GDK – Capítulo 656

0

Capítulo 656: Rodeado por diosas


En los alrededores de la Formación de Recolección del Yin Místico del Noveno Reino había varias docenas de pequeñas formaciones demoníacas, pero Han Shuo sólo podía reconocer dos de ellas. Estas eran llamadas Miasma de la Quinta Nube y Ráfaga Negra de la Perdición. Esas dos formaciones demoníacas estaban ligadas una con otra formando uno de los caminos al centro de la formación principal.

El espíritu heroico de Han Shuo había ganado una gran admiración de Olde y repetía alabanzas.

Donna estaba vacilando mucho al principio y no pudo reunir inmediatamente la resolución para entrar. Pero cuando ella vio a Han Shuo avanzando a la entrada antes que nadie más, finalmente reunió su mente. Asintió hacia Bolten, Li Wei y el resto de sus compañeros de equipo antes de alcanzar a Han Shuo con pasos rápidos.

Justo cuando Olde dijo, la razón principal por la que habían viajado desde una parte distante del universo hasta ese lugar fue para entrar y explorar ese sitio misterioso, fue para estudiar e investigar qué maravillas residían en ese lugar. Podían vacilar todo lo que quisieran pero al final, todavía tenían que entrar.

Han Shuo, quien había entrado en el Miasma de la Quinta Nube frente a los otros, cerró sus ojos y tomó una respiración profunda del altamente diluido aire corrosivo a su alrededor para obtener un sentido de las propiedades venenosas y la toxicidad. Comenzó a darle vueltas en su mente.

Donna y su grupo quienes llegaron a su lado lo miraron de arriba hacia abajo con miradas confundidas. Encontraron que su apariencia de pensar con sus ojos cerrados era muy extraña.

Donna estaba confundida y poco después, pregunto suavemente, “Bryan, ¿estás bien?”

Han Shuo abrió los ojos, sonrió y asintió. Disparó una mirada hacia Olde, Kaiser y los otros parados no muy lejos de él, “¡vamos!”

Él originalmente planeaba como incitar a que Kaiser y Eriksson se enfadaran para que lo siguieran a ese Miasma de la Quinta Nube. Pero después de pensar, supo que con el fin de llegar al centro de la Formación de Recolección del Yin Místico del Noveno Reino, incluso si ellos no caminaban a ese Miasma, todavía tendrían que ir a través de otras formaciones demoníacas.

Han Shuo entendía que esas formaciones demoníacas alrededor de la Formación de Recolección del Yin Místico del Noveno Reino deberían tener casi el mismo poder destructivo. Como no había forma de evitar que entraran en la formación demoníaca, pensó que su plan original era innecesario y sería mejor que no hiciera nada.

“Bien, todos sean extra cuidadosos. Este lugar es muy extraño- ¡No dejen que su precaución baje incluso por un instante!” Donna les recordó.

Han Shuo entendía que no importaba cuantas precauciones tuvieran, todavía no tendrían manera de evitar estar en la formación y por tanto no mantuvo el recordatorio de Donna en su mente. Observo atentamente sus alrededores y trato de encontrar la forma de salir del Miasma de la Quinta Nube basado en su entendimiento de la formación.

Menos de diez pasos después de que entraron, una enorme transformación tomó lugar en la escena a su alrededor. Coloridos pero mortales gases comenzaron a llenar el aire desde todas las direcciones en una fracción de segundo. Esos gases mortales debían de ser producidos usando métodos especiales ya que tenían una corrosividad extremadamente intensa. Extraños sonidos de siseos sonaron en el aire tan pronto como esos gases aparecieron.

“¡Cuidado! ¡No dejen que los gases toquen sus pieles!” Han Shuo rápidamente gritó con alarma.

Si no estuvieran los enemigos como Olde y Kaiser a su alrededor, a él quizás no le habría importado la vida y la muerte de Bolten y esos jóvenes. Sin embargo, como podía considerarse que tenían un enemigo común, debía preservar tantas vidas de sus aliados como fuera posible. Eso les daría a sus aliados una ventaja sobre sus oponentes si la batalla fuera a comenzar entre las dos fuerzas opuestas – y ello aseguraba su propia seguridad.

