GDK – Capítulo 724

0

Capítulo 724: Volviéndose famoso


El tiempo pasó rápidamente. Otro medio año se había ido.

La Farmacia Dios del Pantano era bastante influyente en el Dominio de la Oscuridad. Incluso aunque sus negocios en la Ciudad de las Sombras habían acabado completamente, el daño fue limitado y no se extendió más allá de los territorios que poseía la Casa Sainte.

En el Dominio de la Oscuridad, había un total de siete ciudades con la misma magnitud que la Ciudad de las Sombras. Los cuarteles generales de la Farmacia Dios del Pantano estaban en Ciudad Hushveil. El poder e influencia poseídos por la Casa Sainte todavía tenían que extenderse hasta otra ciudad.

Siguiendo el incidente, el verdadero maestro de la Farmacia Dios del Pantano arrojó todas las responsabilidades en Steiss. Clamaba que este cometió todos esos crímenes por su cuenta, sin su aprobación o el conocimiento y que el crimen era un incidente aislado que no tenía nada que ver con el resto de la Farmacia Dios del Pantano. Además de eso, condenó fuertemente las acciones de la Casa Sainte, diciendo que no tenían derecho a confiscar los recursos de la farmacia en la Ciudad de las Sombras y demandó que los regresaran.

Pero no hacía falta decirlo, Andre no creyó en esa excusa. Coloco anuncios por toda la Ciudad de las Sombras describiendo los crímenes que la Farmacia Dios del Pantano había cometido así como el testimonio de Steiss admitiendo que había estado cometiendo esos crímenes con su maestro estando completamente consciente.

Andre no sólo había confiscado los recursos y las propiedades de la farmacia en la ciudad, también le pidió al Señor de la Ciudad de Ciudad Hushveil que arrestara al maestro de la Farmacia Dios del Pantano.

Toda clase de rumores se extendieron rápidamente a través del Dominio de la Oscuridad. La acalorada disputa entre la Casa Sainte y la Farmacia Dios del Pantano fue salvajemente discutida por todas partes en el Dominio de la Oscuridad. Durante ese período, esa farmacia sufrió una tremenda caída de ventas en sus tiendas por todo el Dominio de la Oscuridad.

Sin embargo, el maestro de la farmacia era difícil de matar. Gracias a su rápido y apropiado control de daños, se las arregló para alejarse del incidente ocurrido en la Ciudad de las Sombras y escapar de ser perseguido por los gobernantes de otras grandes ciudades. Su farmacia se las arregló para permanecer en el negocio a pesar de que su reputación había sido dañada y su respaldo fue severamente afectado.

Desde este aspecto, era claro que la farmacia tenía una considerable cantidad de influencia en el Dominio de la Oscuridad. También dejaba ver que aunque la Casa Sainte era poderosa, su poder estaba limitado al interior de la Ciudad de las Sombras y no podían hacer mucho en otras ciudades.

Mientras el tiempo pasaba, la disputa entre la Casa Sainte y la Farmacia Dios del Pantano gradualmente se tranquilizó. La Casa Sainte, naturalmente, se rehusó a devolver los bienes. También establecieron que las figuras clave de la Farmacia Dios del Pantano tenían prohibido el entrar en la ciudad y serían arrestadas si se descubrían dentro de sus territorios.

Mientras tanto, el maestro de la Farmacia Dios del Pantano extendió rumores maliciosos sobre la Casa Sainte, clamando que eran muy mandones, altaneros y que las acciones que tomaron sobre los bienes de su farmacia en la ciudad fueron injustificadas.

Toda clase de rumores se extendieron por todo el dominio. De todos los nombres envueltos en esos rumores, había un personaje notable que permanecía en la mente de muchos – ¡Bryan, el farmacéutico genio!

De la estruendosa batalla entre la Casa Sainte y la Farmacia Dios del Pantano, el mayor beneficiado era indudablemente Han Shuo. Mientras los rumores de lo que ocurrió esa noche se extendían, él quien no sabía nada sobre la preparación de medicinas, llegó a ser conocido como un dotado farmacéutico genio.

En la Ciudad de las Sombras nunca hubo falta de rumores sobre qué tan milagrosas eran sus píldoras medicinales. Con esa ola de rumores, la reputación de Han Shuo y su Farmacia Perla Celestial fue empujada a todo un nuevo nivel. Él era conocido como el mejor farmacéutico en la Ciudad de las Sombras mientras muchos en el Dominio de la Oscuridad llegaban a conocerlo. Muchos lo consideraban un joven y talentoso farmacéutico.

