GDK – Capítulo 638

0

Capítulo 638: ¡Después de matarte, me convertiré en el nuevo Guardián del Plano!


“¡Esperen aquí, no vayan a ninguna parte!” Han Shuo, llevaba una expresión grave, les gritó a las damas con una voz profunda.

“Bryan ¿qué es lo que está ocurriendo?” Emily preguntó rápidamente. Podía decir que él no estaba bromeando. El nerviosismo sin precedentes mostrado en su rostro le hizo darse cuenta que un evento de importancia debía estar ocurriendo.

“No hay tiempo para explicar. ¡Sólo permanezcan dentro y no vayan a ninguna parte!” Han Shuo apresuradamente las instruyó antes de cargar hacia la dirección del aura de dragón que sus sentidos recogieron.

Cuando esa encarnación salió, la encarnación de la muerte y el cuerpo principal también se dispararon desde el Cementerio de la Muerte, convirtiéndose en dos rastros de luces sombrías que cruzaron a través del cielo.

“¿Qué está ocurriendo? ¿Qué pasa en realidad?” Phoebe preguntó aturdida.

“Debe estar en un gran problema. Dada su fuerza ahora, este enemigo que lo amenaza con tal gravedad definitivamente no es algo que podamos tocar. ¡Debemos permanecer en el interior como dijo a menos que queramos ser una carga para él!” Emily, quien vio y experimentó toda clase de situaciones, les dijo tranquila a las otras dos damas.

“Emily, su enemigo llegó a su puerta tan pronto como llegamos. Es debido a… ¿nosotras?” Fanny llevaba un rostro culpable mientras decía vacilante.

“Posiblemente. Olvídalo. Ahora no es momento de culparnos. Pero si alguien debe ser culpada, debería ser yo. ¡No debí traerlas aquí para buscarlo!” Emily dijo y suspiro. Su delicado rostro estaba lleno de arrepentimiento. Se contradijo a sí misma al sugerir que era su culpa después de decir que no era momento de culpar.

“No es tu culpa. ¡Es debido a mí que esta clase de situación ocurrió!” Phoebe lanzó la responsabilidad a sí misma.

“Muy bien, muy bien. Vamos a dejar de hablar de esto. Debemos de permanecer en el interior y esperar. Creo que Bryan seguramente emergerá seguro de las fauces del peligro. ¡Estará bien!” Emily forzó una sonrisa en su rostro y tiró de las dos damas hacia el centro del Cementerio de la Muerte.

Tan pronto como Han Shuo salió de la barrera, vio al enorme Dragón Primordial que llevaba un impulso aterrador y estaba cargando hacia allí, arrancando los enormes árboles en su camino como si fueran ramas.

El antiguo Dragón Primordial desplegó su Dominio de la Divinidad de la Tierra. Una enorme cantidad de elemento de la tierra se reunió en su enorme cuerpo de dragón y formó una gruesa capa de armadura de tierra, haciendo que su ya tremendamente gigantesco cuerpo pareciera incluso más ridículamente colosal.

Han Shuo expandió su consciencia y examinó el camino del Dragón Primordial a gran detalle. Vio que el Dragón Primordial pronto se estrellaría con la barrera alrededor del Cementerio de la Muerte. Con un pensamiento, sus dos encarnaciones repentinamente aparecieron a su izquierda y derecha. La encarnación de la destrucción se transformó nuevamente en el Filo Cazador de Demonios. Llevando un rastro de un brillo sangriento, el Filo Cazador de Demonios se disparó directamente hacia el Dragón Primordial que cargaba rápidamente.

Mientras tanto, la encarnación de la muerte, usando la energía divina en su cuerpo, la reunió. Formando un enorme escudo de hueso frente a la barrera del Cementerio de la Muerte. El escudo de hueso blanco era tan grande como un campo de nubes y dejaba salir una ligera luz blanca mientras reflejaba la luz del sol.

El Filo Cazador de Demonios se disparó hacia el Dragón Primordial a la velocidad del rayo. Estaba apuntando hacia sus ojos del tamaño de linternas.

Sin embargo, antes de que el arma se acercará a los ojos del dragón, el Dragón Primordial escupió un aliento de dragón. Ese aliento concentraba la energía elemental de la tierra encontrado en su Dominio de la Divinidad y se coaguló para formar un dragón de tierra de diez metros de largo que golpeó ferozmente al Filo Cazador de Demonios. Eso neutralizo el ataque del arma que apuntaba a su ojo.

Justo después de eso, el enorme cuerpo del dragón embistió violentamente en el enorme escudo de huesos blancos desplegado por la encarnación de la muerte de Han Shuo. Después de eso, una estruendosa explosión que resonó a través del cielo y la tierra, emergió.

