GDK – Capítulo 718

0

Capítulo 718: ¡Tócalo y te matare!


Han Shuo se arrodillo y presionó su mano en la espalda de la víctima para probar la condición de su cuerpo. Las noticias de él habiendo salvado la vida de Carmelita dos días antes se había extendido a través de toda la Ciudad de las Sombras. Si Rugersey no supiera eso, no habría permitido que él se acercará a su sobrino.

La víctima estaba entre él y Rugersey, por tanto no podía observar claramente lo que estaba haciendo.

El yuan demoníaco de Han Shuo se movió por el cuerpo de esa persona como múltiples serpientes sin formas, tratando de localizar la raíz que causaba el problema. Él tenía muy en claro la composición y efectos de la Píldora de la Tranquilidad. Y con la ayuda de su milagroso yuan demoníaco, rápidamente descubrió la situación.

“¡Esto no está bien!” Arrugó sus cejas y gritó con una voz profunda, “hay un compuesto en su cuerpo que está causando que tenga espasmos. Estoy seguro de que este compuesto nunca ha aparecido en ninguna Píldora de la Tranquilidad que refine. ¿Tomó alguna otra medicina con ella?”

“Yo… Yo no…” esa persona en el piso hablo con una voz muy débil y tenía dificultad para hablar.

“Estás tratando de desviar la culpa ¿no es así?” Rugersey gritó tan pronto como su sobrino negó el haber tomado otra medicina. Obviamente, no tenía confianza en Han Shuo.

«¡Imposible!” Han Shuo gritó fríamente, “es absolutamente imposible que mi medicina contenga esta clase de compuesto. ¡Debe haber algo malo en otra parte!”

“¡Mi, Mi Señor!” fue en ese momento que un guardia divino repentinamente se apresuró al edificio.

Rugersey estaba en un momento de enojo y le dio al apurado guardia una bofetada antes de preguntar, “¿qué demonios quieres?”

Después de detenerse con dificultar de temblar, ignorando la gota de sangre fluyendo de la esquina de su boca, el guardia divino respondió ansiosamente, “un guardia divino sufrió heridas en un gimnasio. ¡Después de consumir la Píldora del Rejuvenecimiento que le pertenecía a Gilco, no sólo falló en estabilizar sus heridas, murió en el lugar!”

El rostro de Han Shuo se sacudió tan pronto como escuchó esas palabras.

Rugersey inmediatamente se volvió excepcionalmente enfurecido. Miró furioso a Han Shuo y gritó, “¡dime de nuevo cómo es que tus medicinas no son el problema! ¡Esto ocurrió no sólo una vez, sino dos! No hay espacio para que desvíes tu responsabilidad. ¡Hombres, aprendanlo!”

“¡Lord Rugersey!” Anito inmediatamente gritó e intentó recordarle que Han Shuo estaba bajo la protección de Erebus y Andre.

“¡No hay necesidad de advertirme! Incluso si Erebus y Andre estuvieran aquí, todavía procedería a capturarlo y manejaría la culpa. Arresten a ese jovencito inmediatamente y para empezar, rompan sus brazos y piernas. Personalmente buscaré a Erebus y Andre más tarde. ¡Quiero ver cómo defenderán a este enorme estafador!” Rugersey estaba tan enojado que ya no se podía razonar con él.

Después de escuchar sus instrucciones, esos guardias divinos del Sexto Cuerpo ya no vacilaron. Inmediatamente, rodearon a Han Shuo y apuntaron sus armas divinas hacia él.

Este estaba enfurecido al escuchar que Rugersey quería romper sus brazos y piernas. Obviamente había algo sospechoso en ese asunto y aun así, él no sólo se negó a escuchar toda la explicación, acusándolo directamente como un estafador y queriendo castigarlo. Dejando de lado lo irrazonable, sus acciones habían violado ciertas regulaciones de la Ciudad de las Sombras.

Han Shuo no temía a su amenaza de romper sus brazos y piernas. Usando la insana habilidad de regeneración en su cuerpo, él incluso podía hacer crecer sus propios órganos si fueran completamente destruidos. Claramente, reconectar huesos rotos no podían ser más sencillos para él. Además, Han Shuo tenía curiosidad si los ataques de esos guardias divinos que eran dioses medios podrían dañar su Cuerpo Invencible del Presagio.