Con eso, el tema que había estado preocupándolo se había resuelto por sí mismo.

Bajo el esfuerzo deliberado de cierto grupo, las noticias de que Han Shuo quería contratar farmacéuticos competentes se extendieron a través del dominio como un incendio. Aunque esos farmacéuticos anteriormente insultados por él hicieron todo lo posible para dejarlo como un villano, existían muchos más que estaban obsesionados con el arte del refinamiento de medicinas. No les importaba el carácter de Han Shuo y viajaron miles de millas hasta la Ciudad de las Sombras para una oportunidad de unirse a la Farmacia Perla Celestial.

Esos farmacéuticos quienes no temían a las adversidades y estaban dispuestos a soportar y sufrir por el irrazonable y extraño temperamento de Han Shuo eran muy talentosos y buenos en lo que hacían. Con Gu Li, una farmacéutica habilidosa experimentada en los negocios farmacéuticos realizando entrevistas y seleccionando a los candidatos, el número de la Farmacia Perla Celestial creció.

Gradualmente, la tienda de tres pisos de Han Shuo no era lo suficientemente para mantener el enorme número de farmacéuticos. Han Shuo había estado esperando a que Andre lo contactara. Había hecho todas las preparaciones necesarias para tomar la Farmacia Dios del Pantano.

Unos días después, la batalla de palabras entre la Casa Sainte y la Farmacia Dios del Pantano se silenció completamente. Fue en esa ocasión que Andre finalmente envió hombres para invitarlo a la Residencia Sainte. Han Shuo estaba deleitado. Él fue directamente a la Residencia Sainte con Andrina.

Cuando Han Shuo llegó y vio que Andre estaba llevando una apariencia preocupada, su corazón se hundió. Forzó una sonrisa y dijo, “Lord Andre, ¿por qué te ves tan preocupado? Por favor, no me digas que el arregló se arruinó, ya he contratado un montón de farmacéuticos. Realmente no sé qué haría con ellos si no puedo tomar la Farmacia Dios del Pantano”.

La apariencia de Andre se relajó ligeramente después de que Han Shuo llegó. Forzó una sonrisa y sacudió su cabeza y respondió, “no es tan malo como imaginas, pero en efecto hay algunos problemas. Debes saber que la Familia Sainte es grande y tiene montones de bocas ruidosas. Algunas veces, incluso mi hermano y yo debemos inclinarnos a su voluntad”.

“Los bienes que le pertenecían a la Farmacia Dios del Pantano están valuados en alrededor de cinco millones de monedas de cristal negro. Mi plan original era que pagarás algunas monedas de cristal y pagaras lentamente lo demás después de que tu farmacia comenzará a tener ganancias. Sin embargo, durante el reciente periodo de tiempo, hay algunos en mi familia que se han vuelto muy ruidosos. Sentían que los términos eran muy caritativos para ti y propusieron toda clase de condiciones. ‘Suspiro’, ¡incluso yo no puedo hacer mucho con eso!”

«¿Exactamente qué condiciones?” Han Shuo arrugó sus cejas y preguntó. Podía entender la situación difícil en la que estaba Andre.

“Tomando en cuenta el hecho de que salvaste dos veces a Carmelita, quieren que pongas tres millones de monedas de cristal negro o que operes la farmacia en conjunto con la Casa Sainte – ¡lo que en realidad, es que tú harás negocios mientras la Casa Sainte se sentara y tomará la porción de las ganancias!” Andre tenía una sonrisa avergonzada en su rostro y dijo, “Bryan, tengo algunos primos paternos en la familia. Aunque sus fuerzas no son nada notable, todavía tienen algo de estatus y voz en la familia. No puedo hacer mucho sin una aprobación unánime del clan”.

No era el primer día que Han Shuo había llegado a la Ciudad de las Sombras y sabía una cosa o dos sobre cómo funcionaban los grandes clanes. En la Casa Sainte, aunque los hermanos Wallace y Andre tenían un estatus alto, no era una autoridad definitiva. Aunque las fuerzas de sus primos paternos no eran algo impresionante, dada su señoría, algunas veces incluso Wallace y Andre tenían que inclinar sus voluntades.

