GDK – Capítulo 671

0

Capítulo 671: Elysium, el Plano de los Dioses


La distancia de una transmisión entre planos estaba directamente relacionada con los minerales de cristales de energía que consumía. A mayor distancia, más minerales requeriría la transmisión.

La distancia entre el Continente Profundo y Elysium debía ser inimaginablemente lejana. Comparado a transmitirse del reino del Abismo al Continente Profundo, esta transmisión tomó un tiempo mucho más largo.

Finalmente, cuando Han Shuo estaba a punto de sentirse con náuseas, sintió que la constante distorsión entre el espacio tiempo a su alrededor había cesado.

Al siguiente instante, él sintió una extremadamente intensa energía de la muerte a su alrededor – incluso más intensa que la que había encontrado en el Inframundo cuando su consciencia lo visitó. Él estaba enormemente sorprendido e inmediatamente expandió su consciencia. Después de sentir cuidadosamente con sus ojos cerrados, descubrió que la atmósfera no sólo era rica en el elemento de la muerte, sino también en los otros siete elementos eran así de intensos.

Antes de aventurarse en ese mundo, él había aprendido de Donna y sus expertos que entre los numerosos planos materiales encontrados en ese universo, el Elysium era el más adecuado para que un dios cultivara. Al principio no estaba completamente convencido cuando escucho eso. Pero ahora que él había sentido personalmente los increíblemente ricos e intensos elementos que llenaban ese mundo, no pudo estar más de acuerdo con esa oración. Su corazón estaba abrumado con asombro.

“¡Hey! ¡Jovencito! ¡No ocupes el sitio, apúrate y muévete!”

Han Shuo fue sacudido. Cuando abrió sus ojos, descubrió que bajo sus pies estaba una matriz de transportación entre planos. Esa matriz de transportación era incluso más enorme que la que estaba dentro del Cementerio de la Muerte. Parecía estar dividida en múltiples secciones pequeñas, como en la que él estaba de pie.

No muy lejos de él había tres puestos de observación de tres pisos de altura. Había tres personas vistiendo armaduras negras en el puesto. Cada uno llevaba una pica negro tinta que tenía un delicado diseño decorativo. Cuando Han Shuo probó con su consciencia, descubrió que los tres eran cultivadores del elemento de la oscuridad con fuerzas de aproximadamente dioses menores de la etapa temprana.

Cuando vio al lado, descubrió que esa instalación estaba en un valle lleno de toda clase de pastos y plantas alienígenas. Había escarpadas rocas alrededor del valle. En el centro del valle estaba la matriz de transportación entre planos en la que él estaba.

“¡Muévete! ¡No estorbes a los demás de usar la matriz de transportación!” uno de los dioses menores vistiendo una armadura negra en la plataforma lo señalo con su pica y gritó.

Este puso una sonrisa y salto en el aire. Su cuerpo se tambaleó antes de que pudiera flotar en el aire de una forma bastante incómoda.

Después de casi caer, inmediatamente se dio cuenta de que la aceleración gravitacional en ese plano material era diferente de la del Continente Profundo. ¡La gravedad, de hecho, era veinte veces más grande que en el Continente Profundo!

Debido a la enorme diferencia en la gravedad, él había agotado más energía de la usual cuando desplegó el hechizo de levitación usando la energía elemental de la muerte. Casi caía debido a que no se había adaptado a la nueva gravedad.

Pero muy pronto, se las arregló para adaptarse. Voló desde la matriz de transportación entre planos a una velocidad más lenta de la usual.

La velocidad de vuelo de cualquiera podría ser afectada bajo semejante campo gravitacional tan enorme. Anteriormente en el Continente Profundo, él quizás era capaz de volar como un avión de combate. Pero en el Elysium, tenía dificultades para tomar el aire.

“Es un dios menor de la muerte. También parece ser un recién llegado. ¡De lo contrario, probablemente no habría usado la matriz de transportación de aquí!” ese dios menor de la oscuridad que reprendió a Han Shuo le susurro a los otros dos a su lado.

Después de que Han Shuo salió de la matriz de transportación, la persona le gritó con una voz baja, “¡sal al frente y encontrarás al oficial de inmigración!”

Cuando expandió gradualmente su consciencia, descubrió que el valle era extremadamente vasto. Había dioses de varias fuerzas distribuidos en diferentes regiones.