Incluso aunque rompieran sus brazos y piernas claramente no lo dañarían, lo que no podía tolerar era ser insultado de esa manera. Inmediata y secretamente, reunió la energía en su cuerpo como preparación para resistir a esos guardias divinos. Interiormente pensó que si lo peor llegaba – si ese asunto escalaba hasta el punto donde incluso la Casa Sainte no pudiera protegerlo, sólo dejaría la Ciudad de las Sombras. Creía que todavía sería capaz de prosperar fuera de la Ciudad de las Sombras, incluso aunque le tomara algo de tiempo reconstruir su reputación.

Pero antes de que él pudiera hacer cualquier cosa, Andrina, quien había estado observando fríamente todo el tiempo, repentinamente entró en acción. Un espléndido brillo viajó para rodear a Han Shuo. Todos las armas divinas apuntándole repentinamente explotaron, lanzando a esos guardias divinos del Sexto Cuerpo a volar en la distancia.

La Andrina tan helada como el hielo se puso de pie orgullosamente ante Han Shuo. Se mantuvo en silencio y miró fijamente hacia Rugersey con su par de ojos homicidas.

“Er…” Anito quien estaba a punto de persuadir a Rugersey de no usar la fuerza, observo y quedó con la boca abierta justo como Han Shuo. Ambos no supieron cómo reaccionar ante el repentino e improbable giro de eventos.

“¿Quién… Quién eres tú? ¡Cómo te atreves a lastimar a los guardias de mi Sexto Cuerpo! ¡Rebelión, te has convertido en un enemigo de la Ciudad de las Sombras!” Rugersey, como el Jefe del Sexto Cuerpo, no era alguien que admitiera la derrota fácilmente. Aunque también quedó en blanco momentáneamente por la fuerza que ella mostró, tan pronto como regresó a sus sentidos y le asignó culpa de manera práctica.

“¡Si lo tocas, te matare!” Andrina dijo con una voz escalofriante mientras miraba fríamente a Rugersey.

Esté, preparado para atacar, sintió como si hubiera sido afectado por un extraño campo de energía en un instante. Al siguiente momento, un inmenso sentimiento de peligro surgió en su mente, tanto que pensó en dar algunos pasos atrás. Un escalofrío viajó a través de su corazón.

Después de mantenerse en silencio por un tiempo, Han Shuo repentinamente dijo, “¡nos vamos!” Miró con frialdad al indeciso Rugersey y dijo, “dame algo de tiempo, llegaré al fondo del asunto. ¡Me atrevo a asegurarte que este asunto no tiene nada que ver con mi medicina!”

“¡Lastimó a muchos guardias, no lo dejen ir!” un miembro de la Familia Kisa apareció de la nada y gritó desde la distancia.

Nadie respondió a su grito. Todos los guardias divinos del Sexto Cuerpo miraban a Rugersey, esperando a que tomara una decisión.

En ese momento, Han Shuo había comenzado a caminar hacia la salida con Andrina. Sin embargo, estaban en total alerta, listos para lidiar con cualquier ataque repentino de la Casa Kisa.

Rugersey quién había estado viendo en silencio a Andrina por un largo tiempo repentinamente entró en acción. Ese dios alto de la muerte en la etapa temprana cargo hacia ella como una bestia salvaje.

Cuando estaba en medio del aire, su rostro repentinamente se volvió tan pálido como un papel y toda su figura se encogió y se volvió delgada. Un trozo de hueso apareció en su mano en un instante. Un dominio de la divinidad de la muerte envolvió el área y siguiendo eso, el trozo de hueso se disparó hacia Andrina con un rastro de luz fantasmal.

Escalofriantes rayos brillaron desde los ojos de Andrina como si estuviera despreciando. Su cuerpo e incluso su pequeño vestido repentinamente comenzaron a resplandecer y eran tan translúcidos como gemas. Antes de que la multitud pudiera ver que ocurría, una intensa fluctuación de energía emergió desde su cuerpo. Algo que parecía un vórtice salió de su cuerpo y golpeó violentamente el cuerpo de Rugersey.

‘Temblores…’ un sonido de explosión fue acompañado de un estallido de luz cegadora.

Rugersey se retiró con una velocidad incluso más rápida que con la que cargo al frente. Regreso al mismo lugar donde originalmente estuvo de pie con una expresión de incredulidad.

