GDK – Capítulo 665

0

Capítulo 665: Matando dos dioses


La fuerza de un cultivador de las artes demoníacas incrementa en un amplio margen con cada incremento en el reino demoníaco. Habiendo roto a través del Reino de los Nueve Cambios y haber alcanzado el Reino del Presagio, Han Shuo creía que su cuerpo principal se había vuelto sustancialmente diferente en todos los aspectos.

En los pasados nueve días, Kaiser y Eriksson habían agotado sus energías al tratar de encontrar la forma de salir de esa formación de desorientación. Esa era una gran oportunidad para que él los derrotará.

Han Shuo tenía planes de respaldo en caso de que no pudiera derrotarlos. Gracias a la existencia del Espíritu del Caldero, no sólo él podía hacer uso de los demonios místicos dentro del Caldero de la Miríada de Demonios, también podía operar todas las formaciones demoníacas a su alrededor por medio del espíritu. Por tanto, no importaba en qué aspecto, estaba completamente preparado para tomar las vidas de Kaiser y Eriksson.

Aunque él poseía una absoluta confianza en el resultado final, Kaiser y Eriksson no tenían idea de que tan poderoso se había vuelto. De hecho, ambos habían pensado que él debía haberse vuelto loco cuando escucharon que dijo que los iba a matar. Incluso un tonto sabría que un simple dios menor estaría muerto sin lugar a dudas cuando se enfrentaba en contra de dos dioses medios. ¿Cómo podría un dios menor tener una oportunidad?

“Jajaja…” Eriksson miró hacia Han Shuo como si estuviera viendo a un hombre muerto. Con un rostro lleno de desprecio, dijo, “vamos. ¡Me quedaré aquí parado y esperaré a que me mates! Humph, incluso si hemos agotado un montón de nuestra energía divina, un lastimero dios menor como tú no serás capaz de tocarnos”.

«Eriksson, no lo mates rápidamente. Asegúrate de descubrir cómo entro en este lugar antes de matarlo”. Sin siquiera haber puesto un ojo sobre Han Shuo, Kaiser cerró sus ojos para recuperar su energía divina y le recordó casualmente.

La pareja fue atrapada en la formación por un largo tiempo y no pudieron encontrar la salida, pero Han Shuo repentinamente había llevado un destello de esperanza. Quizás Eriksson sólo quería tomar la vida de Han Shuo pero no Kaiser. Su único deseo era partir de ese lugar problemático tan pronto como fuera posible.

Después de escuchar el recordatorio, Eriksson gruñía fríamente, “no necesito de tu recordatorio. ¡Sé lo que se debe hacer!”

Kaiser, cuyos ojos estaban cerrados, puso un rostro recto y no dio ninguna otra respuesta. Sabía que Eriksson todavía estaba molesto con él por no hacer más que observar cuando fue bombardeado por ataques. Ese asunto había abierto una grieta en su amistad y quizás esta nunca sanaría.

«¿Oh? ¿Estás tan confiado?” Han Shuo dijo tranquilamente mientras miraba hacia Eriksson que estaba sonriendo.

Antes de obtener el Caldero de la Miríada de Demonios y antes de alcanzar el Reino del Presagio, en contra de Eriksson, él no tendría más opción que escapar por su vida. Pero ahora las cosas habían cambiado. Con seguridad él tenía la certeza del resultado al pararse ante Eriksson sin ningún miedo.

El último estaba asombrado de las palabras de Han Shuo y se sintió bastante confundido en su corazón. No podía entender por qué era tan atrevido como para estar ante él en lugar de correr. Tampoco pudo evitar el comenzar a medirlo.

Colocó su concentración en él y sintió la energía elemental de la muerte en su cuerpo. La energía era simplemente de un dios menor y no había ni una cosa que fuera inusual sobre él. Inmediatamente, dejó salir un suspiro de alivio. Mientras lo miraba con sus ojos helados, dijo, “corta las tonterías. ¡Dime como llegaste aquí y quizás te daré una muerte menos dolorosa!”

Han Shuo rio de corazón. Comenzó a caminar hacia Eriksson paso a paso y dijo arrogantemente, “¡no te preocupes por eso, saldrás de este lugar muy pronto!” Cuando Eriksson arrugó sus cejas, el rostro de Han Shuo se volvió helado y continuó con una voz grave, “¡pero será tu difunta alma divina la que saldrá conmigo!”

Después de terminar esas palabras, su gran mano se disparó, perforando directamente hacia el pecho de Eriksson.

