GDK – Capítulo 731

0

Capítulo 731: ¡Eres el primero!


“Aunque esos muñecos no son perfectos y cualquiera puede decir que son imágenes falsas cuando las prueba usando el alma desde una corta distancia, esos cazadores de dioses tienen miedo de acercarse a mí. No serán capaces de descubrir que algo está mal desde la distancia. Por tanto, no será un problema para mí el alejar a esos cazadores de dioses. Ustedes sólo deben permanecer atrás y ocultar sus auras. Luego, después de ocultarse por un periodo de tiempo, llévatelos y escapen en otra dirección. ¡Problema resuelto!” Han Shuo dijo con una sonrisa.

“¿Qué hay de ti? Una vez que esos líderes de los cazadores de dioses lleguen y te rodeen, ¿no serás un hombre muerto?” Andrina preguntó preocupada después de pensar por un momento.

Después de escuchar esas palabras, Fanny y las otras mujeres comenzaron a estar en desacuerdo con el plan de Han Shuo por la preocupación por su seguridad.

Esas damas podían tener confianza en él, pero ya no era absoluta e incuestionable, especialmente después de que llegaron al Elysium y atestiguaron de primera mano que tan poderosos eran los expertos en este mundo. Estaban preocupadas sobre su seguridad.

“¡No te preocupes, aunque no soy rival en su contra, nadie puede detenerme de ir a donde quiera!” Han Shuo dijo sonriendo, “¡debes saber que estoy entre los mejores de los mejores cuando se trata del arte del escape!”

“¿Tienes la confianza de que puedes escapar del cerco de esas personas?” Andrina todavía era bastante escéptica ya que ella había experimentado de cerca el casi ser asesinada por esos líderes de los cazadores de dioses.

Han Shuo asintió y dijo con una completa confianza, “¡absolutamente!”

«Muy bien, entonces. Mientras puedas alejar a esos cazadores, puedo garantizar que todos llegaran sanos y salvos a la Ciudad de las Sombras”, después de vacilar por un momento, Andrina aceptó la propuesta de Han Shuo. Después de todo, ella no pudo llegar a una mejor idea.

Pero sobre todo, era debido a que ella sentía que el misterioso Han Shuo estaba ocultando muchos más secretos que podrían asegurar su supervivencia. Después de haberlo conocido por tanto tiempo, sabía que él definitivamente no era alguien que pudiera alardear o mentir. Definitivamente no habría hecho esa suposición sin tener una confianza absoluta.

“Bryan, lo sentimos por ser una carga”, Ayermike dijo de una manera avergonzada y desdeñosa. En el Continente Profundo, era un personaje quien podría llevar a cabo el alza y caída de los imperios. Nunca había esperado que llegaría el día en que estaría tan impotente y sería una carga para otra persona.

«Está bien. Damas y caballeros no se sientan mal. Dados sus talentos y habilidades, es sólo cuestión de tiempo antes de que alcancen grandes cosas en este mundo extenso. ¡En el futuro, todos alcanzarán el camino de la divinidad y ya no estarán en un constante miedo!” Han Shuo dijo sonriendo.

“Realmente tenemos suerte de tenerte. ¡De lo contrario, si hubiéramos llegado al Plano de los Dioses por nosotros mismos, me temo que ninguno de nosotros viviría lo suficiente para alcanzar el reino de los dioses!” Stratholme sacudió su cabeza y se lamentó. Había reconocido completamente qué tan importante era tener amigos poderosos.

«De acuerdo, es suficiente. ¡Ahorren esas palabras para el futuro!” Han Shuo sacó una bolsa de monedas de cristal negro y se la entregó a Andrina. Le recordó, “son para comprar una nave. ¡No te las comas!”

“Eres una persona tan provocativa”, Andrina guardó las monedas y gruño resentidamente.

“¡Adiós a todos! ¡Los veré a todos en la Ciudad de las Sombras!” Han Shuo agitó su mano y se marchó sin girar con el grupo de señuelos hechos con sus generales demonios.

Sin Ayermike y los demás deteniéndolo, él fue capaz de viajar a una velocidad mucho más rápida aún cuando continuó su viaje a pie.