El brillo en los ojos de Andrina se volvió todavía más escalofriante. Tomó varias respiraciones profundas mientras miraba fijamente a Rugersey y repentinamente, una luz destellante nuevamente emergió desde su cuerpo. Cargo hacia él.

Andrina actuó demasiado rápido. En ese momento, incluso si Han Shuo quería, era impotente para detener la pelea. Viendo que la batalla hasta la muerte era inevitable, él comenzó a considerar que camino debía tomar para dejar la Ciudad de las Sombras.

Repentinamente, salidas de la nada, un par de sombras descendieron al lado de Rugersey.

Una enorme explosión sonó desde la intensa oscuridad. Luego, cuando la oscuridad se desvaneció, dos personas fueron reveladas. Uno de ellos era Andre, con quien Han Shuo estaba familiarizado. Este último no esperaba que él se mostrará en ese momento. La otra persona al lado de Rugersey era un caballero con una armadura negra quien luego gritó con sorpresa, “¡tan poderosa! ¿Quién es esa pequeña?” Observaba a Andrina con un aturdimiento.

Ella jadeaba por aire y regresó nuevamente al lado de Han Shuo en un instante. Sujeto su mano y dijo suavemente, “mis heridas no se han recuperado completamente. ¡No puedo derrotar a los tres al mismo tiempo!”

“Está bien, no están aquí para pelear”, Han Shuo tranquilizó a Andrina y desde la distancia, se inclinó respetuosamente, “Saludos, Lord Andre, Lord Erebus”, él imaginó la identidad de ese caballero tan pronto como su voz sonó. En aquel entonces, cuando estaba atrapado por Brovst, él escuchó su voz. Como una de las figuras poderosas en su mente, él recordó su voz en su corazón. Por tanto, era capaz de reconocer al hombre que era Erebus justo después de que este gritó con sorpresa.

Ambos, Andre y Erebus estaban observando a Andrina con aturdimiento y sólo fueron sacados de sus pensamientos después de escuchar el saludo de Han Shuo. Asintieron en respuesta. Erebus luego puso una sonrisa amable y fascinada y le dijo a Han Shuo, “gracias por tus medicinas. ¡Son verdaderamente milagrosas!”

“¡Milagrosas mi trasero! ¡Dos personas en mi familia han caído víctimas de su veneno! ¡Erebus, Lord Andre, incluso si ese jovencito está bajo su protección, deben ser justos y buscar justicia para mí!” Rugersey dijo enfadado.

“Bryan, exactamente ¿qué está ocurriendo?” Andre tenía una impresión extremadamente favorable hacia él. Y ahora, después de descubrir que la pequeña a su lado era una experta con una fuerza indomable, la importancia de Han Shuo en su mente nuevamente incrementó en otro nivel.

“Dos de la Casa Kisa tomaron mis medicinas y han tenido reacciones adversas. He examinado a este chico y descubrí que hay otro tipo de componente presente en su cuerpo, del cual estoy seguro no se originó de mi Píldora de la Tranquilidad. Antes de que pudiera explicarle la situación, una segunda persona fue reportada muerta después de tomar mi medicina. Rugersey arbitrariamente aseguro que debió ser mi medicina lo que lo causó. Se negó a escuchar cualquier explicación y quería romper mis brazos y piernas…” Han Shuo explicó brevemente.

A través de su explicación, las miradas de Andre, Erebus, Rugersey e incluso los guardias divinos de la Casa Kisa, estaban alrededor de Andrina quien estaba sosteniendo la mano de Han Shuo.

Después de un tiempo, Andre aclaró suavemente su garganta y le dijo al furioso Rugersey, “algo apesta sobre esto. No creo que tenga que ver con Bryan. Muchos en la ciudad han tomado sus medicinas y todos están bien. La Familia Sainte y los guardias divinos bajo Erebus están sanos y salvos – nosotros dos podemos confirmar esto. Por tanto, es muy probable que algo esté mal con esos dos en tu clan”.

“¿Cómo es eso posible?” Rugersey gritó. Sin embargo, su voz comenzó a sonar carente de confianza.