El rostro de este estaba lleno de desdén. Miró fríamente la mano que se acercaba pulgada a pulgada hacia él, pero no hizo nada. Sintió con claridad la energía divina de la muerte contenida en la mano de Han Shuo. La energía era tan débil que no estaba preocupado en absoluto.

Eriksson estaba de pie y era firme como una montaña. En un momento desconocido, una capa de hielo sólido cubrió su cuerpo, haciendo que se viera como una escultura que era helada y sin rastros de vida. La capa de armadura formada en su pecho usando el hielo, estaba brillando fuertemente. Incluso aunque estaba dentro de la capa de hielo, la expresión del dios no fue afectada y todavía tenía un rostro desdeñoso.

El corazón de Han Shuo era pacífico y calmado con sus ojos firmemente centrados en él. De pronto, Han Shuo desplegó las Cuchillas Demoníacas, causando que las uñas de sus dedos crecieran rápidamente en largas y afiladas cuchillas que iban para perforar el pecho de Eriksson.

Repentinamente, este sintió una enorme cantidad de una energía desconocida desde la enorme mano. Esa energía que no pertenencia a ninguna de las doce fuerzas fundamentales dándole a Eriksson una palpitación intensa.

“¡Eriksson, cuidado!” Kaiser quien estaba recuperando su energía divina con sus ojos cerrados también sintió la peculiar energía que repentinamente apareció en la mano de Han Shuo e inmediatamente gritó.

Desafortunadamente, como Eriksson fue muy egoísta, dejó que Han Shuo se acercara a él y por tanto permitió que sus Cuchillas Demoníacas aterrizaran directamente en su pecho. La advertencia de Kaiser llegó muy tarde.

‘¡Grieta!’ La armadura de hielo que cubría a Eriksson desde la cabeza a los pies se partió en pedazos cuando las Cuchillas Demoníacas lo atravesaron.

Este no pudo escapar a tiempo. Las cuchillas perforaron a través de su corazón y pulmones, emergiendo en su espalda.

Han Shuo perforó completamente con sus brazos a través del cuerpo de Eriksson. Volvió la distancia entre ellos cercana y mientras miraba directamente los aterrados ojos del dios, él puso una sonrisa malvada y dijo con una voz despiadada y siniestra, “¿cómo se siente?”

Mientras hacía la pregunta, retiro su brazo, colocando las Cuchillas Demoníacas de regreso en sus órganos y procedió a darles una rápida sacudida. Mientras se reproducía una ronda de escalofriantes sonidos que provocaban piel de gallina de huesos y órganos siendo partidos. Su sangre salpicaba por todas partes como si fuera un tubo roto.

Eriksson estaba incomparablemente aterrado. Quería forcejear para liberarse pero estaba fuertemente sostenido por Han Shuo con una mano, no podía escapar.

“¡Alto!” Kaiser repentinamente rugió y escupió un poderoso rayo de luz desde su boca, disparándose directamente hacia la espalda de Han Shuo.

“Jeje…” este rio siniestramente en voz baja. Aunque sabía que Kaiser podría lanzar un ataque, su enorme mano que estaba reteniendo el cuerpo de Eriksson que chorreaba sangre, de pronto se balanceó en el camino del poderoso rayo de luz de Kaiser.

“Ahh…” Eriksson fue golpeado por el poderoso rayo y grito de dolor.

“¿Lo ves? ¡Él también está tratando de matarte!” Han Shuo dijo con una sonrisa condescendiente. Incluso alzó su brazo que estaba atravesando el cuerpo de Eriksson quien todavía tenía que morir completamente, para que pudiera ver a Kaiser.

Quizás él había perdido mucha sangre, tal vez perdió su mente después de ser severamente herido, estando suspendido en lo alto del aire miró resentidamente hacia Kaiser quien se sentía culpable por haberlo golpeado.

El par de ojos resentidos que en realidad estaban sobre Han Shuo, por la fuerza los giró para en su lugar estar directamente en Kaiser. Como él se estaba sintiendo culpable, inmediatamente quedó aturdido cuando vio esas miradas, rápidamente explicó, “¡Eriksson, no escuches sus tonterías, estaba tratando de darte una mano!”

“¡Kaiser bastardo, acabaré contigo!” Repentinamente, Eriksson quien estaba alzado en lo alto hizo gestos amenazantes y atacó repentinamente hacia Kaiser.

