GDK – Capítulo 678

0

Capítulo 678: Superándose


“Hola, mis amigos. ¿De dónde vienen?” un anciano encorvado con cabello grisáceo saludo a Han Shuo y Akley sonriendo. Muchos del pueblo que estaban de pie al lado del viejo también estaban mirándolos con sonrisas amistosas.

Su actividad de adorar a los tres Dioses Supremos de la Iglesia de la Calamidad todavía continuaba no muy lejos a la distancia. La ceremonia no se miraba particularmente grave ni la conducta de los pobladores era muy solemne. En realidad se veían muy tranquilos.

“Venimos de la instalación de la matriz de transportación entre planos del valle. En realidad somos originarios de otro plano material. Hay un lugar al que queremos ir pero no conocemos la dirección o donde estamos exactamente. Esperábamos que pudieran ayudarnos a encontrar el camino», Han Shuo respondió sonriente y relajadamente como si estuviera conversando con un viejo amigo.

“Oh, entonces ese es el caso. Ese no es un problema en absoluto. Tenemos viajeros entre planos pasando por este pueblo con bastante frecuencia. Jaja, puedo decir a primera vista que ambos son seguidores de los Dioses Supremos de la Calamidad. Estamos más que dispuestos de ayudarlos”, el viejo dijo sonriendo. No parecía asombrado en absoluto y parecía ser que ese hecho ocurría con frecuencia.

“Akley, ¿por qué no describes el lugar a dónde vamos?” Han Shuo giró y le dijo a Akley.

Este que había estado caminando detrás de Han Shuo avanzó y comenzó a describirle su destino al anciano. Como toda la información sobre la mina de esencia divina grabada en el pergamino antiguo era caótica, también lo era su conocimiento sobre su destino. Quizás algunas variaciones habían tenido lugar en el destino guardado en el pergamino por lo que el anciano parecía bastante confundido y siguió preguntándole a Akley por más detalles.

Después de intercambiar palabras por algún tiempo, el viejo medito en silencio por un largo periodo de tiempo antes de repentinamente regresar en sí y dijo, “diríjanse al sur desde este lugar. El viaje les tomará alrededor de medio mes. Encontrarán una cordillera montañosa aislada. Hay una pequeña montaña entre esa cordillera llamada Montaña del Demonio. No estoy exactamente seguro de que es el lugar que buscas, pero tus palabras parecen describir ese sitio”.

“¡Gracias!” Akley respondió con una voz rígida e inmediatamente se giró hacia Han Shuo y dijo, “¡vamos, ese debe ser el lugar!”

“¡Espera!” el anciano repentinamente gritó. Cuando Han Shuo se dio la vuelta y lo vio con una mirada confundida, el anciano explicó, “ustedes chicos han venido al Elysium recientemente y quizás todavía deben entender la situación. Aparte de la raza humana, este Plano de los Dioses también alberga toda clase de especies inteligentes. Esa cordillera que recién mencioné está considerada fuera de los límites. Un grupo de no humanos está viviendo en ese lugar y la cordillera está dividida entre ellos. Si ustedes traspasan sus territorios sin su aprobación, esto podría invitar un montón de problemas innecesarios”.

“Entiendo, tendremos cuidado. ¡Gracias!» Han Shuo asintió y le agradeció al anciano sonriente.

“¡De nada! Sólo estén seguros de prestarle atención a eso. Sus alineaciones también recaen en los tres Dioses Supremos y están sujetos a ciertas restricciones. Mientras no los provoquen activamente, debería estar bien”, el anciano les dio su último consejo.

Han Shuo expresó su entendimiento y de nuevo le agradeció antes de dejar el pueblo junto a Akley.

“Le faltó decir que los humanos tienen el papel principal en el Elysium. En cuanto a las otras razas, algunos cultivan en las doce fuerzas fundamentales y otros están innatamente dotados con fuerza. Esas razas no humanas usualmente rendirán su lealtad y le servirán a los doce Dioses Supremos, con el fin de recibir sus protecciones divinas. Desde que a la mayoría de ellos no les gusta vivir en ciudades con multitudes de humanos y prefieren las montañas remotas y lagos, sólo serán invocados cuando estalla la guerra. Los residentes de las cordilleras deben ser de uno de esos grupos”, Akley le explicó después de salir del pueblo.

