GDK – Capítulo 709

0

Capítulo 709: El contrataque de Han Shuo


Andre repentinamente alzó su cabeza. Miraba fijamente hacia Avery con sus ojos penetrantes y dijo, “no vas a decirme que no tuviste nada que ver con su desaparición, ¿no es así?”

“No, no lo estoy negando. ¡En efecto fui yo quien lo hizo!” Avery lo admitió tranquilamente. Desde hace mucho sabía que Andre no apareció en ese lugar simplemente para probar el vino. Además, sabía que la Casa Sainte, dado su poder e influencia, eventualmente descubrirían la verdad después de llevar a cabo una investigación.

“Entonces, ¿exactamente a qué te refieres con que no lo sabes?” Andre estaba bastante confundido por su comentario.

“¡No sé si ese tipo está vivo o muerto debido a que escapó!” Avery dijo con una sonrisa amarga y bebió su copa de vino.

“¿Qué… qué?” Andre repentinamente alzo la voz. Miró fijamente a Avery y dijo, “¿estás bromeando? Eres el Jefe del Quinto Cuerpo y tenemos una idea cercana de tu fuerza. Bryan es sólo un pequeño dios menor. Si tú hiciste personalmente el trabajo, él sería o capturado con vida o asesinado. ¿Cómo puede haber una tercera situación?”

Enfrentando el interrogatorio de Andre, la sonrisa en el rostro de Avery se volvió incluso más amarga. Sacudió su cabeza y respondió, “créelo o no, ese tipo realmente se las arregló para escapar de mí. No pude descubrir precisamente que clase de energía usó. Antes de que escapara, le di un golpe y no debió sobrevivir a eso. Pero a pesar de eso, no pude encontrar su cadáver… Es por eso por lo que dije… no lo sé…”

Andre tenía una expresión de duda mientras miraba fijamente a Avery como si tratara de descubrir si este estaba diciéndole una mentira. Después de un largo tiempo, Andre rompió con una sonrisa y dijo, “realmente no puedo imaginar que escapara de tus manos. Pero incluso si lo que dices es mentira, creo que no saldrías con algo tan poco convincente y ridículo como eso. Bueno, si ese es el caso, la investigación se volverá bastante difícil…”

“Lord Andre, no me digas que en realidad, ¿seguirás investigando si ese pequeño farmacéutico está muerto o vivo?” Avery se encogió de hombros y dijo directamente. Se sirvió otra copa de alcohol y la bebió.

“¡Si él no hubiera ayudado a Carmelita, no alzaría ni una ceja incluso si lo mataras cientos de veces!” Andre gruñó fríamente y continuó, “sin embargo, ese tipo es la mejor opción que tenemos para mejorar la condición actual de Carmelita – ¡no sólo su apariencia, incluso su extraño comportamiento! Anteriormente discutí de él contigo y te dije que no agravaras la situación. Esperaba que por lo menos me dieras ese honor. Avery, ¿tu Casa Lavers se ha vuelto lo suficientemente poderosa para contender en contra de nuestra Familia Sainte?”

“¡Por supuesto que no!” Avery bajo su cabeza y respondió. Continuó con una voz profunda, “le dije a mis chicos que no le causarán problemas. Pero aun así, él hizo volar tres de mis tiendas. ¡Si no fuera por eso, definitivamente no habría tomado semejantes medidas tan drásticas! ¡Esto no fue enteramente nuestra culpa!”

Andre observó a Avery que murmuraba y arrugó ligeramente sus cejas y dijo, “no fuiste por el en personas sólo por vengarte de que destruyo tus tres tiendas de rocas de energía, ¿o sí? Sé que Bryan es un farmacéutico muy talentoso. Creo que la única razón que te motivó a hacer el trabajo por ti mismo eran las cosas dentro de su cabeza. No querías que nadie a parte de ti tuviera esas cosas. Es por eso por lo que lo hiciste en persona, ¿no es así?”

Avery se volvió extremadamente silencioso después de escuchar esas palabras.