Siguiendo las instrucciones de ese dios menor, caminó directamente a la salida. No le tomo mucho antes de que encontrara varias estructuras altas y largas a su alrededor.

Frente a uno de los edificios estaba un viejo sentado detrás de un escritorio de madera negra. Parecía estar ocupado con algo ya que le pregunto sin incluso alzar su cabeza, “¿nuevo aquí?”

“Sí”, Han Shuo respondió.

El viejo con un rostro mortalmente pálido y cabello desordenado alzó su cabeza para darle un rápido vistazo hacia él antes de decir con indiferencia, “¿tienes una tablilla divina?”

“No, no la tengo, intentó obtener una”, Han Shuo respondió sonriente. Podía decir que ese viejo era un dios menor de la etapa tardía cultivando en la energía elemental de la muerte.

La tablilla divina era el pasaporte en Elysium. Era similar a una tarjeta de identificación de regreso en su mundo original. Cada ser en Elysium mientras fuera un dios, tendría una tablilla divina. De lo contrario, si alguien se aventurara a través del Elysium sin ella, no sólo se le prohibiría entrar en la mayoría de las regiones, si desafortunadamente perecía, no habría una forma fácil de identificar su cuerpo.

Antes de ir allí, él había obtenido el conocimiento general de ese aspecto de Donna y los otros. Sabía que aquellos quienes iban por primera vez obtendrían una tablilla divina en ese lugar. Sin embargo, ese servicio no era gratuito – ¡uno debía pagar con monedas de cristal!

«¿Oh? Eres consciente de las reglas. Bien, ochenta monedas de cristal azul. ¡Me encargaré de esto por ti!” el viejo sonrió siniestramente y extendió su mano para cobrarle.

Aparte del Elysium, en la mayoría de los planos materiales de alto nivel y lugares donde los dioses eran comúnmente encontrados, la circulación actual no era de monedas de oro – ¡sino las monedas de cristal! Para los dioses, el oro era sólo un mineral comúnmente encontrado. No contenía ninguna energía y no era valioso en absoluto.

Las monedas de cristal eran formadas al purificar los minerales de energía. Cada pieza de moneda de cristal contenía cierta cantidad de energía. Su energía podía ser usada para alimentar las matrices de transportación, fundir armas divinas y desplegar toda clase de barreras y sellos misteriosos. En resumen, eran muy útiles y tenía un vasto rango de usos prácticos.

Sin embargo, las monedas de cristal no podían ser absorbidas por los dioses para formar energía divina. Los cristales que podían ser absorbidos por los dioses se llamaban esencias divinas que eran mucho más raras de ser encontradas. En aquel entonces en el Vacío, Han Shuo sólo había obtenido algunas piezas de estas. Hacía mucho que había absorbido todas las esencias de la muerte que podía usar.

Aunque los dioses no podían absorber la energía en las monedas de cristal, tenían un amplio rango de aplicaciones que todos encontraban útiles. Por tanto, se convirtió en la actual circulación entre los dioses.

Igual que el sistema de monedas de oro en el Continente Profundo, las monedas de cristal estaban divididas en clases, llamadas, monedas de cristal azul, monedas de cristal púrpura y monedas de cristal negro. La energía en una pieza de monedas de cristal púrpura era equivalente a cien monedas de cristal azul mientras que una moneda de cristal negro tenía la misma energía que cien monedas de cristal púrpura.

“¿Ochenta piezas?” Han Shuo quedo en blanco por un momento antes de preguntar con una voz poco convencida, “¡recuerdo de las reglas que eran cincuenta piezas!”

Bajo su atenta mirada, extrañas luces salían desde los ojos del viejo. Gruñó fríamente y respondió, “solían ser cincuenta piezas pero eso fue hace mucho. Ahora son ochenta piezas. Si no tienes suficientes monedas de cristal, realiza algunos años de minería en este valle. Puedes obtener una tablilla divina y dejar este valle cuando tengas suficientes”.

Han Shuo inmediatamente entendió la situación real cuando vio ese destello de una fracción de segundo que tuvo el anciano.

Donna y sus expertos definitivamente no estaban equivocados al decirle que la tarifa para obtener una tablilla divina era de cincuenta monedas de cristal azul. Ese viejo le pidió ochenta monedas de cristal azul debido a que trataba de defraudarlo, sólo debido a que era un recién llegado.

