GDK – Capítulo 708

0

Capítulo 708: Búsqueda e investigación


*** Era el final de la noche, en las afueras de la Ciudad de las Sombras.

En el centro de un arbusto come hombres repentinamente apareció un trozo de una sombra oscura acompañado de un ruido sordo. La figura oscura chocó en una flor come hombres que se balanceaba, rompiéndola instantáneamente.

Un intenso hedor a sangre fue emitido desde la figura oscura. El aroma parecía llevar el más intenso poder de tentación, elevando la excitación de todas las plantas come hombres en el arbusto.

Resistentes y gruesas enredaderas con espinas y grandes hojas de las que se filtraba un fuerte líquido corrosivo que habían estado estáticas se movieron rápidamente hacia la figura oscura. En sólo un instante, la figura estaba completamente envuelta con hojas y enredaderas.

Las plantas come hombres que habían envuelto la figura presionando, rasgando y apretando sus agarres con todas sus fuerzas. Era obvio que las plantas querían estrangular, moler y tragar a la cosa viviente atrapada.

‘Grieta… Grieta…’ extraños ruidos vinieron desde la figura atrapada. Las tenaces enredaderas que apretaban duramente gradualmente comenzaron a aflojarse e incluso comenzaron a retirarse.

‘¡Salpicar!’, las hojas y enredaderas que no se retiraron a tiempo se desintegraron y se partieron por todas partes, revelando a Han Shuo en el centro.

Después de algo de tiempo, comenzó a mover sus brazos y piernas. Sentía que cada acción se había vuelto diez veces más difíciles y agotadoras que lo normal. Incluso sus párpados se sentían mucho más pesados y era extremadamente difícil abrirlos y cerrarlos.

Finalmente, con gran dificultad, se las arregló para sentarse con las piernas cruzadas en el suelo. Después de recuperar un poco de su energía, dejó que sus dos encarnaciones emergieran desde su cuerpo. Una de ellas se puso de pie a su izquierda y la otra a su derecha, observando cuidadosamente los alrededores y protegiéndolo vigilantemente.

Han Shuo decidió no regresar a la Ciudad de las Sombras. En su lugar, con sus dos encarnaciones cargando su cuerpo principal, localizó una cueva subterránea bien oculta en una de las muchas montañas alrededor de la Ciudad de las Sombras. Sus dos encarnaciones arreglaron el exterior de la cueva y se aseguraron de ocultar y borrar todos sus rastros. Siguiendo eso, su encarnación de la muerte se marchó silenciosamente.

Tarde por la noche, la ciudad carecía del clamor y la actividad vista durante el dia. En su lugar, parecía muy tranquila.

Su encarnación viajó al muro de la ciudad más cercano a la Residencia Lavers y en silencio reveló algunos generales demonios. Había múltiples torres de barreras alrededor de la ciudad las cuales podían atacar a cualquier invasor. Han Shuo no tenía la confianza de evitar las torres de barrera y por tanto decidió quedarse en las afueras del muro de la ciudad.

Los generales demonios sin forma, sin embargo, podían evitar la detección de esas torres. Han Shuo se ocultó en la oscuridad y observó la condición adentro usando varios demonios.

Los generales demonios, evitaron fácilmente las barreras defensivas en sus caminos, marchando directamente a sus destinos – la Residencia Lavers.

Las barreras encontradas en la Residencia Lavers eran incluso más avanzadas, pero aun así, no podían evitar que los demonios entraran. Después de hacer un círculo a través de la residencia, el general demonio localizó la habitación donde estaban Cage y Eve y procedió a vigilar todos y cada uno de sus movimientos.

“Hermano, ¿por qué padre no nos deja salir de la casa?” Los dioses en el Elysium no necesitaban mucho sueño y la mayoría de ellos estarían cultivando en silencio por la noche. Eve obviamente no era una de esas personas. En lugar de cultivar, se quejaba con su hermano, Cage.

