GDK – Capítulo 737

0

Capítulo 737: Justicia


*** En la Residencia Sainte.

Wallace estaba haciéndole compañía a Doyalo cuando Rugersey entro en la habitación cargando al ensangrentado Portlem. Doyalo era el tío de Portlem – personaje más importante en su grupo.

El pecho de Portlem estaba cubierto de su sangre. Un pequeño trozo de su armadura agrietada en su espalda se había perdido. Las piezas partidas de la copa de vino todavía estaban incrustadas en su carne, haciendo fluir la sangre.

Doyalo tenía un rostro oscuro. Tan pronto como vio que Portlem estaba siendo llevado al interior, voló hacia él y lo sostuvo. Con una voz profunda, preguntó, “¿qué ocurrió? ¿Quién se atrevió a lastimarte en la Ciudad de las Sombras?”

La expresión en el rostro de Wallace tampoco se veía bien. Doyalo y Portlem eran algunos de los invitados más importantes en la Casa Sainte. Portlem fue lastimado tan seriamente que no se veía bien para ellos.

“Fueron los de la Farmacia Perla Celestial”, Charlotte respondió suavemente.

Wallace arrugó sus cejas. Se giró hacia Rugersey y preguntó, “¿qué ocurrió?”

Este le entregó a Portlem a Doyalo y puso una expresión solemne antes de responder, “hubo un incidente menor en la Farmacia Perla Celestial. Parece haber ciertos rencores entre Andrina y Portlem. Comenzaron a pelear en el salón de banquetes”.

“¿Así que Andrina fue quien lo lastimó?” El corazón de Wallace se hundió e inmediatamente preguntó. Había aprendido un poco sobre ella de Andre. Había estado pensativo sobre esa poderosa niña que estaba alrededor de Han Shuo. Sabiendo que tan poderosa era la pequeña, no era de sorprender que él pensara que fue ella quien lo hizo.

“No”, Rugersey sacudió su cabeza con una mueca, “¡fue Bryan quien lastimó seriamente a Portlem!”

“¿Qué?” El rostro de Wallace se sacudió. Dijo gravemente, “¿estás seguro de eso? Bryan sólo posee la fuerza de un dios menor. ¿Cómo pudo lastimar seriamente a Portlem?”

«¡Es verdad!” Charlotte llevaba una apariencia asombrada mientras explicaba, “todos han subestimado su fuerza. Él es incluso más despiadado que Andrina. No usó toda su fuerza en su primer ataque cuando las defensas de Portlem estaban activadas, lo que causó que él bajara su guardia. Bryan luego tomó ventaja de la situación, tomándolo por sorpresa al atacarlo repentinamente con toda su fuerza. ¡Así es como se las arregló para lastimarlo!”

“¡¿Cómo es eso posible?!” Wallace estaba asombrado. Se giró hacia Rugersey y preguntó, “¿es así?”

Él asintió y dijo, “en efecto lo es. Lord Andre llegara pronto. Estuvo en el lugar cuando ocurrió. Su Señoría puede verificar los detalles con él”.

‘¡Ese jovencito en realidad posee la fuerza de un dios alto!’ Wallace exclamó en su mente. Sus ojos comenzaron a destellar fuertemente.

Andre en efecto conocía bien a su hermano mayor. Cuando él escuchó que Portlem fue herido en la Ciudad de las Sombras, su primer pensamiento fue castigar al atacante para complacer a sus importantes invitados. Sin embargo, después de aprender que Han Shuo fue el perpetrador y que había mostrado la fuerza de un dios alto, él comenzó a realizar un análisis de los costos y beneficios en su mente.

Una de las razones por las que él podía manejar el enorme poder e influencia era que valoraba los talentos. Él había tenido en mente desde hace mucho tiempo la presencia de Andrina, un dios alto, en la Perla Celestial. Cuando supo que Han Shuo también poseía la fuerza de un dios alto, supo que debía considerar cuidadosamente sus potenciales pérdidas y ganancias.

Doyalo examinó la condición de Portlem. Después de asegurarse de que las heridas no amenazaban su vida, alzó su cabeza, miró profundamente a Wallace y preguntó, “creo que buscaras justicia para nosotros, ¿cierto?”