Ambos eran conocidos desde hace un largo tiempo y cada uno conocía el temperamento del otro. Justo como Avery sabía a lo que había ido Andre, este sabía que él sólo necesitaba asentir con su cabeza y alguien completaría la tarea de terminar limpiamente a un simple dios menor.

¡Cómo el Jefe del Quinto Cuerpo y un dios alto, sus intenciones al atacar personalmente a un dios menor no eran simplemente por el asesinato!

Después de ver a Avery por un tiempo, Andre suspiró suavemente y dijo, “olvídalo. Con las cosas llegando a esto, no perseguiré más el caso en tu contra”.

Pero repentinamente, el ojo derecho de Andre se volvió de un púrpura oscuro y se transformó en una versión fría y despiadada de sí mismo. Lo miro y le advirtió, “si Bryan está muerto, entonces todo este incidente está terminado. ¡Pero si todavía está vivo y si te atreves a tocarlo nuevamente, no me culpes por no mostrar piedad!”

El corazón de Avery se sacudió cuando vio que el ojo izquierdo se volvía púrpura oscuro. Inmediatamente entendió que su advertencia en esta ocasión no era un asunto trivial y definitivamente no era tan simple como el saludo casual que le dio la última vez. Después de pesar las potenciales ganancias y pérdidas, Avery asintió y respondió, “¡entiendo!”

“Bien. Oh, cierto, incluso si Bryan todavía está vivo, no puede ser ninguna amenaza para tu Familia Lavers. La pequeña cantidad de fuerza que tiene no es suficiente para lastimar a ninguno de los miembros de tu familia, así que puedes estar tranquilo por eso”, Andre dijo y se levantó de la silla de Avery.

“Muy bien, ya se está haciendo tarde. ¡Adiós!” después de terminar esas palabras, Andre tomó el aire y se marchó.

Cuando desapareció en el horizonte, las esquinas en los labios de Avery se curvaron para formar una ligera sonrisa. Su figura se volvió borrosa y al siguiente instante, apareció dentro de una cámara secreta del Quinto Cuerpo. Instruyó, “Número Cuatro, ve a mi residencia e infórmale a esos dos buenos para nada que su confinamiento está terminado”.

“¡Sí, mi señor!” una voz helada en las sombras respondió a sus instrucciones y desapareció igual que Número Tres.

Cage y Eve quienes habían sido confinados en la Residencia Lavers por cuatro meses celebraron cuando supieron que finalmente habían recuperado su libertad de movimiento. Para ellos, ese par de hermanos quienes estaban acostumbrados a viajar por todas partes, no siendo capaces de dar un paso fuera de la Residencia Lavers por cuatro meses casi se habían aburrido hasta la muerte.

“Hermano, ese tipo ha desaparecido por cuatro meses. Probablemente está acabado. Desde que padre dijo que podemos salir de la residencia familiar, esto significa que ha remediado el asunto con la Casa Sainte. ¡Jaja, sabía que esos quienes se ponen en contra de nuestra Casa Lavers definitivamente no terminaran bien!” Eve le dijo a su hermano Cage sonriendo. Estaba de muy buen humor.

“Eso es suficiente. Desde este día en adelante, debemos ser cuidadosos de no discutir nada sobre ese tipo frente a los forasteros. De lo contrario, si las personas lo escuchan, le traeríamos a padre algunos problemas innecesarios”, Cage la reprendió. Luego estiró su cuerpo confortablemente y dijo, “ha sido un largo tiempo. ¿Por qué no visitamos el Fuerte Hessell? Resulta que el Fruto del Mar encontrado allí madura en esta temporada. No he probado esa delicia por un largo tiempo…”

“Oh si, el Fuerte Hessell tiene el escenario más hermoso durante esta temporada. ¡Hagamos un viaje allí!” Eve inmediatamente aceptó.