¡Sin embargo, él no creía que esos no tuvieran el menor motivo egoísta en absoluto! Los bienes de la Farmacia Dios del Pantano en la Ciudad de las Sombras no eran una pequeña suma. Él sabía que los hermanos querrían algo a cambio como pago por entregarle los bienes a él.

Sabía que era poco realista tomar esos bienes de cinco millones de monedas de cristal negro por básicamente nada y no tenía intención de reembolsarle lentamente a la Casa Sainte en el futuro. Sin embargo, este inesperado contratiempo se mostró en el último minuto.

“¿Exactamente como es el reparto que proponen?” Han Shuo pensó por un momento y preguntó.

“Treinta, Setenta. Tú tomas el treinta por ciento y nosotros la Casa Sainte tomaremos el setenta por ciento de las ganancias futuras. No tendrás que reembolsar ninguna moneda de cristal si aceptas”, Andre vaciló por un momento antes de decirlo de una manera bastante avergonzada.

Han Shuo arrugo sus cejas. Si él aceptara esa propuesta, una gran porción de las ganancias futuras iría a la Casa Sainte. Obviamente era inconsistente con sus planes.

“Lord Andre, ¿puedes ayudarme a vender algunas esencias divinas?” Han Shuo le preguntó después de pesarlo cuidadosamente en su mente por un momento.

“¿Esencias divinas? ¿Tienes esencias divinas?” Andre estaba asombrado. No estaba seguro de si había escuchado bien.

“Sí. Descubrí un depósito de esencias divinas y lo mine tan pronto como llegue al Elysium. Sé que las esencias son preciosas y divinas. Nunca había tenido el coraje de revelarlas debido a que sé que mi fuerza es pobre. Pero ahora que estoy en la necesidad urgente de una gran suma de monedas, tengo que liquidarlas. ¿Podría Lord Andre ser tan amable de ayudarme?” Si no fuera por las circunstancias únicas, Han Shuo no estaría dispuesto a dejar ir sus esencias divinas. Pero para prevenir que la Casa Sainte tomará una enorme tajada de sus ganancias, él no tenía una mejor opción.

«No hay problema. No importa cómo obtuviste esas cosas, mientras que puedas reunir tres millones de monedas de cristal negro para callar las bocas de esas personas, la Farmacia Dios del Pantano será tuya. En realidad, mi intención original era que pagarás varios miles de monedas de cristal y después lentamente nos pagarías dos millones en el futuro. Sin embargo, esos viejos no confían en ti. También me siento impotente sobre ello. ¡Mis disculpas, Bryan!” dijo Andre.

«¡Está bien!” Han Shuo respondió sonriente. Justo después, saco las esencias en su posesión y las colocó ante Andre.

De las esencias divinas que tenía originalmente, esas con energía de la tierra le fueron entregadas al zombi élite de tierra antes de que partiera mientras que aquellas de la muerte y destrucción, él las había usado todas en él mismo. Han Shuo decidió no revelar las pocas piezas de esencias divinas de la energía de la vida ya que estaba en el Dominio de la Oscuridad.

Con ello, veintidós piezas de esencias divinas de viento y dieciocho piezas de esencias divinas del rayo fueron colocadas frente a Andre. Han Shuo pregunto, “es todo lo que tengo. ¿Valen tres millones de monedas de cristal negro? Si no es suficiente puedo encontrar la manera de reunirlas”. Han Shuo estaba consciente de que Akley todavía estaba en posesión de algunas esencias divinas. Intentaba tomar la Farmacia Dios del Pantano de cualquier manera.

Siempre habría un riesgo para él al sacar tantas esencias divinas de una vez. Sin embargo, Andre como un miembro de alto nivel en la Casa Sainte, definitivamente no era un hombre poco civilizado. Han Shuo creía que definitivamente no haría algo tan temerario incluso con tantas esencias divinas frente a él. Y sobre todo, Han Shuo tenía confianza en él y creía que su presencia en la Ciudad de las Sombras beneficiaria la Casa Sainte. Era por esa razón que él se había atrevido a hacerlo.

“En la Ciudad de las Sombras, una pieza de esencia divina de viento está valuada en alrededor de sesenta mil monedas de cristal negro. Las esencias divinas del rayo son ligeramente más costosas, alrededor de setenta mil monedas de cristal negro. Así que, estas esencias aquí pueden venderse en aproximadamente dos millones y medio de monedas de cristal negro”. Andre pensó por un momento con sus cejas arrugadas antes de proponer, “qué tal esto. Yo pondré el medio millón restante y Carmelita tendrá el diez por ciento de las ganancias que la Perla Celestial haga en el futuro. Diez por ciento no es mucho. Además, la existencia de esa relación le permitirá a tu Farmacia Perla Celestial tener ventajas al realizar la mayoría de las cosas en la Ciudad de las Sombras. ¿Qué dices?”