Él, después de ver el intercambio de miradas entre Han Shuo y Andre, repentinamente descubrió que él no había calculado una cosa. Originalmente asumió que la amistad entre Han Shuo y la Casa Sainte era superficial. Pensó que Andre y Erebus lo favorecerían por encima de un pequeño dios menor. Sin embargo, ahora era obvio que los dos estaban protegiéndolo y estaban de su lado. Esto lo forzó a reconsiderar su punto de vista.

“Debemos investigar el asunto a profundidad antes de cualquier discusión de buscar justicia”, dijo Erebus.

“Bryan, dijiste que esta persona tiene un componente en su cuerpo que no pertenece a tu Píldora de la Tranquilidad, ¿cierto?” Andre le pregunto sonriente. Podía ver que Rugersey carecía de confianza.

“Definitivamente no pertenece a mi medicina. ¡Estoy seguro de que la Píldora de la Tranquilidad que él consumió fue saboteada, o él está mintiendo o tomó otra medicina!” Han Shuo dijo confiadamente.

“Hay otra persona, ¿no es así? ¿Por qué no revisas también su condición?” Andre estaba confiando en él y se giró para preguntarle a Rugersey.

“¡Traigan el cuerpo!” Él, bajo la mirada de Andre, ordenó de forma indispuesta.

Pronto, un cuerpo fue llevado a la escena por guardias del Sexto Cuerpo. Han Shuo avanzo y examinó cuidadosamente el cuerpo antes de decir confiado, “¡esta persona también tiene otro componente en su cuerpo que definitivamente no está dentro de mi Píldora del Rejuvenecimiento!”

“Hey, ¿todavía puedes hablar? Trata de recordar, aparte de ti, ¿alguien más tocó la medicina que tomaste?” el caballeroso Erebus se agacho al lado de la persona quien estaba retorciéndose en el suelo y le pregunto mientras lo veía con ojos helados.

El sobrino de Rugersey obviamente estaba bastante presionado bajo su mirada. Su cuerpo tembló por un momento antes de parecer recordar algo y dijo, “Gilco, Gilco quería mi Píldora del Rejuvenecimiento a cambio de esta Píldora de la Tranquilidad. ¡Escuche de mi tío que la Píldora de la Tranquilidad era mucho más costosa que la mía y por eso acepte cambiarla!”

“La Píldora del Rejuvenecimiento que ese guardia comió también fue dada por Gilco, ¿no es así?” Han Shuo repentinamente sonrió burlonamente y preguntó.

“¿Dónde está esa persona llamada Gilco?” Erebus se puso de pie y le pregunto a Rugersey.

“Escuche su voz justo ahora. ¿Dónde está?” Rugersey miró los alrededores confundido antes de girar hacia un guardia divino a su lado y le ordenó, “ve y búscalo en los alrededores. Probablemente no tiene nada que ver con él. Es miembro de nuestra Casa Kisa”, el corazón de Rugersey estaba sintiéndose inseguro cuando dijo esas palabras como pistas que no señalaban a su favor.

Una docena o más de minutos después, varios guardias, llevando expresiones ansiosas, se apresuraron de regreso al grupo. El líder rápidamente reporto, “¡Mi Señor, Gilco ha desaparecido, también las monedas de cristal en su habitación!”

Rugersey no era un completo idiota. La expresión en su rostro inmediatamente se volvió ansiosa después de escuchar esas palabras. Dijo enojado, “¡qué está haciendo Gilco! ¡Cómo pudo desaparecer en este momento! ¡Encuéntrenlo!”

“¡Rugersey, creo que ahora es obvio que el problema es tu Casa Kisa, no las medicinas de Bryan!” El rostro de Andre se volvió frio y gruñó ligeramente.

“Esto… Esto es…” con las cosas habiéndose desarrollado a ese punto, incluso Rugersey tenía claro lo que había ocurrido exactamente. Parecía torpe y avergonzado mientras le decía a Han Shuo, “esto… Esto… Bryan… Lo siento… Lo siento mucho…”

«¡Está bien!” Han Shuo respondió con una ligera sonrisa cómo si no se apurara en absoluto por el asunto. Se inclinó ante Andre y Erebus y anunció, “¡desde este día en adelante, la Farmacia Perla Celestial ya no realizará negocios con tu Casa Kisa!” después de terminar esas palabras, Han Shuo marchó resueltamente hacia la salida con Andrina.

“Noo…” Rugersey no podía sentirse más arrepentido. ¡Se dio cuenta de que tan grave era el error que había cometido!