Habiendo decidido el destino de sus vacaciones, los hermanos inmediatamente empacaron su equipaje y con un pequeño grupo de guardias del clan familiar, dejaron la Ciudad de las Sombras para ir al Fuerte Hessell que estaba bajo el control de su Casa Lavers. Han Shuo quien estaba meditando dentro de su cueva repentinamente abrió sus ojos. Con un rostro extrañamente helado, murmuró, “¿finalmente dejan la Residencia Lavers…? ¡Avery, quizás yo no sea capaz de acabarte en este momento, pero tu hijo e hija quienes no saben nada más que dar problemas, te haré un favor y te liberaré de esas cargas! Vas a estar tan agradecido conmigo… jejeje…”

Han Shuo había estado permaneciendo en la cueva bajo tierra por cuatro meses completos. Después de pasar por un inmenso dolor en los primeros siete días, él se las arregló para estabilizar sus heridas en su cuerpo principal. Han Shuo pasó los siguientes meses cuidando sus heridas. Con la ayuda de sus píldoras medicinales, se las arregló para reconectar sus meridianos y huesos en su cuerpo principal.

Gracias a la cultivación del Cuerpo Indestructible del Presagio, su yuan demoníaco se volvió mucho más tenaz y fue forjado para convertirse en algo incluso más anormalmente duro. Esa era la razón por la que Han Shuo pudo recuperarse de sus heridas en sólo tres meses después de desplegar el Desmontaje de Sangre Demoníaca.

Después de recuperarse de sus heridas, él no se apresuró a dejar la cueva subterránea. No se atrevía a mostrarse en la Ciudad de las Sombras ya que temía que Avery quizás trataría de asesinarlo de nuevo.

Después del fallo de la última vez, él creía que si Avery fuera a atacar nuevamente, sería incluso más imparable. Quizás no podría tener la oportunidad de desplegar su Desmontaje de Sangre Demoníaca. Por tanto, él siguió quedándose oculto todo ese tiempo, observando en silencio las actividades en la Familia Lavers. Era como una serpiente curvada en la oscuridad, esperando por la oportunidad perfecta para atacar.

En ese día, cuando él vio que Cage y Eve se marcharon de la Ciudad de las Sombras, sabía que la oportunidad que había estado esperando pacientemente había llegado.

El viaje de la ciudad al Fuerte Hessell tomaba aproximadamente siete días. Cage, Eve y un grupo de los guardias divinos de la Casa Lavers viajaban en una aeronave para llegar a su destino. Han Shuo sabía que ese no era el momento para atacar. Siguió la nave usando un general demonio mientras salía de su cueva y se dirigía al Fuerte Hessell.

Al usar a los generales demonio en el Caldero de la Miríada de Demonios, él podía captar cada actividad dentro de un radio de diez millas. Evito fácilmente a todos esos guardias divinos que lo estaban buscando y salió de la cordillera sin encontrar resistencia. Secretamente entró en el Fuerte Hessell.

En la mañana del octavo día, apareció en un vasto océano al norte del fuerte. Esa parte del océano era llamada, “Lágrimas de Poseidón”, era uno de los lugares más hermosos que se podían encontrar cerca de la Ciudad de las Sombras. En ese momento del año, las plantas en las profundidades del océano estarían floreciendo con extrañas pero hermosas flores. Algunas de las flores y pétalos caerían y serían arrastrados por la corriente. La vista del océano no sólo parecía extremadamente hermosa, también estaba llena con aromas encantadores.

De las plantas marinas florecientes, había una especie con enormes pétalos que producían dulces y deliciosos frutos. El Fruto del Mar era una delicia de temporada que los gourmet nunca se perderían. Por tanto, en esa época del año, ese lugar llamado Lágrimas de Poseidón atraería enormes multitudes de turistas de la Ciudad de las Sombras, especialmente los jóvenes.

Este año no fue la excepción. Cuando Han Shuo llegó al mar y extendió sus demonios generales, descubrió que las pequeñas islas por todo el mar estaban llenas de jóvenes y mujeres. Cage y Eve estaban en una pequeña isla con frondosos y exuberantes árboles y pequeñas pero hermosas casas vacacionales. Un colorido mar de flores estaba floreciendo en el agua de los alrededores de la pequeña isla. Era una escena hermosa.