Como el diez por ciento no era mucho para Han Shuo y más que eso, la beneficiada sería Carmelita, él no vaciló en absoluto y directamente acepto, “¡está bien!”

“Espera aquí mientras discuto con ellos. ¡Creo que van a aceptar!” Andre dejó salir un suspiro de alivio y rápidamente se dirigió a un enorme edificio oscuro cerca de la parte trasera de la Residencia Sainte.

Una hora después, regresó con una sonrisa en su rostro y un montón de documentos en sus manos. Se los entregó a Han Shuo y le dijo, “estos documentos prueban que eres el dueño absoluto de todas esas propiedades y bienes que anteriormente le pertenecían a la Farmacia Dios del Pantano. ¡Desde este momento en adelante, todas las tiendas y recursos del Dios del Pantano localizados en la Ciudad de las Sombras y sus pueblos son tuyas! ¡Felicidades, Bryan!»

«Gracias, gracias. Jeje…” Han Shuo respondió con una enorme sonrisa en su rostro y le pasó esas esencias divinas a Andre. Luego pregunto, “¿cómo está Carmelita? ¿Está mejor?”

Andre guardó las esencias divinas y respondió sonriente, “no te preocupes está bien” después de una pequeña pausa, continuó, “hablando de ella, tengo que agradecerte nuevamente. Con estas esencias divinas, podemos intercambiarlas por más esencias divinas de la destrucción para ella. Mi clan ha invertido un montón de recursos en esa chica para que se recupere pronto. Esperamos que no sufra ninguna herida más”.

El corazón de Han Shuo desde hacía mucho se había elevado al cielo después de recibir esos documentos. Después de escuchar la respuesta de Andre, se levantó y dijo sonriendo, “me alegra que esté bien. Erm, necesito apurarme y arreglar los negocios con la Farmacia Dios del Pantano. Debería dejar de molestarte”.

“Vas a estar muy ocupado por algún tiempo. Jaja, adelante”, Andre sabía que Han Shuo estaba emocionado por comenzar a tomar la farmacia. Dejo que se marchara y no intercambio cortesías.

Durante su camino de regreso, Andrina le preguntó a Han Shuo, “Bryan, ¿crees que ese tipo tenía algún motivo egoísta?”

“¡Definitivamente sí!” Han Shuo dejo salir una suave risa y explico, “dado lo enorme de los recursos e instalaciones de la Farmacia Dios del Pantano, considerando la reputación sobresaliente y la fuerza de nuestra Farmacia Perla Celestial, sin lugar a duda en el futuro, nuestra farmacia igualara y superara al Dios del Pantano antes de que colapsara. Reconozco que Andre quería obtener algunos beneficios para su Casa Sainte al obtener una porción de las ganancias. De lo contrario dado el poder y estatus de Wallace y Andre en su familia, aunque fuera difícil, mantendrían a sus primos paternos en silencio, si realmente quisieran hacerlo. Pero Andre seguramente no esperaba que yo estuviera en posesión de muchas esencias divinas. Hehe».

“¿Va a buscar la forma de obstaculizarte?” Andrina arrugó sus cejas y preguntó.

Han Shuo sacudió su cabeza y respondió sonriente, “no te preocupes, es un hombre inteligente. Además, le di muchas esencias divinas. Para la Casa Sainte, mi presencia es benéfica para la Ciudad de las Sombras. Su casa está en posesión de todos los recursos de la ciudad y definitivamente no me dificultaran la vida por un pequeño interés. ¡Habrá una gran cantidad de cosas que necesitaran confiarme!”

*** Después de que Han Shuo se marchó, Andre tocaba las esencias divinas en sus manos mientras remarcaba para sí mismo sonriendo, “realmente no puedo entender a ese jovencito. ¿Depósito de esencias divinas? ¿Qué tan recientemente ha estado en el Elysium? ’Suspiro’. Error de cálculo, un error de cálculo en efecto. ¿Cómo podría ser posible que en futuro la Farmacia Perla Celestial sea valuada en simplemente tres millones de monedas de cristal negro? ¡Ese jovencito es en efecto muy astuto!”