“Padre tiene sus propias razones detrás de sus decisiones. Todo lo que necesitamos hacer es escuchar”, Cage parecía bastante tranquilo. Le disparó una mirada a la agitada Eve y dijo solemnemente, “padre está verdaderamente enojado en esta ocasión, estoy muy seguro de eso. Es mejor que seamos obedientes y no le demos problemas de momento. ¿Entendido?”

“Pero, pero ese tipo ha destruido tres de nuestras tiendas. Está pisando sobre nuestras cabezas. ¿No me digas que vas a rendirte?” Eve respondió con una voz ligeramente suave. Raramente veía a Cage siendo tan bien portado y sabía que debía haber una razón detrás de la anormalidad.

“¡No te preocupes por eso, padre ha dicho que se hará cargo!” Cage luego puso una sonrisa siniestra y fría y continuó, “escuche a los guardias divinos decir que padre ha bebido mucho anoche. ¿Sabes lo que ocurre después de que bebe?”

Eve estuvo confundida un poco antes de poner una expresión de sorpresa placentera y tartamudear, “te refieres… Te refieres…”

Cage asintió y afirmó, “¡qué a alguien se le va a acabar la suerte!”

“¡Fantástico! Sabía que padre no sólo observaría y dejaría que fuéramos intimidados. ¡Jaja! ¡Creo que nunca volveremos a ver a ese tipo!” Eve dijo y puso una sonrisa de júbilo. Su humor repentinamente mejoró mucho.

Han Shuo le ordenó a los dos demonios que espiaban a Cage y Eve que regresaran. Estos comenzaron a regresar silenciosamente a su encarnación que se ocultaba fuera del muro.

Han Shuo no continúo probando usando sus demonios ya que se había vuelto obvio para él quien fue la persona que trato de asesinarlo. El fuerte olor a alcohol en su atacante coincidía con la persona que mencionaban en su conversación Cage y Eve. Él no podía estar más seguro de la identidad de su atacante – ¡el Jefe del Quinto Cuerpo, Avery Lavers!

Entendió que si él hubiera tenido éxito al asesinarlo, incluso si la Familia Sainte descubría que fue quien cometió el asesinato, lo más probable era que no lo denunciaran y fueran a la guerra con él por su muerte ya que después de todo, Avery era el Jefe del Quinto Cuerpo y tendría el respaldo de toda la Casa Lavers.

Han Shuo pensó para él mismo, ‘tengo importancia mientras esté vivo. Pero muerto, seré absolutamente inservible. Un hombre muerto quien no produce ninguna medicina nunca podrá valer lo suficiente para que la Casa Sainte vaya a la guerra. Creo que si hubiera pasado eso, quizás ¿sólo Carmelita tomaría venganza por mí?’

‘Sin embargo, si ella no sabe quién lo hizo, ¿cómo podría vengarse?’

Una serie de pensamientos destelló rápidamente a través de su mente. Aunque el intento de asesinato de Avery durante su intoxicación parecía impulsivo, después de reflexionar en ello, descubrió que en realidad fue una decisión muy planeada y despiadada. Avery definitivamente no lo haría sin pensarlo. Debió pensar en ello profundamente antes de pretender estar ebrio y atacar.

Después de todo, ¿cómo era posible que un dios alto fuera afectado por el alcohol?

Luego de haber descubierto todo eso, él repentinamente sintió un helado escalofrío a través de su corazón. Ya no se atrevió a subestimar a cualquier dios alto en la Ciudad de las Sombras. Si un simple Avery era así de formidable, entonces los otros jefes de los guardias divinos y patriarcas de los grandes clanes familiares cuyas fuerzas eran más poderosas que las de este, debían ser incluso más aterradores.

Después de que Han Shuo calmó su mente y pensó cuidadosamente sobre la situación, llegó a darse cuenta que debido a que todo había salido bien con su Farmacia Perla Celestial, había subestimado a los expertos en la ciudad. ¡Especialmente, había juzgado mal que tan aterradores eran Avery y la Casa Lavers, llevándolo a ese incidente donde casi fue asesinado!