El gigantesco escudo de hueso formado usando el elemento de la muerte y energía divina no pudo soportar el golpe y repentinamente se partió, enviando fragmentos de hueso por todo el lugar. Han Shuo dejo salir gruñido reprimido. Su encarnación de la muerte tenía una apariencia pálida.

Ese feroz ataque del Dragón Primordial había destruido el gigantesco escudo de su encarnación de la muerte. Su cuerpo simplemente se detuvo por un momento antes de continuar su embestida hacia la barrera que rodeaba el Cementerio de la Muerte.

En ese mismo momento, el cuerpo principal de Han Shuo que originalmente tenía casi dos metros creció para convertirse en un gigante de más de treinta metros de altura. Antes de que el dragón pudiera alcanzar la barrera, sus manos que eran tan grandes como colinas de pronto sujetaron en enorme cuerpo del Dragón Primordial. El yuan demoníaco se apuró rápidamente, alimentando el poderoso cuerpo físico de Han Shuo con energía. Tiró del gran dragón con toda su fuerza.

Inesperadamente, las varias docenas de metros del largo del dragón en realidad retrocedieron después de ser tiradas por él con toda su fuerza. Un fuerte temblor fue hecho cuando su cuerpo golpeó en el suelo a doscientos metros de distancia. En esa región, las rocas fueron partidas, la tierra tembló y la arena fue enviada a volar. Varias docenas de árboles antiguos de todas las medidas fueron arrancados o desenrizados.

Han Shuo primero usó su encarnación de la destrucción para forzar a que el Dragón Primordial que cargaba alocadamente escupiera su aliento de dragón, entonces siguió usando el escudo de hueso con su encarnación de la muerte para bloquear su rápido y violento ataque. Tomando ventaja del instante en que el dragón se detuvo, estalló la energía en su cuerpo principal, transformando su cuerpo en un gigante antes de lanzar lejos al enorme dragón. Esa serie de acciones tomó lugar entre una fracción de segundo. Los tres cuerpos de Han Shuo atacaron con una perfecta sincronización y precisión. Midieron la oportunidad correcta en el momento correcto y por tanto se las arreglaron para derribar el aterrador ataque del Dragón Primordial, evitando que destruyera la barrera alrededor del Cementerio de la Muerte.

Justo después de unos pocos segundos de batalla, Han Shuo sintió que una enorme cantidad de su energía fue consumida como si él hubiera peleado en una larga guerra.

El Dragón Primordial en efecto era digno de ser el Guardián del Plano del Continente Profundo por varios miles de años. Han Shuo tenía que ejercer toda su fuerza en sus tres cuerpos solamente para tomar uno de sus ataques. ¡En efecto era el último de los adversarios dignos de Han Shuo en el Continente Profundo!

Después de arrojar al enorme dragón, el gigantesco cuerpo de Han Shuo jadeo pesadamente por aire antes de que rápidamente recuperara la normalidad. Dio un gran salto y aterrizó en la región donde estaba el Dragón Primordial.

Por ahora, el dragón se había puesto de pie. De pie en el suelo, alzó su cabeza y miró alrededor con sus furiosos ojos.

Después de hacer ese ataque, Han Shuo entendió que el Dragón Primordial estaba cubierto con una capa de armadura de tierra que le daba un poder extremadamente defensivo. Además, en ese punto, él no podía tener una certeza completa de que el Dragón Primordial atacará él solo. Por tanto, fue cauteloso en su ataque.

“¡Fuiste tú! ¿Eres el que bañó de sangre mi Valle Dragón?, el Dragón Primordial repentinamente rugió furiosamente cuando vio el cauteloso acercamiento de Han Shuo. Parecía extremadamente enfurecido.

“Es correcto. ¡Todos esos grandes dragones en el Valle Dragón murieron en mis manos!” Han Shuo asintió y admitió con un rostro firme. Comparado al furioso dragón, él estaba inconcebiblemente frio de mente.

“¡Tu pecador maligno! ¡La Iglesia de la Luz en efecto estaba en lo correcto de que eras la raíz del caos en el Continente Profundo! ¡En aquel entonces no sólo debí encerrarte en el reino del Abismo, debí matarte sin la menor piedad!” el Dragón Primordial estaba incluso más furioso al escuchar que él admitía sus crímenes tan calmadamente. Alzó su cabeza y rugió con rabia.

“Tú te causaste todo eso a ti mismo. En aquel entonces, amablemente te ayude a resistir la invasión de las criaturas del Abismo. Pero al final, no sólo no agradeciste mi ayuda, me cortaste del portal entre planos mientras estaba dentro de la discontinuidad espacio tiempo y me atrapaste en el reino del Abismo por cinco largos años. Casi no pude regresar al Continente Profundo debido a ti. La única razón por la que bañe de sangre tu Valle Dragón eres tú. ¡Esa descendencia tuya murió debido a ti!” Habló con calma le recordó al Dragón Primordial la causa real de la muerte de sus nietos cuando el dragón hablo de manera indignada.