El grito de Han Shuo inmediatamente había hecho que esas personas entraran en pánico. Cómo enfrentaban un gran enemigo, desplegaron escudos protectores alrededor de ellos mismos así como sus propios métodos únicos en abatimiento. Li Wei, Donna y Bowen parecieron haber usado sus armas divinas para completar la cobertura de sus cuerpos. Mientras tanto, Bolten y Colbert formaron una capa de escudo protector alrededor de ellos usando sus energías divinas. Se las arreglaron para prevenir el gas corrosivo de entrar en contacto con sus cuerpos.

Cuando los coloridos y aun así mortales gases fluyeron e hicieron contacto con sus escudos, comenzaron a dejar salir ligeros rastros de humo.

“¡Qué gas tan corrosivo!” Bolten no pudo evitar gritar cuando observó la capa protectora que formo usando su energía divina se estaba debilitando.

«¡Oh! Esta cosa es muy aterradora. Incluso mi arma divina está siendo corroída. ¡Necesitamos salir de aquí tan pronto como sea posible!” Li Wei continuó después de Bolten.

Esos gases miasmicos fueron refinados usando métodos especiales que les permitían corroer básicamente todo, especialmente los cuerpos físicos. Si no hubieran aislado sus cuerpos con semejantes métodos, su carne y huesos habrían comenzado a corroerse antes de que se convirtieran completamente en un charco de agua sangrienta.

Han Shuo también tuvo una reacción rápida desplegado su escudo. Una pantalla ovalada oscura tan delgada como el ala de una cigarra lo envolvió completamente. Él estaba firme como una montaña después de que el escudo fue desplegado. Ese escudo que era alimentado usando el yuan demoníaco era invulnerable a la corrosión de los coloridos miasmas.

Han Shuo estaba aturdido al descubrir eso. Basado en la descripción del Miasma de la Quinta Nube encontrada en la memoria de Chu Cang Lan, los gases mortales podían corroer cualquier cosa que tocaran. Materiales que fueran invulnerables a su corrosión eran extremadamente raros y su escudo protector no debería ser uno.

Sin embargo, por alguna razón, esos miasmas con un formidable poder corrosivo en realidad no atacaron su escudo en absoluto. Esto lo había sorprendido enormemente ya que no tenía idea de que lo causó.

Después de atormentar duramente su cerebro, repentinamente pensó en una posibilidad – quizás la persona quien desplegó el Miasma, ¿había alterado los gases de alguna manera para darle a su escudo protector una inmunidad?

«¿Eh? ¿Por, por qué su escudo no está dejando salir humo?” Li Wei gritó con sorpresa nuevamente mientras señalaba hacia Han Shuo con una expresión perpleja.

Siguiendo a su grito, el resto del grupo reunió sus miradas con semblantes extraños. Aunque tenían armas divinas o energías divinas alrededor de sus cuerpos protegiéndolas activamente, sus escudos aun así fueron corroídos por esos miasmas. Tenían una ligera cantidad de humo saliendo alrededor de ellos como si recién salieran de un baño caliente.

La capa oscura, de escudo translúcido que envolvía a Han Shuo, por otra parte no estaba sujeta a la corrosión del miasma, haciendo que sobresaliera mucho entre el grupo.

“Bryan, ¿cómo, cómo es que no estás siendo corroído por los gases?” Donna pregunto. También estaba muy aturdida por ello.

“Erm, cultivó un tipo raro de energía. ¡Tampoco sé por qué pero en realidad puedo evitar ser corroído por el gas!” Han Shuo sabía que esas personas no estarían satisfechas si él no les daba una explicación. Respondió sonriente.

“¡Oh, wow! ¡Bien!” Li Wei rio y justo después, continuó de una manera muy natural, “todavía hay espacio allí. También déjame entrar. ¡Mi belleza no debe ser arruinada por esos odiosos gases!”

Después de terminar esas palabras, sin ninguna preocupación por la aprobación o consentimiento de Han Shuo, alegre y directamente caminó hacia él, esperando apretarse en su escudo.

“¡Lo siento, no hay suficiente espacio!” Han Shuo desprecio a Li Wei. Mientras volaba rápidamente, él hizo que su espacioso escudo protector se encogiera y se volviera mucho más pequeño al pensarlo.