“¡¿Eh?!” Han Shuo gritó suavemente con sorpresa. Los generales demonios que estaban retirándose de la Residencia Lavers repentinamente descubrieron una sombra afuera de la habitación de Cage y Eve. La sombra se había fusionado completamente con la oscuridad y se movía como si intentara buscar algo…

“¿Dónde está? Estoy seguro de que debe haber algo cerca. Pero qué…” la figura sombría a la que Avery se refería como ‘Número Tres’ estaba buscando en los alrededores desde el interior de la oscuridad, tratando de localizar la amenaza desconocida.

Han Shuo le ordenó a sus demonios que se retiraran rápidamente. Estaba seguro de que la sombra ocultándose en la oscuridad debía ser un dios medio con una fuerza excelente quien era experto en ocultarse.

En esa noche, la encarnación de la muerte regresó en silencio a la cueva donde su cuerpo principal estaba oculto. Han Shuo tenía la intención de no regresar a la Ciudad de las Sombras de momento.

*** Dos meses después.

Gracias a los esfuerzos de Anito, la Farmacia Perla Celestial se había renovado completamente y se veía como nueva. Durante los dos meses, muchos de los grandes clanes habían ido a visitar y preguntarle a Anito sobre el paradero de Han Shuo, desesperados por comprar más de sus medicinas.

La mayoría de aquellos quienes se formaron y llevaron medicinas de la farmacia habían utilizado personalmente las medicinas. Alababan enormemente a la farmacia y les contaron a otros sobre lo milagroso de las medicinas vendidas por la Farmacia Perla Celestial. Más y más de los miembros ricos y poderosos de la ciudad comenzaron a prestarle atención a esa insignificante tienda pequeña llamada Farmacia Perla Celestial.

Anito no sabía nada sobre lo que ocurrió esa noche. Naturalmente, no era capaz de darle a la multitud una buena explicación sobre la misteriosa desaparición. Erebus, el Jefe del Tercer Cuerpo, había llamado a Anito algunas veces durante esos meses, pero como Han Shuo no se encontraba en los alrededores, él no pudo poner sus manos en ninguna medicina.

Otro mes pasó. La reputación de la Farmacia Perla Celestial creció incluso más en la Ciudad de las Sombras. Los grandes clanes familiares comenzaron a sospechar sobre la brusca y bastante prolongada desaparición de Han Shuo. Algunos de los clanes incluso despacharon a sus hombres para buscarlo en las cordilleras alrededor de la ciudad.

Fue durante ese tiempo que Carmelita finalmente salió de su cultivación aislada. El tono de su piel se volvió más y más normal. Aunque su apariencia todavía estaba muy lejos de ser llamada una belleza, su apariencia de ahora era simplemente fea con normalidad.

La emocionada Carmelita quien incluso había pensado en cómo recompensar a Han Shuo se decepcionó por su misteriosa desaparición. Comenzó a preocuparse después de saber por Anito que él había regresado con todos los ingredientes medicinales que necesitaba un dia antes de desaparecer.

El cuarto mes de su desaparición, no sólo ella, básicamente todos los miembros de los grandes clanes que esperaban comprar sus medicinas estaban convencidos de que algo debió haberle ocurrido. Muchos incluso creían que fue asesinado.

¡Carmelita sin embargo, no lo hacía!

Habiendo regresado de la Cordillera Nube Miasmática con él, ella sabía que tan habilidoso era para preservar su propia vida. Siendo capaz de escapar de la situación extremadamente peligrosa de la cordillera mientras llevaba a una persona herida, había dejado una profunda impresión en ella.

Sintiéndose ansiosa, Carmelita les ordenó a los guardias bajo su Casa Sainte que buscaran a Han Shuo. No sólo en la Ciudad de las Sombras, incluso en las ciudades y fuertes bajo la esfera de influencia recibieron su orden. La mayor búsqueda de Han Shuo había comenzado.