Este estaba anormalmente en pánico y lo evadió con frenesí mientras trataba de explicar, “¡realmente estaba tratando de ayudarte! Eriksson ¿estás loca? ¡Nuestro enemigo está detrás de ti!”

‘¡Golpe!’ Kaiser quien se las arregló para evitar y esquivar los repentinos ataques de Eriksson de pronto sintió una enorme cantidad de energía fluyendo hacia él desde su espalda. Inmediatamente escupió una bocanada de sangre. Sus pisadas fueron lanzadas al desorden y su corazón se aterró.

“Kaiser bastardo, ¿cómo te sientes?” cuando Kaiser se dio la vuelta, miró a Han Shuo quien estaba llevando una malvada y complacida sonrisa.

“Esa voz, ¿eras tú?” Cuando descubrió repentinamente que Han Shuo estaba hablando usando la voz de Eriksson, repentinamente volvió a sus sentidos. Cuando se giró para mirar al otro dios, vio que estaba cojeando débilmente en el suelo y absolutamente no podía hacer muchos movimientos. Fue sólo en ese momento que se dio cuenta de que Han Shuo había estado controlando el discurso y las acciones de Eriksson como una marioneta

“Desde luego que era yo. Eriksson básicamente está acabado. Cómo tendría tanta energía para hacer tanto ruido. ¡Eres un idiota!” Han Shuo sonrió mientras se burlaba de Kaiser. Parecía deleitarse al mirarlo escupir la bocanada de sangre después de ser golpeado por su ataque sorpresa.

“Maestro, la energía del alma de ese tipo es bastante decente. Puede ser convertida en un demonio general”, el Espíritu del Caldero le transmitió a Han Shuo.

“Muy bien, ¿cómo debo proceder?” Han Shuo preguntó inmediatamente.

“¡Es simple, sólo déjame salir y manejarlo!” El espíritu respondió.

Con un pensamiento, el Caldero de la Miríada de Demonios silbó desde el área de su abdomen y en un instante, llegó al lado del dios colapsado en un charco de su propia sangre. El caldero directamente se insertó a sí mismo en el cráneo de Eriksson. Una niebla verde brilló desde el caldero mientras las escrituras comenzaron a retorcerse.

Como el maestro del caldero, Han Shuo sintió claramente que el alma divina de Eriksson había sido succionada al caldero. La luz verde repentinamente se desvaneció y el Caldero de la Miríada de Demonios voló de regreso a su cuerpo.

El dios colapsado en el charco de sangre ahora estaba sin su alma divina. Era simplemente un cuerpo sin vida.

“¿¡Tú, tú en realidad mataste a Eriksson!?” la sangre estaba fluyendo constantemente desde las esquinas de los labios de Kaiser. Su voz estaba temblando mientras no podía creer el hecho que había atestiguado.

Han Shuo se encogió de hombros y con una sonrisa bastante siniestra, dijo, “no estés tan asombrado. Pronto seguirás sus pasos. ¡Ustedes dos podrán incluso continuar siendo compañía uno del otro dentro de mi caldero, no estarás solo!”

“¿Matarme? ¿Podrás?” Al parecer Kaiser todavía tenía que reconocer la situación. Pensó que la razón por la que Han Shuo pudo matar a Eriksson fue todo debido a su ataque sorpresa y que el dios para empezar estaba severamente lastimado.

Han Shuo no le respondió y en su lugar aulló con una risa. Luego, comenzó a mover sus manos y disparó brillos demoníacos desde sus palmas. Todos aterrizaron y se desvanecieron en el espacio alrededor de Kaiser.

Al principio, pensó que esos brillos caerían en él. Cuando descubrió que esos rastros de brillos demoníacos aterrizaron en espacios vacíos, sonrió y preguntó, “¿qué? ¿Tienes problemas al apuntar tus ataques?”

Han Shuo no respondió en su lugar rio desde su vientre. Los brillos demoníacos continuaron disparándose desde su palma y todos aterrizaron en un espacio vacío alrededor de Kaiser antes de desvanecerse con destellos resplandecientes.

“¿Puedes sentirlo?” Repentinamente, Han Shuo detuvo el extraño y errático ataque, le pregunto a Kaiser con una sonrisa burlona.

“¿Sentir qué?” Kaiser estaba sobresaltado y anonadado.

“¡El temblor en el espacio! ¡Tú idiota!” Han Shuo respondió sonriendo de oreja a oreja. Mientras se aproximaba a Kaiser a paso a paso, desplegó sus Cuchillas Demoníacas en sus dos manos.

