GDK – Capítulo 728

0

Capítulo 728: Regresando a casa con honores


***Continente Profundo

No había cambios obvios en el ambiente. El océano alrededor del Cementerio de la Muerte todavía era azul como el cielo. La brisa oceánica soplaba suavemente por su rostro. El aire era refrescante. Sin embargo, como las energías elementales encontradas en este plano material eran muy escasas comparadas al Elysium, Han Shuo tenía que tomar un tiempo para adaptarse.

“Las energías elementales realmente son muy delgadas”, Andrina arrugó sus cejas y remarcó después de salir del Cementerio de la Muerte y sentir cuidadosamente los alrededores con sus ojos cerrados.

“Este lugar no es el Elysium. Si las energías elementales aquí no fueran tan bajas, habría muchos más dioses en este plano material”, Han Shuo respondió sonriendo. Expandió su consciencia e inmediatamente ganó un claro vistazo de la condición de los alrededores. Repentinamente rio felizmente y dijo, “¡vamos, vayamos a mi ciudad!”

Los dos tomaron el aire y volaron hacia Ciudad Brettel del Imperio Lancelot.

Medio día después, Han Shuo y Andrina aparecieron en las calles de Ciudad Brettel. Una escena vivida y miniatura de toda la ciudad fue proyectada en la mente de Han Shuo tan pronto como estuvo en las cercanías de la ciudad.

Ciudad Brettel parecía haber crecido incluso más próspera y ocupada. Cada calle estaba abarrotada con caballos, carruajes, personas y actividades. Había una plenitud de bienes siendo vendidos.

Un sentimiento de familiaridad y nostalgia se alzó desde su corazón cuando camino nuevamente en las calles de la ciudad. Han Shuo se dirigió hacia la Mansión del Señor de la Ciudad con Andrina.

Ciudad Brettel había atravesado una enorme transformación durante las varias docenas de años que él había estado fuera. La mansión del Señor de la Ciudad fue construida justo en el centro de la ciudad. Había escuadrones de caballeros con armaduras negras de pie orgullosamente resguardando todos los lados de la mansión.

Su retorno había causado un clamor en la mansión. Todos sus conocidos avanzaron y se reunieron en la mansión después de recibir las noticias sobre su regreso. Le expresaban su emoción en sus propias formas únicas.

Jack y Dorcas obviamente habían envejecido un poco. Como ellos no pasaban tiempo cultivando en las fuerzas dictatorías o energías elementales, habían crecido para ser hombres de edad media. El hijo de Jack era incluso lo suficientemente viejo para servir en el ejército y actualmente era un caballero bajo la Ciudad Brettel.

Helen, sin embargo, permanecía tan hermosa como siempre. Había consumido una Píldora del Renacimiento por lo cual conservaba su juventud. Incluso avanzó para ser una magus sagrada de fuego. Había una capa de un deslumbrante halo a su alrededor.

Muy pronto, llegaron todos esos personajes con los que Han Shuo estaba más familiarizado. Con Dick entregando las noticias, no pasó mucho antes de que Emily, Phoebe, Fanny, Jasper y una larga lista de mujeres se apresuraron a la mansión por medio de las instalaciones de transportación en varias de las grandes ciudades.

Las damas lloraron emocionalmente cuando finalmente se reunieron con él después de unas cuantas docenas de años. Lo llamaron una persona sin sentimientos.

Después de pasar algo de tiempo consolándolas, esas mujeres quienes poseían estados extraordinarios en el Imperio Lancelot finalmente recobraron el control sobre sus propias mentes que fueron arrojadas al caos. Comenzaron a conversar con él.

Justo como esperaba, el Imperio Lancelot se convirtió en la nación más poderosa en el Continente Profundo. El Imperio Oden, la Alianza Mercantil Brut y el Imperio Kasi se habían anexado. El sueño de Lawrence de unificar el Continente Profundo bajo sus reglas ahora era una realidad.

Siguiendo los acontecimientos, lo que permanecía de la Iglesia de la Luz y el Santuario del Hielo se retiraron a unas tierras remotas y desoladas. Ya no reclutaban más discípulos y ya no conducían ninguna actividad religiosa en el Continente Profundo. Durante las varias docenas de años, salieron del escenario que era el Continente Profundo.