Había algunas razas de no humanos que podían ser encontradas en un plano material tan pequeño como el Continente Profundo, por tanto, obviamente habría incluso más que serían encontradas en ese extenso Plano de los Dioses. En aquel entonces, Claude, un nigromante de la Iglesia de la Calamidad, había invocado al dios maligno de tres ojos Ansidesi. Basado en su actual entendimiento, creía que Ansidesi de tres ojos podrían ser el líder de una raza.

Después de pensar por un tiempo, hizo una pregunta importante, “¿cómo puedes estar seguro de que esa Montaña del Demonio es nuestro destino?

“No estoy totalmente seguro de que la Montaña del Demonio es la que buscamos, aunque tengo fuertes sospechas de que lo es. Basado en las descripciones en el pergamino, necesitamos encontrar una montaña que se vea feroz y siniestra desde lejos, como un demonio mostrando sus colmillos y extendiendo sus garras. Le explique a ese viejo y la primera cosa que recordó fue esa montaña. Es por eso por lo que pienso que es lo que buscamos”, Akley explicó.

Después de escuchar la explicación, Han Shuo estuvo de acuerdo con su juicio. Era muy probable que la montaña con ese nombre fuera el objetivo que buscaban.

Aunque ese anciano con el que ambos se encontraron dijo que ir a la cordillera desde el pueblo les tomaría alrededor de medio mes, a la pareja le tomó la mitad de esa duración. A Han Shuo, llevando a Akley, le tomó sólo tres días para llegar a esa cordillera.

Ambos se encontraron con muchos pueblos más a lo largo de su viaje. Descubrieron más y más humanos desde que salieron del campo desolado. A mitad de camino en el viaje, Han Shuo descubrió dos cazadores de dioses bien escondidos. Como ambos cultivaban en la energía elemental de la oscuridad, él no podría ganar mucho de ellos y por ello abandonó los pensamientos de emboscarlos. En su lugar, los evito.

Por alguna razón, desde que él había tenido la mayor experiencia placentera al engullir la energía divina de la muerte de la cazadora, esa tentación de elevar rápidamente su fuerza comenzó a morder su fuerza de voluntad. Le dio una urgencia irresistible – ¡un impulso para buscar y succionar la energía divina de otros!

Ese intenso deseo de actuar era como una voz que lo persuadía persistentemente en cada momento, recordándole que tan fácil era ese método. Incluso Han Shuo no podía evitarlo y pensó lo pensaba brevemente.

“Maestro, esto no es bueno, no puedes seguir así. ¡He notado que tu corazón y mente se han vuelto más caóticos en días recientes!” El Espíritu del Caldero repentinamente le transmitió cuando llegaron a la cordillera.

“Lo sé. ¡Sé dónde radica el problema, pero no puedo encontrar una manera de resolverlo en este momento!” Han Shuo tomo una respiración profunda y le transmitió al Espíritu del Caldero.

“Esa tentación de poder es en efecto algo pero no debes dejar que te tome. Los cultivadores de las artes demoníacas también lo hacen ocasionalmente, pero no deben cazar imprudentemente a otros sólo para alzar sus propias fuerzas. Tarde o temprano, los cultivadores demoníacos quienes alzan sus propias fuerzas puramente confiando en absorber la energía de otros se encontrarán perdiendo cada vez más su propio autocontrol y al final se hundirán en la locura. ¡Ese tipo de cultivador que se desvía de la esencia de las artes demoníacas nunca alcanzará el último reino!” El Espíritu del Caldero explicó.

“¿Qué debería hacer?” Han Shuo confiaba en el juicio del espíritu y le preguntó.

“Esta clase de tentación es como una adicción a las drogas. ¡Es desviada y corrupta, no es algo que deberías tener y ciertamente es completamente diferente de los deseos en el fondo de tu corazón durante condiciones normales! ¡Lo que necesitas es controlar esa dependencia y tener una idea clara de que estás haciendo, en lugar de pensar como cazar a otros y elevar tu propia fuerza!” El Espíritu del Caldero le advirtió solemnemente.

“¡Ahora entiendo lo que debo hacer!” Han Shuo no era un tonto y rápidamente volvió a sus sentidos después de un breve momento de pensamientos. Se giró hacia Akley y le dijo, “todavía no entremos en la cordillera. ¡Necesitas un periodo de tiempo para recuperarte de algunas heridas para dejar de ser una carga para mí!”

“¿No es más fácil para ti mantenerme bajo tu agarre si permanezco en este estado?” Akley preguntó asombrado.