Una porción de los demonios de Han Shuo tomaron la apariencia de Andrina y el resto del grupo mientras que algunos de los generales demonios permanecieron en estado inmaterial y se dispersaron por su alrededor. Estos demonios estaban monitoreando cada una de las actividades dentro de un radio de cien millas. Incluso el menor movimiento de la hierba causada por la suave brisa no podían escapar a su detección.

Los cazadores de dioses se dispersaron y lo rodearon desde cada dirección mientras se mantenían a distancia de él. Esos cazadores estaban clasificados en fuerza con una mayoría estando en el dios medio en la etapa temprana y media. Todavía no había dioses altos presentes.

Eran muy cuidadosos al mantenerse a distancia de él y evitar su detección, parecían ser cautelosos con Andrina por su fuerza.

Al usar la visión de sus demonios, Han Shuo determino dónde estaban los cazadores de dioses, donde estaba el más fuerte y débil y la dirección a donde viajaban. También interrumpía sus pasos y los forzaba a cambiar su acercamiento y curso.

Esto continuó por cinco días. Han Shuo junto a sus señuelos hechos con sus demonios habían viajado para acercarse al centro de la cordillera. Fue en ese momento que sus otros demonios descubrieron que un cazador con la fuerza de un dios alto llegó para unirse al grupo.

Era un joven feo con un cabello dorado desatado y que vestía una ropa desgarrada. Su rostro tenía baches y cicatrices como si hubiera sido gravemente quemado. Cultivaba la energía de la oscuridad. Después de llegar, muchos de los cazadores en los alrededores se acercaron para saludarlo halagadoramente y le informaron respetuosamente la situación.

Como los dioses altos poseían sentidos extremadamente agudos, a menos que quisiera que descubrieran la presencia de sus demonios, Han Shuo les ordenó a los que estaban en la región que se distanciaran de ese dios. Con eso, él sólo podía ver vagamente sus figuras pero no podía escuchar el contenido de sus conversaciones.

Era obvio que le tenían miedo a Andrina. Incluso después de que el dios alto llegó, los cazadores no se lanzaron inmediatamente a atacar y en su lugar continuaron con el cerco y acoso sobre Han Shuo.

Para el propósito de alejar a esos cazadores de Andrina y su grupo, él se dirigió hacia las regiones remotas e inhabitadas. Esos cazadores se moverían y se mantendrían a una buena distancia de él si se acercaba demasiado.

Tres días más habían pasado. Varios cazadores más llegaron a la cordillera. Entre los nuevos estaban dos dioses – uno era un fuerte y musculoso hombre cultivando en el edicto de la destrucción, mientras la otra era una anciana con cabello gris, cultivaba en el elemento de la muerte. De su limitado entendimiento sobre la Alianza de Cazadores de Dioses, Han Shuo supuso que el hombre musculoso cultivando en el edicto de la destrucción era Brovst, con quien se había encontrado anteriormente en el valle.

Después de que los dioses altos de la muerte, oscuridad y destrucción llegaran a la cordillera, otro grupo de dioses medios de la etapa tardía, de alrededor de una docena se unió al grupo de caza. La fuerza actualmente reunida alrededor de Han Shuo podía rivalizar con cualquier clan grande de la Ciudad de las Sombras. Estos finalmente se sintieron listos para atacar y comenzaron a contraer el círculo alrededor de Han Shuo.

Este inmediatamente entró en una alta alerta después de darse cuenta que los cazadores se cerraban, todo ese tiempo se había estado moviendo hacia la parte más vulnerable y débil de su encierro. Han Shuo repentinamente hizo que aquellos demonios que tomaron la apariencia de Andrina y los otros se transformaran en su estado inmaterial y se ocultaran dentro de las frondosas hojas y ramas de los enormes árboles.

Después de que se desvanecieron de su vista, él inmediatamente oculto su propia aura y se escondió en un gran árbol.

“¡Lord Brovst, nuestros objetivos repentinamente han desaparecido!” un dios medio que cultivaba el edicto de la destrucción se apresuró hacia el hombre musculoso y reportó en voz baja.