Hoy en día, en el Imperio Lancelot, sólo había seguidores de la Orden Druídica, la Iglesia de la Calamidad y una gran mayoría que adoraban y le rezaban a él. No importaba en qué aspecto, la situación actual del Continente Profundo era muy ideal.

Gilbert, Stratholme el viejo monstruo, la Emperatriz de las Llamas, Elizabeth, Sanguis, Bollands, Trunks y los otros también se apresuraron a la mansión después de recibir las noticias.

Han Shuo se reunió con esas personas con las que estaba familiarizado en el salón más grande de la Mansión del Señor de la Ciudad.

“Mis amigos, realmente estoy feliz de que pudiéramos reunirnos todos después de tantos años. ¡Hoy, beberemos hasta saciarnos!” Han Shuo dio un brindis.

La fiesta duró por tres días. Después de que la multitud supero la resaca, Han Shuo finalmente comenzó a hablar de negocios, “la energía elemental en el Continente Profundo es muy delgada y hay escasez de toda clase de recursos. Este ambiente es primitivo en las energías elementales de la cultivación…” Han Shuo lentamente explicó las diferencias entre el Continente Profundo y el Elysium para todos.

La multitud escuchaba cuidadosamente sus palabras. Era la primera vez para la mayoría de esas personas que sabían que había otros mundos fuera de este vasto universo. Muchos estaban aturdidos al saber que las energías elementales en el Elysium eran intensas y los dioses se encontraban comúnmente.

“He regresado al Continente Profundo no para quedarme, nuevamente me iré. Esta vez cuando me retire, probablemente no regrese. El Elysium es el lugar más adecuado en el universo para la cultivación. Actualmente soy dueño de varios negocios considerables en ese mundo y puedo asegurar su seguridad. Si cualquiera quiere obtener una enorme fuerza, díganlo y los llevaré al Elysium”, Han Shuo dijo con una voz profunda.

Varias docenas de años eran muy largas para los mortales comunes y especialmente para aquellos quienes no pasaban tiempo y esfuerzo en cultivar. Esas personas habían puesto sus esfuerzos en procrear y criar a sus jóvenes. Había demasiados amigos y familiares en el Continente Profundo que no podían dejar atrás. Han Shuo entendía que algunos quizás no estarían dispuesto a moverse al otro lado del universo con él.

“¡Maestro, a donde quiera que tú vayas, te seguiré!” Gilbert inmediatamente declaró su postura. No vacilo ni un momento.

Justo después de Gilbert, Stratholme el viejo monstruo, la Emperatriz de las Llamas, Elizabeth, Bollands, Sanguis y los otros, cuyas mentes estaban fijas en obtener fuerzas enormes declararon emocionadamente que estaban dispuestos a ir a un mundo extraño con él.

Esos personajes no tenían muchas cosas que no estuvieran dispuestos a dejar en el Continente Profundo. Sus mentes estaban firmemente centradas en volverse fuertes y habían concentrado su mente tan pronto como escucharon que el Elysium era el lugar más adecuado para la cultivación.

Aunque Fanny, Emily, Phoebe, Helen, Lisa y las otras mujeres de Han Shuo tenían familias en el Continente Profundo por las que no estaban dispuestas a partir, esas damas estaban más indispuestas a estar lejos de él. Por tanto, después de un momento de vacilación, también aceptaron a ir con él pero con la condición de que les diera tiempo para despedirse de sus familias.

Sin embargo, personajes como Dorcas y Jack, como sus metas eran diferentes de las de él, además del hecho de que tenían esposas e hijos en Ciudad Brettel, después de un tiempo de contemplación, decidieron quedarse. Trunks quien había obtenido su venganza, actualmente estaba en posesión de enormes recursos e influencia en el Valle del Sol y el Bosque Oscuro. Tenía una hija con Janet la bandida. No podía partir con sus posesiones y familias en este mundo y por tanto decidió quedarse.

Después de hacer el recuento, Han Shuo les dio a todos tres meses para hacer todas las preparaciones necesarias para partir. Debían reunirse en Ciudad Brettel después de los tres meses. Si no se presentaban en ese momento, se consideraría que habían decidido quedarse.