Simultáneamente, Andre, otro personaje significativo en la Casa Sainte, comenzó a investigar su desaparición.

“¿Qué descubriste?” Andre preguntó con sus ojos entrecerrados. Su pupila izquierda se volvió de un violeta oscuro y brillaba con luces heladas y asesinas. ¡Si Han Shuo estuviera presente, seguramente descubriría que Andre en ese momento no era nada amable y educado como usualmente lo era!

Una persona cuyo rostro estaba cubierto por una máscara blanca estaba arrodillado ante él. Su par de ojos, no cubiertos por la máscara, eran tan inertes y vacíos como un muerto. Le daría a cualquier observador la sensación más incómoda.

“Avery de la Casa Lavers bebió pesadamente en esa noche”, una voz monótona que parecía desprovista de toda emoción sonó desde atrás de la máscara blanca.

“Continua”, Andre cerró suavemente su ojo izquierdo que era violeta oscuro y miró a la persona con sólo su ojo derecho.

“En ese dia, el hijo de Avery, Cage, se dirigió al Quinto Cuerpo. Los dos tuvieron una discusión en una cámara secreta con este regresando a la Residencia Lavers poco después de eso. No ha dado ni un paso a las afueras de la Residencia Lavers incluso hasta este dia”, la voz sin emociones hizo una pequeña pausa y continuó, “sin embargo, hay testigos clamando que Avery no dejó el edificio del Quinto Cuerpo en toda la noche. Se quedó dormido en la cima del edificio después de beber y sólo despertó al amanecer”.

“Se excusa acusándose a sí mismo. Desde que las personas lo vieron permanecer en la cima del edificio, debió ser quien lo hizo. ¡Al parecer tengo que ir a hablar con él!” Andre se puso de pie y abrió su ojo izquierdo. Regreso a su color gris oscuro que era el mismo en su ojo derecho. Toda su conducta también se transformó y nuevamente era el educado y resplandeciente Andre.

De la nada, apareció en la cima de la torre donde Avery bebió. Con calma se sentó en esa silla que únicamente le pertenecía a Avery, mirando con calma hacia el cielo azul y relajadamente meció la silla.

Avery quien estaba en la parte baja del edificio y en medio de algo, repentinamente arrugó sus cejas. Les dijo a algunas personas ante él, “esto será todo de momento. ¡Pueden marcharse!”

“Mi Señor, hay algunas cosas más que necesitan tu…”

“¡Dije retírense!” Avery gruño con una voz helada antes de que la persona pudiera terminar.

Las pocas personas estaban asombradas. Rápidamente dejaron la habitación sin decir otra palabra.

La figura de Avery se volvió borrosa y apareció ante Andre al siguiente momento.

“No esperaba tu llegada, Lord Andre. ¿Cómo puedo ayudarte?” Avery abrió y sirvió una botella de vino mientras hablaba de una forma natural. Luego le entregó una copa de cristal llena con un líquido de color ámbar, diciendo, “vino de fruta del bosque noroeste del Dominio de la Vida. Pruébalo”.

Andre recibió la copa sonriendo, tomó un sorbo y alabo, “¡mmm… no está mal, no está mal en absoluto… Realmente sabes cómo disfrutar la vida, no es así!

Avery no dijo nada y en su lugar sonrio modestamente.

Andre bajo la copa de vino. Mientras miraba y agitaba suavemente la copa vacía en su mano, de la forma más natural, preguntó, “entonces, ¿Bryan está muerto o sigue vivo?”

La sonrisa en el rostro de Avery se volvió rígida y se congeló en medio de estarse sirviendo una copa de vino para sí mismo. Después de un largo tiempo, resumió el acto. Puso una sonrisa bastante amarga, sacudió su cabeza y respondió, “no lo sé…”