El Fuerte Hessell era un territorio de la Familia Lavers. Como retoños de su clan, tenían la isla con el mejor escenario y vistas.

Por los primeros tres días, Cage y Eve habían permanecido en la isla y nunca se alejaron de los guardias divinos que iban con ellos. Han Shuo no pudo encontrar ninguna oportunidad para atacar.

Pero ese día, los hermanos se aburrieron de quedarse en la isla. Decidieron nadar y bucear alrededor de la isla así como reunir algunos Frutos del Mar sueltos. Como el océano era un territorio de la Casa Lavers, los dos no pensaban que el peligro podría alcanzarlos. No permitieron que los guardias divinos los siguieran.

“¡Hermano, vamos a separarnos y ver quién obtiene más Frutos del Mar!” Eve disfrutaba mucho de sus vacaciones en ese lugar. Había olvidado el dolor que Han Shuo le dio dada su aparente muerte. Se arrojó en el abrazo del océano.

“¡Bien!” Cage respondió casualmente. Estaba pensando sobre recolectar algunos Frutos del Mar extra para poder darle algunas a quien pretendía después de regresar a la ciudad.

El joven maestro y la joven dama de la Familia Lavers fueron en dos direcciones diferentes, hacia las regiones donde los Frutos del Mar florecían brillantemente…

Cuando Eve aterrizó entre un campo del mar de flores, por alguna razón no aparente, recordó sobre Teng Fei a quien ella usualmente adoraba. Cuando recordó lo atractivo y afectuoso que era Teng Fei, se sintió bastante nostálgica. Remarcó resentidamente, “ese miserable bribón. No es confiable en tiempos importantes. ¡Por qué todavía estoy pensando en él!”

Luego, todavía otra persona flotó en su mente. Su humor repentinamente se volvió terrible y maldijo, “desde que nací, nadie se había atrevido a abofetearme en el rostro. ¡Mereces estar muerto!”

«¿Eh?…” Eve frotó sus ojos y miró a la persona frente a ella de una cierta forma confundida. Murmuró para sí misma, “¿por qué estoy pensando en él y por qué no ha desaparecido de mi mente?”

“Señorita Eve, gracias por todavía pensar en mí… Jeje…” Han Shuo le dijo sonriendo a Eve. De antemano había cubierto el mar de los alrededores con la Bandera de la Alucinación.

“¿Incluso puede hablar? Alucinación… Estoy alucinando… Al parecer realmente dejó un gran impacto en mí… Esa cosa despreciable…” Eve murmuró mientras miraba a Han Shuo.

“Si, todo esto es una alucinación. ¡Después cuando mueras, no sentirás ningún dolor!” La sonrisa de Han Shuo se volvió helada y la escena alrededor de ellos repentinamente se transformó. La Bandera de la Alucinación estaba activada.

Los incontables dioses que fueron asesinados por el mal temperamento de Eve revivieron en un instante. Estaban sujetando sus propios intestinos, podridos de la cabeza a los pies, exudando sangre sucia o masticando sus brazos rotos…

“No se acerquen… no se acerquen aquí…” Eve chilló al máximo de sus fuerzas. La aterradora escena a su alrededor causó que temblara, gritara y llorara.

“Oh… Has asesinado a bastantes ¿no es así? ¡Jeje, quizás incluso la muerte no pueda expiarte de tus maldades!” Han Shuo se burló en voz baja. No se apresuró a tomar inmediatamente la vida de Eve. ¡En su lugar, observó fríamente como Eve lloraba miserablemente en su alucinación y lentamente era atormentada!

Espero hasta que ella estuvo completamente aterrada – cuando perdió completamente su mente y seguía gritando y riendo fue cuando finalmente atacó. Con un corte de sus Cuchillas Demoníacas, la cabeza de Eve fue separada y rodó fuera de su cuerpo. La sangre brotó desde su cuello separado y salpicó en las florecientes flores marinas, dándoles un retoque exótico.