Sabiendo que no habría muchas oportunidades de encontrarse con Han Shuo en el futuro, esos amigos que decidieron quedarse en el Continente Profundo no dejaron la ciudad y pasaron mucho de su tiempo bebiendo con él.

Han Shuo les entregó a sus amigos los objetos de cultivación que compró en el Elysium quienes permanecerían en el Continente Profundo. Estos elementos incluidos los Cristales del Origen así como también las otras llaves para convertirse en dioses. Los objetos que eran invaluables en el Continente Profundo fueron dados de la manera más fácil.

Aunque él originalmente intentaba entregárselos a Emily y las otras, pensó que como sus amigos se quedarían les darían más uso a estos objetos que podía comprar fácilmente en el Elysium.

Siempre habría algunos pesares en las despedidas y muchos decidieron embriagarse para entumecer el dolor. Por más de dos meses, la Mansión del Señor de la Ciudad estuvo llena de un intenso aroma de alcohol. El fragante aroma del fino vino podía olerse desde varias millas de distancia. Los grandes bebedores eran vistos entrar y salir de la mansión, lo que causó que los civiles alzaran una ceja.

Han Shuo después encontró el tiempo para visitar Ciudad Ossen y despedirse del Rey Lawrence del Imperio Lancelot. Este estaba triste por su inminente partida. Sin embargo, como todo el Continente Profundo ahora estaba bajo su agarre, tener o no a Han Shuo, no representaba mucha diferencia en su reinado. Lawrence, incapaz de persuadirlo para que se quedara, dijo adiós de la forma menos dispuesta.

Cándido, Emma, Graeae, Pegaso y Ayermike Cotton, después de escuchar sobre el Elysium, le preguntaron si podía llevarlos con él. Aunque ya se encontraban en el pináculo del Continente Profundo, como personas quienes perseguían una fuerza mayor, obviamente no dejaron pasar la oportunidad de ir. Rápidamente hicieron sus preparaciones y se apuraron a Ciudad Brettel.

*** Tres meses después.

Gilbert, Stratholme el viejo monstruo, la Emperatriz de las Llamas, Elizabeth, Bollands, Sanguis, Emily, Fanny, Cándido, Emma, Graeae, Pegaso, Ayermike Cotton y los otros, se reunieron en Ciudad Brettel. Con Jack, Trunks y los otros dándoles sus despedidas, siguieron a Han Shuo por detrás para volar al Cementerio de la Muerte en el Mar Ilimitado.

Como todos aquellos que iban con él eran personas que buscaban la fuerza, todos tenían la habilidad de volar, lo que era muy conveniente. Después de gastar siete días, el grupo finalmente llegó a la isla donde se localizaba el Cementerio de la Muerte.

«¿Eh? ¡Tenemos visitas!” Andrina repentinamente arrugó sus cejas y le advirtió suavemente a Han Shuo cuando estaban a punto de descender en la isla.

El corazón de Han Shuo se sacudió e inmediatamente expandió su consciencia. Justo después, detectó que había cinco dioses medios dentro del Cementerio de la Muerte. Han Shuo estaba bastante sorprendido.

“¡Ustedes tengan cuidado y quédense juntos!” Han Shuo giró e instruyó suavemente al grupo. Ninguna de esas personas que iban con él había alcanzado el reino del dios menor. Estarían completamente impotentes en una batalla en contra de existencias de semejante nivel.

“¿Qué ocurre?” preguntó Stratholme.

“Pueden ser enemigos. Sus fuerzas están más allá de las suyas. Pero no tienen que preocuparse con Andrina y yo aquí. ¡Si muestras el más ligero rastro de intenciones malignas, sin lugar a dudas morirán!” Han Shuo le explico y le pidió a Andrina que los protegiera antes de que él descendiera gradualmente en la isla.

“Jaja… Te hemos estado esperando por tres meses. ¡Finalmente, has regresado!” una voz grosera vino desde el centro del Cementerio de la Muerte.

Poco después, un grupo de cinco salieron y se mostraron. Era obvio por sus apariencias que no tenían buenas intenciones en sus mentes. Había intenciones expuestas de asesinar brutalmente saliendo de sus ojos mientras miraban a Han Shuo y sonreían siniestramente.

