintió y respondió sonriendo, “¡entiendo!”

“Esa es la noticia más importante que vine a decirte. Aparte de eso, Erebus quiere que sepas que puedes ir al Tercer Cuerpo y aprender sobre su trabajo. Él puede hacer arreglos relevantes para ti. ¡Allí, puedes acumular suficientes contribuciones y prestigio, aumentando significativamente tus oportunidades de tomar el Quinto Cuerpo!” Carmelita dijo sonriendo.

Si Han Shuo podía saber sobre las condiciones en las que trabajaba el Tercer Cuerpo de Erebus, todo eso mientras acumulaba contribuciones al unirse a sus operaciones, además al tener el apoyo de Wallace, haría lo que prometió para que Han Shuo tomará la posición del Jefe del Quinto Cuerpo, ese puesto altamente valorado por todos.

“¿Qué ha estado haciendo Erebus en los días recientes?” Han Shuo pensó por un momento, antes de preguntar repentinamente. Erebus no había estado en la Ciudad de las Sombras durante los días recientes.

“Nada aparte de cazar a esos cazadores de dioses. Erebus y Brovst tienen algunos rencores privados. Nunca ha dejado de perseguirlo”, respondió Carmelita.

“¡Impresionante!” Han Shuo dio un pequeño grito y dijo sonriente, “Carmelita, te estaré molestando para que arregles eso para mí. Iré al Tercer Cuerpo para aprender sobre su trabajo. ¡Tengo algún entendimiento que puedo proveer cuando se trata de cazar a los cazadores de dioses!”

“No hay problema, le enviaré un mensaje a Erebus cuando regrese a casa. ¡Te dejaré saber cuándo complete los arreglos!” Carmelita dijo alegre.

‘¡En efecto, es bueno tener amigos poderosos!’ pensó el emocionado Han Shuo. Sabía que si no fuera por el hecho de que le había salvado la vida a Carmelita dos veces y por construir una buena relación con la Casa Sainte, no habría oportunidad de que él tomara ese puesto, ni siquiera si pasaban cien años.

“¡Bryan, hay una cosa que quiero decirte!” Carmelita parecía bastante avergonzada e incómoda.

“¿Qué ocurre?” preguntó Han Shuo.

“La Hermana Charlotte y yo tenemos buenas relaciones. Quería que supieras que ayudó a Portlem al obstruir tus ataques en el salón debido a que no tenía otra alternativa. Espera que no albergues rencores en su contra”, Carmelita vaciló por un momento antes de continuar, “Bryan, Charlotte es originalmente alguien de nuestro Dominio de la Oscuridad. Ahora está casada y se mudo al Dominio de la Destrucción. Aunque está aquí en la ciudad con Portlem, no viajaron por la misma ruta. ¡No participó en los vicios de Portlem!”

Han Shuo asintió y dijo, “mientras que Charlotte no haga nada para lastimar a nuestra Perla Celestial, no tendré rencores en su contra”, Han Shuo dijo y continuó en su mente, ‘¡pero si lastima a cualquiera de mi gente, voy a hacerla pagar!’

“Eso es grandioso. Bueno, es todo lo que he venido a decirte. ¡Nos vemos!” Carmelita se marchó apurada. Sentía que le había hecho un favor a Charlotte.

Tan pronto como ella se marchó, él sacó el Santo Grial y le transmitió a McKinley, “he regresado al Elysium pero hay asuntos urgentes que debo atender. ¡Después de algo de tiempo, personalmente te llevaré al Dominio del Espacio!”

“¿En qué parte del Elysium estás?” preguntó McKinley.

“La Ciudad de las Sombras en el Dominio de la Oscuridad”, respondió Han Shuo.

“Oh, este lugar está en efecto a bastante distancia desde el Dominio del Espacio. Bien, si tienes asuntos urgentes, deberé esperar. Después de todo, he permanecido dentro del Grial por tanto tiempo. Esperar por un poco más no hace mucha diferencia”, dijo McKinley.

Mientras que Portlem y su grupo estuviera en la Ciudad de las Sombras, él no se sentiría tranquilo sobre la seguridad de su Perla Celestial. Aunque él creía que no harían nada imprudente en la ciudad, como dice el dicho, es difícil protegerse en contra de una flecha en la oscuridad. Si fueran a realizar un asesinato encubierto como lo hizo Avery, sin una evidencia clara, no habría mucho que la Casa Sainte pudiera hacer para responsabilizarlos.

Aparte de eso, estaba ese asunto sobre el puesto lucrativo que él deseaba. Había averiguado sobre la localización de la base de los cazadores de dioses. Mientras pusiera algo de esfuerzo, podría ganar un nombre y una contribución por acabar con los cazadores. Después de eso, con la ayuda de Wallace, él tendría un camino claro para convertirse en el Jefe del Quinto Cuerpo.

“¡Pero no te preocupes, no tomara mucho! ¡Además, incluso si no es por ti, iré al Dominio del Espacio después de algún tiempo!” Han Shuo había arreglado con el pequeño esqueleto y los cinco zombis de élite el encontrarse en ese lugar cada intervalo de cincuenta años. Era sólo cuestión de tiempo antes de que él fuera a ese lugar.