“¿Desaparecieron?” Brovst arrugó sus gruesas cejas. Sus ojos chispeaban con brillos mientras asentía y decía, “la fuerza de Andrina es extraordinaria. Al parecer nos ha descubierto y debe estar usando métodos especiales para ocultar su aura. Aunque pueden esconderse, no pueden escapar de nosotros. ¡Sólo debemos encoger constante y gradualmente nuestro cerco y los encontraremos!”

«Es correcto. Ya los hemos confinado a un área pequeña. No hay manera de que puedan escapar en secreto de nuestra trampa. Debemos encontrar a Andrina incluso si ella se oculta a tres pies bajo el suelo. Su amenaza a nuestros cazadores es simplemente demasiado grande. Nuestra Alianza de Cazadores de Dioses sufrirá pérdidas incluso más grandes si ella permanece con vida”, el joven feo dijo ferozmente.

“Todos deben permanecer en guardia y reportar de inmediato si descubren el menor movimiento. Jejeje, llevan a un grupo de hormigas que ni siquiera han alcanzado la fuerza del dios menor. ¡No hay forma en que puedan escapar!” la anciana dijo con una sonrisa diabólica.

Después de escuchar las palabras de sus líderes, los cazadores se marcharon rápidamente para llevar a cabo sus órdenes. El grupo de caza que había ocupado cada ventaja geográfica continuó encogiendo el cerco poco a poco. Estaban bien entrenados y estaban acostumbrados a cazar personas en las cordilleras. Operaban con un buen entendimiento y una excelente coordinación.

Pero desafortunadamente para ellos, Han Shuo era capaz de ver cada acción y cada paso que daban. Sin Stratholme y los otros ralentizándo, en esta región donde había enormes árboles que podían ser encontrados por todas partes y numerosos lugares para ocultarse, ¡localizar a Han Shuo quien era consciente de cada uno de sus movimientos era imposible!

Bajo la sombra de un enorme árbol seco, él se enterró en un pequeño agujero. Era sólo lo suficientemente grande para que entrara y se cubriera su cuerpo completamente. Contuvo su aliento, cerró sus ojos y centro su mente. Abrió su alma y vació su conciencia. Se volvió uno con el ambiente.

Los cazadores pasaban sobre él uno tras otro y ninguno lo descubrió, mientras estaba oculto bajo tierra y lo pasaban. Incluso ese dios alto de la oscuridad no notó nada cuando paso por la región.

Muy pronto, el cerco de cazadores se reunió en el centro.

“¡No hemos descubierto nada!”

“¡Nada de nuestro lado!”

“¡Nada en absoluto!”

Los cazadores reportaron su falta de descubrimientos entre ellos.

“¿Cómo es posible?” ese joven de apariencia fea gritó en voz baja, “obviamente están dentro de nuestro cerco. ¡No hay manera de que un grupo de ese tamaño pueda desaparecer sólo así!”

“No te preocupes, Gallas. Definitivamente no han dejado esta región. Andrina probablemente ha desplegado ciertas barreras que ocultan sus auras y presencias. Dada su fuerza, no es de sorprender que pasáramos el lugar donde se ocultan”, Brovst dijo con una voz profunda después de pensar por un momento.

“Entonces, ¿qué debemos hacer?” ese dios alto cultivando en el elemento de la oscuridad llamado Gallas preguntó suavemente.

“Es simple – nos dispersaremos y lanzaremos ataques en cada dirección. Cualquier barrera o sello producirá una reacción cuando es atacada”, esa anciana dijo con una sonrisa siniestra.

«Es correcto. ¡Todos dispérsense y ataquen por todas partes! No tienen que desperdiciar mucha de su energía divina – ¡incluso una pequeña flecha de hueso los dejara saber si hay una barrera!” Brovst los instruyo.

Los cazadores comenzaron a ejecutar sus órdenes y se extendieron, viajando a lo largo del camino que tomaban. Miles de ataques fueron disparados en todas direcciones, causando que toda la región se cubriera con polvo y arena. Estaban tratando de localizar las barreras inexistentes que asumían estaban ocultando a Andrina y su grupo.