La mayoría de los dioses quienes llegaban a ese plano material de alto nivel como el Elysium por primera vez, debido a la falta de experiencia, poca familiaridad con una tierra extranjera o quizás incluso nunca habían escuchado sobre la existencia de las monedas de cristal, tendrían que sacar cualquier cosa de valor que llevaran para intercambiar por suficientes monedas. Si uno no llevará suficientes objetos de valor, la única opción que quedaba era permanecer en el valle y trabajar como minero para reunir suficientes monedas de cristal para una tablilla divina.

Ciertamente, ese viejo no se atrevería a defraudar a los dioses con el respaldo de los grandes clanes familiares. Sólo tenía como objetivo a los recién llegados como él.

“¿Estás seguro de que son ochenta monedas de cristal azul?” Han Shuo puso una ligera sonrisa y buscaba una confirmación.

A él no le faltaban esas treinta monedas de cristal. Antes de marcharse, Donna y sus expertos lo habían provisto con varias monedas de cristal púrpura. Además, después de irrumpir en los anillos espaciales de Kaiser y Eriksson con el Espíritu del Caldero, había obtenido tres armas divinas así como también varios cientos de monedas de cristal púrpura. Esas treinta monedas de cristal azul adicionales no eran una cantidad inalcanzable para él.

¡Sin embargo, él estaba muy descontento al encontrar que alguien trataba de defraudarlo justo después de llegar al Elysium!

“Ochenta monedas de cristal azul. ¡Ni una pieza menos!” el viejo estaba bastante impaciente. Interiormente pensó, ‘eres sólo un recién llegado sin respaldo. Eres un verdadero idiota por regatear conmigo’.

Karkh… Karkh… Repentinamente, un joven cubierto con cortes y moretones se tambaleó hacia Han Shuo. Apenas estaba consciente y tosía una bocanada de sangre cada ciertos pasos. Parecía estar gravemente herido. Había una obvia aura de la destrucción en su cuerpo.

El cabello plateado del joven estaba chamuscado y sus ojos azules eran impotentes. Después de cojear hacia la mesa con una gran dificultad, inmediatamente dijo con una voz débil, “¡quiero una tablilla divina!”

“Ochenta monedas de cristal. ¡Ni una pieza menos!” el viejo le disparó una mirada furiosa y dijo mecánicamente.

“Lo que sea, la compraré a crédito. ¡Regresaré a pagarte cuando tenga el dinero!” el joven dijo sin fuerzas.

“¿Comprar a crédito?” Como si hubiera escuchado la mejor broma del año, el anciano estalló en risas. “Jovencito, eres cazado por alguien y sólo te las arreglaste para escapar a este lugar con gran dificultad, ¿cierto? Parece que definitivamente fuiste herido severamente. ¿Tu cerebro también fue golpeado? ¡Nunca ha habido ningún precedente de comprar a crédito en este lugar!”

“Puedo comprar a crédito en cualquier otra parte. ¿¡Por qué no puedo aquí!?” aunque el joven estaba débil, aun así permaneció arrogante en su forma de hablar. El aura de la destrucción en él creció más y más intenso como si pudiera explotar en cualquier momento.

“Chico, este es el Elysium. Tú quizás seas increíblemente respetado en los planos materiales de bajo nivel. Pero cuando llegaste a este lugar, hump, será mejor que conozcas tu lugar. He visto a muchas personas como tú. Estás acostumbrado a ser dominante y no puedes cambiar tu temperamento dentro de un corto tiempo. Pero está bien – ¡nosotros nos especializamos en bajar los malos humores!” el viejo dijo con una escalofriante sonrisa. Le disparaba miradas a Han Shuo con sus ojos fríos mientras hablaba, como si esas palabras también estuvieran dirigidas a él.

Después de terminar esas palabras, el viejo aclaró su garganta y repentinamente hizo un largo y fuerte silbido.

Justo después de que su silbido sonó, diez o más dioses vistiendo armaduras negras y sosteniendo picas con delicados patrones decorativos repentinamente salieron de los edificios de los alrededores. El que los dirigía era un dios medio en la etapa temprana con una expresión grave y severa. Después de llegar, le disparó una mirada hacia los tres y dijo con una voz firme, “¿quién está dando problemas?”

“¡Jeje, este quiere comprar a crédito!” el viejo dijo con una sonrisa siniestra.

Después de escuchar esas palabras, mientras el que los dirigía permanecía serio y firme, todos los otros guardias divinos rieron fuertemente.