«No te preocupes. ¡Buscaré justicia tan pronto como entienda toda la secuencia de eventos!” Wallace asintió y se comprometió con Doyalo. Luego miro a Rugersey y preguntó confundido, “conozco un poco el carácter de Bryan. No es alguien que haría algo como esto de la nada. ¿Qué pasó en realidad?”

“Esto… Erm…” la mirada de Rugersey giró hacia Portlem y Doyalo. Parecía bastante vacilante.

La expresión de Wallace se volvió oscura. Gritó, “Rugersey, ¿no escuchaste mi pregunta?”

Rugersey respondió rápidamente, “¡Si, Mi Señor! Andrina clamó que mientras regresaban a la Ciudad de las Sombras, se encontraron con el joven maestro Portlem. Alegó que el joven maestro trato de secuestrar a las mujeres de Bryan”, añadió, “es todo lo que escuche de Andrina. ¡No sé sobre los detalles específicos!”

Wallace tenía una idea de lo que ocurrió después de escuchar su explicación. Había escuchado rumores sobre las tendencias lascivas de Portlem. No era en absoluto una sorpresa para él que fuera acusado de semejantes actos.

“¡Señor Doyalo, si fue su bando el que lo instigó, entonces será un poco problemático de manejar!” Wallace dejó salir un suspiro y dijo, “las reglas de la Ciudad de las Sombras aplican para todos en la ciudad. ¡Si favorezco a tu bando debido a que son nuestros invitados, entonces yo, el Señor de la Ciudad seguramente sería criticado por todos los grandes clanes!”

La expresión de Doyalo se volvió un tanto agria ya que de las palabras de Wallace podía decir que estaba del lado de la Perla Celestial. Aunque las influencias del clan de Doyalo eran inmensas, estaban dentro de la Ciudad de las Sombras, fuera de su esfera de influencia. Si Wallace, el Señor de la Ciudad, decidía no ayudarlos, no había mucho que pudieran hacer.

“¿Qué quisiste decir exactamente con eso?” preguntó Doyalo.

“¡Investigaré el asunto a profundidad y manejaré el caso justamente – imparcial y sin prejuicios!” Wallace dijo de forma recta.

Poco después, Andre regresó de la Farmacia Perla Celestial. La primera cosa que hizo fue guiñarle un ojo a Wallace.

Este asintió, excusándose del grupo, fue a una esquina con él y comenzaron a discutir en voz baja. Un momento después, regresó con una ligera sonrisa y le dijo a Doyalo, “la cosa más importante ahora es tratar y estabilizar las heridas de Portlem. ¡Realizaré una investigación profunda del incidente!”

“Espero que busques justicia para nosotros. Vine a esta ciudad en representación de la Iglesia para discutir algunos temas contigo. ¡Si no puedes asegurar la seguridad de mi grupo, entonces tu Casa Sainte es realmente bastante decepcionante!” Doyalo dijo con una voz profunda antes de marcharse con Portlem.

Después de que se marcharon, Wallace puso una sonrisa burlona y remarcó, “¿tratando de presionarme con la iglesia? ¡Sueñas! Jeje, tu Casa Batchelder es sólo un poco más fuerte que mi Casa Sainte. ¡Y no tienes poder aquí!”

“¡Hermano, Bryan ese jovencito no debe ser menospreciado!” Andre dijo sonriendo.

“El joven expresa heroísmo. ¡Entre más fuerte es, más feliz soy!” Wallace rio de corazón, “si sólo fuera un farmacéutico ordinario, en realidad no estaría dispuesto a ofender a la Casa Batchelder. ¡Pero cómo están las cosas ahora, lo siento Portlem, considérate desafortunado!”

“¡Pero, mi Señor, Doyalo vino aquí representando a la Iglesia!” recordó Rugersey.

“Simplemente representa a la Iglesia, no es como si la Casa Batchelder sea la iglesia. ¡No tengo nada porque temerle!” Wallace dijo desdeñosamente, “además, vino aquí a buscar mi ayuda, no es de la otra manera. Mi Casa Sainte sirve al Dios Supremo de la Oscuridad. ¡Este pequeño tema no está ni cerca de amenazar la posición de mi Casa!”

“Rugersey, puedes irte”, Andre dijo sonriendo.