‘Maldita sea, afortunadamente tengo un gran cerebro e hice que se fueran antes. ¡De lo contrario, bajo semejante búsqueda, no importa que tan milagrosa fuera la barrera de Andrina, no había manera de que pudiéramos permanecer ocultos de estas personas!’ Han Shuo internamente remarcó mientras emergía de debajo de la tierra.

Él para este momento, había escapado de su cerco. Si simplemente fuera a volar lejos y marcharse, ninguno de los cazadores sería capaz de detenerlo o incluso descubrirlo.

Sin embargo, si él fuera a escapar silenciosamente justo en ese momento, los cazadores definitivamente no se rendirían y revisarían toda la cordillera. Andrina y su grupo estarían en peligro mientras esos cazadores estuvieran dentro de la cordillera.

Por tanto, Han Shuo tomó la mejor decisión que pudo y deliberadamente atrajo la atención sobre sí mismo. ‘¡Golpe!’ un árbol de un tamaño decente repentinamente cayó.

Esto hizo un ruido fuerte y claro. Los cazadores cerca de él inmediatamente chillaron, “¡aquí! ¡Por aquí!”

Múltiples sombras cruzaron a través del bosque. Las auras aterradoras comenzaron a reunirse hacia su dirección desde todas partes. ¡Eran inmensamente aterradoras!

Han Shuo escapó a la velocidad del rayo, pero deliberadamente dejó rastros detrás de él. De vez en cuando, rompería una rama de árbol o quizás dejaba pisadas en el suelo.

Los cazadores, no sospechaban para nada que era a propósito, persiguiéndolo sin descanso. Después de alrededor de medio día, él deliberadamente dejó de dejar rastros y nuevamente ocultó su presencia.

Cuando los cazadores descubrieron el último rastro dejado por él, notaron que ya no había rastros para ser encontrados, comenzaron a ponerse ansiosos mientras su persecución se volvió mucho más desafiante.

“¿Qué debemos hacer?” uno de los dioses medios preguntó.

“Llevan un gran grupo de cargas y por tanto no pueden estar lejos. ¡Sólo hay una posibilidad para que ellos dejaran de crear rastros!” Brovst sonrió burlonamente y dijo, “deben haberse ocultado nuevamente. Todo el mundo, extiéndanse y continúen buscando usando el método que usamos la última vez. Creo que la ronda de escape y caza los ha desgastado más a ellos que a nosotros. ¡Probablemente se han cansado mucho para ir a cualquier parte!”

“Será mejor que todos ustedes busquen meticulosamente. ¡Recuerden, mientras Andrina permanezca con vida, sus vidas estarán en peligro!” Gallas gruñó fríamente.

El grupo de cazadores dejó de discutir y se puso en acción. Los tres dioses altos, tomaron a algunos de sus subordinados, se extendieron y buscaron en tres direcciones. El resto se dispersó y busco.

Han Shuo sabía todos y cada uno de sus pasos al observarlos usando sus demonios. Estaba esperando tranquilamente la oportunidad.

En esta ocasión no había ningún cerco, su búsqueda se extendió hacia el exterior desde el centro. Eso significaba que al contrario de encoger su cerco, los cazadores se alejaban más y más apartándose unos de otros.

Los cazadores de dioses pensaron que estaban persiguiendo a Han Shuo, Andrina y un grupo de mortales. Era debido a que tenían esta suposición en mente que habían cometido errores tras errores en sus juicios y decisiones. Permitiendo que el grupo se dispersara e incrementará sus distancias unos con otros y era un grave error que cometieron que los volvio vulnerables a la depredación de Han Shuo.

Uno de los cazadores estaba bombardeando el área alrededor de él con energía divina de la oscuridad, enviando nubes de polvo y arena al aire. Cuidadosamente se aventuró al frente y miraba alrededor con sus ojos ampliamente abiertos, buscando cualquier escena anormal que indicara la presencia de la barrera.

“¡Maldita sea, realmente son buenos escapando!” el cazador murmuró y maldijo. Sin saberlo camino a cierta distancia de la persona más cercana a él. Estaba completamente centrado en la búsqueda y había fallado al notar eso.