“¡Obviamente había suficiente espacio hace un momento!” Ella sabía que él lo hizo a propósito y dijo enfadada mientras lo miraba furiosa.

“No, no es así”, Han Shuo respondió con un rostro severo y honesto.

“Suficiente de eso. Necesitamos salir de este lugar tan pronto como sea posible. No hay nada que ganar permaneciendo aquí por extensos periodos. Esos gases corrosivos en verdad son un poco aterradores”, Donna regaño con sus cejas arrugadas. Luego se pasó al frente del grupo y voló rápidamente.

Todos entendieron que las palabras de Donna no podían ser contradecidas. Bolten y Colbert quienes no tenían un escudo protector por sus armas divinas estaban agotando la energía divina almacenada en sus cuerpos con cada segundo que pasaba. No podían desear más que salir inmediatamente de ese aterrador lugar y por tanto volaron de cerca por detrás de Donna.

*** Después de diez minutos.

Había gotas de sudor en la frente de Donna. Obviamente se estaba volviendo ansiosa, “¿qué ocurre aquí? ¿Por qué es que no podemos salir de este lugar? Hemos viajado a una velocidad muy rápida y deberíamos haber atravesado al menos algunos cientos de millas. ¿Por qué estamos todavía dentro de este lugar?”

El Miasma de la Quinta Nube en realidad comprendía dos componentes – la energía corrosiva de los gases y la formación de ilusiones. Los gases corrosivos eran el componente de ataque que corroía a esos que entraban. Mientras tanto, la formación de ilusiones era una formación exquisita que podía atrapar a quienes no entendían el interior de la formación.

El poder corrosivo de los gases era extremadamente formidable y destruía las herramientas o energías de quienes entraban en el área a cada segundo. Sin importar qué tan poderosa fuera el arma o energía divina, no era infinita y habría un día en que se agotaría completamente. ¡Si alguien no pudiera salir de la formación antes de que ocurriera, al final, se convertiría en un charco de sangre!

Donna tenía muy claro eso y por tanto estaba muy ansiosa sobre irse.

Sin embargo, incluso después de viajar por diez minutos a semejante velocidad, todavía no podrían salir de la región que se miraba de menos de varios kilómetros desde el exterior. ¡Simplemente era ilógico! Eso hizo que Donna reconociera que algo estaba mal pero desafortunadamente, no podía decir que era, ya que no sabía nada sobre la maravillosa formación. Sólo podía preocuparse sobre eso, impotente y se sentía derrotada. Además de la presión horrorosa que incrementaba constantemente con el paso del tiempo, no habría forma de que Donna pudiera permanecer tranquila.

“¡Bryan, por favor, te lo ruego por favor déjame entrar allí! Esta arma divina mía no puede sufrir más corrosión. ¡De lo contrario, realmente estaré en ruina!” Li Wei estaba aturdida. Incluso su usual tono rencoroso se desvaneció y ella comenzó a pedir su piedad.

Han Shuo era indiferente como si ni siquiera escuchara sus gritos.

“Bryan, si es posible, sólo déjala entrar”, aunque Donna estaba distraída con ansiedad, gracias a su excelente cultivación, no perdió rápidamente su racionalidad y le rogó a nombre de Li Wei.

Incluso desde que llegó al Continente Profundo, todavía le mostró a Han Shuo la apropiada cortesía y respeto. Ella lo había estado defendiendo con sus palabras todo el tiempo- No había manera en que él pudiera negarle un favor si ella lo pedía. Por tanto, él quien había estado haciendo ojos ciegos hacia Li Wei finalmente asintió y expandió ligeramente su escudo protector. Luego, con sus dos manos, cortó una fisura en su escudo que permitía que una persona entrara.

Li Wei estaba extremadamente feliz. Con un pequeño movimiento, voló a través de la fisura que él había hecho y se pegó cerca.

“¡Hmm, todavía hay algo de espacio que queda!” Donna gritó ligeramente. Con una deleitada sonrisa en su rostro, le dijo a Han Shuo, “¡Bryan, creo que no habrá problema si añadimos una persona más!”

Han Shuo estaba sin palabras.