El rostro del dios se sacudió después de escuchar esas palabras. Fue sólo ahora que él descubrió el temblor que venía desde el espacio a su alrededor que comenzó débil pero rápidamente incremento en magnitud. El temblor había afectado tanto su cuerpo como alma, haciéndolo sentir impotente y adormecido de la cabeza a los pies.

El Cambio en el Espacio era uno de los métodos de ataque en el Reino de los Nueve Cambios. Han Shuo llegó a comprender como usar el ataque cuando estaba dentro del Caldero de la Miríada de Demonios y quiso intentarlo con ese dios.

Intensas distorsiones fueron producidas en el espacio en la región. Desde el exterior, se miraba como si olas a través del agua se propagaran en una esfera suspendida. Han Shuo observó atentamente cómo el cuerpo del dios estaba comenzando a retorcerse y distorsionarse. La sangre comenzó a fluir de sus siete aperturas. Estaba impotente en contra de ese ataque.

Muy pronto, bajo los efectos del Cambio en el Espacio, la distorsión del espacio rasgó agujeros sangrientos alrededor de todo el cuerpo de Kaiser. Su sangre salpicó por todas partes como un atomizador.

El Caldero de la Miríada de Demonios que había entrado en el cuerpo de Han Shuo nuevamente salió. Creció y voló directamente para cubrir al dios quien estaba en su último aliento. Con un brillante destello de luz verde, el alma divina de Kaiser fue capturada por el caldero. Su cuerpo, sin el soporte de su alma divina, se convirtió en un montón de sangre acuosa. ¡Sus huesos se convirtieron en polvo y fueron dispersados!

“¡Maestro, muy pronto habrá dos demonios místicos más!” El Espíritu del Caldero transmitió después de regresar a su cuerpo.

“¡Fantástico! ¡Fantástico!” Han Shuo lo felicito. Luego, después de revisarlo en su mente por un tiempo, le pregunto al espíritu, “en tu opinión, si hubiera peleado con esos dos de frente sin montar ataques sorpresa, ¿Cuáles serían mis oportunidades de ganar?”

Aunque él había probado su fuerza en su nuevo reino, como les había asestado la mayoría de las heridas por los ataques sorpresa y con ambos dioses habiendo agotado una gran parte de sus energías divinas, sin estar en la mejor condición, no podía determinar precisamente la fuerza actual de su cuerpo principal con la reciente batalla.

El Espíritu del Caldero mantuvo silencio por un tiempo mientras pensaba cuidadosamente en ello. Después de algo de tiempo, respondió, “maestro, si los dos no estuvieran heridos y sus mentes no estuvieran perturbadas por las formaciones, en una batalla en solitario, sin usar las energías de tus encarnaciones o la mía, fácilmente podrías acabar con cualquiera de ellos”.

“Pero si unieran fuerzas, sería bastante difícil asegurar la victoria sin ninguna energía externa. Pero si haces un buen uso en las estratagemas como lo hiciste ahora, todavía es posible ganar. ¡Si contienes a uno de ellos usando mis demonios místicos, entonces fácilmente puedes acabarlos uno a uno!”

“De todos los expertos en este lugar, el único que no puedes derrotar de momento es el que descansa con sus ojos cerrados. Necesitas familiarizarte completamente con el Reino del Presagio antes de que tengas la oportunidad de derrotarlo”.

“Actualmente, tomando algo de mi energía tendrías una ligera ventaja en su contra, pero aun así no es que pudieras matarlo. Eso es debido a que no tienes demonios generales poderosos para utilizar y tu fuerza actual no puede desatar completamente mi poder. Si quieres matarlo ahora, necesitas utilizar las formaciones demoníacas que el Glorioso Señor Demonio desplegó durante su vida”.

Esa persona descansando con los ojos cerrados de la que hablaba el Espíritu del Caldero tenía que ser Olde. Basado en el entendimiento de Han Shuo, Olde debía poseer la fuerza de un dios medio en la etapa tardía. De la explicación del espíritu, llegó a esa conclusión – su cuerpo principal actualmente en el Reino del Presagio parecía poseer una fuerza similar a la de Donna, quien era una diosa media de etapa media.

¡Después aprender su fuerza actual, él fue gratamente sorprendido!

En sólo nueve cortos días, en realidad se las arregló para dar semejante paso tan enorme en las artes demoníacas y alcanzó una fuerza tan poderosa. ¡No había forma en que él no se sintiera emocionado por eso!