“Estamos en una relación de colaboración, no tengo el deseo de controlarte completamente bajo mi palma, ni estoy preocupado de que te vuelvas en mi contra en momentos críticos. ¡Por tanto, date algo de tiempo, al menos un período que te permita volar nuevamente!” Han Shuo respondió, pero interiormente pensó, ‘si usara la fuerza de mi cuerpo principal en contra de un dios menor de la destrucción como tú, estarías muerto sin lugar a dudas. ¿De qué tengo que preocuparme?’

«Muy bien, entonces. Busquemos un lugar y hagamos eso”. Todo ese tiempo, pensando que su relación era simplemente una de mutua explotación, Akley siempre estaba en guardia. Fue sólo después de ese punto que sus miradas hacia Han Shuo contenían cierta cantidad de confianza.

Las intenciones detrás del último al darle algo de tiempo para recuperar su fuerza en realidad no eran totalmente para su beneficio. De hecho, él necesitaba más el período de tiempo que Akley, para superar la codicia y la compulsión en su corazón y estabilizar su estado mental.

Después de localizar una cueva tranquila, Han Shuo sello a su compañero y abrió una cueva separada para él.

Calmó su mente e inmediatamente, siguiendo las instrucciones del Espíritu del Caldero, comenzó a tratar de conquistar esa adicción inestable en el fondo de su corazón que crecía lentamente con más y más intensidad.

Aprendió de Donna que los cazadores de dioses eran un puñado de pervertidos lunáticos. Una vez que una persona experimentaba la absorción de la energía divina de otra persona, ya no sería capaz de ejercer control sobre sus deseos. Justo como el espíritu dijo, esas personas eran muy parecidas a los adictos a las drogas. Constantemente cazarían y matarían para satisfacer la insaciable codicia en sus corazones. Era raro que cualquiera pudiera superar esa clase de adicción.

La razón por la que los cazadores de dioses inmediatamente eran asesinados sin juicio en cada Dominio de los Dioses Supremos, era que ellos sabían que los cazadores nunca serían capaces de superar la adicción. Siempre cazarían a otros que cultivaran la misma energía por el resto de sus vidas. Estaban más allá de la redención y la única cura era la muerte.

Después de haber absorbido la energía divina de esa mujer, él también había experimentado ese maravilloso sentimiento. La sensación de tener todo lo que otra persona había ganado al cultivar arduamente por cientos e incluso miles de años fluyendo por sus cuerpos en un corto periodo de tiempo, alimentando un rápido avance en su fuerza, para esos dioses sirviendo en la Iglesia de la Calamidad quienes eran malvados para empezar, esta era en efecto una muy profunda tentación que no podía ser superada.

Dentro de la cueva, Han Shuo abrió su alma con sólo su tenaz fuerza de voluntad. Vacío su mente y se forzó a sí mismo a resistir esos pensamientos corruptos que fluían incesantemente en su mente.

Todo el proceso de la cultivación de las artes demoníacas siempre había sido una lucha consigo mismo. Desde el día en que comenzó a cultivar las artes demoníacas, constantemente había retado los límites de su resistencia y soportado toda clase de dolores inhumanos. La tenacidad de su fuerza de voluntad estaba más allá de lo que una persona común podía imaginar. Todo el tiempo el cultivador iba a través de una metamorfosis, tendrían que soportar un largo período de dolor inhumano. Habiendo soportado el proceso de las transformaciones una y otra vez, él había demostrado ampliamente si fuerza de voluntad.

Dentro de la cueva, hizo retroceder las olas de retorcidos deseos que surgían en su mente una y otra vez usando su extraordinaria fuerza de voluntad. Temblaba de la cabeza a los pies o quizás golpeaba su propio pecho de vez en cuando. Sin embargo, con el tiempo, se las arregló para calmarse gradualmente.

Después de cinco días, su mente era como la superficie de un tranquilo lago, completamente calmado sin la menor ondulación. Exitosamente había conquistado ese deseo anormal.

“¡Felicitaciones, maestro! ¡Siento que también haz hecho algunos rompimientos en el Reino del Presagio! Por otra parte, puedes continuar engullendo las energías de otros usando las artes demoníacas en el futuro. Debido a que has controlado y contenido completamente ese deseo pervertido, ya no estarás tentado en las profundidades de tu alma. ¡Haz prevalecido sobre ti mismo nuevamente!”

“¡Entendido!” Han Shuo se levantó alegremente. Estaba relajado y tranquilo.