“No necesitas ser evasivo. ¡Mataste a mi gente, así que debes pagar con tu vida!” el Dragón Primordial parecía indispuesto a discutir algo más. Constantemente estaba torciendo su cuello y parecía que su enorme cuerpo estaba a punto de ponerse nuevamente en movimiento.

“¿Estás solo?” Han Shuo pregunto antes de que atacara.

Mientras hablaba con el dragón, él había vigilado los alrededores con su consciencia y no descubrió la presencia de ningún otro experto. Sin embargo, él no se atrevió a tener la certeza de los resultados de sus sentidos debido a que si el atacante oculto estaba en un reino que lo sobrepasaba, su alma podría ser capaz de esconderse de la detección de su consciencia. Por tanto, él no estaba completamente seguro de que no había ningún poderoso experto a su alrededor.

Después de intercambiar golpes con él, podía estar seguro de que el Dragón Primordial todavía tenía que alcanzar la etapa tardía del reino del dios menor. Aunque no tenía una absoluta certeza de asegurar la victoria en contra del Dragón Primordial, creía que con las tres almas peleando como una, no habría mucha discrepancia en sus fuerzas. Sin embargo, si había más que un atacante, sin lugar a dudas, no tendría la forma de prevalecer. En ese caso, todo lo que podría hacer era regresar al Cementerio de la Muerte y correr tan rápido como pudiera con sus tres damas.

“¿Y que si estoy solo? ¡Soy más que suficiente para matarte!”, el dragón estaba ligeramente sorprendido cuando escuchó su pregunta. Pero poco después, se sintió como si hubiera sido insultado, rugió furiosamente, “¡insignificante humano, no pienses que mi raza de los grandes dragones están despreciable como tú!”

“¡Oh! Parece que esos expertos de otro plano material todavía tienen que descender”, Han Shuo murmuró asintiendo para sí mismo como si no escuchara la crítica del dragón.

“En aquel entonces, te mostré piedad y perdone tu vida. ¡Ahora no repetiré el mismo error! Después de matarte, destruiré el Cementerio de la Muerte. Entonces, esos dioses malvados tendrán problemas para venir aquí. Subsecuentemente, el Continente Profundo volverá a ganar su tranquilidad. Eres el mayor elemento de inestabilidad en este continente. ¡Debes morir!” Parecía que el Dragón Primordial sabía del papel de Han Shuo en la Iglesia de la Calamidad. Los dos maestros de las únicas dos matrices entre planos pertenecían a diferentes facciones y estaban destinados a ser archienemigos.

“La última vez, me lastimaste pero no me mataste. ¡Ese será el mayor error que cometiste en toda tu vida, debido a que ya es muy tarde para matarme!” Han Shuo se burló. Desde el momento en que supo que el Dragón Primordial vino solo, su corazón se calmó. Tuvo una probada de la fuerza del dragón y sabía que en efecto era muy poderoso. Pero también tenía confianza en sí mismo y no se consideraba más débil que él.

Esas palabras de Han Shuo hicieron que el dragón estallara con una fuerte y enloquecida risa. Su enorme cuerpo se alzó en el aire mientras reía salvajemente, bloqueando el brillo del sol. Su sombra rodeo a Han Shuo bajo ella.

Repentinamente, la tierra bajo sus pies comenzó a temblar. La magnitud del terremoto era extrema. El nivel del suelo estaba ondulando de arriba a abajo como las olas del gran océano. Una aterradora energía estaba retumbando hacia él a través de la tierra. Era como si la gruesa superficie de la tierra quisiera enterrarlo bajo el suelo.

Han Shuo sabía que una vez que estuviera cubierto bajo tierra, el Dragón Primordial ciertamente tendría la forma de bombardearlo usando la energía de la tierra. Por tanto, tan pronto como sintió que la tierra se movía, se alzó en el aire. Estaba en lo alto del aire antes de que la tierra con olas como el océano lo cubriera y lo aplastara.

“¡Después de matarte, seré el nuevo Guardián del Plano del Continente Profundo!” después de alzarse en el cielo, Han Shuo dijo mientras miraba hacia el dragón. Su cuerpo flotando ante el dragón gradualmente se volvió más y más borroso, hasta que desapareció por completo sin un rastro de aura detectable.

Extrañamente, el Dragón Primordial repentinamente dejó de rugir y se volvió extrañamente silencioso. Podía sentir que Han Shuo estaba en las cercanías debido a que la intensa amenaza centrada en él todavía estaba presente.