Rugersey asintió y cooperativamente abandono la Residencia Sainte.

Tan pronto como los hermanos quedaron solos, Wallace le preguntó a Andre de una forma emocionada y fascinada, “¿estás seguro de que el jovencito tiene la fuerza de un dios alto?

“¡Lo he visto con mis propios ojos!” afirmó Andre, “¡más que eso, la energía que usa no es normal y es muy extraña, incluso más rara que la de Andrina, ese chiquillo es verdaderamente increíble!”

“¡Fantástico!” vitoreo Wallace. Continuó mientras sonreía, “no creo que la Casa Lavers tenga interés en permanecer en la Ciudad de las Sombras. Eventualmente, alguien va a llenar el lugar vació que dejaran. Si dejamos que los otros tres grandes clanes compartan esos privilegios, quizás crezcan demasiado y tal vez incluso amenacen la posición de mi Casa Sainte en un futuro. Bryan sólo ha llegado al Elysium recientemente y no tiene muchos respaldos aquí. Su relación con Carmelita es buena. Creo que será una opción decente el manejarlo a él en su lugar. No lo tome como un candidato en el pasado debido a que parecía que carecía de fuerza. ¡Pero ahora, al parecer es más adecuado que Avery para tomar su posición!”

“Hermano, ¿significa que quieres que maneje el Quinto Cuerpo?” Andre gritó con sorpresa.

«Es correcto. El Quinto Cuerpo ha estado vacante por mucho tiempo. ¡Es tiempo de que alguien tome el lugar!” Wallace asintió y respondió.

“Pero le hemos dicho a todos que cualquiera que quiera tomar el puesto debe intercambiarla por la cabeza de Avery. ¿Cómo podemos evitar eso?” Andre dijo con sus cejas arrugadas.

“Esto es algo insignificante – podemos alterar los términos. Si Bryan realiza una gran contribución a la Ciudad de las Sombras, podemos usar esa razón para entregarle el Quinto Cuerpo. Pero ahora no es momento y no tenemos prisa. Sólo digo que él puede ser un gran candidato para el trabajo”, dijo Wallace.

“¡Entendido!” Andre luego se lamentó, “¡este jovencito puede decir que alcanzara lo más alto del éxito si toma el Quinto Cuerpo!”

Medio mes había pasado en un chasquido. Durante ese período, Han Shuo había estado en alerta, temiendo que el tío de Portlem pudiera llegar a buscar una retribución.

Sin embargo, Doyalo no había dado un paso en la Perla Celestial. No sólo eso, bajo la coerción de la Casa Sainte, Doyalo y Portlem, parecían haber aceptado la pérdida, aunque ciertamente todavía sentían una enemistad hacia él.

Los mortales del Continente Profundo eran increíblemente diligentes en sus cultivaciones. Aparte de Phoebe y Emily quienes necesitaban manejar las operaciones diarias de negocios de la Perla Celestial, ninguno de los otros había salido de sus habitaciones.

Phoebe nuevamente había probado que era una extraordinaria administradora de negocios. Bajo su guía, la mayoría de los trabajos de la Perla Celestial se volvieron suaves y más eficientes. Su instinto y experiencia relacionada a la operación de negocios y manejo, eran muy superiores a los de Gu Li, al tener un pequeño conocimiento sobre medicina, dentro de poco tiempo se las arregló para entender completamente todas las operaciones requeridas para manejar una farmacia. Las sugerencias que introdujo para mejorar esas operaciones eran muy prácticas y efectivas.

Emily había estado trabajando en reclutar ciertos talentos raros. Se las arregló para obtener nuevos recursos humanos para trabajar en las ramas de la Farmacia Perla Celestial. Con la ayuda de esas dos mujeres extremadamente capaces, Han Shuo casi no tenía que trabajar en sus negocios. Sabía sobre sus ganancias de vez en cuando y dejaba el resto de los negocios completamente bajo su control.

Valía la pena mencionar que durante ese tiempo, Wallace, el Señor de la Ciudad de las Sombras, personalmente había visitado la Farmacia Perla Celestial. Aunque clamaban que estaba investigando el incidente sobre Portlem, durante la visita, le había dejado en claro a Han Shuo que lo admiraba. Incluso le había dicho que estuviera tranquilo y no dejará que el incidente afectara su humor.