El alma divina de Eve fue recogida por Han Shuo. Pronto se convertiría en uno de los generales demonio dentro del Caldero de la Miríada de Demonios y estaría unida para siempre a él.

“Fuerza decente pero desafortunadamente, ella nunca experimentó verdaderamente grandes contratiempos. Su mente es muy débil. No pudo siquiera resistir la alucinación de la Bandera de la Alucinación. Al parecer aunque los miembros de esos grandes clanes familiares tienen grandes fuerzas, carecen de fuerza mental…” Han Shuo murmuró para sí mismo y guardo su bandera. Él procedió en silencio a dirigirse hacia Cage.

En aquel entonces cuando él estaba en el mundo subterráneo del Continente Profundo, Donna, Bolten y los otros solían caer en las alucinaciones. Después de todo, incluso Donna quien tenía una fuerza muy aterradora, fueron afectados por las alucinaciones. De eso, él entendió que aunque esos miembros de los grandes clanes familiares en el Elysium podían tener una fuerza mayor a él, pero su corazón y mente no se comparaban a los suyos. Un corazón no templado al enfrentar constantemente la posibilidad de la muerte era débil y podría ser afectado fácilmente por sus alucinaciones.

Eve fue sólo la última persona en confirmar su hipótesis. Muy pronto, llego al lado de Cage. Comparado a su hermana, su mente era ligeramente más tenaz. No trato de escapar apuradamente de sus alucinaciones. En su lugar, las ataco salvajemente.

Era obvio que él también fue muy afectado por la alucinación. No pudo determinar que era real y que era su propia imaginación. Han Shuo sabía que podía terminar a Cage en su alucinación usando sólo la energía de sus encarnaciones.

Las alucinaciones, después de todo eran imaginarias. No importa que tan rápidos o feroces fueran los ataques de Cage, la alucinación permanecería. Era sólo con un corazón tan duro y firme como una roca que alguien podría liberarse de lo que existía en sus corazones. Obviamente, Cage estaba muy lejos de ser capaz de hacerlo.

Por tanto, Han Shuo simplemente se sentó y observó como Cage desperdiciaba su energía divina con la alucinación. Cage estaba tratando de ocultar el miedo en su corazón al lanzar salvajemente ataques. Pero claramente, eso era inútil.

“¡Largo! ¡Piérdete! ¡Puedo asesinarlos nuevamente a todos!” Cage gritó con firmeza para animarse mientras continuaba lanzando ataques. Gradualmente, Cage sintió que sus movimientos eran más y más pesados mientras su cabeza se mareaba. Fue sólo en ese momento que él se dio cuenta de algo.

¡Pero era muy tarde debido a que Han Shuo finalmente hizo su movimiento!

Repentinamente llegó a un lado de Cage y lanzó un golpe que contenía la más feroz de las fuerzas apuntando a su cabeza. Han Shuo ignoró y soporto treinta estallidos de los ataques sin fuerzas de Cage antes de que su puño aterrizara en su cráneo.

‘¡Salpicar!’ la cabeza de Cage estalló, salpicando su sangre y materia cerebral por todas partes.

Han Shuo luego recogió su alma divina, removiendo toda la evidencia que podría incriminarlo y se fue satisfecho. No olvido recoger su Bandera de la Alucinación.

¡Con eso, ambos, tanto el hijo como la hija de Avery Lavers, murieron por sus manos!

Aunque él no sabía si Avery descubriría que fue él quien asesinó a sus hijos, no le tenía miedo. Él había tomado a Avery como su enemigo más formidable y planeaba tener una pelea prolongada en su contra.

Pero aun así, había una cosa de la que él se arrepentía. Desde ese día en adelante, su relación con Donna no sería amistosa e incluso llegaría un día en que se convertirían en enemigos. Él siempre trato de evitar esa situación pero al final, lamentablemente, no pudo.