“Tomaré ese silencio como un consentimiento. ¡Muchas gracias!” Donna curvo sus labios y sonrió. Después de Li Wei, camino dentro del escudo protector y también se colocó cerca de él.

“¡No más, no queda más espacio!” Cuando Han Shuo vio las feroces miradas que Bolten, Bowen y Colbert lanzaban sobre él, rápidamente redujo su escudo protector y trato de detener sus pensamientos de también entrar.

Cuando él encogió su escudo, Li Wei entró en pánico y por tanto se acercó más a él. Donna también se acercó más a él para evitar ser expuesta al gas corrosivo.

Con eso, básicamente haciendo nada, él tenía a dos diosas arrojándose a sí mismas hacia él y pegadas como un adhesivo.

Mientras tanto, Bolten, Bowen y Colbert fuera de su escudo protector tenían que resistir constantemente el asalto del gas corrosivo. Bolten y Colbert quienes estaban agotando sus energías divinas para defenderse parecían especialmente tensos y cansados. Estaban en dolor a cada momento.

La diferencia entre los dos lados era verdaderamente enorme. Uno estaba en el paraíso y el otro era el infierno.

“Este lugar es bastante extraño. Creo que no seremos capaces de encontrar una salida de momento. Bolten, Bowen y Colbert desde que ustedes tienen problemas para permanecer bajo el gas corrosivo, ¿por qué no regresan a la entrada por el camino que vinimos y esperan por nosotros para que los llamemos cuando encontremos una salida?” Donna parecía muy preocupada y dijo por consideración a los tres.

Los tres cuyos rostros estaban llenos de agonía mientras miraban irritadamente hacia Han Shuo estaban a punto de ir en la otra dirección cuando este repentinamente gritó, “¡No!”

“¡Chico esto no te importa! ¿Quieres ver que muramos en el gas corrosivo para que estés satisfecho?” Bolten estaba enojado de ver que él estaba rodeado de cerca por las bellezas mientras ellos sufrían. ¡Si Donna no estuviera allí, tal vez habría sacado a Han Shuo de su escudo para que atravesara la misma agonía!

Donna también estaba bastante asombrada. Se giró hacia Han Shuo de una forma ligeramente incómoda y con sus labios rosados cerca de sus oídos, dijo, “¡Bryan, ellos seguramente morirán si permanecen aquí!”

“¡No, seguramente morirán si intentan regresar! ¿No notaste que hemos estado caminando en círculos en la misma área todo este tiempo? De lo que puedo ver, ya no tenemos la forma de regresar después de que entramos en esta área. ¡Me atrevo a garantizar que si viajan en la otra dirección, ellos nunca encontrarán la entrada o la salida!” Han Shuo gritó fríamente. Sabía que esas personas no tenían un entendimiento en absoluto de las extrañezas de la formación demoníaca y eran tan inocentes para pensar que siempre podrían entrar una vez que la situación empeorara.

“¿Qué… qué? ¡¿Hemos estado caminando en círculos todo el tiempo?!” Li Wei chilló junto al oído de Han Shuo. Su voz era aguda y causó que él temblará, lo que en consecuencia hizo que su escudo protector se sacudiera junto a él. Li Wei y Donna se sujetaron a cada uno de sus brazos y se inclinaron más hacia él por temor a que pudieran dejar el área de cobertura de su escudo.

“¡Ese, ese parece el caso!” Después de ser recordada por Han Shuo, Donna cuya fuerza era la más poderosa entre el grupo recordó cuidadosamente por un momento y repentinamente murmuró.

“¡Después de entrar aquí, no hay camino de regreso! ¡Debemos encontrar la salida o moriremos!” Han Shuo dijo fríamente.

Después de escuchar esas palabras los hermanos Brook y Colbert quienes tenían esperanzas de marcharse tenían rostros tan cenizos como los muertos.

“Si observan cuidadosamente, verán que hay algunos patrones regularmente únicos en este lugar lleno de coloridos gases corrosivos. ¡Creo que mientras encontremos el patrón apropiado, seremos capaces de marcharnos!” cuando Han Shuo vio que parecían desesperados y excepcionalmente aturdidos, repentinamente sonrió y dijo sacando su pecho.