Aunque Han Shuo había estado haciendo negocios en la Ciudad de las Sombras por un largo tiempo, en todo ese tiempo, si Wallace tenía algún negocio con él, enviaría a Andre para discutir con él en su nombre. Wallace nunca había estado en la Farmacia Perla Celestial incluso en su día de apertura.

Sin embargo, sólo hace unos días después del caos en el salón de banquetes, se había estimado que Wallace visitaría la Farmacia Perla Celestial en persona. Era obvio que su actitud había cambiado.

Poco después de él, los patriarcas de los otros tres grandes clanes visitaron la Farmacia Perla Celestial uno detrás del otro. ¡No sólo habían condenado fuertemente a Portlem por sus actos depravados, ellos incluso felicitaron a Han Shuo por sus actos en el salón!

Como Wallace había estado presionando a Carmelita para que cultivará, durante ese período, ella no había dado un paso fuera de su gimnasio privado. Por tanto, no tenía idea de lo que había ocurrido recientemente en la Ciudad de las Sombras.

Erebus, en el mismo día que regresó de su viaje, fue a buscar a Han Shuo. Estaba extremadamente asombrado de enterarse sobre el poder que había mostrado en ese día. Lo tranquilizo diciendo que dado su entendimiento sobre Wallace, nada le ocurriría.

Después de haber realizado mucha observación durante ese tiempo, Han Shuo desde hace tiempo estaba consciente de que él estaba intentando defenderlo. Las palabras de Erebus habían confirmado sus conclusiones. Este también lo invito a tener un encuentro amistoso, el cual Han Shuo rechazo ya que no podía usar la energía del Espíritu del Caldero por mucho tiempo. Si aceptaba ese encuentro amistoso, no tomaría mucho tiempo antes de que su imagen exagerada como un experto poderoso que tenían los grandes clanes se rompiera.

Afortunadamente, Erebus no insistió en eso. No presiono más después de ver que él no estaba interesado en un encuentro amistoso. Antes de marcharse, indico indirectamente que tendría una posición incluso más sólida en la Ciudad de las Sombras con él teniendo una fuerza poderosa.

Han Shuo reconoció ese hecho desde el repentino cambio de actitud de los clanes.

Comparado al pasado, los miembros de los grandes clanes quienes llegaban a la Perla Celestial para comprar medicinas, en los días recientes mostraban mucho más sinceridad y respeto. Después de aprender que la Perla Celestial tenía dos dioses altos con fuerzas insondables y que eran absolutamente despiadados cuando se trataba de matar personas, ya no se atrevían a considerar a la Perla Celestial como simplemente una enorme farmacia.

Con todo marchando en una trayectoria perfecta, él tenía mucho más tiempo libre para cultivar.

Dentro del gimnasio de la Perla Celestial, él y Akley estaban peleando bajo un campo de gravedad incrementada. Akley, una persona quien estaba sedienta por batallas, creía que podría elevar su fuerza a un ritmo rápido al ponerse constantemente en batallas feroces. Durante el reciente periodo de tiempo, peleaba a menudo con Han Shuo en el gimnasio.

Mientras Akley peleaba, Han Shuo utilizaba la energía de su encarnación de la destrucción. Llamaría múltiples Orbes de la Destrucción con sus dos manos y bombardeaba a Akley con los Orbes viajando en órbitas conforme al edicto de la destrucción.

El Orbe de la Destrucción estaba hecho al condensar la energía divina de la destrucción. Parecían poseer una asombrosa cantidad de poder. Akley estaba muy tenso lidiando con los ataques. Viajaba a una velocidad alta en el gimnasio, tanto así que su figura se volvía borrosa. Tan pronto como escapaba de ser encerrado por los Orbes, inmediatamente lanzaría su poderoso contrataque.

‘¡Explosión! ¡Explosión! ¡Explosión!’ sonaban los ruidos de la feroz batalla. No tomo mucho para que Akley se agotara y fuera derrotado.

“Amigo, realmente eres un fenómeno. ¡Cultivas en muchas energías diferentes a la vez, pero por alguna razón, en realidad te las arreglaste para cultivar cada una a semejante nivel tan avanzado!” alabo Akley.