Llegó ante el antiguo árbol, alzó su cabeza, vio las frondosas hojas y casualmente le lanzó un estallido de energía divina de la oscuridad. ‘¡Quebrarse!’ una sección de tres ramas fue partida.

Procedió al frente lenta y cuidadosamente. Después de caminar bajo el enorme árbol que probó, disparo otro estallido de energía divina de la oscuridad hacia un lago frente a él.

“¡Maldición, todavía nada!” maldijo antes de notar repentinamente que no había otros cazadores a su alrededor.

‘¿He caminado muy lejos de los otros?’ pensó. Finalmente, se dio cuenta de que estaba a cierta distancia de su pandilla y justo después, sabiamente se dio la vuelta y comenzó a moverse hacia el cazador más cercano.

Fue en ese preciso momento que una docena o más de figuras sombrías descendieron bruscamente de las frondosas ramas del árbol sobre su cabeza y entraron en su cuerpo. ¡Él se congeló en un instante y ni siquiera tuvo la oportunidad de gritar!

‘¡Silbido…!’

Han Shuo descendió suavemente desde el árbol mientras el Caldero de la Miríada de Demonios salía de su cuerpo y cubría el cráneo del cazador. ‘¡Grieta!’ sus Cuchillas Demoníacas había atravesado su abdomen. El yuan demoníaco penetró en el cuerpo e instantáneamente destruyó sus órganos internos. Al siguiente momento, el Caldero de la Miríada de Demonios fue activado y recogió su alma divina.

La docena o más de figuras sombrías abandonaron el cuerpo del cazador y volaron como murciélagos. Han Shuo abrió su palma y el caldero regresó a su cuerpo. Al cuerpo sin vida se le dio un ligero empujón y este colapso en el suelo como una estatua derrumbada.

“¡Felicitaciones, eres el primero!” Él pronunció antes de que su figura se volviera borrosa y desapareciera en la sombra del árbol.

En otro lado, otro cazador quien también se había aventurado muy lejos del resto se topó con un suelo suave. Justo cuando noto que algo no estaba bien con el suelo, una mano repentinamente saltó desde el interior de la tierra y sujeto su pie. Un estallido de una energía aterradora fluyó en el cuerpo del cazador y restringió su habilidad para gritar.

Justo después de eso, una docena o más de figuras sombrías volaron a la escena y entraron a él, congelando completamente su cuerpo.

El Caldero de la Miríada de Demonios salió de la palma de Han Shuo y fue al pecho del cazador. ‘Ruido sordo, ruido sordo’, el cuerpo divino del cazador explotó y su alma divina fue tomada por el caldero.

Han Shuo se marchó silenciosamente y nuevamente fue a otro escondite, continuando la búsqueda de su próxima víctima. Se burló en su mente, ‘¿ustedes bastardos me toman como su presa? ¡Vamos a ver quién es la verdadera presa!’

Al usar a sus demonios para observar los alrededores, él básicamente lo veía todo. Sumando su talento y habilidades para ocultarse, en esta cordillera donde las localizaciones para ocultarse podían encontrarse por todas partes, él se había convertido en la peor pesadilla de los cazadores de dioses. Él cazaba específicamente a aquellos con fuerzas menores y que estaban relativamente lejos de otros cazadores. Y una vez que obtenía una muerte, evacuaba el área y esperaba a su próxima víctima. Dentro de un período muy corto, se las arregló para aniquilar a siete cazadores.

“Arghh…”

Un chillido que lastimaba los oídos sonó desde la distancia.

Los cazadores se apresuraron hacia dónde vino el sonido y cuando llegaron a la escena, vieron que uno de sus camaradas estaba tirado en el suelo, completamente sin vida.

Poco después de eso, descubrieron incluso más cuerpos de sus camaradas. Los cazadores quienes originalmente estaban en su cacería con confianza, comenzaron a entrar en pánico después de descubrir que más y más de sus queridos camaradas fueron asesinados mientras ellos no se encontraban ni cerca de encontrar a su oponente oculto.