El rostro de Han Shuo se volvió helado. Gritó, “¿quiénes son?”

“Jovencito, no sé quién eres y no me importa. Estábamos destinados a morir pero por alguna razón, alguien nos envió a este plano material de bajo nivel. Jeje, esa persona nos dijo que sólo había un dios menor en este plano. Seremos cazados y asesinados si regresamos al Elysium, pero en este plano, nadie puede tocarnos. Podemos hacer lo que queramos, todo eso, claro, después de que te asesinemos”, el líder del grupo dijo mientras lo miraba con una sonrisa maligna. Cuando noto a Emily, Fanny y las otras damas detrás de él, rio emocionado y remarcó, “no está mal, aunque las personas en este plano son débiles, las mujeres se ven muy sabrosas. Ha pasado mucho desde que mis hermanos y yo hemos tenido contacto con mujeres. ¡Esto es maravilloso!”

“Dolores te envió, ¿no es así?” Han Shuo llevaba un rostro oscuro mientras media al grupo con miradas heladas. Rápidamente se las arregló para deducir el curso de los eventos.

“Jeje, eso no importa. Desde este día en adelante, nosotros reinaremos en este plano material. ¡Jovencito, considérate desafortunado!” el hombre dijo mientras reía. Esos dioses medios detrás de él estaban mirando a Emily y las otras con ojos siniestros.

“¡Mantenlos seguros, déjame acabar con estas basuras!” antes de que Han Shuo pudiera decir una palabra, Andrina, quien odiaba a los personajes de esta clase, cargo al frente.

“Jeje, es una pequeña. ¡Me gusta, me gusta! ¡Hermanos, ella es mía!” un anciano con ropas rasgadas y que cultivaba la energía de la oscuridad frotó sus manos cuando vio a Andrina volando hacia ellos.

Como la energía que ella cultivaba no pertenecía a ninguna de las doce fuerzas fundamentales y ella era hábil ocultando su aura, la pandilla de cinco no tenía idea de que tan letal era.

“¡Deja uno con vida!” Han Shuo apresuradamente le recordó mientras ella avanzaba con un rostro escalofriante.

“¡Lo sé!” Andrina respondió enfadada y procedió a cargar sobre la pandilla. Aunque podría parecer que ella era una oveja sin poder que corría hacia un grupo de tigres salvajes, la realidad estaba por demás equivocada. Un estallido de un brillo espléndido salió de su pequeño cuerpo y se transformó en cinco pequeños vórtices que afectaron abruptamente a cada uno de ellos.

Sin sorpresas fueron triturados en finos trozos de carne que cayeron como lluvia junto a su sangre, excepto por el líder burlón de la pandilla quien solo fue desollado. Cada pulgada de su cuerpo estaba cubierta con sangre mientras miraba a Andrina con ojos aterrorizados y chillaba, “¡perdóname, perdona mi vida!”

“¿Fue Dolores?” Han Shuo, quién estaba de pie a cierta distancia, preguntó tranquilamente después de tomar las cuatro almas divinas con su Caldero de la Miríada de Demonios.

“¡No conozco a Dolores, pero fue un anciano llamado Jeff quien me envió aquí!” ese hombre respondió y rogó, “¡por favor perdóname, no tenemos rencores entre nosotros!”

“Muy bien, puedes irte”, Han Shuo dijo sin rastros de misericordia en su voz mientras hacía gestos con su mano. Han Shuo ahora sabía quién estaba detrás de la conspiración.

‘¡Salpicar!’ esa persona explotó. Su carne y sangre salpicaron por todas partes.

Esos mortales como Ayermike Cotton y Stratholme que observaban detrás de él quedaron estupefactos. Como la pandilla no ocultó sus aterradoras auras, Ayermike Cotton y los otros tenían problemas para respirar ante sus presencias. Y además, Andrina, quien se veía como una niña normal, acabó con ellos sin aparentemente ningún esfuerzo. Esto los había asombrado enormemente.

“¡Oh no, la matriz de transportación fue arruinada!” Andrina repentinamente gritó con sorpresa.

“¿¡Qué!?” Han Shuo fue sacudido y gritó.