El cuerpo demoníaco de Han Shuo era mucho más duro que el cuerpo divino de Akley. Además de eso, después de absorber las energías divinas de los cazadores de dioses, su encarnación de la destrucción estaba al borde de avanzar al dios medio. También, Han Shuo tenía más energía divina que él. Por eso, no era ninguna sorpresa que Akley perdiera la batalla en su contra.

“Muy bien, ahora muévete a un lado, Akley. ¡Es mi turno!” Andrina inmediatamente salió con una pequeña sonrisa cuando vio que Akley fue derrotado. Elevo sus dos pequeños puños ante Han Shuo mientras le preguntaba, “¿qué reglas hay para este día?”

“La misma vieja regla – ¡pelearemos precisamente por tres minutos, ni un segundo más!” respondió Han Shuo. Sólo podía durar por alrededor de tres minutos elevando su fuerza usando la energía del Espíritu del Caldero. Si él excedía el tiempo, su demonio infante, el núcleo de su cultivación de las artes demoníacas, sería lastimado.

Él había estado teniendo encuentros amistosos con Andrina en los días recientes. Descubrió que haciendo fluir por su cuerpo la inmensa energía del Espíritu del Caldero, aunque doloroso, era una buena forma de templar su cuerpo. Tenía la vaga sensación de que estaba al borde de un rompimiento en su práctica del Cuerpo Invencible del Presagio.

En el presente tiempo, él era capaz de desplegar el Cuerpo Invencible del Presagio a través de un pensamiento consciente. El siguiente progreso de su habilidad demoníaca era hacer que se desplegará automáticamente cuando fuera atacado. Han Shuo había estado intentando lograr esto por un largo tiempo, pero no había sido capaz.

Cada vez que combatía con Andrina, su cuerpo estaría estresado por la energía del Espíritu del Caldero. Aunque esto era increíblemente doloroso, su cuerpo se fortalecería en cada ocasión. Sabía desde este hecho que él podría soportar la energía del Espíritu del Caldero por más tiempo en cada pelea. Aunque se extendía simplemente por unos segundos en cada ocasión, era claro para él que esta práctica era muy beneficiosa para su cultivación.

“Realmente no puedo entenderte. ¡No hay una vez en que puedas durar por más de unos minutos!” Andrina hizo un puchero con su pequeña boca. Tan pronto como terminó esas palabras, comenzó a atacarlo sin ninguna advertencia. Un brillo deslumbrante se disparó desde su cuerpo y voló hacia Han Shuo en la forma de un vórtice.

Después de haber peleado en contra de ella en ese gimnasio por tantos años, él se familiarizó con sus métodos de ataque. Tan pronto como vio el deslumbrante vórtice acercándose, desplegó las Cuchillas Demoníacas en sus dos manos. Hebras de densos gases negros fluyeron desde las aperturas de sus dedos. El gas oscuro era formado usando la energía de los generales demonios. Lucía como si listones oscuros hubieran crecido desde sus manos.

Los listones de densos gases oscuros interactuaron unos con otros, formando una red gigante frente a él. La red gigante crujía y se vaporizaba cuando los brillos deslumbrantes cayeron en ella.

En ese momento, él y Andrina, separados por el brillante vórtice y la gigantesca red oscura, lanzaron ataques uno en contra del otro. Brillantes luces fueron disparadas desde sus manos.

‘¡Golpe!’ uno de los ataques de Andrina aterrizó en él. Su imponente apariencia tomó el golpe. Andrina, como usualmente hacía, tomó esa oportunidad para empujar más. Él no tenía otra opción que estar en defensa.

Ella era mucho más fuerte que Portlem, un hecho que él había aprendido al haber peleado en su contra en tantas ocasiones. Como la energía que ella cultivaba era única, hasta ese momento Han Shuo no podía descubrir la fuerza real que Andrina poseía. Sin embargo, había estimado que debía estar alrededor de la etapa tardía del reino del dios alto.

‘¡Golpe!’ Andrina presionó suavemente su tierna y pequeña mano en el pecho de Han Shuo y le entregó un golpe.

“¡¿Eh?!” Él fue enviado hacia atrás por tres pasos, pero parecía deleitado por ello.